Archivo | Curiosidades RSS feed for this section

Lajovic, el mango lover

15 Jul

– Tengo una sorpresa para vos.
– ¿Sí?
– Una fruta.
– ¿Una fruta? ¿Mango?

“Hoy justo me dieron uno en el hotel”, le dice Dusan Lajovic a EfectoTenis, después de recibir su fruta preferida. Luego de una exhaustiva búsqueda (?) por todas las verdulerías de gran parte de la Ciudad de Buenos Aires, el tan preciado mango apareció. El serbio de 25 años, uno de los convocados para disputar los cuartos de final de la Copa Davis frente a Argentina, en Tecnópolis,  está feliz de volver a probar uno de sus alimentos predilectos. Una pasión del paladar que comenzó en Kenia.

IMG_20150714_230658
Dusan luego de recibir el presente de EfectoTenis.

Al ser uno de los tenistas representados por la empresa del prestigioso coach alemán Dirk Hordoff, Lajovic aprovecha las comodidades que le brinda su manager y realiza la pretemporada en tierras africanas. Pero, ¿por qué exigir su cuerpo  en el país donde nacieron los mejores maratonistas? “Mi manager tiene una buena propiedad allí. El clima es similar al de Australia. Es por eso que hacemos la pretemporada ahí”, comenta Lajovic, actual 96° del ranking mundial, que encuentra en Kenia el lugar perfecto para preparar el primer Grand Slam del año, el Australian Open.

1389095_203715129814294_1119402498_n

A raíz del bendito mango que probó Lajovic en Kenia, descubrimos que Dirk Hordoff, ex entrenador de Rainer Schüttler (ex 5° del mundo y medallista de plata en Atenas 2004) y Yen-Hsun Lu está asociado con otro serbio: Janko Tipsarevic, que también fue su pupilo. Otro de los jugadores que el dúo alemán-serbio representa es el joven tenista argentino Matías Zukas, quien a principio de año realizó la pretemporada en Kenia. Además, el junior mendocino Manuel Peña López  es manejado, desde el 2014, por la firma de Hordoff y Tipsarevic.

SLLA7559
Tipsarevic, también presente en Argentina. / Ph: Sergio Lllamera.

Lejos de conocer el lunfardesco término “No tengo un mango”, Lajovic, octavofinalista en Roland Garros 2014, quema todas sus energías en el segundo entrenamiento que realiza en Buenos Aires. Es que si estás en Argentina y sos un alma caritativa, ésta tradicional frase despertará tu generosidad. Conmovido por la expresión que denota la falta de dinero de una persona desembucharás algún peso y ayudarás al carenciado sujeto. En cambio, si estas paseando con tu mujer por Cuba y un morocho le grita “Eres un mango, tica”, mejor apartala del revolucionario compañero. En la jerga cubana significa que una mujer está buenísima. Cortemos con el divague. Para el serbio, fanático del Barcelona, el mango solo representa el nombre de una de sus comidas favoritas.

Captura de pantalla completa 15072015 041501 a.m.

Dentro del repertorio de Lajovic se destaca un estético y anguloso revés a una mano. Otra vez y como si fuese una fábula porteña, un argentino mete la cola. Uno de los referentes del nacido en Belgrado es Gastón Gaudio. Para Lajovic, el Gato, también dueño de un virtuoso revés a una mano, fue uno de sus espejos dentro del tenis. “De chico veía mucho sus partidos y disfrutaba al verlo jugar, especialmente cuando lo hacía sobre polvo de ladrillo. Eso tuvo un impacto en mí. Me gustan los jugadores que tienen un buen revés a una mano“, le manifiesta Dusan a EfectoTenis.

922cd

En cuanto al campeón de Roland Garros 2004, Lajovic, un fiel admirador, se dedicó a copiar algunas cosas de Gaudio. “Su temperamento no, pero sí trataba de copiar su revés. Al final encuentras algo propio, pero también realizas mejoras en base a lo que ves en otros jugadores”, comenta con humor el europeo, que de chico encontraba complicaciones en ese golpe, pero después, con un poco más de fuerza para mover la raqueta, se convirtió en un arma dentro de su juego.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=ceCPoTVUbcY]
Slo-mo del revés del Gato.

Como vos autorizada del revés a una mano, un golpe que pierde terreno ante la confiabilidad que brinda el de a dos manos, se anima a hacer un podio de los jugadores que mejor llevan a cabo este tiro. “El primero en el que pienso es en Stan (Wawrinka) porque tiene mucha fuerza en ese golpe. En cuanto a los ángulos podemos incluir a Guga (Kuerten). También a Gastón (Gaudio) y Gasquet, pero la poderosa manera que Wawrinka impacta lo pone en el primer lugar”, relata Lajovic, quien podría ser el segundo singlista del equipo serbio que se enfrentará a la Argentina en el inédito polvo de ladrillo techado montado en uno de los galpones del enorme predio de Villa Martelli.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=Dyj1Id6HDJ0]
Setenta grandes reveses de Stan Wawrinka.

SLLA7836
El equipo serbio de Copa Davis, todavía falta el vererano Nenad Zimonjić. /Ph: Sergio Llamera.

Finalmente, Dutzi, como lo apodan los más cercanos, recuerda su anterior visita a Buenos Aires, durante el Argentina Open 2013. “Iba a cenar por Palermo y las Cañitas, a un restaurant que está en una plaza. Era uno bueno. Tenía buena carne. Allí comí ‘asadou de tirah’”, cierra a pura tonada argentina. Olvido decir qué pidió de postre. Intuimos que fue un mango.

10661099_791417230904859_1866576689_n

LOS CONSEJOS DE NOLE

g_dusan_300x200

Además de comandar el equipo que se alzó con la primera Copa Davis en la historia de Serbia, Novak Djokovic, el número uno del mundo, suele acompañar a los jóvenes tenistas locales que están emergiendo. Desde hace años, Dusan Lajovic, amigo de Nole, recibe invaluables recomendaciones del reciente campeón de Wimbledon. “No consumas drogas. Esa es una muy importante”, dice Lajovic en chiste. “Realmente no recuerdo una en particular, pero, por ejemplo, si no me siento cómodo con algo siempre puedo preguntarle y él me da un buen consejo. No hay secretos entre nosotros y es muy bueno tener a alguien tan grande como él, alguien que ha conseguido tantas cosas en la vida”, cierra Lajovic, que intentará aprovechar los tips del mejor jugador de la actualidad.

Anuncios

Había una vez en Villa María…

9 May

En el Sport Social Club de Villa María, los resultados y los campeones ya están. Por el lado de las chicas, el Women’s Circuit que repartió 10.000 dólares en premios quedó en manos de la chilena Fernanda Brito, que superó a la juvenil argentina Julieta Estable. En la rama masculina, el cordobés Franco Agamenone consiguió el primer título profesional de su carrera al vencer a Hernán Casanova. Sin embargo, más allá de los resultados, las historias que sucedieron en la localidad cordobesa son las que perdurarán en la memoria de EfectoTenis. Cinco historias propias del primer escalón del profesionalismo, un mundo lleno de técnicas para ahorrar dinero. Un universo repleto de particularidades que hacen honor al denominado “tenis pobre”. 

IMG_9551

EL COACH QUE VOLVIÓ A SER TENISTA POR UN RATO

Después de cinco años desde su retiro, Germán Gaich, ex jugador y actual coach de Eduardo Schwank, volvió a sentirse tenista. Paradójicamente, entrenador y pupilo eligieron el mismo torneo para su vuelta. En el caso de Schwank, quien hace poco menos de un año sufrió múltiples fracturas mientras andaba en bicicleta en Suiza, durante el torneo de Gstaad, la vuelta fue después de diez meses. Para Gaich volver a jugar es algo pasajero. Él dejó de ser profesional hace media década. En Villa María, ciudad de donde es oriundo, el ex tenista de 28 años probó suerte en la clasificación del Future celebrado en el Sport Social Club, institución donde aún da clases. Allí, el “jubilado” pasó la qualy.

IMG_9518
Su mejor ranking fue 740° ATP, en 2009.

“Cada vez que el torneo se realizaba acá me tocaba estar de viaje o trabajando fuera de casa. Este año me tocó en Villa María, así que saqué la raqueta y me divertí un poco”, relata Gaich, quien tuvo que pagar los sesenta dólares del  IPIN (número de identificación ante la ITF, una especie de DNI del tenis), requisito indispensable para jugar un torneo profesional.

“Entrenado para jugar, no. Uno siempre está en la cancha, con los chicos, pero estaba totalmente fuera de ritmo. Físicamente mal, pero anduve mejor de lo que creía”, señala Gaich, que en la clasificación venció a Agustín Ozcoidi, Mauricio Pérez Mota y, en la última ronda de la fase previa, a Gonzalo Lavaselli. Tres partidos en tres días. Todo ésto cinco años después de su retiro. Le dolían hasta las muelas (?).

IMG_9506
Schwank, bajo la mirada de Gaich.

El martes, una vez en el cuadro principal del Future de Villa María, Gaich sintió el trajín de varios partidos en el desacostumbrado lomo. “En primera ronda venía jugando muy bien hasta el 5-3 donde tuve set point. Se me escaparon un par de bolas. El físico venía muy tocado durante esos días. Se me fue 7-6 y para el segundo quedaba poco resto. Seguí luchando pero sin intensidad”, manifiesta sobre el match que perdió ante Gustavo Vellbach por 7-6 y 6-2.

“Terminaba el partido y me internaba en la sala de kinesiología. Una hora mínimo. Ni en la época de jugador hacía eso. Acá me dolía todo. Todo, todo. Espalda, brazos, piernas. Me acostaba a dormir a las nueve de la noche, algo que no realizaba hace más de diez años”, describe con humor el cordobés.

IMG_20140621_090404

“Es raro, pero es lindo. Para nosotros, los ex jugadores, esos momentos de adrenalina, de sentir esa presión de la competencia, es lo que se extraña un poquito. Se disfrutó y sufrió. Por más que ya estaba  relajado y uno lo juega para divertirse, en ese momento, no querés perder”, le comenta a EfectoTenis el ex entrenador del bellvillense Pedro Cachin.

“Uno sigue ligado al tenis y ahora estoy en la etapa de entrenador. La adrenalina está. Fuera de la cancha. No es la misma, pero se sufre. Muchas veces terminan los partidos de los chicos que estoy entrenando y termino cansado como si hubiese jugado”, cierra Gaich, que en su Villa María jugó un rato a ser tenista.

983959_10151859220195116_1983392108_n

ANA GOBBI, ENCORDAR RAQUETAS PARA GANARSE UNOS PESOS

“Llevo la máquina a los torneos. De paso, ya que me encuerdo mis raquetas porque sino me sale muy caro, también les encuerdo a otras chicas. A las que me pidan. Les cobro menos de lo que sale en el torneo”, dice con simpleza Ana Victoria Gobbi, tenista argentina de 18 años que consiguió fabricarse su “changuita” durante los torneos. El objetivo conseguir dinero para solventar la carísima carrera.

1461790_10202198878236223_702159269_n

“Hace dos años me compré la máquina. Arranqué sola. Hacía cualquier cosa. La primera vez, la raqueta quedó con dos cuerdas menos, un desastre. Después, en un torneo, me enseñó una chica y de los errores fui aprendiendo”, comenta Gobbi, campeona de dobles en Villa María.

“Como acá sale caro, ellas me dicen, ‘che, ¿me encordás?’ Yo les cobro la mitad o menos. Les conviene a ellas y también a mí”, señala la comerciante tenista que vio el nicho donde podía sacar provecho. Agarrate Luis Pianelli (?).

MARIANA DIAZ OLIVA Y SUS CHICAS APUESTAN POR EUROPA

Una de las misiones imposibles con la cual convive el tenis femenino sudamericano es realizar una gira sin interrupciones. Hasta ahora, el Women’s Circuit celebrado en Villa María fue el segundo del año, y no hay otro dentro del calendario ITF 2015. ¿Qué hacen las chicas entonces? La respuesta está en quién tiene la billetera más gorda.

Algunas deciden jugar los torneos Haciendo Tenis (no otorga puntos WTA), donde ganan algo de dinero y sobre todo no pierden el ritmo de competencia. Otras apuestan a Brasil, la gran potencia de la región. Y las últimas, obviamente en menor cantidad, rompen el chanchito, sacan la chequera, levantan el colchón (?) y viajan hacia el Viejo Continente.

IMG_5171
Farfán, Díaz Oliva y Estable.

Mariana Díaz Oliva, ex jugadora y actualmente entrenadora en Banco Nación, club ubicado en Vicente López, es una de las formadoras que apuesta por el futuro de las jóvenes tenistas argentinas. Díaz Oliva -42° WTA en 2001- entrena a Julieta “Tita” Estable (15° ITF), Ailén Crespo Azconzabal, Daniel Farfán y la encordadora (?) Ana Victoria Gobbi. Éste jueves, el grupito viaja a Europa donde disputarán algunos torneos en Croacia, Serbia y Rumania, países más baratos para la supervivencia.

Principalmente, la bonaerense de 39 años cree que sus jugadoras deben tener la chance de probar. La oportunidad de ver si se aguantan tres meses de gira. La ocasión de mejorar. “Es una gira para ganar experiencia y hacerse fuerte”, señala Díaz Oliva que charló largo y tendido con EfectoTenis.

http://www.ivoox.com/player_ek_4469172_2_1.html?data=lZmjm5abdo6ZmKiakpeJd6Klk5KSmaiRdo6ZmKiakpKJe6ShkZKSmaiRkcLmysbbw5CorcLujLTZy9vFcYarpJKyyMrHuNDIxtPW1ZKJe6ShlQ%3D%3D&

Mariana-raqueta-sigue-extension-brazo_ZONIMA20111206_0080_11
Ph: Clarin Vicente López.

PEPE LORCA, COACH Y RETRATISTA

Si decimos que en el mundo Future hay de todo, créanlo. Es así. En el restaurant del Sport Social Club de Villa María, el coach de la Academia de Parque Norte, “Pepe” Lorca, dibuja. Pepe no ilustra cualquier cosa. En la mesa donde hace un rato unos desvencijados viejitos conversaron fervientemente del Superclásico del fútbol argentino, Lorca le hace honor a su otra profesión, la arquitectura.

IMG_9561
Juan Ignacio Ameal.

El actual coach de Juan Ignacio Ameal, Mariano Kestelboim, Valentino Caratini, entre otros, trasladó los diseños de coches, muebles y casas que hacía como arquitecto para hacer retratos de tenistas. Un pasatiempo que lo distrae en las giras.

IMG_9562
Tita Estable.

“El primero que se parecía un poco fue uno que hice de Cortázar”, confiesa Lorca, quien anteriormente realizó 200 fallidas caras de la revista “Cosmopolitan”. Y agregaba: “Si puedo enseñar tenis, también puedo aprender a dibujar retratos”.

IMG_9566
El retrato de la brasileña Carolina Alves Meligeni.

FINALISTA CON SOLO UNA RAQUETA

Hernán Casanova, uno de los finalistas del Future de Villa María, definitivamente debe tener un record para agregar al libro de los Guinness: llegar a la final de un torneo profesional usando tan solo una raqueta. Lo más llamativo –o no, pensando que son Futures, es decir, el “tenis pobre”- es que no lo hizo por elección, por cábala, sino porque era la única que tenía.

IMG_9560
Casanova y su única raqueta.

“Vengo de jugar en Chile y tenía una raqueta. Va, tenía tres, pero solo una bien, las otras estaban viejas, vencidas porque ya las tenía hace tres años. Volví de allá y me iban a dar una nueva, pero no tenían (usa una medida más corta que la convencional). Un amigo me prestó una, pero era dos modelos anteriores. La otra estaba arreglada”, le dice a EfectoTenis “Herni”, de 21 años, quien por dentro debe rezar diez Ave María y quince Padre Nuestro para que no se le corte el encordado (?).

DCIM105GOPRO

Agamenone y Casanova, luego de disputar la final del singles.

Además, el rebusque de Casanova es admirable. Las raquetas “se las dá” Babolat; la ropa, una amiga de su madre que trabaja en la firma deportiva Topper  y de vez en cuando le saca alguna que otra pilcha. Mientras que los viajes los cubren “mamá, papá, la familia”. Así y todo fue finalista del Future de Villa María. Ganas.

João Souza y el feijão

5 Mar

Algo que no puede faltar en una tradicional mesa brasileña es el arroz con feijão. Si tuviste la oportunidad de viajar a Brasil y comer en cualquier restaurant o casa de familia, el frijol es una de las comidas típicas del país sudamericano, de esas que abundan. En la serie de Copa Davis entre Argentina y Brasil –que se disputará el 6, 7 y 8 de marzo en Tecnópolis-, este manjar culinario toma relevancia. João Souza, primer singlista verchiamarelu (?), lleva el apodo de feijão, plato que de pequeño detestaba.

Foto Alexandre Cossenza
Ph: Lucas Lima

“De chiquito nunca me gustó”, le comenta Souza a EfectoTenis luego del sorteo, donde se enteró que mañana, desde las 11, abrirá la serie frente al veterano Carlos Berlocq. El oriundo de Mogi das Cruzes, misma ciudad paulista donde nació el futbolista Neymar Jr, admite que su sobrenombre surgió en el ambiente del tenis, su familia no lo llama así. “En mi ciudad no me conocen como “Feijão”. El apodo empezó en el circuito cuando tenía once años, en un torneo brasileño, cuando ya comía el frijol. De la nada, un amigo me dijo ‘puta, cómo comes feijão’. Bueno, soy grande, como mucho y había muchos frijoles”, narra con humor el corpulento tenista de 26 años, quien a los diecisiete se mudó a Río de Janeiro.

200880
El saludo con Berlocq. /Ph: Sergio Llamera.

“Cuando él era bien pequeño detestaba el feijão. No podía ni sentir el olor. Después no sé qué aconteció, pero ahora no puede vivir sin eso. En cualquier lugar que está pide un pote de feijão”, le decía Milton Souza, padre de João, a GloboEsporte.

SAO PAULO 21/09/2009 - ECONOMIA OE - Feijao - Arroz - Materia sobre a queda do preco do arroz e do feijao. As imagens foram feitas no restaurante Bolinha.  FOTO JONNE RORIZ/AE

En contraste con las costumbres de un brasileño corriente, el actual 75° del ranking no puede disfrutar del feijão a diario. A causa de los viajes, las posibilidades de comer unos dignos frijoles son pocas. Según Souza, en Colombia y México el sabor es similar. En cambio, en Argentina no se animó a arriesgar su paladar. “Ayer había uno pero no lo probé. Estaba frío, era raro, venía con la ensalada. No tuve coraje”, aclara.

11007775_1564855047106101_1776120330_n
Junto a Thomaz Belucci, en el Tenis Club Argentino.

Justamente en la comida radica una de los grandes cambios que realizó Souza. En julio del año pasado, durante una gira por Europa que incluía Challenger y torneos ATP, el paulista hizo una significativa modificación en su alimentación. Ésta lo ayudó a bajar de peso y a disminuir la grasa que acumulaba en su cuerpo. “En aquella gira comí pasta durante tres partidos. Me hizo muy mal. Casi no pude terminar uno de los match. En el tercero llamé a mi nutricionista y ella me dijo que intentáramos hacer una nueva dieta. Cortar el gluten y la lactosa. Me hizo muy bien y bajé mucho de peso”, narra Souza quien atraviesa el mejor momento de su carrera. Uno de los colegas que sirve de antecedente a esta modificación es el serbio Novak Djokovic, quien a fines de 2010 realizó un cambio similar al de Souza. Luego, el 2011 fue su temporada dorada donde ganó diez títulos, entre ellos tres Grand Slam.Marcello Zambrana
Ph: Marcello Zambrana

A otra escala, la mudanza alimenticia trajo sus frutos. En febrero de este año, Souza alcanzó las semifinales en San Pablo y los cuartos de final en Río de Janeiro. Además, desde agosto de 2014, el brasileño entrena con el ex doblista argentino Andrés el “Gringo” Schneiter y también junto Daniel Dip. Igualmente, el feijão no se toca.

LEANDRO MARTINS
Ph: Leandro Martins.

EL LLAMATIVO DON DE JOAO SOUZA

Algo que no cambió en Feijão fue una particular habilidad. Muchas veces, los dones con los que contamos son virtudes totalmente inútiles. Abrir la tapa metálica del dulce de leche sin que esta se rompa, el don de mover las orejas o llegar a tocarse la nariz con la lengua son algunos ejemplos. El caso de Souza es singular. El paulista tiene la capacidad de contar al instante las letras de una frase. EfectoTenis lo comprobó y da fe de aquella tremenda destreza.

Souza: – Vos me decís una frase y yo te cuento las letras en dos segundos.

EfectoTenis: – Argentina pasa a cuartos.

Souza: – 21.

e61cbd72a3e411e3bff9128cbc6cd90a_8

Un dominicano bien gaucho

5 Feb

(Léase en tono gauchesco)

Sin poncho,
sin boina,
sin bombacha de campo ni boleadora’
En el mar Caribe lo nombraron gaucho
Y con la raqueta se hizo macho
Este José Hernandez es trucho
pega eslai  y ejercita mucho.

FIERRO 3

(Léase en tono normal (?))

“Primero vi la calle. Vivía en una pensión que quedaba sobre José Hernández. Creo que estaba a una cuadra de Libertador”, dice el José Hernández dominicano que explica cómo descubrió la importancia que tenía esta denominación en la Argentina. Él es tenista. Tiene 24 años, ocupa el puesto 266° del ranking ATP y comparte nombre con el autor de la obra literaria más representativa del país, el “Martín Fierro”, obvio, de José Hernández. Un juego de palabras que lleva al humor pero que fue la carta de presentación en un país que lo hizo crecer como profesional. Y va la primeraaa (?)

Después de un comienzo gauchesco,
la historia se avecina.
Su nombre de pila e’ José
que acá la puso (dentro de la cancha) y no se jué.

DCIM105GOPRO

Habiendo una vez googleado y charlado sobre este nombre propio que coincidía con el suyo, José Hernández pudo empezar a usarlo como mecanismo para romper el hielo durante una conversación que cae en el chiste fácil. “Cada vez que les decía mi nombre era “Uh, Martín Fierro”. Sí, así es. Algunas veces digo que soy el bisnieto del famoso escritor”, le comenta entre risas Bebo a EfectoTenis.

DSCF0889

Sin embargo, antes de arribar a la Argentina a los 21 años -donde entrenaría en la Academia de Fabián Blengino- y descubrir la connotación de su peculiar nombre, Hernández tuvo un largo camino. Un trayecto que explica las razones de por qué estuvo durante tres semanas haciendo pretemporada junto al argentino Leonardo Olguín, en el Florida Tenis Club.

Producción de EfectoTenis. Un día en la pretemporada de José Hernández.

Luego de su etapa como junior, donde alcanzó el puesto 37° de la ITF, llegaría el verdadero cambio en su vida: entrar a la Universidad de Carolina del Norte, en Estados Unidos. A los 19 años y con una beca bajo el brazo, el nacido en Santo Domingo comenzó a estudiar economía mientras, en simultáneo, jugaba al tenis. “Te abre muchas puertas y no te quedas estancado. Te da la oportunidad de decidir qué es lo tuyo. Estás haciendo una carrera y jugando al tenis. Si me pasa algo, toco madera, estoy a un año de tener un título”. Además, la formación tenística es realmente exigente: de enero a mayo hay competencia [por equipos] todos los viernes y domingos. También, los gastos son mínimos. La universidad le brinda a los becados: ropa, raquetas, bolso, comida, alojamiento y estudio.015bbee03fef11e2b23022000a1f9ad5_7
Bebo, Roger y atrás Severin Lüthi.

“Estas invirtiendo en ti y casi sin poner dinero”, comenta Bebo que estuvo tres años en el college al que asistió Michael Jordan. “Allá se respira Jordan. Hasta hay un museo suyo. Es el ídolo de todos los deportistas. Es el Roger Federer del mundo. Y saber que él estuvo en mi universidad fue muy chulo”.
Michael Jordan en su habitación de la Universidad de Carolina del Norte, en 1983
Jordan en su habitación de la Universidad de Carolina del Norte (1983).

En cuanto a su Licenciatura en Economía, los números siempre le interesaron al dominicano. “Te ayuda a abrir la mente. Que la vida no es solo tenis. Cuando estoy en el hotel me pongo a ver las revistas de economía y la bolsa de valores. Como para matar el aburrimiento. Te distrae. No pensar tanto en tenis, tenis y tenis. También te culturiza”.

santander españa

Pensando en el conocimiento que tiene el argentino promedio sobre las universidades estadounidenses, la diversión es lo primero que ataca nuestras mentes. A través de las películas consumidas, un mundo de diversión es bosquejado en el inconsciente. Pero, ¿es verdad? Hernández, por experiencia, lo confirma. “Cuando llegué no sabía nada de eso. Lo había visto igual que ustedes, en las películas. ¿Has visto American Pie? Bueno, es exactamente lo mismo. Es una copia. Yo pensaba “esta gente está loca”. Los de American Pie llevaron una cámara a una universidad, filmaron dos horas y sacaron esa película. Es idéntico. Si te dejas llevar por eso fracasás. La joda y las distracciones son muchas”.

Su fortaleza ante estas tentaciones estaba sostenida por su responsabilidad y ambición que desde los 15 años asumió cuando debutó en la Copa Davis. “Era el único de mi equipo [del college] que jugaba Copa Davis. Siempre tuve responsabilidad con mi país. Unos años de joda no me iban a quitar esa ilusión”, aclara sin titubear.

EFE
En la Davis. (EFE)

A los 21 años, José Hernández estaba maduro. Era hora de probar en el profesionalismo. Al igual que todos los que comienzan, los Futures son el primer escalón. En Perú, durante uno de sus primeros tres torneos, Bebo fue observado atentamente por uno de los entrenadores que trabajaban para Fabián Blengino, actual coach de Carlos Berlocq y ex de Guillermo Coria, entre otros. “Pasé la clasificación y justo me tocó un jugador de la academia de ellos. Obviamente nadie me conocía. Dominicano. De la qualy. Sin ranking. Pero cuando me vieron jugar se acercaron y les expliqué mi situación”.

DSCF0881

“No tengo un Norte. Jugué juniors pero son dos mundos diferentes”, fueron las palabras del dominicano en aquella charla, donde finalmente fue invitado a entrenar en Buenos Aires. Él no dudó y lo hizo. Allí mismo comenzaría el amor por Argentina donde la cultura tenística es completamente diferente a la que vivía en su país caribeño.

10838916_1504056966550741_443924449_n

“Vine para acá y me encantó la ciudad. Los entrenos, como se labura. Aquí se respira tenis. Tú te metes en los colectivos y ves gente con bolsos de tenis. Ves todas las canchas que hay. El aire es diferente. Me impresionó porque nunca había estado en un país que tuviera tanto tenis. Miles de profesores que dan clases, muchos preparadores físicos muy buenos y concentrados exclusivamente en este deporte. En Estados Unidos hacía físico pero con el mismo preparador que entrenaba a los gimnastas”, narra Hernández con un tono ameno y tranquilo.fea6f4d05c0911e28abf22000a1f9bf5_7
También probó con el paracaidismo.

De la mano del tenis llegaría la absorción de la cultura argenta. Hábitos y más hábitos que lo hicieron sentir como en casa. “No me gustaba el café para nada. Aquí lo empecé a tomar. Cogí la cultura de la merienda, porque en Dominicana no existe. Es desayuno, almuerzo y cena no tan tarde como acá. En Argentina, he visto gente llegar a los restaurantes a las doce de la noche. Esa cultura del cafecito, merienda y asados, me fascina”.10932399_898108486875440_1446920086_n
Foto publicada en su cuenta de Instagram. Me agarró hambre (?).

A pesar que este José Hernández “trucho” no escribe versos gauchescos, el dominicano tiene un cuaderno muy especial. En 2009, antes de ir a la universidad, su padrastro se lo regaló. La intención del esposo de su madre era que Bebo escribiese sus objetivos durante su estadía en Estados Unidos. “Al tercer día se me agotaron y empecé a anotar cosas”. Este “librito sagrado”, como él mismo lo llama, es su Martín Fierro. Allí escribe de todo. Es un elemento que lo transporta a su esencia. “No se lo enseño a nadie [risas]. Escribo cosas que me vienen a la cabeza, artículos que me interesan, pego fotos, dibujo y hasta algunas frases de películas. Cosas que me gustan, que me sirven de inspiración para seguir adelante. Es mi librito sagrado. Mi tiempo”.

10735515_328173760696384_204384950_n

VICTOR ESTRELLA, SU EJEMPLO

“En Dominicana el tenis está visto como un deporte elitista. Victor Estrella ha demostrado que no lo es. Es caro pero que con sacrificio y trabajo cualquier otro lo puede hacer”, comenta con admiración Hernández que habla sobre su compatriota Victor Estrella, actual 73° del ranking y el primer dominicano en ingresar al Top 100 ATP. “Victor, en su niñez, no tuvo las oportunidades que quizás tuve yo, o mucha gente que lo juega. El tipo fue recogepelotas en un club y lo mandaron allá por su temperamento. Era muy hiperactivo y le dijeron vete a recoger bolas. Él agarró una raqueta y para ganarse la vida comenzó a pelotear con los socios. Se dio cuenta que el tenis le daba dinero, y pensó “bueno, esto es lo mío”. Y ahí empezó un hambre de querer salir adelante que lo llevó a estar donde está. Al fin y al cabo, eso es lo que importa no solamente en el tenis, sino en la vida. Es el hambre que tú tienes por conseguir tus sueños, lo que aspiras”.
0759F8B2-C561-492F-BB8A-66CE54CFFB4E.jpg__680__460__CROPz0x680y460
Viti y Bebo.

“Lo de Victor (Estrella) es muy meritorio. Me gustan esas historias de motivación y él es alguien que tengo enfrente. No es que lo vi en una película, que me lo contaron, o lo leí en un libro. Yo lo viví. Recuerdo un día que volvíamos en el bus y él, con 33 años, viniendo de una lesión y estando 300 ATP, me decía que le faltaban 200 puntos para llegar al Top 100. Viejo, estamos hablando de 200 puntos. Yo me estoy matando por veintipico y él me decía eso. No lo dijo en un tono de “fantasma”, de sobrador. Lo dijo con seguridad. Te cuento y se me erizan los pelos. Eso es lo que uno debe tener. Las ganas, la seguridad, la confianza de que el mundo entero se te viene abajo y dices estoy aquí y voy a salir adelante”, relata Hernández con suma admiración. Su ejemplo es su compañero de Copa Davis que a los 34 años hace historia.

REVISTA EN SOCIEDAD

En los momentos de crisis, donde una gira salió mal, y aparecen los pensamientos y especulaciones sobre qué hubiese ocurrido en su vida si no hubiese elegido el camino del tenis, Viti Estrella es su ejemplo. “Hay momentos bajos del tenis en los que te pones a meditar…  Ahí es cuando pienso en lo de Victor y se me va. Se me olvida. El día que diga ya di mi máximo es cuando voy a colgar la raqueta. Por ahora tengo hambre. Sé que tengo mucho por mejorar. Mi techo está mucho más arriba”.

El colado de la qualy de San Juan

12 Oct

Mientras en la clasificación del Challenger de San Juan los jóvenes tenistas argentinos pujan por un lugar en el cuadro principal, un tenista que se retiró del profesionalismo hace tres años recupera la adrenalina que hacía rato no experimentaba. Con 33 años, y siendo profesor del Club Banco Hispano, sede del torneo, disfruta como sus amigos lo alientan desde las gradas. En la qualy del certamen cuyano hay un colado y se llama Guillermo Carry.

289087_10150256677066671_7937672_o

En la cancha central del club sanjuanino donde se lleva a cabo el primero de los dos Challenger en suelo argentino –el próximo será la siguiente semana en Córdoba-, el zurdo Guillermo Carry completa su victoria en la primera ronda de la clasificación al vencer por 6-1 6-3 a Ignacio Dagostino Herrera. “La verdad decidí ayer el hecho de jugar. Pensé que no iba a poder porque iba a completarse la qualy (fase previa que otorga cuatro lugares para el cuadro principal). Pero firmaron 25. Lamentablemente no pude entrenar nada, juego con lo que me queda. Se hace difícil. Doy clases todos los días y no entreno nunca. Por ende, jugar a un ritmo tan alto es muy difícil, pero ponemos corazón“, le dice Carry a EfectoTenis que con su alto ranking, 1727°, y al sobrar espacios pudo anotarse en el cuadro de la fase previa por tener un punto en el ranking de singles (también puede ser de dobles), condición que impone el reglamento ATP. Para encontrar su anterior triunfo como profesional debemos remontaros a octubre de 2013 cuando en un Future en Bolivia se mandó a jugar y ganó un partido.

IMG-20141011-WA0031

IMG_0932
La entrada al Club Banco Hispano donde se disputa el Challenger de San Juan.

Carry, que en 2005 alcanzó su posición más alta en el ranking ATP, 429°, tuvo algunas apariciones esporádicas desde su retiro. En 2012 jugó tres torneos, en 2013 también tres y durante este año en La Rioja, en donde acompañaba como coach al juvenil sanjuanino Facundo Alvo. Fuera de estos eventuales placeres, sus actividades una vez “jubilado” del tenis fueron como entrenador en Tailandia, Italia, Buenos aires y finalmente en San Juan donde encontró la tranquilidad que buscaba. “Si lo pensaba demasiado no me venía”, aclara con humor “Guille” que el año pasado, junto a Andrés Molteni, ganó el dobles del Challenger de San Juan.

427435_10150558156141671_108328548_n

418771_10150548291036671_863260576_n
En Tailandia en dos particulares taxis.

En su etapa como tenista, Guillermo Carry fue un jugador de Futures, algunos Challengers e interclubes europeos, donde lograba solventar económicamente su carrera. “Jugar interclubes no es ningún pecado. Muchos de los jugadores buenos, me refiero a los Top 100, juegan interclubes. Jugué 11 años y la verdad he conocido muchísima gente. Es una buena forma de ganar dinero para aquellos que no están con un ranking elevado”, manifiesta Carry sobre aquella etapa de financiamiento donde jugó en Italia.

IMG-20141011-WA0030
En el club italiano Cannotieri Padova, donde jugaba interclubes.

“Cansado, agitado, pero genial”, es la descripción que da Carry sobre su particular partido, donde muchos de sus amigos le hacían el aguante desde las tribunas montadas especialmente para el evento que reparte 50.000 dólares en premios. “Estar otra vez dentro de una cancha es hermoso, hay veces que extraño mucho competir. Además, en San Juan, es aún más lindo. Tengo un grupo muy grande de amigos que vienen a verme y eso lo hace aún más especial. Corro hasta si estoy sin poder respirar. Es una sensación muy linda”, comenta Carry, a la distancia, y deja al descubierto lo que a muchos tenistas retirados les ocurre: la ausencia de esa adrenalina que el tenis solo les puede dar. “La verdad que la sensación de estar dentro de una cancha es única. La adrenalina que te corre por el cuerpo no se explica. Ni siquiera siendo coach se reemplaza. Es unicooo”, cierra Carry con muchas “os” y con aún más ganas de seguir compitiendo como en los viejos tiempos, por lo menos, por un ratito.

 

UN CUADRO CON MUCHOS ESPACIOS LIBRES

Teniendo en cuenta la escasez de torneos Challenger en Argentina, en 2014 son dos, llama la atención los pocos jugadores que se anotaron a la fase previa que entrega cuatro lugares para el cuadro principal. “Que la qualy no se haya llenado da que pensar. Igual hay anotados diez tenistas más que el año pasado, eso ya es un avance”, aclara Carry.

IMG_0934

La desertificación de la clasificación de un torneo tan importante a nivel local tiene que ver con la falta de planificación de los jugadores. También es extraño que la Asociación Argentina de Tenis no aproveche este tipo de certámenes para incluir a jóvenes tenistas en formación que puedan adquirir un tipo de fogueo que, por realidad económica, no abunda en el país. “Tenemos mucha materia prima pero también influye la situación económica del país donde los chicos que vienen a la qualy no cobran un centavo y tienen costos elevados entre viaje, hotel y coach. Reconozco, también, que San Juan queda un poco alejado de Buenos Aires y los costos para llegar no son bajos”, cierra Guillermo, un beneficiado durante este asunto.

Relato de un pelotazo en los…

13 Sep

“Por favor que venga el trainer. Se me rompió un huevo”. Así de crudas y directas eran las palabras de Matías Descotte que durante una de las semifinales del torneo de dobles del Future de Villa del Dique recibió un pelotazo ahí abajo, donde duele, y mucho. Desde el pueblo que conforma una pequeña porción del Valle de Calamuchita, “el pelotazo a Descotte” fue una particularidad muy comentada. De esas cosas que solo ocurren acá, en los torneos de cabotaje que siempre entregan historias, algunas de las más curiosas.IMG_6274
Descotte luego del pelotazo.

Matías Descotte (955°) se revuelca en el polvo de ladrillo villadiquense. Queda empanado en rojo. Poco le importa. Los gritos, fuertes en serio, acompañan la imagen del hombre que rueda y se agarra la entrepierna con una mano y la cabeza con la otra. Su compañero de dobles, el brasileño Gustavo Guerses, se acerca a asistir al dolorido Descotte, pero también deja escapar una risita imposible de contener. Gabriel Hidalgo, quien sin intención fue el autor del fuerte derechazo que golpeó a Descotte mientras éste intentaba volear, cruza la red y se acerca a ver cómo anda todo. Sin embargo, una risita también se le puede vislumbrar en su rostro. Federico Coria, pareja de dobles de Hidalgo y rival de Guerses y Descotte, se ríe, se agarra la cabeza, no puede creer lo que está pasando.
IMG_6282
Coria e Hidalgo observan la situación.

IMG_6270
El brasileño Gustavo Guerses, dupla de Descotte.

La razón de la risa no es para nada mala fe de los tenistas, sino que la situación escapa de lo común y empieza a tocar los parámetros de lo bizarro. Son muchos los gritos de Descotte que parece exagerar un poco el asunto testicular. Además, el historial del tenista argentino de 20 años tiene algunas otras actuaciones que alimentaron la desconfianza de sus colegas.

IMG_6308

El jueves, durante los cuartos de final de dobles, Descotte estaba preparado para volear cerca de la red cuando una pelota se le abalanzó. Él, por esquivarla, realizó un movimiento extraño, poco ortodoxo, que desencadenaría en un fuerte grito donde explicaba su dificultad para respirar. En el mismo partido, luego de pegar un drive, el marco de su raqueta  golpeó su ojo izquierdo. Por este problema, que desde afuera no parecía demasiado grave, Descotte demoró casi tres minutos entre queja y recuperación. Estos hechos ocurridos el día previo al “famoso pelotazo” acompañan la hipótesis de la “exageración”.

Entre gritos y algunas risas, el supervisor del torneo ya está en cancha y llama al trainer que (justo) está en el baño. Al poco tiempo, el médico aparece y asiste a Descotte. Lo hace ahí mismo, donde cayó, en el polvo de ladrillo. Flexiones y flexiones acompañadas de gritos y más gritos. “Mientras que no le haya pasado nada malo al testículo”, le dice Descotte al trainer una vez que termina de asistirlo. “Sentí un dolor profundo que no me dejaba caminar. Me tiré al piso y no daba más. Después me empezó a doler la panza y trate de elongar un poco y seguir jugando porque estaba con mi compañero. Me la tenía que bancar”, le cuenta Descotte a EfectoTenis luego de la derrota por 3-6/7-6/6-10.IMG_6281
El trainer mendocino Germán Serrano Baccarelli asistiendo a Descotte.

Como para rematar la curiosidad, una disputa resurge como producto del certero pelotazo. En la cancha contigua al Court Central del predio OSPACA, donde se lleva a cabo el partido de Descotte, compiten Luciano Doria y Maximiliano Estévez decidiendo quién será el último clasificado a las semifinales del singles. En un partido muy peleado, Estévez gana 6-3 6-5 y recibe 15-30. La aparición poco oportuna de una pelotita proveniente de la cancha de al lado, es decir, la de Descotte, determina que se debe volver a jugar el punto. “Let, se repite el punto”, exclama el umpire y Estévez estalla de ira reclamándole a Descotte no haber agarrado la bola. En la repetición del mismo, Doria mete un ace. Estévez, muy embroncado le tira un fuerte pelotazo a Descotte que por poco logra esquivarlo.IMG_6266
Estévez, caliente, observando la situación.

Algunos minutos más tarde, durante el incidente testicular, Estévez y Doria juegan el tiebreak. En el momento de los gritos de dolor de Descotte, Estévez le pide que no grite tanto. Después del partido, Descotte tuvo su descargo y se lo contó a EfectoTenis: “En el peloteo del dobles, Hidalgo enganchó una derecha y se fue a la cancha de al lado. Estévez decía que la corra pero yo no llegué a la bola y se enojó por eso. Dice que no la corrí, pero no llegué. Después, Estévez perdió el punto y me tiró un pelotazo. Cuando estaba en el piso me decía <¿Qué te pasa? Te pegaron en los huevos, si no tenés huevos>”.  Descotte, tal vez olvide el partido pero no aquel pelotazo en los…IMG_6269

¿Siesta?, en Santiago se juega tenis

7 Sep

VIERNES 5 DE SEPTIEMBRE

Mientras las ruedas dan sus primeras vueltas dentro de las casi 15 horas de recorrido que deberán hacer para cubrir la distancia de Buenos Aires hasta Santiago del Estero, los parlantes del ómnibus dejan escuchar la música de Gustavo Cerati. Apenas algunas horas pasaron desde su fallecimiento y Gustavo ya empieza a ser inmortal. Inmortal en la musicalización de este viaje. Inmortal en esta nota (que si WordPress no falla no va a desaparecer). Inmortal porque su música será eterna.

Luego de las mencionadas 15 horas de viaje, y de un taxi que salió lo mismo que lo que cuesta solo la bajada de bandera en Capital Federal, llegamos al Santiago Lawn Tennis Club, sede del 16° Future de la temporada en suelo argentino. Obviamente, derechito al bar, lo único abierto a las 9:30 de la mañana.
IMG_20140907_165905

La necesidad tecnológica que tenemos queda en evidencia luego de horas apartados de un enchufe. Entrar. Saludar. Pedir un café con una tortilla (me cuesta describirla, vendría a ser una masa bien grasosa, que calentita después de un toque de horno es muy recomendable) y buscar la mesa más cercana a un interruptor de tres patas. Si encontrás una zapatilla libre, considerate un afortunado (?).

Es viernes y en la televisión está puesto uno de esos programas mañaneros en los cuales dos conductores lidian con los panelistas que buscan protagonismo. El tema central es la muerte de Cerati. Su música sigue musicalizando el viaje.

DCIM105GOPRO

Al rato del arribo del “periodista que viene de Buenos Aires” es el momento que empiecen a aparecer los pocos tenistas que quedan, teniendo en cuenta que solo restan por jugarse las dos semifinales del singles y la final del dobles. El primero es un experimentado en este tipo de torneos: Federico Coria (404°). “Un vaso con leche y el (ya conocido por la moza) sándwich con jamón y queso”, pide con confianza de quinto día de torneo el hermano de Guillermo que recién jugará alrededor de las 13:30. Después de charlar de la actualidad de River y Boca, mezclar la leche con el suplemento vitamínico y devorar el chegusán (?) sería momento de entrenar. Más tarde, luego de ganarle en la segunda semifinal a Guillermo Durán, saludaría a algunos amigos que se acercaron e inmediatamente se pondría a practicar el servicio junto a su entrenador. Mucho profesionalismo en un ambiente donde esto no abunda, ya sea por limitaciones o acciones.

IMG_6120
El revés de Fede Coria.

Sentadito en el bar, y disfrutando de la electricidad santiagueña que recarga el litio de mi celular, otros tenistas van llegando. Juan Manuel Matute (935°), finalista en dobles junto a Mauricio Pérez Mota, es uno de ellos. Raquetero al hombro y valijón en la mano derecha. Así es su entrada al club. Matute no luce preocupado por la final que le toca a las 14:30, sino por comprar el pasaje de micro que lo llevará a Villa del Dique, el próximo destino de la gira de Futures nacionales. ”Mudo, no me podrías adelantar algo porque tengo que comprar el pasaje”, le dice “Juanma” a Álvaro Caldera, alias el “Mudo”, director del torneo. A pesar que todavía no puede cobrar, porque su participación no terminó, el Mudo le paga una parte. Allí comienza la especulación de la pareja que finalmente terminaría perdiendo la final. “¿Si ganamos cuánto?”, pregunta el rubio Pérez Mota. Así es el mundo Future o “tenis pobre”, como lo catalogaron los mismos jugadores. Especular. Ahorrar. Sobrevivir.
DSC_1688
La boleta de pago a los tenistas. Cobran en pesos y el dolar lo reconocen a $8,25.

En este viernes nublado en Santiago del Estero, y que hasta por instantes “chispeó” (una transformación del lloviznar), es momento de la primera semifinal: Nicolás Kicker frente a Juan Pablo Ficovich.
IMG_6147
Nicolas Kicker, ¿un aire a Fognini?

Por edad, los objetivos son distintos. Kicker, de 22 años, busca alargar el invicto que arrastra desde la semana pasada en el Future de La Rioja, donde fue campeón. Además busca subir en el ranking para enfocarse definitivamente en el mundo Challenger, el siguiente escalón del profesionalismo. Ficovich, de 17 años, está atravesando el mejor momento de su carrera. Hace dos semanas atrás, en San Juan, alcanzó su primera final profesional. En Santiago del Estero sigue por el camino de la victoria que de continuar así lo llevará a los Grand Slam Juniors.

IMG_6048
El lungo Ficovich durante la primera semifinal.

En el ranking de la Federación Internacional de Tenis (ITF, que incluye a los jugadores menores de 18 años), Ficovich apenas tiene unos puntos que lo ubican muy lejos de participar en los Grand Slam Junior. Sin embargo, en el reglamento de la ITF, está escrito que todo jugador dentro de los 750 del ranking ATP tiene derecho a jugar la clasificación del Australian Open, Roland Garros, Wimbledon o US Open. Aquellos juniors que estén ubicados 550 o menos podrán participar del cuadro principal del torneo. Ficovich, con las semifinales en Santiago, quedará al borde de ingresar a la Qualy. Según sus palabras, el objetivo.
DCIM105GOPRO
Ficovich bajo el lente de la GoPro.

El partido se alarga hasta horas de la siesta. A pesar de ésto hay bastante público (para lo que es el torneo, obvio). Afuera, a unas cuadras, en el centro, los negocios cierran pasado el mediodía y no abren hasta las 18. “Pero cerramos más tarde. Es por el calor que es insoportable. ¿Quién te va a comprar algo?”, me explica un santiagueño en el bar del club luego de preguntar por el mito del santiagueño “vago”. Para los jugadores, el descanso justamente no es durante la hora de la siesta. Esa es su jornada donde no se pueden dormir.DCIM105GOPRO
La plaza principal de Santiago del Estero por la tarde.

RESULTADOS
Semifinales: Nicolas Kicker a Juan Pablo Ficovich 7-5/ 7-5
Federico Coria a Guillermo Durán 6-2/ 6-2

Final dobles: Gonzalo Villanueva/ Matías Descotte a Mauricio Pérez Mota/ Juan Manuel Matute 4-6/ 6-4/ 10-1IMG_6102
De izquierda a derecha: Villanueva, Descotte, Pérez Mota y Matute.

SÁBADO 6 DE SEPTIEMBRE

Antes de la final entre Kicker y Coria, algunos vejetes discuten sus peripecias en la improvisada gradita al costado del court. Los vestigios del partidazo de cuartos de final del US Open que protagonizaron Roger Federer y Gaël Monfils siguen rondando por el Santiago Lawn Tennis Club. Después, el tópico cambiaría rotundamente a la siempre presente política, que en Santiago está fresquita por las elecciones provinciales del fin de semana pasado.
IMG_6080

En este tipo de charlas siempre hay tiempo para las minas, la política, el deporte y los chistes. “Muere Paul Walker, todos somos fierreros. Muere Cerati, todos somos roqueros…  No te mueras nunca Flor de la V”, dice uno de los señores, de pelo blanco y con un botón de la camisa que no aguantó más la presión, y tal vez horrorizado por el chiste renunció a su misión de cubrir el desarrollado vientre de su amo.

close-up_of_fat_stomach_bursting_through_shirt

Sin importar que la charla continúe, la final arranca y Nicolás Kicker es el que más preciso está con sus tiros. El que mayor decisión tiene. Coria luce apagado, sin esa movilidad que lo caracteriza y todo esto se traduce en un aplastante resultado. 6-3 y 6-0 para Kicker que de esta forma gana su cuarto título del año (Villa María, Misiones, La Rioja y Santiago del Estero) y segundo consecutivo.Título en La Rioja
Festejo en La Rioja.

Tal vez, la ventaja con la que cuenta el nacido hace 22 años en Merlo radica en su joven paternidad. Hace casi tres años, cuando tenía 19,  Kicker se enteró que sería papá. “La verdad que me pegó bastante fuerte. Al principio me costó, no caía que era papá”, le cuenta Kicker a EfectoTenis. Aunque también admite que lo “ayudó muchísimo en la maduración”, aspecto fundamental en la carrera del tenista. “En cierto modo me vino bien porque asenté la cabeza y es una gran motivación. Es una responsabilidad muy grande, pero por suerte tengo a mi familia que me apoya. Sin ellos no podría estar jugando al tenis”, completa Kicker sobre Bastian (inspirado su nombre por el futbolista alemán Bastian Schweinsteiger), su hijo de 1 año y 10 meses.
bastian y nico
Bastian y Nicolás.

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………….

Pasada la premiación en cancha llegaría uno de los momentos más importantes para los jugadores: el pago.

-“Salidera para vos”, le dice a Kicker el entrenador de Federico Coria, mientras ve cómo el campeón cuenta los billetes.

-“Voy con remis a todos lados”, responde Kicker que entiende y contesta el chiste.

Coria, que también está resolviendo lo económico, se suma al chicaneo:

– “¿Tenés un bolso especial? Porque con lo que venís robando…”.

– “Mirá que tengo acompañante”. – lanza Kicker refiriéndose a Bastian. Y agrega: – “¿Tenés una gomita?”.

IMG_6149
El revés a uno mano de Kicker, su mejor golpe.

Con el sueldo guardado en un raquetero al cual se le rompió el cierre y se lo ve decolorado por el sol, Kicker se va a comer al buffet junto a los chicos del club que hasta hace un rato le estuvieron pidiendo autógrafos y fotos. Con un invicto de diez partidos y con su viaje programado a Villa del Dique, su preocupación pasa por dónde meter los trofeos. “¿Dónde meto los trofeos? Los voy a tirar a la mierda pero mi vieja me mata…”, dice contento Kicker que desde el lunes estará dentro de los 300 mejores del mundo, y también espera que le den un bolso nuevo.

DCIM105GOPRO

Final singles: Nicolas Kicker a Federico Coria 6-3/ 6-0

IMG_6174