Tag Archives: entrevista

El medallista sin medalla

19 Ago

Hace aproximadamente un año, durante una mudanza, Javier Frana se ilusionó al escuchar cuatro palabras que venían del otro extremo de su antigua casa. Quien le gritaba era su mujer. “¡Mirá lo que encontré, Javi!”, decía ella. “Vamos, la encontramos”, pensó automáticamente el ex tenista de 49 años. Pero no, el hallazgo de su señora no era el descubrimiento que sospechaba. Una vez más se ilusionaba y recordaba la falta de un objeto que, por estas semanas, todos quieren colgarse en el cuello.
631760249
De izquierda a derecha: Frana, Goran Ivanisevic y Christian Miniussi.

Javier Frana es una persona que no le otorga demasiada importancia a los trofeos que materializan los títulos obtenidos a lo largo de su carrera. Dice que no le gustan los deportistas que viven colgados del recuerdo. De hecho, para graficar este sentimiento, después de haber ganado el primer o tercer título de su carrera -no recuerda con claridad el dato-, la ATP le entregó una copita de vidrio por haber alcanzado ese hito. El trofeo llegó en varios pedazos. El ex tenista argentino no le dio trascendencia, ni siquiera pidió una réplica del mismo.

Siguiendo esta línea de comportamiento, debajo de la cama de su ex casa, en una caja de zapatos guardaba el mayor logro de su carrera: la medalla de bronce obtenida en el doble de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992. Después de habérsela mostrado a un amigo de su hijo mayor, Frana sintió que era un tanto arriesgado dejarla ahí, tan expuesta. Por eso la cambio de lugar. ¿A dónde? Todavía no lo sabe. Jamás la volvió a ver.

631760179

“En los Juegos Olímpicos de Sidney 2000 vino mi hijo con dos amigos a jugar y estábamos viendo una de las premiaciones. Mi hijo, que por ese entonces tenía 13 ó 14 años, me dijo ‘Papá, ¿le mostrás la medalla a Santi?’”, le cuenta Frana a EfectoTenis en un café de la localidad bonaerense de Pilar.

El actual comentarista televisivo de ESPN es de tomarse silencios largos para continuar sus historias. Tal vez, como producto de su experiencia frente a la cámara, nunca usa la maradoniana (?) muletilla “Ehhh…”. En esos segundos en los que razona simplemente no habla, Frana piensa. El esfuerzo por recordar los momentos con puntillosidad, nos hace dudar si está recordando las cosas que hizo durante aquellos días, en los cuales buscaba la medalla obtenida junto a su compatriota Christian Miniussi. Quién te dice que, en una de esas, la encuentra a través de sus pensamientos.

hu_120529_deportes_tenis_roland_garros_federer_frana_exclusiva

“Pasaron los años, abrí la caja y me dí cuenta que la medalla ya no estaba más ahí. ¿Dónde la habré puesto? Me acordé que la última vez que la vi fue cuando se las mostré a los chicos. ¿Dónde la habré guardado? Me acuerdo que había dicho que en ese lugar no la iba a volver a poner”, cuenta el zurdo nacido en Rafaela, Provincia de Santa Fe.

A partir de ese instante, comenzó a inspeccionar cada recoveco de su casa. Lo hacía por zonas. Por ejemplo revisaba las camperas y los pantalones, creyendo que había quedado en un bolsillo. Sin embargo, no la podía encontrar en ningún lado. “Quería mudarme urgente para revisar cosa por cosa. Capaz aparecía en el bolsillo de un short que la guardé creyendo que la había escondido bien. Pero no, me desapareció. No estaba”, cuenta Frana sobre la mudanza que realizó el año pasado.

55f02a81af88d5b4cfc62c0af010fa67_400x400
Frana, el último argentino que consiguió un título sobre césped. En 1995 ganó Nottingham. 

“Tuvimos robos domésticos, bastante sistemáticos y  los descubrimos tarde. Sobre la medalla, no sabés si de repente lo hizo porque sí o por maldad. Tampoco tiene un gran valor: no es de oro, ni es una alhaja. Su valor es simbólico. Saldrá, qué sé yo, quinientos pesos. Tampoco quiero juzgar, pero es una de las posibilidades”. La otra alternativa que baraja el dueño de 10 títulos ATP (3 en singles y 7 en dobles) es que la haya guardado en una campera que donó o regaló. “Capaz, la persona que lo recibió pensó que era una medalla de un torneo de fútbol y la revoleó”.

Barcelona 1992

Mientras Frana habla, el frío bonaerense se siente en las mesas externas del café. Dice que no lo sufre, una gruesa campera beige lo protege. Aun así, mientras cuenta la pérdida de su medalla olímpica se frota las manos para generar calor y vuelve a explicar su falta de estima hacia los trofeos. “Siempre admiré a aquellos deportistas que fueron muy grandes, pero no te lo hacen saber. No me gusta el deportista que vive colgado del recuerdo y que todo lo referencia hacia su época. Eso me genera mucho rechazo. Todo lo poquito importante que pude haber ganado como el plato de la final de dobles de Wimbledon, el título de dobles mixto en Roland Garros están guardados. Están puestos muy sutilmente por ahí, pero no tiene una trascendencia”.

maxresdefault

No obstante, la presea de bronce es su cosecha más valorada. Más allá del premio participar en tres Juegos Olímpicos (Seúl 1988, Barcelona 1992 y Atlanta 1996) lo ayudó a tener perspectiva en la vida y en el deporte. “Es mágico. Es difícil de explicar porque no solamente es el anonimato, sino entender otras disciplinas. Ponés en contexto tu sacrificio como tenista, que si bien es muy alto, también está bien remunerado. Tenés algo a cambio. Hay otros deportes que hacen un  esfuerzo enorme y es exclusivamente por el amor al deporte, porque económicamente no tienen demasiados recursos”, contaba en el podcast sobre historias del tenis olímpico de EfectoTenis. “La medalla es lo que más sufro, pero la vida va por otro lado”, cierra Frana, el medallista olímpico sin medalla.

Anuncios

El golpe de Juan Martín

10 Ago

“Que placer verte otra vez 
nos decimos sin hablar
hoy todo vuelve a empezar
y será lo que ya fue.” 

Andrés Ciro, Ciro y los Persas.
Durante su vuelta definitiva al circuito, en febrero de 2016, Juan Martín Del Potro eligió esta canción para ingresar al Court Central del ATP de Delray Beach.

CpV9UcDWcAArPaT
La emoción y el reconocimiento. / Ph: Twitter Tenis Olímpico.

LA PREVIA

“Se cortó la luz y alguien quedó encerrado. Llegamos Los Gladiadores al rescate de Del Potro”
Federico Pizarro, integrante de la Selección Argentina de Handball.

Pocas horas antes de su debut olímpico, Juan Martín Del Potro estaba enclaustrado en un ascensor de la villa olímpica. Ante la imposibilidad de enviar un mensaje por falta de señal, el argentino tuvo que permanecer allí durante cuarenta minutos.

Casi en simultáneo, Novak Djokovic subía una foto a sus redes sociales. En aquella instantánea, el número uno del mundo posaba distendido en el balcón de su departamento en la ciudad de los atletas olímpicos, ubicada en Barra de Tijuca. En otro rincón de la villa, algunos integrantes de la delegación argentina de handball masculino, conocidos como Los Gladiadores, rescataban al tandilense del elevador que había dejado de funcionar por falta de electricidad. “Fue un día que arrancó para el olvido, pero va a terminar inolvidable. Le mando un saludo a los de handball que gracias a ellos pude venir a jugar”, diría Del Potro ese mismo día, cerca de la medianoche del domingo, en la zona mixta y aun emocionado por su victoria impensada ante el serbio.

AP Photo Charles Krupa
AP Photo/ Charles Krupa

EL CONTEXTO

“No soy favorito, pero tampoco quiero ir de vacaciones”
Juan Martín Del Potro, previo a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Ante la comparación inevitable, el contexto del duelo por la medalla de bronce de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 era completamente diferente a lo ocurrido en el Centro Olímpico de Tenis brasileño el pasado domingo, cuando Del Potro superó a Djokovic por 7-6 (4) y 7-6 (2). Cuatro años después del partido disputado sobre el césped sagrado de Wimbledon, el argentino volvió a dar el golpe. Esta vez, a pesar de no haber tenido el aliciente de una medalla, el impacto fue todavía más estruendoso.

jjoo delpo
Del Potro con su medalla de bronce obtenida en Londres 2012.

Desde principios de 2014 hasta los primeros meses de la vigente temporada, Del Potro jugó solo catorce torneos. Además, en ese lapso, entró tres veces al quirófano para reparar su muñeca izquierda. Después de la incertidumbre de no saber si volvería a jugar al tenis profesional, participar de sus segundos Juegos Olímpicos fue un regalo a la perseverancia. “Es un premio que me doy a mí mismo después de tanto esfuerzo por haber logrado volver”, le decía a La Nación en su vuelta a la Copa Davis luego de casi cuatro años, durante la victoria argentina en los cuartos de final frente a Italia.

En cambio, Nole, desde esa misma fecha acumuló fundamentos para intentar romper el record de Roger Federer de 17 Grand Slams ganados. En los últimos dos años y medio, el oriundo de Belgrado agigantó su palmarés y se hizo lugar en la historia grande del tenis. Para graficar las animaladas del tenista balcánico, desde 2014 hasta hoy ganó: 14 Masters 1000, 2 Copa de Maestros y 6 títulos de Grand Slam. Inclusive en junio de este año obtuvo Roland Garros, el único Major que le faltaba conseguir en su carrera.

novak
Nole lleva ganados 12 títulos de Grand Slam, Roland Garros fue el último que consiguió.

Continuando con los records, necesarios para evidenciar el tamaño de las leyendas deportivas, solo André Agassi y Rafael Nadal han podido ganar los cuatro Grand Slams y la medalla de oro olímpica. En su tercera participación en los Juegos, Djokovic tenía el objetivo de sumarse al selecto grupo compuesto por el Pelado  de Las Vegas y el Matador de Manacor. Además, su condición física era inmejorable, sumado a la confianza por haber obtenido el último Masters 1000 disputado en Canadá hace diez días.

EL PARTIDO

“Todos están hablando sobre el drive de Del Potro y obviamente que es excepcional, pero creo que hoy, el revés fue una gran ayuda para esos balazos”
Victoria Azarenka, 7° del ranking WTA.

Del Potro dijo que no se consideraba candidato a una medalla en Río de Janeiro. También remarcó que al entrar en juego lo emocional y lo mental, el que mejor lo supiera llevar, sacaría ventaja. Lo que se olvidó de decir fue que si le iba a pegar a la derecha de la manera en que lo hizo ante Djokovic, cualquier rival iba a tener problemas.

Como decíamos, el drive de Del Potro fue un rayo. No obstante, el revés a dos manos -el golpe que está recuperando luego de sus múltiples operaciones en la muñeca izquierda- ganó intensidad con respecto a los ocho torneos que jugó en 2016. Como decía la bielorrusa Victoria Azarenka en Twitter, el argentino hizo daño con su rendidor revés con slice. Con este tiro, que no exige a su maltratada articulación, pudo bajarle la velocidad de pelota a Djokovic y esperar el momento justo para sacudir los derechazos que edificaron una victoria memorable.

“Esta derrota es dura. No es fácil de asimilar. No es la primera vez que pierdo un partido, pero este torneo es especial”, dijo Djokovic, que se retiró del estadio llorando, demostrando el significado de este torneo dentro de su calendario. “Es una decepción para mí. Pero como amigo y por todo lo que ha pasado por las lesiones me alegro por él”, agregó el europeo, en lo que significó su tercer intento de llevarse el oro en los Juegos Olímpicos, luego de sus participaciones en Beijing, Londres y Río de Janeiro.

llorando nd
Ph: Twitter Tenis Olímpico.

EL POST

“(Paula) Pareto decía que no hay cosas imposibles. Esto también demuestra lo que ella dice”
Juan Martín Del Potro.

Ese mismo –y eterno- domingo, Del Potro cerraría el día con una sobremesa particular. Algunos integrantes de la “Generación Dorada”, es decir, la Selección Argentina de básquet, también habían terminado su participación nocturna.  En el inmenso comedor olímpico, los “viejitos” del básquet se cruzaron a Delpo, lo felicitaron y recién después volvieron a su mesa.

CpV9UjDXYAAygjU
Ph: Twitter Tenis Olímpico.

Continuando con los flashbacks que hubo a lo largo de la nota, valiosos para tener perspectiva sobre esta victoria, uno de los que lo saludó en aquella sobremesa fue Emanuel Ginobili. Hace un año y cuatro meses, Juan Martín Del Potro y la estrella argentina de la NBA cenaban en un restaurante de Miami. Por ese entonces, Del Potro había quedado eliminado del Masters 1000 que se disputa en la capital latina de los Estados Unidos. Unos días más tarde se operaría por tercera vez la muñeca izquierda. De una cena a la otra, en poco más de un año, el escenario es bastante diferente.

Post victoria ante Nigeria, Ginobili sonrió y opinó sobre el batacazo que dio su compatriota y amigo. “Obviamente no pudimos ver nada, estábamos entrando en calor. Cuando me dijeron que había ganado no lo podía creer. Muy contento por él, creo que lo va a ayudar a olvidarse del encierro en el ascensor. Es más creo que se va a querer encerrarse para el próximo partido”, bromeó Gino, dos veces medallista olímpico.

EL DÍA SIGUIENTE

“La alarma sonará en 4 horas y 30 minutos”

Cuando Juan Martín Del Potro programó la alarma para el lunes, el despiadado despertador le comunicó que le quedaban por dormir cuatro horas y media. A las 9 de la mañana ya estaba arriba: desayunando y pensando en el partido de segunda ronda ante el portugués Joao Sousa. Lo ganaría ajustadamente, en tres sets, administrando las fuerzas y apretando en los momentos claves. También, cuando se despertó, pensaba en el match de dobles junto a Máximo González, programado para la tarde-noche carioca.

CpTvT22UkAAjUnG
Volviendo post batacazo. ¿Quién será el colado de fondo? / Ph: Jorge Viale.

“Valió la pena hacer el esfuerzo en el dobles”, dijo después de la derrota ante la pareja española conformada por Rafael Nadal y Marc López. Sin que nadie le preguntara al respecto, él solo se refirió al duelo ante Djokovic. Todavía seguía dando vueltas en su cabeza y en su cuerpo. Jugó ocho sets, tres partidos, en menos de 24 horas. Una montaña rusa de emociones que no le había dado tiempo a sentarse y disfrutar su octava victoria ante un número uno del mundo. “Me cuesta entender mi presente, estar en un nivel tan alto. Es como que la mente la tengo en blanco, no entiendo que después jugué otro singles y un dobles”, cerró Delpo, lleno de confianza luego de dar el golpe de los Juegos.

Cpco8ccWEAA4LkD
Tranca, Delpo. / Ph: Jorge Viale.

MEMORIA TUITERA

Scrollear el perfil de Twitter de Juan Martín Del Potro puede ayudarnos a descifrar sus sensaciones. Las redes sociales son un aliado valioso para encontrar fechas puntuales en su línea de tiempo y contemplar su veloz progreso.

16 de febrero de 2016. Descanso luego de su vuelta al circuito en Delray Beach.

16 de agosto de 2015. Primeros entrenamientos luego de la tercera operación de su muñeca izquierda.

5 de agosto de 2015. Operado veía la medalla como un recuerdo. Ahora tiene la ilusión de colgarse otra en su cuello.

Delpo pasándola bien en un ascensor (?).

Por un tiempo creo que no te quiere cruzar más (?).

 

Podcast: historias del tenis olímpico

3 Ago

El sillón de tu casa espera ansioso la llegada de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Él, que está hecho de pura madera, goma espuma, tela y hasta un poquito de amor (?) muchas veces pasa frío en los feroces inviernos porteños. Sin embargo, este objeto trascendental en la estructura de cualquier living sabe que cada cuatro años, en agosto y durante diecisiete días, numerosas piernas, espaldas, cabezas y culos le darán el cariño que tanto andaba necesitando. En esta era virtual, muchos de estos sillones fueron reemplazados por los smartphones  que, por sus cualidades inalámbricas, alejaron al espectador del televisor. Para aquellos que abandonaron su sofá, futón, sillón o silloncito, hicimos este podcast dedicado a historias del tenis olímpico. Para aquellos que, por momentos, sufren de abstinencia deportiva, tranquilos, el segundo capítulo de Efecto Tenis Podcast los va a reconfortar en el momento y en el lugar que ustedes quieran.

También lo podés escuchar en –> I Tunes.

El colectivo que tomaste en Plaza Italia o, por qué no, en Constitución va a dos por hora. Mientras tanto, un periodista televisivo ya repasó las historias más interesantes de la jornada olímpica. Ese, justamente ese, es un buen momento para escuchar el podcast de Efecto Tenis. Si lo hacés, tu recorrido va a tener su punto de partida en la localidad bonaerense de Pilar, junto a Javier Frana. Desde un café ubicado en los márgenes de la Autopista Panamericana, Frana, medallista en Barcelona 1992 y actual comentarista de ESPN, describe puntillosamente la diferencia entre el tour profesional y un Juego Olímpico. La claridad de sus conceptos y su familiar voz ayudan a entender por qué son mundos completamente distintos.

con frana 2
Junto a Javier Frana en un café de la localidad de Pilar. 

Después volarás hasta el Caribe, más precisamente hasta Bridgetown, la capital de Barbados, donde conocerás la historia de Darian King, el primer tenista de este país que participará de unos Juegos Olímpicos. El Rey de Barbados –como fue apodado en el podcast-, de 24 años y 164° del mundo,  relata sus comienzos en el tenis, es decir, cómo y por qué eligió un deporte con tan poca tradición en su país.

IMG_2347-620x380
A la izquierda, un sonriente Darian.

El cierre de este segmento (o viaje) que dura apenas 21 minutos está a cargo de un ranking que recuerda a todos los tenistas argentinos que lograron colgarse una medalla en algún Juego Olímpico.

jjoo delpo

La producción, conducción y posterior edición del podcast es de Julián Polo, es decir, el humilde servidor que está tecleando este post utilizando solo sus dos dedos mayores (a lo nonagenario tech). Por último, las artísticas y los doblajes están a cargo del talentoso Franco Basso.


Blooper: a los treinta segundos nos olvidamos de grabar.

Sobrevivir al intento de golpe de Estado en Turquía

22 Jul

Luego de ver que su vuelo de Estambul a Rumania estaba demorado, Mariana Díaz Oliva fue a un recoveco del aeropuerto de Ataturk a cargar la batería de su celular. En el preciso momento que logró encontrar una fuente de energía eléctrica que alimente el litio de su smartphone, por los enormes ventanales turcos empezó a ver que se acercaban tanques de guerra. En simultáneo, el resto de los pasajeros demorados comenzaron a correr hacia los diferentes extremos del aeropuerto. El rumor que le habían comentado algunos minutos atrás era verdad, en Turquía estaba ocurriendo un golpe de Estado.

13690617_1747875078813801_9055883539481642274_n
Mariana Díaz Oliva llegó a Estambul a las 22 horas del viernes y voló a Rumania a las 7:10 del domingo. / Ph: Fb de Díaz Oliva.

13669730_1747875075480468_2808421282832222406_n
Ph: Fb de Díaz Oliva.

El viernes 16 de julio, por la noche, algunas facciones de las Fuerzas Armadas de Turquía se movilizaron con el fin de derrocar al gobierno del presidente electo democráticamente Tayyip Erdogan. Uno de los focos de estos movimientos violentos que dejaron cerca de 300 muertos fue el aeropuerto de Estambul, donde se encontraba la ex tenista argentina. El sábado por la madrugada, el pueblo turco salió a las calles y sofocó el intento de golpe de Estado.

Figuras militares han indicado que los rebeldes forman parte de un pequeño grupo dentro de la Primera Armada, con sede en Estambul. GETTY

También escuchalo es I Tunes —>  

El relato de Mariana Díaz Oliva es doloroso, conmovedor y atrapante. Al cerrar los ojos y escuchar en detalle cada una de sus palabras es imposible no transportarse hacia ese aeropuerto que, por momentos, estuvo abandonado. También, la ex 42° del ranking WTA y actual coach de Julieta Estable y Daniela Farfán retrata a la perfección el sentimiento de supervivencia en un contexto completamente adverso y desconocido.

antalya - estambul
La distancia que hay entre Antalya y Estambul.

Si todavía tenías ganas de escuchar más experiencias sobre este hecho, el otro destino de esta edición express de Efecto Tenis Podcast es Antalya, ciudad ubicada en el suroeste de Turquía, en las costas del Mar Mediterráneo. Desde el lujoso Resort Belconti, Mariano Kestelboim no escatima en detalles sobre cómo vivió el intento de golpe de Estado mientras tenía que disputar las semifinales de un Future.IMG-20160719-WA0010
A la derecha, Kestelboim en el aeropuerto de Estambul. Ph: Mariano Kestelboim.

IMG-20160719-WA0011
Ph: Mariano Kestelboim.

En un compacto de cinco minutos, el argentino de 20 años narra su indignación por la suspensión de la competición casi sin previo aviso, sus temores y la improvisada planificación que debió hacer para continuar su gira tenística en tierras europeas. Un podcast imperdible sobre un hecho político y social que atravesó todo, incluso al tenis.

ARCHIVO Y ADELANTO

Como los podcast de Efecto Tenis son atemporales, tampoco se pierdan la posibilidad de escuchar el primer capítulo donde relatamos dos historias del tenis africano.

Juli Podcast copy
Ilustración de Joaquín Mustafá Torres para Efecto Tenis Podcast.

Además, para que vean como nos copamos con este formato (?), aquí hay un adelanto del próximo capítulo que saldrá en apenas dos semanas…

Los amuletos de Horacio Zeballos

27 Abr

Desde hace un mes, cada vez que Horacio Zeballos entra a una cancha de tenis, en su mente solo resuena una frase. Son seis palabras. Treinta y cuatro caracteres que tienen la misma fuerza que una charla motivacional de Javier Mascherano previo a entrar al estadio Maracaná. Estas palabras son parte de su historia y sus fundamentos provienen del momento más exitoso de su carrera: cuando venció a Rafael Nadal en la final de Viña del Mar. Aquella tarde chilena que se convertiría en noche, el marplatense de 31 años jugó tan bien que, ahora, cada vez que entra a un court, se repite a sí mismo “Intentá jugar suelto como con Rafa”.Zeballos-Miami-2016

Más de tres años tardó Zeballos en encontrar este método que alimenta su confianza. Aquel partido frente al nueve veces ganador de Roland Garros fue en febrero 2013, mientras que la flamante táctica surgió en su soñado Masters 1000 de Miami, disputado hace un mes.

 

En Crandon Park era viernes y se jugaba la segunda rueda. El argentino ya había perdido hacía unos días en la clasificación y esperaba, sin demasiadas ilusiones, que algún debutante del cuadro principal se bajara del torneo y así entrar como lucky loser. Sentado en el vestuario junto a Juan Martín Del Potro se enteraría que Roger Federer andaba con problemas estomacales y no se presentaría. Por consecuencia de la baja del suizo, Zebolla accedería a la segunda ronda y, en la cancha central, enfrentaría al hombre que estaba a su lado, su compatriota, Del Potro.gf-1047-980398

“Estaba completamente desconectado del torneo y de la nada me dicen: ‘Entrás a jugar en el estadio principal con Del Potro’. Obviamente fue una alegría gigante, pero también sentí bastante nervios porque no me esperaba nada de eso. No es que iba a jugar en la cancha nueve, contra fulanito. No, era Del Potro, en la central. Había una cuota de nerviosismo. Pensé en encontrar una llave para tratar de jugar un poco más relajado. Y apareció ahí y fue lo que me repetí durante todo el partido”, le contaba hace unos días a EfectoTenis, en referencia a la frase que lo ayudaría a vencer al tandilense y, más tarde, al español Fernando Verdasco para alcanzar los octavos de final.

“Juegue contra quien juegue, en la cancha que sea, voy a tratar de decirme eso porque ha dado resultados. Uno cuando encuentra alguna llavecita que te da confianza y buenas vibras hay que tratar de utilizarla”, completaba el actual 91° del ranking mundial, quien hace unos días fue papá de Emma, su primera hija.

Además de confianza, Miami le otorgó la certidumbre de que está a la altura de medirse con los mejores del mundo. Miami, un golpe de suerte que le cambió la temporada.  “Miami me dio un plus más de nivel y darme cuenta que el nivel está, pero nada más que no lo estaba demostrando en la cancha. Aquellas victorias me lo desmostraron y me dieron más ganas para salir a competir porque sé que el nivel está”.

Cea9rxrWAAAs5iN
La dedicatoria para su hija, quien por ese entonces aún no había nacido.

– Después de aquel exitoso comienzo de 2013, donde obtendrías tu primer y único título ATP y alcanzarías el Top 40, tuviste un bache importante. ¿Por qué ocurrió esto?

– Antes de ese nivel en 2013, con Rafa, me había pasado que tenía algunos torneos buenos, que pasaba una ronda de ATP, pero no terminaba de estabilizar mi nivel. Tengo que tratar de trabajar en mantener el nivel durante todo el año. Soy muy inestable. Hago una semi de Challenger, cuartos, segunda, cuartos y después salto y pego un octavos de final de Masters 1000. La idea, tal vez, es no meterme dentro de los veinte del mundo, pero sí consolidarme dentro de los cincuenta o sesenta.

horacio-zeballos-miami-masters-1000_fozjv48mtwte1w2jtgqcyhrdj

– Tu entrenador, Francisco Yunis, decía que “Trabajamos en cómo encarar los partidos y la vida cotidiana”. ¿A qué se refería?

– Tratar de no entrar a la cancha y querer jugar a uno o dos tiros. Tengo la posibilidad de tener buenas armas: saque, derecha y soy un jugador ofensivo. Hay veces que eso me termina jugando en contra porque entro a la cancha y, en vez de ser estable y tratar de jugar algunos games con rallies y corriendo algunas pelotas, entro y juego a uno o dos tiros. Para eso tenés que estar muy fino. Hoy ves el tenis y no hay jugadores de ese estilo. Mismo Roger está metiendo más pelotas. Hay que correr y meter. A veces eso no lo hago y él (Yunis) se refiere a  trabajar cotidianamente con eso. En cada entrenamiento dar un poco más de mí, aguantar un poco más y mejorar en ese aspecto.

Horacio-Zeballos-Miami-Open

***********************************************************************

Otro de los amuletos que acompaña a Zeballos, desde hace unos cuantos años, es un peluche. Se llama Blanquito, es un oso polar que era de su hermana, Carolina (ex tenista profesional), y que su padre se lo metió en el bolso hace siete años. “Apareció el oso, jugué ese torneo donde fui campeón, hice final, semis y me metí por primera vez en mi vida dentro de los cien mejores del mundo. A partir de ahora viaja siempre conmigo. Imaginate que el sueño de todo jugador es meterse Top 100”, cuenta Zeballos, quien fue semifinalista de Copa Davis en 2010 y 2013.

“Me siento como Tom Hanks en “El náufrago”, cuando pierde a Wilson. Nunca lo perdí y siempre que entro a la habitación está ahí. Imaginate que todas las semanas son habitaciones, camas y baños diferentes. Ahora, siempre hay algo que está todas las semanas. Me acuerdo una gira que no lo llevé y no lo veía… Creo que todos los jugadores tienen amuletos, cábalas dentro de la cancha. Los hacemos para tratar que algo más nos dé confianza”.

cast_away
“Blanquitooo”, diría Zebolla en la remake de “El Náufrago (?).

– ¿Al peluche, también le hablás?
-A veces le hablo. Aunque sea lo saludo. ¿Qué hacés Blanquito? ¿Todo bien? ¿Qué tal tu vida?
¿De táctica charlan?
-Tanto no, tanto no.

LA POSIBILIDAD DEL DOBLES

zeballos-sanpablo

El significado que Zeballos le otorga a sus grandes participaciones en el circuito no es menor. En 2013, aquel partido frente a Nadal lo marcó para siempre, al punto de repetir una y otra vez una frase motivacional. Los octavos de final en Miami hicieron que vuelva a creer en su potencial como singlista y alejara la idea de seguir su carrera exclusivamente como doblista. “Veía que en el dobles, si jugaba un poco más a full, podía estar más metido. Por eso, la idea era intentar un poco más en single y si no me iba bien me dedicaba al dobles, que también me gusta. Ahora lo pospongo un poco y sigo con el mismo criterio que tenía: darle prioridad al single y por el lado del dobles, tratar de mantener un ranking entre los setenta y ochenta”.

Gail Falkenberg: una intrépida abuelita

16 Abr

Tejer un pulóver al crochet, jugar a la canasta mientras disfruta de una empalagosa torta y hacer aqua gym con un grupo de jubilados, no son las actividades corrientes de Gail Falkenberg. Esta “abuelita” estadounidense de 69 años decide ocupar la mayor parte de su tiempo jugando al tenis, deporte en el cual compite profesionalmente, y donde hace unos días venció a una chica de 22 años y enfrentó a una ex número uno del mundo Junior medio siglo más joven que ella.

tennis_woman_older_trimmed-large_trans++2oUEflmHZZHjcYuvN_Gr-bVmXC2g6irFbtWDjolSHWg
Falkenberg preparando su servicio.

Hasta los treinta y tantos años, Gail Falkenberg jamás había tomado una clase de tenis. Es decir que la vecina de Ocala, una pequeña ciudad de la Florida, reconocida en todo el globo (¿) como la capital mundial del caballo, nunca tuvo que sufrir el interminable canasto de pelotas para perfeccionar un golpe. Tampoco tuvo que practicar los diferentes efectos del servicio ante la penetrante mirada de un entrenador que reclama mayor flexión de las rodillas. El camino de la señora Falkenberg no fue el convencional. Recién en 1985, cuando tenía apenas 38 años, disputaría su primer torneo profesional. A los 43 se retiraría, pero antes habiendo alcanzado el puesto 360° del ranking WTA.

GailFalkenberg

“El Australian Open de 1988 probablemente haya sido el highlight de mi carrera tenística. Aquel año compartí el vestuario con Chris Evert, Martina Navratilova y Steffi Graff. Haber ganado una ronda fue tremendo”, le cuenta a EfectoTenis sobre el único Grand Slam que disputó, donde logró avanzar una rueda de la clasificación.

Previo a su incursión en el tenis de alto nivel, en los sesenta, en la Universidad de California de Los Ángeles, Falkenberg conformó el equipo de tenis y se graduó de Licenciada en Arte y también realizó una Maestría en Bellas Artes. Luego, durante quince años, desarrollaría su carrera laboral dentro de la producción audiovisual. “Después de todo eso, nada más que tenis. Es por ello que tener éxito a tan alto nivel significa muchísimo para mí”, relata Falkenberg, quien de 1991 a 1999, entrenó a hombres y mujeres de la Universidad Central de Florida, en Orlando.

Pero la historia recién está tomando temperatura, cuatro veranos atrás decidió que el mote de tenista retirada no era el indicado para una señorita de su edad y volvió a la actividad profesional disputando Women’s Circuits –el equivalente a los Futures de los hombres-, a través del ingreso que le otorgaba su ranking nacional de la USTA.

“Me sigue gustando. El tenis me mantiene joven”, comenta unos días después de haber terminado una racha de 35 derrotas consecutivas, su última victoria había sido en 1998. El domingo pasado en el Women’s Circuit de Pelham, en Alabama, superó contundentemente a su compatriota Rosalyn Small, de 22 años, por 6-0 y 6-1. “Pensé que ella podía llegar a tener problemas con mi juego de efectos y finalmente los tuvo. Estoy muy satisfecha de haber ganado de esa manera”, aclaró Falkenberg sobre aquel match.

Cuando habla sobre su juego de efectos se refiere a los estilos de saque que ejecuta: de arriba (a lo socia dominguera de un club palermitano) o de abajo, parecido a uno de ping pong. También, todos sus golpes son con mucho slice, efecto que hace que la pelota se deslice sobre la superficie y el pique sea bajo. Además, su vestimenta, al igual que su estilo de juego, ejerce un anclaje con el pasado. Falkenberg juega toda vestida de blanco, de los pies hasta la cabeza. Zapatillas, medias tubo que apenas dejan ver sus rodillas, un pantalón corto amplio, chomba y gorra. Todo inmaculado y al mismo tono.

BN-NM678_GRANNY_P_20160411180542

La alegría de volver a sentir la satisfacción del triunfo después de dieciocho años hizo valer todos aquellos entrenamientos sobre arcilla y cemento en el (Ricky(?)) Fort King Tennis Center. Ahora tocaba medirse ante Taylor Townsend, actual 389° WTA, ex líder del ranking junior en 2012 y promesa del tenis estadounidense. “Me encantó haber jugado con alguien tan buena como Taylor. Pude ver qué partes de mi juego funcionaron y cuáles otras debo seguir trabajando. Uno solamente puede aprender jugando en el alto nivel”, señalaba Falkenberg luego de haber perdido previsiblemente por 6-0 y 6-0, en 36 minutos de partido, en el cual solo ganó doce puntos.

Taylor_Townsend
Taylor Townsend, la verduga de Gail.

Sin importar este resultado, en el círculo íntimo de este tipo de torneos manejados por la Federación Internacional del Tenis (ITF), Falkenberg es conocida como “The Legend” (La Leyenda). El elogio de sus colegas le llegó a través de Keri Wong (921° WTA), otra tenista estadounidense de 26 años, quien alimentó el ego de esta veterana luchadora.

7375514966_8e81db3002_b

A pesar de su particular palmarés, Falkenberg de ninguna manera pierde el optimismo y apunta alto para lo que resta de su juvenil carrera. “Mis objetivos son ganar dos partidos seguidos en el circuito, mejorar y ganar cuando tenga setenta años”, cierra ilusionada “The Legend”.

EL DÍA QUE CASI LE GANA A JENNIFER CAPRIATI

En un evento preclasificatorio para Big Amelia Tournament –torneo que solía integrar el circuito profesional- , donde la ganadora obtendría un wild card para el cuadro principal, Falkenberg enfrentó a Jennifer Capriati. Por ese entonces, la ex número uno del mundo tenía 13 años y, según nuestra veterana protagonista, venía de ganar el campeonato nacional para menores de dieciocho años. Finalmente, en aquel match  disputado en Orlando, Falkenberg perdería 7-6 y 6-4, pero tiene grandes recuerdos. “Para mí era el segundo partido del día, porque esa mañana había vencido en tres sets a la jugadora número uno de la Academia Bollettieri. Estaba cansada, pero probablemente haya sido la mejor jugadora contra la que he jugado”.

capriati
Capriati, campeona de Roland Garros 2001.

Las dos propuestas de casamiento de Nico Almagro

8 Ene

Dos veces se arrodilló. Dos veces sostuvo un anillo y estiró su callosa mano ofreciéndole amor eterno. Dos veces Nicolás Almagro le pidió casamiento a su actual esposa: una, en diciembre de 2014; la otra, hace dos años y medio, durante su primera cita. Hace menos de un mes, el tenista español logró ganar su título más importante. Lo consiguió en un registro civil y lo selló en la iglesia. El murciano de 30 años, ex 9° del mundo en 2011 y un verdadero “cabrón” dentro de la cancha, demostró que existe otra faceta en su personalidad. Almagro, un romanticón que, en la compañía, encontró el equilibrio que tanto necesitaba.

IMG_1302
Los recién casados.

Sentada en una silla plegable bajo la sombra, y luciendo una gorra que la resguarda del fuerte pero aún primaveral sol porteño, Rafi Lardín observa con atención como su esposo corre en la única cancha de cemento del Club Liceo Naval. Según los tiempos que acostumbran la mayoría de los recién casados, esta pareja española debería estar disfrutando de su luna de miel. Sin embargo, Nico Almagro, ganador de 12 títulos ATP, estuvo en Buenos Aires realizando la pretemporada junto a su flamante coach argentino, Mariano Monachesi.

Rafi y Nico son de la misma ciudad, de Murcia. Rafi y Nico practicaban tenis en el mismo club, el Club de Tenis de Murcia. Y también, Rafi y Nico vivían a tan solo cinco minutos de distancia. A pesar de los numerosos puntos en común, jamás habían entablado una relación, nunca habían cruzado miradas, ni saludos de compromiso. Nada había ocurrido hasta el ATP de Barcelona del año 2013.

WP_20151219_13_10_17_Pro_LI (2)

“Muy loco. Mira, lo conocí en el Godó, a través de unas amigas de mi madre que jugaban en el Club de Tenis de Murcia donde él practicaba. Ellas me insistieron mucho para que fuera a ver el torneo. Esa misma tarde nos conocimos porque me lo presentaron. Y de broma, hablando, me quito un anillo que tenía en el dedo, se puso de rodillas y me dijo: ‘¿Te querés casar conmigo?’. Ese mismo día dije ‘este chico está loco’. Yo no paraba de reirme y él también. Fue en broma, pero dos años y medio más tarde acá estamos”, le dice Rafi Lardín a EfectoTenis.

“Camino al matadero”, me decía en chiste Almagro, unos meses antes de su casamiento, en una entrevista concedida a la página oficial del Argentina Open. Nueve meses después, también en una nota con el ATP porteño dice: “Probablemente, haberme casado con mi mujer, haya sido la mejor decisión de mi vida. “Es una persona totalmente diferente a lo que me he podido cruzar, me ha hecho ver la vida de una manera completamente distinta a lo que estaba acostumbrado. Una persona que siempre me ha sacado una sonrisa. Una persona que en ningún momento difícil me ha dejado solo. Una persona con la cual voy a recorrer un camino increíble, precioso, y de la cual no me quiero separar nunca”.

1449332355571

En 2014, luego de haber compartido ocho duros meses juntos, donde Almagro se recuperaba de una fascitis plantar que lo obligó a pasar por el quirófano, llegaría la legítima propuesta de casamiento. No sería una más. La anécdota es digna de una película romántica dominguera que nos mantiene, como si fuese una fuerza magnética, pegados al sillón. A puro bombos y platillos, con lujo, mucha preparación y, sobre todo, con un desmedido amor, Nicolás Almagro desarrolló su mejor táctica para ganar el título que más deseaba.

1449332169886

“Ésta es una locura. No he visto una cosa igual y mis amigas tampoco. Me llevó a Granada, a una montañita preciosa, toda nevada, con cabañitas de madera y un restaurante de gastronomía de alta gama. Fuimos a cenar y en cada plato había mandado a escribir una frase nuestra”, relata con una amplia sonrisa la señora Almagro.

Entrada: ‘Quiero estar contigo cada día de mi vida’

Plato principal: ‘Contigo hasta el fin del mundo’

Y así sucesivamente…

1449332352057

IMG_1295
Almagro y el coach argentino Mariano Monachesi.

EfectoTenis: – ¿Tenías tanta hambre como para comerte todo?

Rafi Lardín: – Como las frases eran largas le ponían poquita comida. -se ríe y continúa- Por lo detallista que siempre fue, no olía nada extraño. Pensé que era una más de las que me hace Nico. Terminamos de cenar y caminamos hasta nuestra cabaña,  que era la última. Veía que él iba muy rápido, muy acelerado y pensaba ‘qué raro, me está dejando atrás y escalando la montaña’. Entonces se adelantó y sobre la nieve había puesto un corazón enorme de velas que relucía una barbaridad. Nico estaba dentro del corazón de velas, arrodillado y con un cofre. Detrás había un corazón gigante, de tres metros, hecho de flores rojas hermosas”.

EfectoTenis: – ¿Dudaste un poco?

Rafi Lardín: – No, imagínate… Me quedé un poco porque no sabía qué decir.

InstagramCapture_43391b54-6b6a-4f9b-9aa5-f09bd45b5e8a