Segundos de gloria

18 Jul

Ocho segundos después de caer derrumbado sobre el peculiar polvo de ladrillo de Tecnópolis, Federico Delbonis ya estaba de pie. Solo ocho segundos tuvo para él. Ocho segundos para disfrutar en soledad. Después vendría el respetuoso saludo a su contrincante, el serbio Viktor Troicki, a quien le dio vuelta un partido que parecía perdido. Dos sets abajo llegó a estar el azuleño que, en el quinto y decisivo parcial, selló el segundo punto para Argentina que está a solo una victoria de instalarse en las semifinales de la Copa Davis. Una vez transcurridos esos ocho segundos vendrían los festejos con sus compañeros, con el capitán Daniel Orsanic, con los colaboradores y con el público, por supuesto. Después de esos ocho solitarios segundos dejaría sus pertenencias arrumbadas en su banco para ir a besuquear a Celina, su hija, con quien desaparecería de la escena que lo tiñó de héroe.

11057451_853388348048325_8831262175683531024_n
El momento. 

Hace veinte días, en la semana previa al inicio de Wimbledon, el actual 77° del ranking se consagraba campeón del Challenger de Milán, certamen disputado sobre polvo de ladrillo. Su decisión de participar en un torneo correspondiente al segundo escalón del profesionalismo fue un tanto criticada. Pensando en el tercer Grand Slam de la temporada, por qué no jugar torneos sobre pasto para realizar una mejor adaptación a aquella traicionera superficie. ¿Delbonis apuntó a poco?

delbo_0
Delbo, el trofeo y chichis milanesas (?).

“Estábamos un tanto retrasados en el ranking y eso no nos aseguraba tener continuidad en los torneos ATP. Ante la posible convocatoria a la Davis y al priorizar siempre defender los colores de Argentina decidimos ir al Challenger. Para él es un deseo jugar la Copa Davis y parte de eso fue para preparar lo que vivimos ahora”, le explicó Gustavo Tavernini, coach de Delbo, a EfectoTenis.

20701_853385671381926_728280404667177814_n

Ganar puntos relativamente más fáciles para poder mantener el ranking y continuar en las giras de torneos ATP. Ese era el plan. También competir en la misma superficie de esta serie de Copa Davis era un aliciente. “Fue una linda preparación previo a la Davis. En lo personal era para sacar puntos y en lo grupal habíamos hablado con Dani (Orsanic) y Gustavo (Tavernini) y todo encajaba tanto en lo personal, lo grupal y en un futuro cercano, la Copa Davis. Cuajó todo. Obviamente que a Wimbledon llegué con poco rodaje. Casi nada. Sabía que era cuestión de tranquilidad, de estar firme ese día o también de tener un buen sorteo”, decía Delbo que luego de aquel título se acercó al Top 70 ATP.

Federico Delbonis festeja su remontada con ternura. #CopaDavis #ARGvsSRB

A post shared by Julián Polo (@julipolo) on

Después de levantar el trofeo italiano, el bonaerense de 24 años durmió unas pocas horas y más tarde comenzó su viaje con destino a Londres. El domingo ganó en Milán y debutó el lunes en Gran Bretaña. “Me tocó un partido muy duro y no tuve ni tiempo para descansar porque dormí muy pocas horas”, comentaba en relación a su participación en el All England donde cayó en la primera rueda ante el búlgaro Grigor Dimitrov.

Federico+Delbonis+Day+One+Championships+Wimbledon+fDCO1DSjs5bl

Otro de sus fugaces festejos sucedió cuando obtuvo el quinto punto de la serie de Copa Davis frente a Brasil. Debido al maratónico match que Mayer le ganó a Joao Souza, Delbonis tuvo que completar su cotejo el día lunes. A las pocas horas de sellar el pase a los cuartos de final, el argentino estaba viajando a Estados Unidos, a Indian Wells, donde disputaría el primer Masters 1000 de la temporada.

delbonis1
Puño cerrado durante su participación frente a Brasil.

En el tenis casi no existe el tiempo para el disfrute. Las alegrías son efímeras. “Son cosas que duran muy poco tiempo y hay que saberlas administrar. Son energías que tal vez se te van y después  te pueden jugar en contra en un futuro. Cuando termina un torneo o la gira podés tomarte un tiempo y disfrutarlo porque el título, o la victoria, está ahí. No se te va a ir”, le relataba Delbonis a EfectoTenis. Mientras que agregaba: “Lo que perdiste es la emoción o el instante ese de euforia, pero la buena sensación del partido no te la va a quitar nadie”. Como él mismo dice, la sensación de aquel instante se fue. Al igual que en la serie frente a Brasil o en el Challenger de Milán, la auténtica felicidad es cosa de segundos. En este caso, ocho segundos de euforia que solo él sabrá describir.

11173341_853388148048345_4589422114305720766_n

LA YAPA

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=SxehKb73izg&feature=youtu.be]

Video propio en el cual vivís la serie bien desde adentro. Recorremos el predio e ingresamos al estadio con una GoPro en la mano. Además, los dos match points, incluído el emotivo “desmoronamiento” de Delbonis.

PARTIDOS

Viernes

Leonardo Mayer a Filip Krajinovic 6-4/6-2/6-1

Federico Delbonis a Viktor Troicki 2-6/2-6/6-4/6-4/6-2

Sábado

Leonardo Mayer/Carlos Berlocq vs Nenad Zimonjic/Viktor Troicki

Fotos: Segio Llamera / Prensa AAT.

Anuncios

Una respuesta to “Segundos de gloria”

Trackbacks/Pingbacks

  1. Fue buena » Cuestión de equipo - julio 20, 2015

    […] “Estábamos un tanto retrasados en el ranking y eso no nos aseguraba tener continuidad en los torneos ATP. Ante la posible convocatoria a la Davis y al priorizar siempre defender los colores de Argentina decidimos ir al Challenger. Para él es un deseo jugar la Copa Davis y parte de eso fue para preparar lo que vivimos ahora”, le explicó Gustavo Tavernini, coach de Delbo, al blog EfectoTenis. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: