El chico de Burundi

31 Ago

Hassan Ndayishimiye se considera “un camaleón de las culturas”, es que el tenista burundés se la ha pasado viajando desde los quince años. Sus estimulantes son la pasión por el tenis y el sueño de poder ayudar a su familia que continúa viviendo en el lugar donde él mismo nació, la villa de Swahlii, en Bujumbura, la capital de Burundi. Su padre fue quien lo convenció a empuñar una raqueta a los cinco años. Su progenitor trabajaba de peloteador, u ocasionalmente entrenador de tenis, ganando apenas un dólar por hora.BR-E4PfCIAEDvQ3
Hassan ocupa el puesto 961° del ranking mundial.

Sangre, mucha sangre es la que tiñe la historia de Burundi, país africano ubicado en la zona de los grandes lagos. Las etnias Hutu y Tutsi mantuvieron brutales enfrentamientos que, según estimaciones, dejaron un saldo de más de medio millón de muertos. Como si fuera poco, Burundi -habitado por más de 8,5 millones de personas- está ubicado entre los diez Estados más pobres del mundo, posee un alto índice de prevalencia del SIDA, tiene una esperanza de vida de 50,4 años y está sumido en una fuerte inestabilidad política.burundi-data-recovery-map
burundi
Se estima que cerca de 250.000 personas murieron entre 1959 y 1988, mientras que unas 300.000 más se sumaron tras la guerra civil originada en 1993.

Dentro del cruento contexto social burundés es casi imposible imaginar que un muchacho pueda desarrollar su vida en torno a una cancha de tenis. Sin embargo, las suposiciones y los prejuicios son desafiados y superados por la realidad. Un claro ejemplo es el de  Hassan Ndayishimiye, este joven de 19 años que fue 27° del mundo en el ranking junior y que todas las semanas se esfuerza por llegar a ser alguien en el planeta de la raqueta, y de esta forma, ayudar a que sus seres queridos salgan de la pobreza.

EfectoTenis (ET): ¿Cómo empezaste a jugar al tenis? ¿Cómo es decidir jugar profesionalmente al tenis en Burundi?

Hassan Ndayishimiye (HN): Yo vengo de la villa Swahili, en Bujumbura, la capital de Burundi. Cerca de esta villa está un gran complejo que incluye un club de tenis. Mi padre era un peloteador y entrenador en el centro de tenis. Ganaba un dólar por hora peloteando con los miembros del complejo. Este sitio tiene varias canchas asignadas a la federación de tenis donde nos estaba permitido jugar. Entonces lo hicimos. Asistíamos a la escuela solamente tres horas por día, y en vez de estar vagando por las calles, jugar tenis era mejor.

Hay muchísimos chicos de mi comunidad jugando al tenis en Bujumbura. Usualmente, nosotros dominamos el circuito del Este africano, pero hasta los 14 años. Después de ello, muchos de nosotros tenemos que empezar a trabajar para ayudar a nuestras familias, entonces abandonamos el tenis. No hay ninguna chance de ser un tenista profesional en Burundi. No hay apoyo. Muchos dejan el país para convertirse en entrenadores de juniors o peloteadores en diferentes partes del mundo, o como en otros casos, se quedan haciendo esto en Burundi.

ET: En Argentina, como en muchos otros países, practicar un deporte profesionalmente es una manera de hacer posible un cambio social. ¿Cuál es tu punto de vista? ¿Ocurre esto en Burundi?

HN: El tenis es una herramienta de cambio. De hecho, el tenis cambió mi vida. Pero en Burundi nunca hubiese podido tener estas chances. Gracias a la Federación Internacional de Tenis (ITF) pude entrenar en Sudáfrica. Aprendí muchas cosas de este deporte, así como pelear dentro de la sociedad y en el resto del mundo. Agradezco el apoyo del ITF Grand Slam Development Fund, gracias a ellos viajé a Europa, a los Grand Slams juniors, América y más. Realmente, el deporte ha cambiado mi vida y la de muchos otros de mi comunidad, pero tristemente no dentro de  Burundi. Lo que ha hecho es ayudarnos a salir de Burundi y cambiar.
BLnkTbSCUAAafn8
El tenis en Burundi.

ET: ¿Cómo te sentiste después de desplazarte a Estados Unidos (entrena en Florida) ? ¿Cómo fue dejar a tu país?

HN: Dejé Burundi a los nueve años para irme a jugar al tenis a Kenya. Después de ello me trasladé a Sudáfrica donde volvía a casa solo una vez al año. He estado viajando por el mundo desde los quince. Me he convertido en un camaleón de las culturas porque me he adaptado a cada lugar que voy. En términos de comportamiento, he aprendido a ser simplemente yo, porque no existe la forma de encajar en todas las culturas. Igualmente, necesito adaptarme diariamente para encontrar una comida que disfrute, y también estar preparado para comunicarme y hacer amigos.

ET: Leí en una entrevista que tu familia vive en una villa de Burundi, en un partido o día difícil, ¿Tomás fuerzas de ello?

HN: Sé que el tenis me está sacando de la villa. Sé que mi familia y amigos están mirándome. Sé que ellos tienen grandes expectativas de mí. Muchos piensan que estoy viviendo una vida de lujos solamente porque viajo por el mundo jugando tenis, pero no es así. Presupuestos ajustados, buscar  lugares para dormir, encontrar a alguien para entrenar, etcétera, son cosas difíciles. Pero un día, un día… voy a llegar y voy a ser capaz de cuidar a mi familia.
buirndi boy
Hassan multiplicado.

ET: ¿Pensás que tu carrera puede inspirar a otros chicos de África? ¿Qué sentís sobre eso?

HN: Es verdad que he luchado duro para llegar a un lugar, eso es lo que importa y lo que les digo a los chicos. No es fácil. Pero si te mantienes enfocado y trabajas duro puedes llegar a cualquier lugar. Tengo la intención de tener éxito, y de esa forma, poder inspirar a muchos y poder ayudarlos.

ET: ¿Qué significa Kassie McIlvine (manager) en tu vida?

HN: Ella es mi “madre”, mejor amiga y manager. Hablamos diariamente, aprendemos junto cómo enfrentar este nuevo mundo, el circuito profesional. Desearía que ella pudiera pasar más tiempo en tour, pero tiene que hacer su trabajo: ganar dinero para cubrir los costos. Yo juego tenis y ella intenta organizar el resto, y reitero que la ITF brinda un gran apoyo.
BOrawWPCMAA69sK
Para abaratar costos, Hassan se encuerda su propia raqueta.

ET: ¿Cómo te llevas con tus sponsors?

HN: Muy bien. Mi sponsor principal es Kassie y somos muy cercanos. Además de eso, está la ITF con su apoyo y los diferentes entrenadores que están siempre allí para poder realizarles preguntas, o para hablar por Skype con ellos. Dermott Sweeny, en Sudáfrica; Amine, en Marruecos; Frank Courad, en Londres, son el mejor apoyo moral que puedo tener. Gabe Jaramillo en Club Med Academies también me provisionó mediante su apoyo técnico, moral y financiero. Ahora, tengo el apoyo de Head, son amables y cálidos conmigo.

ET: Tuviste grandes actuaciones como junior, ahora, que te convertiste en profesional ¿Qué diferencias hay entre estos “dos mundos”?

HN: El circuito profesional no es tan amistoso, es un juego de vida o muerte. Es extraño encontrar jugadores que piensen en los otros. Igualmente, estoy comenzando a hacer amigos en el circuito.

ET: ¿Qué sentiste cuando ganaste aquel partido en Wimbledon (donde pasó la clasificación y alcanzó la segunda ronda) y te convertiste en el primer burundés que gano un match en un Grand Slam?

HN: No lo puedo describir. Realmente, cuando me dijeron que tenía un wild card para la clasificación llamé a Kassie, no lo podíamos creer. Pero después supe que iba a entrar y estar en aquellas canchas verdes.

ET: ¿Qué significó para vos conocer a Lleyton Hewitt, uno de tus ídolos en el tenis?

HN: Es inspirador darse cuenta que estos ídolos son personas reales y que yo también puedo ser como ellos.BNoPJeTCQAA5GxN
Hassan y el australiano, ex N° 1 del mundo.

ET: Estuve leyendo en tu cuenta de Twitter que has sufrido muchos problemas con tu visa. ¿Qué ocurrió?

HN: Todo burundés necesita una visa para cada lugar al que viaja. Algunas de ellas tardan tres semanas en llegar ¿Cómo alguien puede viajar sin su pasaporte? ¿Cómo hago para pedir las visas corriendo por las embajadas, mientras estoy jugando partidos de tenis? Además, a mi pasaporte se le han acabado las páginas y por ello necesito volver a Burundi para sacar uno nuevo. También intentaremos retirar dos pasaportes activos, de esa manera, mientras esté jugando en país “X”, podré enviar mi pasaporte a país “Y”, y conseguir la visa. Actualmente, este documento es uno de mis desafíos más grandes. Deseo que la ITF o ATP pudiese tener un pasaporte mundial para todos los tenistas en actividad.

BO08ni6CEAE3wIr
Su pasaporte que se está por quedar sin páginas.

ET: ¿Cuáles son tus sueños dentro y fuera del tenis?

HN: Ser Top 10. Triunfar en el tenis y así poder ayudar a otros. Hacer que mi familia, amigos y sponsors estén orgullosos de mí.

Fotos: Twitter de Hassan Ndayishimiye

Anuncios

Una respuesta to “El chico de Burundi”

Trackbacks/Pingbacks

  1. El chico de Burundi | hassan 'kutice' ndayishimiye - septiembre 2, 2013

    […] El chico de Burundi. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: