Tag Archives: biografia

Lajovic, el mango lover

15 Jul

– Tengo una sorpresa para vos.
– ¿Sí?
– Una fruta.
– ¿Una fruta? ¿Mango?

“Hoy justo me dieron uno en el hotel”, le dice Dusan Lajovic a EfectoTenis, después de recibir su fruta preferida. Luego de una exhaustiva búsqueda (?) por todas las verdulerías de gran parte de la Ciudad de Buenos Aires, el tan preciado mango apareció. El serbio de 25 años, uno de los convocados para disputar los cuartos de final de la Copa Davis frente a Argentina, en Tecnópolis,  está feliz de volver a probar uno de sus alimentos predilectos. Una pasión del paladar que comenzó en Kenia.

IMG_20150714_230658
Dusan luego de recibir el presente de EfectoTenis.

Al ser uno de los tenistas representados por la empresa del prestigioso coach alemán Dirk Hordoff, Lajovic aprovecha las comodidades que le brinda su manager y realiza la pretemporada en tierras africanas. Pero, ¿por qué exigir su cuerpo  en el país donde nacieron los mejores maratonistas? “Mi manager tiene una buena propiedad allí. El clima es similar al de Australia. Es por eso que hacemos la pretemporada ahí”, comenta Lajovic, actual 96° del ranking mundial, que encuentra en Kenia el lugar perfecto para preparar el primer Grand Slam del año, el Australian Open.

1389095_203715129814294_1119402498_n

A raíz del bendito mango que probó Lajovic en Kenia, descubrimos que Dirk Hordoff, ex entrenador de Rainer Schüttler (ex 5° del mundo y medallista de plata en Atenas 2004) y Yen-Hsun Lu está asociado con otro serbio: Janko Tipsarevic, que también fue su pupilo. Otro de los jugadores que el dúo alemán-serbio representa es el joven tenista argentino Matías Zukas, quien a principio de año realizó la pretemporada en Kenia. Además, el junior mendocino Manuel Peña López  es manejado, desde el 2014, por la firma de Hordoff y Tipsarevic.

SLLA7559
Tipsarevic, también presente en Argentina. / Ph: Sergio Lllamera.

Lejos de conocer el lunfardesco término “No tengo un mango”, Lajovic, octavofinalista en Roland Garros 2014, quema todas sus energías en el segundo entrenamiento que realiza en Buenos Aires. Es que si estás en Argentina y sos un alma caritativa, ésta tradicional frase despertará tu generosidad. Conmovido por la expresión que denota la falta de dinero de una persona desembucharás algún peso y ayudarás al carenciado sujeto. En cambio, si estas paseando con tu mujer por Cuba y un morocho le grita “Eres un mango, tica”, mejor apartala del revolucionario compañero. En la jerga cubana significa que una mujer está buenísima. Cortemos con el divague. Para el serbio, fanático del Barcelona, el mango solo representa el nombre de una de sus comidas favoritas.

Captura de pantalla completa 15072015 041501 a.m.

Dentro del repertorio de Lajovic se destaca un estético y anguloso revés a una mano. Otra vez y como si fuese una fábula porteña, un argentino mete la cola. Uno de los referentes del nacido en Belgrado es Gastón Gaudio. Para Lajovic, el Gato, también dueño de un virtuoso revés a una mano, fue uno de sus espejos dentro del tenis. “De chico veía mucho sus partidos y disfrutaba al verlo jugar, especialmente cuando lo hacía sobre polvo de ladrillo. Eso tuvo un impacto en mí. Me gustan los jugadores que tienen un buen revés a una mano“, le manifiesta Dusan a EfectoTenis.

922cd

En cuanto al campeón de Roland Garros 2004, Lajovic, un fiel admirador, se dedicó a copiar algunas cosas de Gaudio. “Su temperamento no, pero sí trataba de copiar su revés. Al final encuentras algo propio, pero también realizas mejoras en base a lo que ves en otros jugadores”, comenta con humor el europeo, que de chico encontraba complicaciones en ese golpe, pero después, con un poco más de fuerza para mover la raqueta, se convirtió en un arma dentro de su juego.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=ceCPoTVUbcY]
Slo-mo del revés del Gato.

Como vos autorizada del revés a una mano, un golpe que pierde terreno ante la confiabilidad que brinda el de a dos manos, se anima a hacer un podio de los jugadores que mejor llevan a cabo este tiro. “El primero en el que pienso es en Stan (Wawrinka) porque tiene mucha fuerza en ese golpe. En cuanto a los ángulos podemos incluir a Guga (Kuerten). También a Gastón (Gaudio) y Gasquet, pero la poderosa manera que Wawrinka impacta lo pone en el primer lugar”, relata Lajovic, quien podría ser el segundo singlista del equipo serbio que se enfrentará a la Argentina en el inédito polvo de ladrillo techado montado en uno de los galpones del enorme predio de Villa Martelli.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=Dyj1Id6HDJ0]
Setenta grandes reveses de Stan Wawrinka.

SLLA7836
El equipo serbio de Copa Davis, todavía falta el vererano Nenad Zimonjić. /Ph: Sergio Llamera.

Finalmente, Dutzi, como lo apodan los más cercanos, recuerda su anterior visita a Buenos Aires, durante el Argentina Open 2013. “Iba a cenar por Palermo y las Cañitas, a un restaurant que está en una plaza. Era uno bueno. Tenía buena carne. Allí comí ‘asadou de tirah’”, cierra a pura tonada argentina. Olvido decir qué pidió de postre. Intuimos que fue un mango.

10661099_791417230904859_1866576689_n

LOS CONSEJOS DE NOLE

g_dusan_300x200

Además de comandar el equipo que se alzó con la primera Copa Davis en la historia de Serbia, Novak Djokovic, el número uno del mundo, suele acompañar a los jóvenes tenistas locales que están emergiendo. Desde hace años, Dusan Lajovic, amigo de Nole, recibe invaluables recomendaciones del reciente campeón de Wimbledon. “No consumas drogas. Esa es una muy importante”, dice Lajovic en chiste. “Realmente no recuerdo una en particular, pero, por ejemplo, si no me siento cómodo con algo siempre puedo preguntarle y él me da un buen consejo. No hay secretos entre nosotros y es muy bueno tener a alguien tan grande como él, alguien que ha conseguido tantas cosas en la vida”, cierra Lajovic, que intentará aprovechar los tips del mejor jugador de la actualidad.

Anuncios

Robin Haase: “No veía la luz en el tunel”

29 Mar

“Fueron momentos difíciles. Realmente no sabía si podría volver a jugar al tenis”, dice el holandés Robin Haase, ubicado en el 46° puesto del ranking mundial. Muchas veces, en la carrera de los deportistas, las decepciones y situaciones más complejas dejan en evidencia la pasión con la que viven su disciplina. En este caso, la lesión en la rodilla derecha de Robin Haase fue el momento donde debió recorrer las profundidades de los rankings para emerger a la superficie, tomar aire, fuerzas, y nadar hasta la orilla. “Soy un privilegiado de poder tener a mi hobby como trabajo. Pero cuando no lo puedes hacer por tanto tiempo, fue casi un año y medio de inactividad, te molesta mucho”, manifiesta el nacido hace 26 años en La Haya, tercera ciudad más grande de los Países Bajos y sede gubernamental del país. Durante aquel año y medio, donde la incertidumbre de no saber si podría volver a las canchas dominaba sus sentimientos, llegó hasta el punto de llorar: “Soy feliz todos los días pero en ese momento, no es que entré en una depresión, pero fue muy duro. Es verdad, en ese período lloré dos veces. No veía la luz en el túnel”, le cuenta a EfectoTenis.

IMG_4182

A fines de 2008, cuando su tenis y ranking crecían (estaba 56°), comenzó a sentir molestias en su rodilla derecha que le imposibilitaban desarrollar su carrera con normalidad. En la temporada siguiente llegaría uno de los momentos más difíciles de su vida profesional donde debió operarse para combatir el fuerte dolor. La inactividad arrastró su posición en el ranking y comenzó el 2010 en el puesto 447°. En aquella temporada, la ATP lo eligió como “El regreso del año” y finalizó como 65° del mundo. A pesar de la operación, los dolores son recurrentes y es algo con lo que Haase debe lidiar en el día a día: “La rodilla me sigue molestando todos los días pero puedo jugar y por eso soy feliz”, manifiesta este tenistas que lleva ganados dos títulos ATP (ambos en Kitzbuhel, Austria) y quien además alcanzó la final de dobles en el Australian Open 2013.

Australian´s Open Doubles final 2013.
En la premiación del Australian junto a Igor Sijsling . De naranja, los hermanos Bryans, obviamente campeones.

Además de sus complicaciones físicas, durante el último tiempo Haase debió lidiar con contratiempos relacionados con los sponsors.
Actualizado recientemente1
También tiene evidentes problemas para afeitarse (?)

“Están forrados en guita. La tienen de todos los colores”, pueden ser algunas de las frases generalizadoras y prejuiciosas que se escuchan en torno al tenis. Muchos jugadores, por mérito propio, basado en el sacrificio del día a día, gozan de un buen pasar. También, el mundo de la raqueta es uno de los deportes que más dinero reparte. Sin embargo comparándolo con el golf, la repartija de verdes (?) es mayor. Obviamente, esta falta de equidad está fuertemente reflejada en los tenistas de Futures (circuito ITF) donde vivir el día a día es un desafío constante. Si uno piensa en aquellos que se ubican dentro de los 50 mejores del mundo sería difícil imaginar que no tengan un sponsor de indumentaria. El holandés Robin Haase (46°) también pasó por esto. 1484213_419803161483396_1016230835_n
Y con el sueño… Un chico problemático (?)

Haase  -quien en 2005 fue número tres del ranking junior-, durante los primeros meses de esta temporada vestía la pilcha (?) de la marca Robey, aunque su contrato ya había vencido. También lucía un parche en su remera, el cual decía Sport 1, canal de la televisión de Holanda que lo auspicia desde el último Masters 1000 de Monte-Carlo y con el cual firmó contrato por tres años. Para completar este menjunje de irregularidades, el sudor de su frente se lo secaba con una muñequera de la multinacional Adidas. Lindo rejunte, Robin (?). “Es un momento duro. El tenis está creciendo y creciendo. Es un gran deporte, pero para los atletas individuales como yo es difícil conseguir sponsors. En este momento no tengo un sponsor de indumentaria y es por eso que llevo puesto cosas de diferentes marcas. Todavía estoy buscando”, le contaba a EfectoTenis durante la Copa Claro. Afortunadamente, y después de meses de espera, Haase logró firmar un contrato con Head, la misma empresa que lo patrocina y provee de raquetas. IMG_4169
En su pecho, el parche de Sport 1. Al lado, el logo de Robey. Además, la muñequera Adidas.

Captura de pantalla completa 29032014 060702 p.m.

Los contratiempos llegarían temprano en la vida tenística de Haase. Cuando apenas tenía tres años, Robin no tenía profesor ni nadie que le enseñe. Allí llegaría el momento en el cual, inspirado por sus parientes más cercanos, cambiaría de mano para empuñar la raqueta: de zurdo a derecho. “Al principio, cuando era zurdo, no sabía cómo sacar. A los tres, cuatro años, no tienes un profesor, entonces todas las personas de mi entorno, es decir, mi hermano, hermana y mis padres eran diestros. Les copié el servicio, y es por eso que cambié”.
Robey-Sportswear_SS12_distraction_03-1024x682
Haase siendo “pelotudeado” (?). Sí, malísimo.

A pesar de los numerosos escollos -físicos y los ligados con los sponsors-, el holandés logró sobreponerse y construir su vida en base a la felicidad ligada al tenis. “Soy una persona feliz”, es lo más valioso que le devolvió estas superaciones.

HAASE Y SU ENEMISTAD CON LOS TIE BREAKS

Roger Federer, Rafael Nadal y Novak Djokovic sin lugar a dudas nacieron para romper récords. Sin embargo, Robin Haase puede decir que es un hombre récord. No es una marca por la que querríamos ser recordados: Haase, el jugador con más Tie- Breaks perdidos de manera consecutiva. “A pesar de que no sea un buen record, estoy en los libros y eso es una manera positiva de verlo. Aquí (en Buenos Aires donde alcanzó los cuartos de final) también perdí dos Tie-Breaks pero finalmente gané los dos partidos y eso es lo que importa. Si esto mismo pasa todos los encuentros, yo soy feliz”, cierra con humor el recordman.Tennis : US Open - Jour 5 - 02.09.2011 -
Acá seguro había perdido un Tie-Break.

PERO SI ESTÁN IGUAL…

Guga Kuerten, Feliciano López y Robin Haase tranquilamente podrían pasar como hermanos…

Actualizado recientemente2
“Buen post, che”, nos dice Feli López. Gracias (?).

Luis Pianelli y el arte de las cuerdas

20 Mar

Todo parece estar en sintonía para realizar la entrevista. Lugar cómodo, protagonista predispuesto, grabador en mano y la primera pregunta ya fue lanzada. Sin embargo, cuando Luis Pianelli comienza a contestar, uno de sus clientes, irrumpe en el container que sirve de espacio físico para que trabajen los encordadores. Es que el argentino Luis Pianelli es el encordador oficial del ATP de Buenos Aires, donde trabaja para Wilson. En aquel instante, Lukas Dlouhy irrumpe sin previo aviso en ese “bunker”, dentro del Buenos Aires Lawn Tennis Club. El tenista checo viene a buscar sus raquetas y está apurado, no puede perder tiempo, su partido de dobles está por comenzar. De un salto, y con extrema rapidez, Luis recoge las Prince del europeo y demuestra a sus aprendices cómo se trabaja.
IMG_4185
Sin embargo, toda historia tiene un comienzo, y para explicar la profesión de Luis Pianelli hay que remontarse a su infancia en Arroyo Seco, pequeña ciudad ubicada a treinta kilómetros de Rosario. Allí vivía y lo continúa haciendo. De chico, él jugaba al tenis y cortar el encordado de su raqueta era un trastorno para su madre, y al mismo tiempo, el disparador de su pasión. “Cuando cortaba los encordados, mi mamá me tenía que llevar la raqueta a Rosario. Llevarla, ir a buscarla; llevarla, ir a buscarla. Llegó un momento que se cansó y me dijo: “Luis, yo no puedo estar todos los días llevando las raquetas a Rosario”. Me trajo a Buenos Aires y me compró una máquina”, dice Pianelli, de 46 años, quien trabajó muchísimo tiempo como encordador oficial del equipo argentino de Copa Davis. Lo que no pensó su madre fue que todos aquellos que practicaban tenis en Arroyo Seco tenían la misma dificultad. Así nació el “encordador del pueblo”: “Primero empecé a encordar las raquetas para mí. ¿Pero qué pasó? En Arroyo Seco era el único que tenía la máquina. Entonces, todo el pueblo, cuando se enteró que la tenía, me empezó a dar las raquetas para no llevarlas a Rosario. A mí me gustó y lo empecé a hacer más profesional. Fui cambiando la máquina, me fui perfeccionando, me fui contactando con gente que tenía mucha más experiencia que yo”, narra Pianelli que aprendió el arte de encordar simplemente mirando.

BgUvMvbIcAAe7NZ
Día agotador para los encordadores durante el ATP porteño.

En 1997, mismo año en el cual se recibió de abogado, Pianelli decidió viajar a Roland Garros. Su interés no radicaba en ver a los jugadores desplazarse en el polvo de ladrillo, sino descubrir dónde se encordaban las raquetas. “La marca que encordaba en París, era Tecnifibre, donde yo conocía al dueño, al cual le había dicho que mi sueño era ser encordador de Roland Garros. Él me dijo que lamentablemente no me podía llevar porque en Argentina no se conocía su marca y él no iba a tener ningún beneficio en llevar a un argentino”.
A1EqcihCUAAc7T4
La Head de Djokovic durante el US Open. 57 libras ó 26 kilos.

Dos años más tarde, Luis cumpliría uno de sus sueños. Por la baja de un encordador de la marca francesa Tecnifibre, el argentino fue convocado y trabajó en su primer Grand Slam, Roland Garros. “Para un argentino, Roland Garros siempre es especial. Estaba nervioso y pensaba que como no me conocían, y me habían llamado casi de última, me iban a dar las raquetas del ranking 100. Sin embargo, la primera raqueta que me dieron fue la de Thomas Muster”, cuenta quien ahora ya lleva 14 Majors en sus manos.
Captura de pantalla completa 20032014 023451 a.m.
Luego de algunas respuestas, la entrevista vuelve a ser interrumpida. Un integrante del equipo de trabajo de David Ferrer acude al pequeño container a traer qué otra cosa: unas raquetas. Son dos Prince. Los dos ayudantes de Pianelli confirman con su jefe la tensión de cuerdas que utiliza el español: 57. Cada uno de ellos, en su máquina, comienza a encordar la raqueta del actual número 4 del ranking. “No, no, pará. Las de Ferrer uno cada uno no. Las de Ferrer uno solo porque puede ser peligroso”, le dice a Pablo, uno de los encordadores, quien había estado trabajando con las raquetas del tenista durante toda la semana. “Él le viene encordando siempre. Ahora, que en este partido le cambies, se va a dar cuenta. Tratamos que el encordador que lo hizo el primer día lo siga haciendo. Saaaalvo que esté jugando, y durante el partido le mande una raqueta, y ese encordador está ocupado. Ahí, el jugador lo va a entender porque fue un caso de suma urgencia”. Con estos gestos, Pianelli demuestra que allí se trabaja a su manera,  con su reglas. No es autoritario. Pero sí muy profesional con lo que hace. Nada está librado al azar. IMG_4189

La Prince de Ferru siendo atendida.

Quienes tampoco dejan nada librado al azar son los tenistas. Hablando de cuerdas, los animadores del circuito dedican una porción importante de su dinero en el encordado de su raqueta. Para empezar a entender este “submundo” dentro del tenis, hay que diferenciar las dos grandes clasificaciones que hay en encordados: monofilamento y tripa natural. La primera es sintética y es aquella que utiliza el 80% de los tenistas. La otra, tripa natural, proviene del intestino de la vaca y es el más costoso. Para entender su valuación hay que tener en cuenta que para fabricarlo se necesita el intestino de dos vacas y media, solo para hacer un encordado. Además de dos meses de fabricación. En contraste, el sintético lo hacen en apenas quince minutos. “En Argentina no existe la tecnología para realizar estas cuerdas de tripa natural. También creo que debe haber muy pocas fábricas en mundo, tres o cuatro”, comenta Pianelli.
Captura de pantalla completa 20032014 023303 a.m.
Pianelli junto a Grigor Dimitrov y las raquetas que utilizó el búlgaro durante la final de Acapulco. 

El segundo aspecto fundamental a la hora de encordar una raqueta es la tensión de las cuerdas. Según Pianelli, en el circuito ATP existe una tendencia a disminuir la rigidez del encordado. “Es muy notorio como todos están bajando la tensión en las raquetas. Hoy las cuerdas son mucho más duras. Antes, le ponían 60 libras; hoy le ponen 45 y la cuerda queda tensa. Ahora los materiales cambiaron mucho. Son más resistentes porque hay más potencia”.
IMG_4186
La maquina de Pianelli fue firmada por Roger Federer durante sus exhibiciones en 2012, en Tigre, Argentina.

Sin embargo, las excepciones a la regla existen. El caso más extremo es el del italiano Filippo Volandri quien ajusta sus cuerdas con apenas 22 libras, una gran gomera (?).  Otro que se anota dentro de los “anormales” es Juan Martín Del Potro que utiliza 58 libras, bien durita. “Tiene mucha potencia y quiere el encordado bien duro para poder controlar la pelota”, explica Pianelli sobre la anomalía del tandilense.
DelPotro papa
“Pero que duro está el encordado, Juan”, le dice el Papa. Este sí que sabe de todo (?)

La charla va terminando, pero desde el principio de la misma, Pianelli nunca soltó algo de sus manos. Muchas personas, a la hora de hablar, utilizan un elemento que lo ayuda a combatir los nervios, o tal vez, como método de concentración. En el caso de Luis Pianelli, el objeto distractivo que emplea mientras ejecuta sus palabras (con extrema puntillosidad) no puede ser otro que una raqueta. Durante la entrevista, el encordador no dejo de tocar la Wilson del periodista argentino Sebastián Torok. Sin embargo, él no la tocaba. Parecía acariciarla y recorrerla de memoria con el tacto. Como un carpintero reconoce con sus rugosas manos el mueble recién terminado, o un escultor disfruta de su moldeada cerámica, Pianelli también goza de su obra de arte, la raqueta.

EL TENIS POBRE Y LAS MÁQUINAS PORTÁTILES

“20 dólares”, dice un letrero fuera del container donde Luis Pianelli y su equipo trabaja. Ese es el precio por cada raqueta encordada. En el caso de los tenistas que transitan el circuito ATP, abonar esa suma, por lo general, no es impedimento. Bajando de categorías, es decir, en los Challenger y Futures, todo método de ahorro es bienvenido. Por ello, algunos jugadores deciden viajar con sus máquinas portátiles que ellos mismos manipulan.
BOrawWPCMAA69sK
Manos a la obra para el burundés Hassan.

“Es muy común que los chicos en los Futures, por una cuestión de ahorrar unos pesos, estén con sus propias máquinas de encordar. No está mal. Hay hasta profesionales (refiriéndose a Top 100) que lo hacen: como Paula Ormaechea, y hasta hace poco, Leo Mayer y Horacio Zeballos”. Otro caso es el del burundés Hassan  Ndayishimiye (entrevistado por EfectoTenis) quien economizaba sus gastos de esta manera. Sobre la calidad de tensión y una posible disminución de calidad, Pianelli opinó: “Perder no pierden, porque se acostumbran a la raqueta que ellos encuerdan”.

#Agradecimiento especial para el periodista del diario La Nación, Sebastián Torok. Generosidad.

Renzo Olivo: primero hay que saber sufrir

18 Feb

En una cabaña en Plaisir, pueblito francés ubicado a 30 kilómetros de París, todas las noches y durante seis meses Renzo Olivo  lloraba. Lloraba porque extrañaba a los suyos, a su familia rosarina que tanto le hacía falta a los doce años.  Lloraba porque al desconocer el idioma casi no podía hablar. Renzo Olivo vivía en la academia internacional de Patrick Mouratoglou, reconocido entrenador y actual coach de Serena Williams. La oportunidad era única pero el sacrificio era altísimo. Primero hay que saber sufrir es lo que interpretó el tenista argentino que durante tres años y medio se alejó de su país en búsqueda de un sueño: ser tenista.
179905_10150964332011928_53651408_n

Antonio Olivo, padre de Renzo, de 21 años y ubicado en el puesto 189° del ranking,  tiene un club de tenis (“Hanser Tenis”) en Santa Fe hace 25 años. “Desde que tengo uso de razón que estoy con la raqueta en la mano. Vivíamos en el mismo club”, dice Renzo con literalidad porque al lado del club había una casa donde la familia Olivo vivía.
IMG_1035
En 2013 alcanzó dos finales a nivel Challenger. Su mejor ranking fue 179°.

Este fanático hincha de Newell’s  Old Boys se crió rodeado de pelotitas de tenis, raquetas y mucho polvo de ladrillo. También creció viendo jugar a su padre, del cual mamó muchas mañas: “Veía a mi papá jugar y me entusiasmaba mucho. Me gustaba como jugaba. Era amateur pero muy mañoso. Tiene muy buena mano y me encanta ese tipo de juego. Los drops que tanto me dicen, creo que tiene que ver mucho con mi viejo”, le cuenta “El Ilusionista” a EfectoTenis, como algunos lo llaman por sus virtuosos manejos de la raqueta.
67949_10153417057815574_462983876_n
Mi favorito (a quien le importa (?)) dentro de la promisoria camada 1992. Foto: HansRuhle

Durante sus primeros pasos, cuando aún vivía en Argentina, Olivo participó y ganó un torneo organizado por la reconocida firma Nike. Las miradas se posaron en él y surgió la posibilidad de ir a probrase a la Mouratoglou Tennis Academy, en Plaisir. “En esa época, económicamente, mi papá no podía seguir bancándome. Cayó esto del cielo y era muy difícil decirle que no. Así que agarré”, dice el actual pupilo de Gabriel Markus. En aquellas tres semanas en Francia, donde se analizaban las competencias del rosarino, Antonio lo acompañaba. Finalmente, Renzo sería aceptado y allí comenzaría lo más duro: su padre volvió y él quedó solo.Mouratoglou Tennis Academy google maps view
La entrada de la Academia. Gracias por tanto Google Maps  (?)

Plaisir - Mouratoglou Tennis Academy
La ubicación de Plaisir, muy cercano a Versalles y a solo 30 km de la capital francesa, París.

“Si lo tengo que resumir en una palabra: muy duro. Fueron tres años y medio donde tuve que pasar cosas muy difíciles. Además estaba solo, aunque mi familia estaba pero a la distancia. Fue un cambio muy grande. Yo soy bastante familiero y me costó mucho”, dice Renzo recordando a la distancia. Y continúa respondiendo: “Sin dudas fue la decisión más dura de mi vida. Hoy me preguntás si lo volvería a hacer, habiendo vivido eso, no sé si lo haría. A mi hijo no sé si lo dejaría hacer algo así porque es muy duro. Mis papás, en realidad, me apoyaban en la decisión que tomase. Siempre me remarcaban que sea feliz, de jugar a este deporte siendo feliz, simplemente eso. Fue una decisión propia, muy mía. La tomé y le di para adelante”.

4446_1134660375598_731657_n
Renzo por aquellas época. El revés de Roger estampado en su remera.
189788_1010923922264_5598_n
La Mouratoglou Tennis Academy. Arriba, las cabañas donde dormía el rosarino.

Sobre aquellas noches eternas, Renzo le cuenta a EfectoTenis: “Tuve un primer año muy duro. Los primeros cinco, seis meses  todas las noches lloraba como un bebé”. También aprovecha y saca conclusiones positivas, donde su soledad fue un disparador de independencia : “Mentalmente me sirvió bastante. Creo que me hice más fuerte que habiéndome quedado entrenando y viviendo en casa. Desde que volví de Francia estuve dos años solo y me la pude bancar bien, me pude manejar viajando y jugando torneos solo. En Juniors jugaba Australia, Wimbledon y me tocaba estar solo”, relata Renzo que en 2010 ocupó el 8° puesto del ranking ITF.
rg 09
En Roland Garros 2009, Renzo se pagó su viaje, atravesó la clasificación y alcanzó los cuartos de final.

Pensando en los condicionantes del aislamiento que sufría Olivo, el idioma fue determinante. “Me llevó aprender el idioma entre cinco y siete meses para empezar a hablar. Los primeros cinco meses no podía hablar con nadie. Así que me sentía más solo todavía. Era duro. Obviamente que mi familia no estaba al tanto de esto  porque sino me hubiese ido en el primer avión”.Patrick Mouratoglou - Sebastian Lavie
Junto al neocelandés Sebastian Lavie.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=qY0hi1se3dA]
La magia de Renzo en los denominados “Racket Tricks”.

Con el paso del tiempo, y  familiarización con el inglés y francés, Renzo comenzaría a hacer amigos. Su “salvador” sería Sebastian Lavet, un neocelandés que también entrenaba en la academia donde surgieron tenistas como: Paul-Henri Mathieu, Gilles Muller, Mario Ancic, Marcos Baghdatis, Aravane Rezai, Yanina Wickmayer, Grigor Dimitrov, Serena Williams, entre otros. “Me salvó tener al neocelandés, a Sebastian. Se hacía muchos más llevadero, era como un hermano”, enuncia Renzo y también recuerda los “Racket Tricks” que filmaba con su amigo. “Tampoco teníamos muchas distracciones. Era todo muy duro, muy sacrificado. Tenías que amar el deporte.  Saber que no te quedaba otra y meterle para adelante”.
Tw Renzo Olivo
“No renuncies solo porque las cosas se pusieron difíciles, si vale la pena, no será fácil”, su perfil de Twitter.

SU OTRA PASIÓN: NEWELL’S OLD BOYS DE ROSARIO

“La verdad que Newell’s es bastante en mi vida. Lo sigo en todos los viajes. Sin ir más lejos soy fanático de Lio (Messi, obviamente) que lleva La Lepra en la sangre. También al Tata (Martino) lo banco a morir, me parece un fenómeno. ¿Qué puedo decir?, feliz de ser Leproso.
neweells
Junto a sus hermanos varones.

Christian Lindell: un sueco bien brasileño

23 Ene

En el poco remunerado mundo de los Futures argentinos cualquier cosa se puede encontrar. Veteranos jugadores que vuelven de una lesión y buscan recuperar su antiguo nivel, jóvenes que juntan las pocas monedas que tienen para pagarse la noche en un hostel o los fideos con queso en el buffet del club, entrenadores cuarentones que completan una pareja de dobles, entre otras curiosidades que retratan este tipo de torneos. Sin embargo, por estas latitudes, algo poco habitual es encontrar jugadores de los países nórdicos. En el Future disputado en Neuquén, hace algunos pocos meses, la abreviatura SWE (Sweden) apareció en el cuadro principal y llamó la atención de quien les escribe. Se los presento, Christian Lindell su nombre.

68f0f23c9f9f11e1989612313815112c_6

La sorpresa sería aún más grande cuando comienzo a googlear a este personaje. Rubio, como me lo imaginaba, pero con tonada carioca: Lindell es brasileño nacionalizado sueco
Lindell Akinator

También está en el Akinator. ¿Estaré yo también? (?)

Christian Lindell vivió toda su vida en Río de Janeiro. Madre brasileña, Marcia Meira, y padre sueco, Lars Lindell. Su trueque de nacionalidad estaría sujeto al azar. En Suecia, durante unas vacaciones en familia, Christian, por ese entonces de 17 años, fue invitado a jugar un torneo nacional que finalmente ganaría. “Ahí los presidentes de la Federación sueca me llamaron para comenzar a entrenar en Suecia y jugar torneos representándola. Como yo tenía el pasaporte podía hacer eso. En 2008 me  convertí en sueco y desde allí juego para ellos”, le cuenta Lindell, actual 508° del ranking y de 22 años, a EfectoTenis.  Mientras que agrega: “La Federación de allá (Suecia, delata que su lugar es Brasil) me ayuda con patrocinios, viajes y para mí es mejor que la Federación de Brasil”.

Lindell

En el primer semestre de 2008, cuando aún representaba a Brasil, Lindell viajaba por Sudamérica disputando la tradicional gira COSAT donde se destacaba: “En aquella gira por Sudamérica quedé como quinto. No tenía ningún apoyo de la federación brasileña y la Federación sueca me ofreció un apoyo que era mejor y por eso cambié”. En 2010, el brasisueco (?) ganaba su primer Future con tan solo 18 años. Teniendo en cuenta la escases de tenistas que sufría y sufre Suecia (actualmente no tiene ningún Top 400) Lindell era una apuesta fuerte mirando hacia el futuro.
Ranking suecoo
Los principales suecos del ranking ATP. Lindell, estando 508°, es N° 2 de su país.

Sin embargo, la disputa por la nacionalidad del lungo rubio no terminó allí. En 2012, Lindell comunicó que volvía a representar a la verdeamerella (?): “Ahora sí es oficial. A partir de esta semana vuelvo a jugar para Brasil. Fue una decisión muy difícil de tomar, pero estoy muy feliz de volver a defender a Brasil, el país donde vivo y mi familia también. Me siento más brasileño”.cbt
Comunicado de la Confederación Brasileña de Tenis.

A pesar del anuncio y confirmación por parte de la Confederación Brasileña de Tenis (CBT), Lindell continuó representando a Suecia. Sobre el sentimiento, esto dijo: “Como persona  puede ser, pero como profesional no. No me importa si juego para Brasil o Suecia”, contradicciones.
1cd7e73617f211e2bba622000a1de773_6
Lindell, categoría 91’, en octubre de 2009 alcanzó el 50° puesto del ranking junior de la ITF.

LOS HALAGOS DE SODERLING Y ENQVIST

Una vez convertido en sueco, y con tan solo 19 años, Lindell tendría la oportunidad de representar a su país en la Copa del Mundo que se disputaba en Düsseldorf, Alemania. ¿Quién lo había llamado? Robin Soderling, por ese entonces quinto del ranking y doble finalista de Roland Garros. El único vencedor de Nadal en París, quería que el joven carioca fuese el segundo singlista. “Decidí nominar a Lindell como segundo singlista porque es un promisorio talento y viene jugando muy bien en los últimos meses”, decía Robin Soderling por 2011, quien actualmente no juega hace casi de tres años por una mononucleosis de la cual no se pudo recuperar. En aquel torneo, Christian sería derrotado por el estadounidense John Isner, el kazajo Mikhail Kukushkin y Juan Ignacio Chela.

454c50a6d08611e2a62a22000aa803cb_6

También en 2011, año en el que compitió en Düsseldorf, Lindell estuvo cerca de debutar en el equipo sueco de Copa Davis, por lo cuartos de final y ante la Serbia de Novak Djokovic. Finalmente desistió de jugar por no ser un especialista en superficie rápida indoor y por la posibilidad de competir en el main draw del ATP de Bastad, donde había recibido un wild card.

Thomas Enqvist, ex 4 del mundo y por entonces capitán sueco de Copa Davis, elogió al brasisueco: “Creo que Christian es un jugador muy talentoso. Él tiene un buen futuro, pero todavía necesita evolucionar. Existen algunos pasos que tiene que completar. Está trabajando duro en eso e tenemos que darle tiempo. Christian es mitad brasileño y mitad sueco. Le deseo lo mejor y espero que continúe jugando para Suecia”, le decía Enqvist a la revista brasileña Tênis. Por ahora, Lindell es un sueco bien brasileño.

7058a176342a11e28d7e22000a1f8cf4_6
“No futebol, Brasil. Seguro”, decía Lindell.

PERO SI ESTÁS IGUAL…

Actualizado recientemente

Lindell = Berdych. ¿Tomasinho, você também fala portugués?

Fotos: Instagram Christian Lindell