Tag Archives: coach

Segundos de gloria

18 Jul

Ocho segundos después de caer derrumbado sobre el peculiar polvo de ladrillo de Tecnópolis, Federico Delbonis ya estaba de pie. Solo ocho segundos tuvo para él. Ocho segundos para disfrutar en soledad. Después vendría el respetuoso saludo a su contrincante, el serbio Viktor Troicki, a quien le dio vuelta un partido que parecía perdido. Dos sets abajo llegó a estar el azuleño que, en el quinto y decisivo parcial, selló el segundo punto para Argentina que está a solo una victoria de instalarse en las semifinales de la Copa Davis. Una vez transcurridos esos ocho segundos vendrían los festejos con sus compañeros, con el capitán Daniel Orsanic, con los colaboradores y con el público, por supuesto. Después de esos ocho solitarios segundos dejaría sus pertenencias arrumbadas en su banco para ir a besuquear a Celina, su hija, con quien desaparecería de la escena que lo tiñó de héroe.

11057451_853388348048325_8831262175683531024_n
El momento. 

Hace veinte días, en la semana previa al inicio de Wimbledon, el actual 77° del ranking se consagraba campeón del Challenger de Milán, certamen disputado sobre polvo de ladrillo. Su decisión de participar en un torneo correspondiente al segundo escalón del profesionalismo fue un tanto criticada. Pensando en el tercer Grand Slam de la temporada, por qué no jugar torneos sobre pasto para realizar una mejor adaptación a aquella traicionera superficie. ¿Delbonis apuntó a poco?

delbo_0
Delbo, el trofeo y chichis milanesas (?).

“Estábamos un tanto retrasados en el ranking y eso no nos aseguraba tener continuidad en los torneos ATP. Ante la posible convocatoria a la Davis y al priorizar siempre defender los colores de Argentina decidimos ir al Challenger. Para él es un deseo jugar la Copa Davis y parte de eso fue para preparar lo que vivimos ahora”, le explicó Gustavo Tavernini, coach de Delbo, a EfectoTenis.

20701_853385671381926_728280404667177814_n

Ganar puntos relativamente más fáciles para poder mantener el ranking y continuar en las giras de torneos ATP. Ese era el plan. También competir en la misma superficie de esta serie de Copa Davis era un aliciente. “Fue una linda preparación previo a la Davis. En lo personal era para sacar puntos y en lo grupal habíamos hablado con Dani (Orsanic) y Gustavo (Tavernini) y todo encajaba tanto en lo personal, lo grupal y en un futuro cercano, la Copa Davis. Cuajó todo. Obviamente que a Wimbledon llegué con poco rodaje. Casi nada. Sabía que era cuestión de tranquilidad, de estar firme ese día o también de tener un buen sorteo”, decía Delbo que luego de aquel título se acercó al Top 70 ATP.

Federico Delbonis festeja su remontada con ternura. #CopaDavis #ARGvsSRB

A post shared by Julián Polo (@julipolo) on

Después de levantar el trofeo italiano, el bonaerense de 24 años durmió unas pocas horas y más tarde comenzó su viaje con destino a Londres. El domingo ganó en Milán y debutó el lunes en Gran Bretaña. “Me tocó un partido muy duro y no tuve ni tiempo para descansar porque dormí muy pocas horas”, comentaba en relación a su participación en el All England donde cayó en la primera rueda ante el búlgaro Grigor Dimitrov.

Federico+Delbonis+Day+One+Championships+Wimbledon+fDCO1DSjs5bl

Otro de sus fugaces festejos sucedió cuando obtuvo el quinto punto de la serie de Copa Davis frente a Brasil. Debido al maratónico match que Mayer le ganó a Joao Souza, Delbonis tuvo que completar su cotejo el día lunes. A las pocas horas de sellar el pase a los cuartos de final, el argentino estaba viajando a Estados Unidos, a Indian Wells, donde disputaría el primer Masters 1000 de la temporada.

delbonis1
Puño cerrado durante su participación frente a Brasil.

En el tenis casi no existe el tiempo para el disfrute. Las alegrías son efímeras. “Son cosas que duran muy poco tiempo y hay que saberlas administrar. Son energías que tal vez se te van y después  te pueden jugar en contra en un futuro. Cuando termina un torneo o la gira podés tomarte un tiempo y disfrutarlo porque el título, o la victoria, está ahí. No se te va a ir”, le relataba Delbonis a EfectoTenis. Mientras que agregaba: “Lo que perdiste es la emoción o el instante ese de euforia, pero la buena sensación del partido no te la va a quitar nadie”. Como él mismo dice, la sensación de aquel instante se fue. Al igual que en la serie frente a Brasil o en el Challenger de Milán, la auténtica felicidad es cosa de segundos. En este caso, ocho segundos de euforia que solo él sabrá describir.

11173341_853388148048345_4589422114305720766_n

LA YAPA

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=SxehKb73izg&feature=youtu.be]

Video propio en el cual vivís la serie bien desde adentro. Recorremos el predio e ingresamos al estadio con una GoPro en la mano. Además, los dos match points, incluído el emotivo “desmoronamiento” de Delbonis.

PARTIDOS

Viernes

Leonardo Mayer a Filip Krajinovic 6-4/6-2/6-1

Federico Delbonis a Viktor Troicki 2-6/2-6/6-4/6-4/6-2

Sábado

Leonardo Mayer/Carlos Berlocq vs Nenad Zimonjic/Viktor Troicki

Fotos: Segio Llamera / Prensa AAT.

Anuncios

El riesgoso tenis iraquí

15 Ago

“El hermano de Ali murió por una bomba cuando estaba yendo a participar de nuestro entrenamiento”, le dice a EfectoTenis Luis De Souza (52), ex jugador y entrenador portugués que durante poco más de un año, como parte de un programa de la Federación Internacional de Tenis (ITF), manejó todo el tenis iraquí, desde los juveniles hasta la capitanía de Copa Davis

.DSCN4915
Luis De Souza trabajando en Iraq.

El hermano menor de Ali Hashim Al Mayahi, uno de los cuatro jugadores que integra el Equipo Nacional de Tenis de Iraq, diariamente iba a presenciar los entrenamientos en los cuales participaba su hermano. Camino a las canchas de cemento del club Alwiyah, ubicado en el corazón de Bagdad, el hermano de Ali, que en aquel entonces tenía 17 años de edad y según De Souza era un apasionado por el deporte de la raqueta, no apareció más. Una bomba aterrizó en su camino hacia la mezquita. Así de cruel y trágico es el día a día en Bagdad. Salir de casa conlleva riesgos. Riegos de muerte. 25_big
Parte de las instalaciones del club Alwiyah.

Sin ánimo de caer en el dramatismo y el morbo, sino con la intención de bosquejar un panorama de lo peligroso que es andar por las calles de Bagdad en tiempos de guerra, atentados o bombardeos, otra trágica anécdota aparece en el camino del maltratado tenis iraquí. “No matan por ser atleta, aunque en 2006 hubo un accidente con tres jugadores y un entrenador de Copa Davis. La historia que existe es que ellos fueron asesinados porque estaban usando pantalones cortos. No hay certezas sobre qué ocurrió en aquel acontecimiento, aunque haya habido cuatro muertos”, le dice vía mail a EfectoTenis Luis De Souza que desde octubre de 2013 es Head Coach de la Federación Tunecina de Tenis. Indagando en esta tragedia, el periodista estadounidense David Cox, publicó una interesante nota en el sitio Al Jazeera donde brinda algunos detalles más que afirman lo comentado por el portugués.
Ahmad al-Rubaye AFP Getty Images. Baghdad April 18, 2007
Bagdad el 18 de abril de 2007. / Ahmad al-Rubaye (AFP, Getty Images).

Akram Mustafa Abdulkarim Al-Saady, especialista en dobles y el tenista con más series jugadas en la historia del equipo de Copa Davis iraquí, estuvo en ese incidente. Solo por fortuna, Akram no corrió con la misma suerte que sus compañeros. Viajar en otro coche fue su salvación. “Cuando la gente me pregunta qué hago, les digo que trabajo o que soy un estudiante. Si los terroristas descubren que soy jugador del equipo nacional, me matarían”, le dice el sobreviviente al sitio Al Jazeera.

A pesar que el tenis iraquí se juega bajo una intricada atmósfera, la Federación se las arregló para mantener su Equipo de Copa Davis. En 1998, después de siete de años de ausencia en la máxima competencia tenística de países, Iraq volvió al ruedo para jugar en el Grupo IV de la zona de Asia y Oceanía, categoría que aún ocupa.

201299171720339734_20

“En Irak juegan tenis las familias de clase media y alta, aquellas que tienen algún poder financiero. En general, el equipo de Copa Davis está compuesto por estudiantes y solo un profesional que también es militar, Akram”, manifiesta el experimentado entrenador que desde 2003 realiza la labor de Head Coach –y en muchos países también capitán de Copa Davis- en diferentes federaciones como: Arabia Saudita, Egipto, Qatar, Mozambique, Jordania, Iraq y actualmente en Túnez.
215119_509474372406433_1316966162_n
Otra foto de Luis De Souza en su labor de Head Coach del tenis iraquí.

En relación a lo mencionado por De Souza, la elite iraquí es aquella que juega al tenis como pasatiempo. Los integrantes del Equipo Nacional, y que posteriormente representarán a su país en la Copa Davis, ocupan otro estrato social, lejano a los lujos. En el mencionado club Alwiyah, estos chicos, que se las ingenian para cumplir su sueño de tenistas, entrenan a los amateur aprendices del club y con ese dinero tienen la posibilidad de jugar en las canchas que se encuentran en el predio del Estadio Nacional Al-Shaab. “La hipótesis de ser un atleta profesional es muy reducida porque no hay infraestructura suficiente ni seguridad para entrenar”, agrega el portugués que con más de 35 años dentro de la industria del tenis -donde trabajó en la ATP e ITF- deja en claro la realidad de estos tenistas.

18649562
A la izquierda del Estadio Nacional Al-Shaab, las canchas de cemento donde entrenan.

A pesar que la cultura tenística iraquí nunca fue un aspecto arraigado en una sociedad fanática del popular fútbol, las prioridades en un país azotado por la guerra están muy lejos de ocuparse del tenis. “Las personas en Bagdad comienzan a habituarse al escenario de guerra y bombas diarias. Lo encaran como algo normal. Hay niños que no conocen el mundo”, señala De Souza quien también experimentó el temor. “En Bagdad sentí el peligro algunas veces. Especialmente por las bombas, a pesar que estaba en un buen hotel (Hotel Melia), donde había seguridad muy cerca. El problema era cuando salía, y obviamente nunca sabes cuándo ni dónde reventará una bomba”.
AP_Baghdad_Iraq_bombing_04jun12_975
Las ruinas tras un bombardeo en Bagdad (2012)/ AP.

Ante ésta manifiesta inestabilidad diaria que se vive en las calles iraquíes, la posibilidad de una transformación  tenística es algo casi utópico. “La ITF ayuda en el desenvolvimiento de todas las Federaciones, no solo técnicamente, como con el material tenístico. Ella no puede ayudar en términos de seguridad, que es el mayor problema de Iraq”, cierra De Souza con una triste pero auténtica sinceridad.

Gustavo Marcaccio: la adrenalina de ser coach

6 Nov

Gustavo Marcaccio no es una persona que desperdicia las palabras. Él no habla por hablar. No dice por decir. A la hora de la dialéctica, Marcaccio, de 36 años, se toma su tiempo y busca los vocablos exactos para transmitir su mensaje. Muchas veces se detiene en medio de su discurso,  piensa, procura en su cerebro el término correcto, lo pronuncia y continúa hablando. En otras oportunidades, Cachito, como lo llaman los más confianzudos, corrige y cambia palabras sobre la marcha. Le interesa que la comunicación sea clara, y sobre todo, precisa.

También es un tanto larguero con sus respuestas. Por lo general, Marcaccio comienza respondiendo el tema central del interrogante. Luego, su lengua se pierde e introduce  en los recovecos  más profundos de su mente. Al final, y después de varios minutos, Gustavo vuelve al  tema principal e intenta darle un cierre, una conclusión. Sin embargo, lo más interesante ya ocurrió, y aparece cuando su cabeza fluye y se va de la estructuración, que muchas veces, llevamos los periodistas.

Por otro lado, un aspecto que lo distingue al ex jugador -llegó a ser 284° del mundo, en 2004- es su constante perfil bajo. No es falsa modestia, ni vanidad,  es sencillez y un tanto de pudor al momento de tener que evaluarse u otorgarse méritos o galardones. Este entrenador de tenis, que tuvo como pupilos al ecuatoriano Giovanni Lapentti, Máximo González y Juan Mónaco, es distinto a la hora de comunicarse. Sus palabras son certeras y agudas, y además, habla con argumentos y convicciones, algo que muchas veces difícil de encontrar.

IMG_1214

Hace un tiempo hablaba con Gastón Gaudio y me comentaba lo difícil que es encontrar algo que genere la adrenalina que te produce el tenis. Por ejemplo, Gaudio decía que había pasado por muchas cosas para poder ocupar el tiempo, pero que hasta ahora, tres años después de su retiro, no lo pudo encontrar. En tu caso, ¿fue así?

En mi caso es significativamente diferente. No jugué las grandes ligas y me quedaron muchas cosas pendientes desde lo deportivo, en cuanto a logros. Lógicamente, cuando uno transita el tenis, va teniendo cachetazos de realismo pero uno nunca deja de soñar y de mirar hacia las “grandes ligas”. No me tocó nunca pertenecer a ese nivel. Fue una cuenta pendiente que la pude cumplir como entrenador y tener la experiencia de estar en el alto nivel. Desde ese punto de vista, mi post tenis es muy distinto al de Gastón (Gaudio).

Cuando te gusta mucho el tenis, que en el caso mío soy un apasionado, no me fue difícil la transición. Quizás no me imaginaba que el rol de entrenador me podía encajar tan bien. Lo que sí sabía era que lo que fuese a hacer con el tenis lo iba a disfrutar, y me iba a  llenar de esa adrenalina que me había dejado la competencia. Esa es la ventaja que tenemos los que no jugamos tan bien, de encontrar más herramientas y ocupaciones en el post tenis que te llenen de esa adrenalina.

Como te decía, si hubiese jugado las “grandes ligas”, la vocación de entrenador la hubiese tenido, pero no tanta adrenalina en ese tránsito. Lo hubiese vivido de manera más pasiva, llevadera. Incursionar como entrenador fue una adrenalina constante, y lógicamente distinta a competir.

¿Cómo llegaste a ser entrenador? ¿Lo buscaste o se dio solo?

En 2009 jugaba, y vino Giovanni Lapentti que en ese momento había tenido varios entrenadores argentinos. Incluso arranqué jugando. Él quería que lo entrene pero podíamos tener la flexibilidad de que yo jugara algunas qualies. Pero enseguida, cuando vi cómo venía la demanda de tiempo, no jugué más y me dediqué de lleno al coaching.
gustavo-marcaccio-asuncion

¿Qué es lo que te distingue como un buen entrenador?

Me cuesta mucho la parte de hacer un juicio propio de las aptitudes. Pero me cuesta en todo, no solo en el tenis, también en los valores. Es una respuesta que la tiene que dar un jugador al que haya entrenado.

Pero, ¿ en qué hacías más hincapié? Por ejemplo, tu metodología de trabajo.

Es una metodología que apunta básicamente a tratar de reproducir en los entrenamientos lo que va a pasar en la competencia. No es fácil, porque muchas veces tenés el factor de la constante frustración que es un componente que debés dosificar mucho porque los entrenamientos se te van de las manos. Pero siempre mi idea abarca mucho más que ello. Un entrenador, para ser completo, tiene que estar puntuando siete, ocho puntos en todos los aspectos. No solamente consiste en ser bueno en la fase de entrenamientos o durante los partidos, eso es solo una parte. Después está cómo llevar al jugador emocionalmente, entenderlo, escucharlo, aprender sobre lo que te comunica, poder sacar buenas conclusiones de las situaciones que se van viviendo. El conjunto de todo eso hace que un entrenador sea bueno.

Diego Rivas
Machi González, Pico, Marcaccio, Nacho Menchón y Diego Rivas.

En el caso de Juan Mónaco, hasta el momento en el que llegaste vos él había sido muy irregular. Llego a tocar el puesto 14° del ranking, ganó torneos, tuvo lesiones pero no había logrado estabilizarse. ¿Crees que caíste en el momento justo de Pico?

Hay algo muy ingrato en el tenis que es sembrar para que cosechen los demás. Me refiero a todo lo que fue haciendo Pico durante su carrera junto a: Lobito, Pancho Mastelli, Pepo Clavet, Mariano Zabaleta. Yo llegué y fui una parte de su carrera. En ese momento era el eslabón de turno y me tocó encontrarme con un tipo muy maduro, con muchísimas ganas, mucha humildad, y que encima venía con un envión tenístico muy importante. Creo que caí en el momento adecuado, en todo sentido.  Terminé siendo el que cosechó todo lo que otros habían sembrado, y a eso me refiero con la ingratitud que puede tener esta labor.

El 2012 fue un año muy exitoso y que superó las expectativas de Pico y tuyas (se habían planteado llegar a los 2000 puntos y los superaron). Este año, tal vez los objetivos planteados no se llegaron a cumplir, ¿Fue esa la razón de la ruptura del vínculo?

Son períodos de trabajo. A veces los ciclos se cumplen y punto. No hay demasiadas vueltas para buscarle. En cuanto a los objetivos del 2012, es cierto que el ser Top 10 no era una meta para ese año pero sí lo iba a ser posteriormente habiendo terminado un año dentro de los quince. Vino antes de lo que uno esperaba.

Seguramente habrá otra chance de que hagamos algo juntos en el futuro. Esa posibilidad siempre está. Y si quedaban o no quedaban cosas por realizar eso no lo sé, es hablar sobre supuestos.
menchon-monaco-marcaccio
Durante 2012, en Malasia, y con las Torres Petronas de fondo, celebrando el único título de Pico sobre canchas rápidas.

Últimamente, la brecha generacional dentro del Top 100 se alargó, y para los jóvenes es cada vez más difícil insertarse en el máximo nivel. ¿Tenés alguna explicación sobre esto?

Como toda tendencia, siempre es un conjunto de factores. Como puntos más sobresalientes, hoy los jugadores son más profesionales y pueden alargar más la vida útil de sus carreras. Igualmente, esta ha sido una camada de jugadores que superan los treinta, estamos hablando de una generación dorada porque son grandes tenistas en un mismo tiempo.

Después, también hay una falencia de los que vienen. No por desmerecer a las nuevas generaciones pero quizás no tienen esa jerarquía que necesitarían para quebrar a los que hoy están ahí. Tiene que ver porque esos que están, no solo perduran por su jerarquía, sino por la profesionalidad que han adquirido en estos años, en cuanto a cuidar su físico, la alimentación, a trabajar de manera preventiva para poder alargar la vida útil de sus carreras. Todo eso hace que le pongan un escudo a los pibes que están saliendo.

Marcaccio-Zabaleta-y-Gaudio-en-menores
Junto a Mariano Zabaleta y Gastón Gaudio durante el Masters de Menores que se llevó a cabo en el Buenos Aires LTC. (Ph: FueBuena)

SU PASO POR LOS MEDIOS

Muchos memoriosos y nostálgicos recuerdan el programa “Tenis Pro”, transmitido por Fox Sports. Este particular formato televisivo, donde Mariano Zabaleta, Gastón Gaudio y Juan Ignacio Chela mostraban la intimidad del circuito ATP, tuvo como protagonista a Gustavo Marcaccio quien muchas veces ejercía la labor de entrevistador.

Además de aquella experiencia en la tele, Marcaccio tuvo dos programas de radio (Doble mixto y Pelotas Nuevas) y demostró su facilidad a la hora de hablar frente al micrófono.  “La verdad soy un poco lento para hablar, trato de elegir las palabras. En su momento no seguí porque creí que no era compatible con el rol de entrenador.  Eso me pasó en Tenis Pro que ni bien empecé como coach no quise seguir ligado al programa”.