Tag Archives: esfuerzo

Pedro Cachin: madurando lejos de los afectos

26 Oct

–          ¿Y vos por quién hinchas? – le dice una nena de aproximadamente nueve años a su amiguita mientras están por instalarse en la tribuna del Córdoba Lawn Tennis, durante el duelo cordobés de cuartos de final, entre Facundo Argüello y Pedro Cachin.

–          Por Cachín – dice segura la otra, disfrazada de tenista.

–          ¿Quién es ese?

–          El de verde.

–          Ah, ¿y el nombre?

–          Pedro – aclara la que no está disfrazada y encara hacia la lateral de cemento hirviente.

DCIM105GOPRO

A los 15 años, Pedro Cachin dejó su ciudad natal, Bell Ville, para no tener que viajar diariamente hasta Villa María, localidad ubicada a 60 kilómetros de distancia donde entrenaba. Allí, en un departamento que la familia alquilaba, Pedro vivía, lejos de su gente y siendo tan solo un adolescente. En la actualidad, la distancia se agrandó aún más. Los kilómetros que separan al tenista argentino del resto de su familia se multiplicaron.

IMG_6765
Cartel que indica la entrada a la ciudad de Bell Ville en la Ruta Nacional N° 9.

Pedro cambió varias cosas: ciudad, continente, rio por mar y hasta dejó de escuchar tonadas cordobesas para oír la particular dialéctica catalana. De Córdoba a Barcelona. Del asado al jamón crudo. Del fernet al no sé qué (?). Como un camaleón se adaptó de nuevo al cambio porque simplemente no le quedaba otra. Cómo desaprovechar la oportunidad que te brindan desde un centro europeo de alto rendimiento, cuando la posibilidad de competir en Argentina es acotada. Barcelona Total Tennis es la academia de Alex Corretja, ex 2 del mundo, que le dio la chance de entrenar a Pedro Cachin. Bajo la supervisión del dos veces finalista de Roland Garros, y el asesoramiento de Enric Molina, ex umpire y actualmente un exitoso manager, el bellvillense crece a pasos agigantados. En su provincia, con sus amigos y familiares de testigos, Cachin llegó a las semifinales del Challenger de Córdoba y le dijo al público del tenis quién era.

IMG_6980
La hinchada de Cachin aguantando el inhumano calor cordobés.

“Es solo un torneo así que tengo que seguir”, le dice a EfectoTenis Cachin luego de caer frente a Máximo González, en semifinales del segundo Challenger disputado en suelo argentino. “La sensación es muy buena pero obviamente busqué esto. No es que me vino solo, sino que trabajé muy duro este año y también la temporada pasada. Dejé muchas cosas de lado para seguir pudiendo crecer en el tenis y ahora se me empezaron a dar los resultados”, completa el tenista de 19 años que hace referencia a lo que dejó atrás: casa, familia y afectos.

IMG_6992
Durante el 2014, Pedro ganó dos títulos Future: uno en Italia y otro en España.

“Cuando uno tiene ganas de hacer algo lo hace, dejando cualquier cosa de lado. La verdad que tengo muchas ganas de seguir trabajando. Soy muy chico y todavía no soy nadie en el tenis. Me falta mucho todavía y no me queda otra que irme a trabajar a allá (España). Los torneos no son los mismo que acá, la cantidad tampoco, entonces me tengo que ir sí o sí”, aclara Cachin sobre su presente, y al mismo tiempo exhibe la falta de estructura del tenis nacional.
IMG_6996
El saludo entre Cachin y Machi González, su vencedor en las semifinales.

Sobre su estadía en Sant Cugat, departamento que comparte junto con otros jóvenes de la Academia,  el aporte de Corretja y Molina es fundamental para su formación. La relación es tan estrecha que para Pedro son como una familia. “Siempre en el tenis se trata de hacer como una familia. Estos grupos tienen que ser como novios, deben contarse todo porque hay cosas que te  pasan y saben cómo resolverlas. Ellos fueron y siguen siendo una familia para mí porque estamos todo el día en contacto. Les agradezco porque me dieron una oportunidad muy grande y voy a hacer todo lo posible para devolverles tanto apoyo”, manifiesta Cachín que en la próxima actualización del ranking se ubicará dentro de los 260 mejores del mundo. Y agrega sobre Corretja: “Alex fue un gran jugador de tenis y pasó estos momentos. Sabe cómo resolverlos y te lo explica. Esas cosas te las da un Guillermo Coria, un Gastón Gaudio, tipos que lo vivieron”.
Bn3MZAUCQAAOZQz
Junto a Corretja en el Camp Nou.

A pesar que el contacto físico con su familia no es algo que abunde en la actual vida de Cachin, el afecto sigue intacto o hasta potenciado por la nostalgia que causa la distancia. “Trato de darles lo mejor de mí porque ellos me dan siempre lo mejor. Una familia es una familia y ellos me apoyan en todo, al igual que lo hacen con mi hermana. Somos muy unidos y me da felicidad que me puedan ver. Sentir que los tengo siempre atrás es un plus. Siempre que se te desmorona algo, como puede ser un partido que no tenías que perder, algo que no tenía que pasar y ocurre, ves que tenés un apoyo”, recalca el “Gato”, como lo llaman los más cercanos, sobre el fuerte vínculo que tiene con su familia. “Cuando estas lejos te pasan cosas que decís, puta madre, no tengo a mi familia, y para resolver esto la necesito. ¿Y ahora cómo hago yo? Hay tiempo que perdés sin darte cuenta, y cuando los necesitás de verdad, valorás lo que es la familia”, relata el juvenil que en noviembre vuelve a España donde pasará las fiestas de fin de año realizando la pretemporada.
1897745_10203415766372671_1787871517396585254_n
Cachin junto a su familia.

Luego de su eliminación en las semifinales del Challenger cordobés, Cachin terminó firmando autógrafos, sacándose fotos y hasta siendo una de las figuras que peloteó durante el Kid’s Day de la competición. Su nombre ya está instalado en el ambiente. Ahora, los chicos que andan adivinando tenistas por los pasillos ya saben quién es un tal Pedro Cachin.

IMG_7000

Anuncios

Renzo Olivo: primero hay que saber sufrir

18 Feb

En una cabaña en Plaisir, pueblito francés ubicado a 30 kilómetros de París, todas las noches y durante seis meses Renzo Olivo  lloraba. Lloraba porque extrañaba a los suyos, a su familia rosarina que tanto le hacía falta a los doce años.  Lloraba porque al desconocer el idioma casi no podía hablar. Renzo Olivo vivía en la academia internacional de Patrick Mouratoglou, reconocido entrenador y actual coach de Serena Williams. La oportunidad era única pero el sacrificio era altísimo. Primero hay que saber sufrir es lo que interpretó el tenista argentino que durante tres años y medio se alejó de su país en búsqueda de un sueño: ser tenista.
179905_10150964332011928_53651408_n

Antonio Olivo, padre de Renzo, de 21 años y ubicado en el puesto 189° del ranking,  tiene un club de tenis (“Hanser Tenis”) en Santa Fe hace 25 años. “Desde que tengo uso de razón que estoy con la raqueta en la mano. Vivíamos en el mismo club”, dice Renzo con literalidad porque al lado del club había una casa donde la familia Olivo vivía.
IMG_1035
En 2013 alcanzó dos finales a nivel Challenger. Su mejor ranking fue 179°.

Este fanático hincha de Newell’s  Old Boys se crió rodeado de pelotitas de tenis, raquetas y mucho polvo de ladrillo. También creció viendo jugar a su padre, del cual mamó muchas mañas: “Veía a mi papá jugar y me entusiasmaba mucho. Me gustaba como jugaba. Era amateur pero muy mañoso. Tiene muy buena mano y me encanta ese tipo de juego. Los drops que tanto me dicen, creo que tiene que ver mucho con mi viejo”, le cuenta “El Ilusionista” a EfectoTenis, como algunos lo llaman por sus virtuosos manejos de la raqueta.
67949_10153417057815574_462983876_n
Mi favorito (a quien le importa (?)) dentro de la promisoria camada 1992. Foto: HansRuhle

Durante sus primeros pasos, cuando aún vivía en Argentina, Olivo participó y ganó un torneo organizado por la reconocida firma Nike. Las miradas se posaron en él y surgió la posibilidad de ir a probrase a la Mouratoglou Tennis Academy, en Plaisir. “En esa época, económicamente, mi papá no podía seguir bancándome. Cayó esto del cielo y era muy difícil decirle que no. Así que agarré”, dice el actual pupilo de Gabriel Markus. En aquellas tres semanas en Francia, donde se analizaban las competencias del rosarino, Antonio lo acompañaba. Finalmente, Renzo sería aceptado y allí comenzaría lo más duro: su padre volvió y él quedó solo.Mouratoglou Tennis Academy google maps view
La entrada de la Academia. Gracias por tanto Google Maps  (?)

Plaisir - Mouratoglou Tennis Academy
La ubicación de Plaisir, muy cercano a Versalles y a solo 30 km de la capital francesa, París.

“Si lo tengo que resumir en una palabra: muy duro. Fueron tres años y medio donde tuve que pasar cosas muy difíciles. Además estaba solo, aunque mi familia estaba pero a la distancia. Fue un cambio muy grande. Yo soy bastante familiero y me costó mucho”, dice Renzo recordando a la distancia. Y continúa respondiendo: “Sin dudas fue la decisión más dura de mi vida. Hoy me preguntás si lo volvería a hacer, habiendo vivido eso, no sé si lo haría. A mi hijo no sé si lo dejaría hacer algo así porque es muy duro. Mis papás, en realidad, me apoyaban en la decisión que tomase. Siempre me remarcaban que sea feliz, de jugar a este deporte siendo feliz, simplemente eso. Fue una decisión propia, muy mía. La tomé y le di para adelante”.

4446_1134660375598_731657_n
Renzo por aquellas época. El revés de Roger estampado en su remera.
189788_1010923922264_5598_n
La Mouratoglou Tennis Academy. Arriba, las cabañas donde dormía el rosarino.

Sobre aquellas noches eternas, Renzo le cuenta a EfectoTenis: “Tuve un primer año muy duro. Los primeros cinco, seis meses  todas las noches lloraba como un bebé”. También aprovecha y saca conclusiones positivas, donde su soledad fue un disparador de independencia : “Mentalmente me sirvió bastante. Creo que me hice más fuerte que habiéndome quedado entrenando y viviendo en casa. Desde que volví de Francia estuve dos años solo y me la pude bancar bien, me pude manejar viajando y jugando torneos solo. En Juniors jugaba Australia, Wimbledon y me tocaba estar solo”, relata Renzo que en 2010 ocupó el 8° puesto del ranking ITF.
rg 09
En Roland Garros 2009, Renzo se pagó su viaje, atravesó la clasificación y alcanzó los cuartos de final.

Pensando en los condicionantes del aislamiento que sufría Olivo, el idioma fue determinante. “Me llevó aprender el idioma entre cinco y siete meses para empezar a hablar. Los primeros cinco meses no podía hablar con nadie. Así que me sentía más solo todavía. Era duro. Obviamente que mi familia no estaba al tanto de esto  porque sino me hubiese ido en el primer avión”.Patrick Mouratoglou - Sebastian Lavie
Junto al neocelandés Sebastian Lavie.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=qY0hi1se3dA]
La magia de Renzo en los denominados “Racket Tricks”.

Con el paso del tiempo, y  familiarización con el inglés y francés, Renzo comenzaría a hacer amigos. Su “salvador” sería Sebastian Lavet, un neocelandés que también entrenaba en la academia donde surgieron tenistas como: Paul-Henri Mathieu, Gilles Muller, Mario Ancic, Marcos Baghdatis, Aravane Rezai, Yanina Wickmayer, Grigor Dimitrov, Serena Williams, entre otros. “Me salvó tener al neocelandés, a Sebastian. Se hacía muchos más llevadero, era como un hermano”, enuncia Renzo y también recuerda los “Racket Tricks” que filmaba con su amigo. “Tampoco teníamos muchas distracciones. Era todo muy duro, muy sacrificado. Tenías que amar el deporte.  Saber que no te quedaba otra y meterle para adelante”.
Tw Renzo Olivo
“No renuncies solo porque las cosas se pusieron difíciles, si vale la pena, no será fácil”, su perfil de Twitter.

SU OTRA PASIÓN: NEWELL’S OLD BOYS DE ROSARIO

“La verdad que Newell’s es bastante en mi vida. Lo sigo en todos los viajes. Sin ir más lejos soy fanático de Lio (Messi, obviamente) que lleva La Lepra en la sangre. También al Tata (Martino) lo banco a morir, me parece un fenómeno. ¿Qué puedo decir?, feliz de ser Leproso.
neweells
Junto a sus hermanos varones.