Ochenta años no es nada

8 Abr

Ella está ansiosa. No puede esperar por competir. Su partido del circuito Senior de la Asociación Argentina de Tenis, correspondiente a la categoría +75, está programado para las 11:30. En el Club Atlético San Isidro (CASI) son las 10 de la mañana y Ana Obarrio, de 80 años (da changüí con la categoría (?)),  ya está allí. Toca los subibajas, la hamaca, el tobogán, todos los juegos de la pequeña plazita del club. No deja de moverse. Tiene ganas de jugar la final del torneo. Tiene ganas de ganarla. Tiene ganas de seguir disfrutando del tenis, y aunque llame la atención, en plenitud.
IMG_20140402_145801
Ana Obarrio empezó a jugar desde muy chica, siempre lo hizo en el Tenis Club Argentino. Sin embargo, este hábito, que ahora es su principal actividad, fue interrumpido a los trece años por el primero de sus diez embarazos. Luego de su decena de hijos, cuando estaba pisando los cuarenta años, volvió a las canchas, algo que hasta ahora no paró de hacer.  “Estoy compitiendo y me encanta. La verdad que me hace muy bien”, le dice a EfectoTenis  quien actualmente ocupa el 2° puesto en el ranking de su categoría y 21° del mundo. Mientras que agrega: “Primero, el tenis me da salud física y mental. Después estar integrada a un grupo de amigos y poder competir. Me gusta competir en la vida, en todo orden, y esto me ayuda a mantenerme”, cuenta Ana que para no quedarse corta con los hijos (?) tiene treinta y seis nietos.

Captura de pantalla completa 05042014 052934 p.m.
Gema Bare la 1, Ana segunda en el ranking de la AAT correspondiente a la categoría +75.

En realidad, su nombre completo es Ana Obarrio Pereyra de Iraola. No es que haya sido un error de quien les escribe, sino que hace algunos años Ana enviudó de su esposo, Ricardo. Faltando apenas media hora para la definición del torneo Senior de singles, que jugará contra su amiga Gema Bare, Ana no para de caminar. En uno de sus hombros carga la única raqueta con la que cuenta, una Wilson de los 90’. En su otro hombro lleva una mochilita, de esas que se ajustan con un cordón o piolín, donde guarda una botella de agua y una campera liviana, por si refresca.  Alicia, la organizadora del torneo, llama a Gema y Ana. La final está por comenzar.

IMG_20140408_131221
Gema y Ana.

En el trayecto hasta la cancha, las diferencias entre una y otra son elocuentes. Por un lado, Gema Bare, de 77 años, viste una típica pollerita de tenis blanca y roja, remera en el mismo tono y zapatillas último modelo. Su raqueta también es una Wilson, pero no es una noventosa, la de Gema es nuevita, con mucho colorido y marketing encima. En contraste, y como si hubiese salido del túnel del tiempo, Ana Obarrio le hace honor al tradicionalismo del tenis  y a su apodo de “deporte blanco”. Como si fuese una grabación en blanco y negro de Wimbledon, Ana no usa otro color que no sea el blanco. Su pantalón amplio y livianón (estilo palazo y probablemente de seda), la remera de algodón pero con un calado de flores por encima del busto y su chalequito: todo es blanco. Hasta su pelo, largo, por debajo de los hombros, es gris. Ella no se lo tiñe. “A esta altura de mi vida qué me importa”, dice. Sus zapatillas están muy apartadas de la modernidad e innovación tecnológica. Estas son blancas (obvio) y de lona, las mismas que conseguís en las zapaterías de barrio.

006

Al entrar al court número tres del CASI, Anita (?) demuestra que además de impaciente es muy metódica y organizada. Acomoda su mochila, desenfunda su raqueta y posteriormente se quita su pantalón largo. Debajo lleva un shortcito (sí, no pregunten, también es blanco) que deja apreciar sus conservadas piernas. A pesar de tener algunas varices y que su piel no posee la misma elasticidad que tendría a los cuarenta, están en excelente estado teniendo en cuenta su edad.

005
Llamativamente, considerando sus ochenta pirulos (?), Ana Obarrio se mueve a la perfección. No parece tener ninguna molestia. Lo único que no es anticuado es su tenis. El común denominador en el juego de la mayoría de las señoras de club es su saque, con muy poco movimiento, asegurando que la bola entre. En contraste con la media, el servicio de Ana tiene un swing largo y casi siempre va adentro. Además, su estado físico no es lo único que se mantiene en forma, la lucidez a la hora de ejecutar los golpes es implacable. Por ejemplo, Ana aprovecha la movilidad de su rival y tira un drop shot detrás del otro. Si erra algún tiro, sin lamentarse lo repite en el aire (haciendo sombra, a lo Marion Bartoli) para que no vuelva a ocurrir.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=60qKJvMn9rs]
Producción casera de EfectoTenis junto a la tecnología de Magisto. Mejor calidad acá: http://www.magisto.com/video/aUVMJgcBAGFtVhZnCzE 

Durante todo el match, Ana solo habló para indicar el tanteador. En cambio, Gema que no parecía encontrar el rumbo no paraba de quejarse. “Más largo que esperanza de pobre” o “Juego todos los días, es mucho”, fueron las excusas a las que acudía la veterana que terminó perdiendo por 6-2 y 6-3.
IMG_20140408_131455
Al ganar el torneo, Ana saluda a su rival, más tarde llegaría el festejo. Se ríe llevándose la mano a la boca, se la tapa con delicadeza, con inocencia, como si fuese una chica. Probablemente, éste triunfo será una anécdota más, pero ella vive constantemente acumulando sucesos. “El tenis es parte de mi vida. Todos los días son anécdotas para mí”.

LOS MUNDIALES

La Federación Internacional de Tenis, en lo que respecta al circuito Senior, se encarga de organizar mundiales de las diferentes categorías del tenis para veteranos. Ana Obarrio tuvo la posibilidad de participar en dos de ellos: en Austria y Turquía. En octubre, Gema , Ana y Amanda Bilhere representarán a la Argentina en Turquía.
002
A la derecha de la foto, Amanda y Ana.

“Allá ninguna se tiñe, ninguna se arregla. Vos decís, a esta la mato y ¡te matan ellas! No se mueven de la cancha y tienen una calidad… La primera vez que fui a un Mundial, en Turquía, vi a una señora que caminaba con un carrito y pensé, a esta la hago mierda y me re cagó a palos”, relata con humor Amanda Bilhere, jugadora de CASI y compañera de Ana en la Selección.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: