Damián Steiner: la historia de un árbitro

10 Ene

La sala de prensa del Buenos Aires Lawn Tennis Club está inundada de paninis y bebidas para tomar. Se está disputando la final de la Copa Peugeot  Argentina de Tenis – exhibición que se disputó en Buenos Aires del 6 al 9 de diciembre – entre el español Nicolás Almagro y el local Juan Mónaco. Muchos aprovechan para hincarle unos mordiscos al aperitivo que ofrece la empresa de catering, entre ellos, está el umpire internacional Damián Steiner.

La final se está jugando. Él no se pierde un detalle para que el evento salga a la perfección. Pico se dobló el tobillo y la preocupación llegó al estadio. Damián, de estatura media, mediante tranquilos y firmes pasos ingresa a la cancha para controlar que todo ocurra con normalidad. Al salir, y ya con el partido nuevamente en marcha, es cuando hay espacio para las preguntas.

A escasos metros del court central, sentado en unos pequeños escalones de cemento color verde que comunican la parte baja de la cancha con las tribunas, se encuentra el mejor  árbitro que tiene tenis argentino. La música en los descansos de los jugadores dificulta la audición, pero sin mayores inconvenientes Damián Steiner comienza a contar algunas cosas de su vida. Damián Steiner

En el año 1996, Damián daba clases de tenis y se recibía de árbitro en la “Escuela Nacional de árbitros de Tenis”. También, en ese mismo año, el nacido en el barrio porteño conocido como Villa Crespo se graduaba de periodista en el Círculo de Periodistas Deportivos. En ese momento, tuvo que elegir: “Tenía la opción de seguir dando clases de tenis y laburar como periodista, o empezar a viajar. Cuando sos joven, la opción es clara y pensé estar unos años viajando y después si dedicarme de lleno al periodismo, pero bueno, nunca pasó eso”.  Jamás ejerció en el periodismo pero el mismo dice que “nunca esta dicha la última palabra” y que le gustaría, en un futuro, realizar aquella profesión en todo lo relacionado al deporte.

Casi susurrando, porque se están disputando los últimos puntos de la final, Steiner cuenta la “parte dura” de su carrera, como así la define el mismísimo árbitro. Entre 20 y 22 semanas son las que el umpire se encuentra fuera de su casa y lejos de sus afectos. “No hay trabajo perfecto. Se pone en la balanza y esta todavía se inclina por el lado de los viajes y seguir laburando de esto. Después, cuando la balanza marque otra cosa, veremos. Mientras me dé placer y ganas de hacerlo, voy a seguir”, afirma con una tibia sonrisa.

También en 1996 realizó un curso internacional de la ITF organizado en Caracas, Venezuela. Allí, consiguió la chapa de bronce. Ahora, desde el año 2005, es chapa de oro (gold badge) y eso lo posiciona en la máxima categoría del arbitraje en el tenis. “Es un reconocimiento después de haber dedicado mucho años a este trabajo, a esta profesión. Es un grupo bastante selecto en el mundo. Está bueno pertenecer porque te da la opción de trabajar en los mejores torneos, de ser parte un poquito del circuito, sobre todo, a alguien que le gusta tanto el tenis como a mí”.
Damián Steiner 3
Damián realizando el sorteo del torneo de Memphis junto a pacientes del hospital de niños St. Jude

Uno de sus últimos torneos fue la Copa de Maestros que se celebró en Londres.  “Fue una experiencia fabulosa. El hecho de haber llegado a un Masters fue muy gratificante, lo disfruté enormemente. Fue un evento espectacular desde todos los aspectos: el entorno, la ciudad, los partidos fue inolvidable. Me sentí muy cómodo haciéndolo, lo disfruté muchísimo. Ojalá pueda volver porque es un torneo para volver”. En el conocido ATP World Tour Finals que ganó el serbio Novak Djokovic, Lars Graff, umpire sueco, tuvo una discutida performance donde cometió numerosos errores. Steiner, con una leve y respetuosa risa, se refirió al asunto: “No tengo nada para opinar sobre eso. Es un gran árbitro, si bien dejó de trabajar como juez de silla, tiene una experiencia muy amplia. Probablemente, era el tipo que más finales había hecho de los que estabamos ahí. Es un buen colega y todos tenemos malos y buenos días, o malos y buenos torneos, le puede pasar a cualquiera”.

Después de más de diez años de ejercer la profesión, todavía recuerda un incidente que le ocurrió en Roland Garros 2005, en el encuentro correspondiente a la cuarta ronda entre Sebastien Grosjean y Rafael Nadal. En ese match, el local se quejaba de que un tiro de su rival no había entrado y le pidió a Steiner que baje a ver el pique. Este último, mantuvo su postura y se negó a descender. Alrededor de 15.000 personas en la Philippe Chatrier lo abuchearon. Finalmente, la decisión tomada por el árbitro fue la correcta y eso dejó una muy buena imagen. “No te gusta atravesar esas situaciones, pero en este trabajo vivís esos momentitos que tenés que superar, a pesar de que ese instante fue largo, pero son los gajes del oficio. Por suerte, tuve la opción de tomar una buena decisión que después del partido se vio y me dio un apoyo importante. En ese momento, no lo sentís porque pensás que te bajás y te vas a tu casa. Aquello fue inolvidable desde todo punto de vista: la situación, el entorno, el lugar donde estábamos, fue especial ese año en Roland Garros”.

Los aplausos bajan en cantidad desde  las gradas de la catedral del tenis argentino. Eso nos avisa que la final terminó y la Copa Argentina de Tenis tiene un nuevo campeón, Nicolás Almagro. Tras un ínfimo saludo, el protagonista se despide y se ocupa nuevamente de la organización del torneo.

Curiosidad: “El torneo más raro que hice fue un Challenger hace un tiempo en la Isla de Bermuda, en el medio del Océano Atlántico. Lo disfruté muchísimo porque era un lugar paradisíaco. Tenías las canchas en frente de la playa”.Imagen

La isla se encuentra a tres horas del continente, en el medio del Océano. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: