El colado de la qualy de San Juan

12 Oct

Mientras en la clasificación del Challenger de San Juan los jóvenes tenistas argentinos pujan por un lugar en el cuadro principal, un tenista que se retiró del profesionalismo hace tres años recupera la adrenalina que hacía rato no experimentaba. Con 33 años, y siendo profesor del Club Banco Hispano, sede del torneo, disfruta como sus amigos lo alientan desde las gradas. En la qualy del certamen cuyano hay un colado y se llama Guillermo Carry.

289087_10150256677066671_7937672_o

En la cancha central del club sanjuanino donde se lleva a cabo el primero de los dos Challenger en suelo argentino –el próximo será la siguiente semana en Córdoba-, el zurdo Guillermo Carry completa su victoria en la primera ronda de la clasificación al vencer por 6-1 6-3 a Ignacio Dagostino Herrera. “La verdad decidí ayer el hecho de jugar. Pensé que no iba a poder porque iba a completarse la qualy (fase previa que otorga cuatro lugares para el cuadro principal). Pero firmaron 25. Lamentablemente no pude entrenar nada, juego con lo que me queda. Se hace difícil. Doy clases todos los días y no entreno nunca. Por ende, jugar a un ritmo tan alto es muy difícil, pero ponemos corazón“, le dice Carry a EfectoTenis que con su alto ranking, 1727°, y al sobrar espacios pudo anotarse en el cuadro de la fase previa por tener un punto en el ranking de singles (también puede ser de dobles), condición que impone el reglamento ATP. Para encontrar su anterior triunfo como profesional debemos remontaros a octubre de 2013 cuando en un Future en Bolivia se mandó a jugar y ganó un partido.

IMG-20141011-WA0031

IMG_0932
La entrada al Club Banco Hispano donde se disputa el Challenger de San Juan.

Carry, que en 2005 alcanzó su posición más alta en el ranking ATP, 429°, tuvo algunas apariciones esporádicas desde su retiro. En 2012 jugó tres torneos, en 2013 también tres y durante este año en La Rioja, en donde acompañaba como coach al juvenil sanjuanino Facundo Alvo. Fuera de estos eventuales placeres, sus actividades una vez “jubilado” del tenis fueron como entrenador en Tailandia, Italia, Buenos aires y finalmente en San Juan donde encontró la tranquilidad que buscaba. “Si lo pensaba demasiado no me venía”, aclara con humor “Guille” que el año pasado, junto a Andrés Molteni, ganó el dobles del Challenger de San Juan.

427435_10150558156141671_108328548_n

418771_10150548291036671_863260576_n
En Tailandia en dos particulares taxis.

En su etapa como tenista, Guillermo Carry fue un jugador de Futures, algunos Challengers e interclubes europeos, donde lograba solventar económicamente su carrera. “Jugar interclubes no es ningún pecado. Muchos de los jugadores buenos, me refiero a los Top 100, juegan interclubes. Jugué 11 años y la verdad he conocido muchísima gente. Es una buena forma de ganar dinero para aquellos que no están con un ranking elevado”, manifiesta Carry sobre aquella etapa de financiamiento donde jugó en Italia.

IMG-20141011-WA0030
En el club italiano Cannotieri Padova, donde jugaba interclubes.

“Cansado, agitado, pero genial”, es la descripción que da Carry sobre su particular partido, donde muchos de sus amigos le hacían el aguante desde las tribunas montadas especialmente para el evento que reparte 50.000 dólares en premios. “Estar otra vez dentro de una cancha es hermoso, hay veces que extraño mucho competir. Además, en San Juan, es aún más lindo. Tengo un grupo muy grande de amigos que vienen a verme y eso lo hace aún más especial. Corro hasta si estoy sin poder respirar. Es una sensación muy linda”, comenta Carry, a la distancia, y deja al descubierto lo que a muchos tenistas retirados les ocurre: la ausencia de esa adrenalina que el tenis solo les puede dar. “La verdad que la sensación de estar dentro de una cancha es única. La adrenalina que te corre por el cuerpo no se explica. Ni siquiera siendo coach se reemplaza. Es unicooo”, cierra Carry con muchas “os” y con aún más ganas de seguir compitiendo como en los viejos tiempos, por lo menos, por un ratito.

 

UN CUADRO CON MUCHOS ESPACIOS LIBRES

Teniendo en cuenta la escasez de torneos Challenger en Argentina, en 2014 son dos, llama la atención los pocos jugadores que se anotaron a la fase previa que entrega cuatro lugares para el cuadro principal. “Que la qualy no se haya llenado da que pensar. Igual hay anotados diez tenistas más que el año pasado, eso ya es un avance”, aclara Carry.

IMG_0934

La desertificación de la clasificación de un torneo tan importante a nivel local tiene que ver con la falta de planificación de los jugadores. También es extraño que la Asociación Argentina de Tenis no aproveche este tipo de certámenes para incluir a jóvenes tenistas en formación que puedan adquirir un tipo de fogueo que, por realidad económica, no abunda en el país. “Tenemos mucha materia prima pero también influye la situación económica del país donde los chicos que vienen a la qualy no cobran un centavo y tienen costos elevados entre viaje, hotel y coach. Reconozco, también, que San Juan queda un poco alejado de Buenos Aires y los costos para llegar no son bajos”, cierra Guillermo, un beneficiado durante este asunto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: