Tag Archives: España

Las dos propuestas de casamiento de Nico Almagro

8 Ene

Dos veces se arrodilló. Dos veces sostuvo un anillo y estiró su callosa mano ofreciéndole amor eterno. Dos veces Nicolás Almagro le pidió casamiento a su actual esposa: una, en diciembre de 2014; la otra, hace dos años y medio, durante su primera cita. Hace menos de un mes, el tenista español logró ganar su título más importante. Lo consiguió en un registro civil y lo selló en la iglesia. El murciano de 30 años, ex 9° del mundo en 2011 y un verdadero “cabrón” dentro de la cancha, demostró que existe otra faceta en su personalidad. Almagro, un romanticón que, en la compañía, encontró el equilibrio que tanto necesitaba.

IMG_1302
Los recién casados.

Sentada en una silla plegable bajo la sombra, y luciendo una gorra que la resguarda del fuerte pero aún primaveral sol porteño, Rafi Lardín observa con atención como su esposo corre en la única cancha de cemento del Club Liceo Naval. Según los tiempos que acostumbran la mayoría de los recién casados, esta pareja española debería estar disfrutando de su luna de miel. Sin embargo, Nico Almagro, ganador de 12 títulos ATP, estuvo en Buenos Aires realizando la pretemporada junto a su flamante coach argentino, Mariano Monachesi.

Rafi y Nico son de la misma ciudad, de Murcia. Rafi y Nico practicaban tenis en el mismo club, el Club de Tenis de Murcia. Y también, Rafi y Nico vivían a tan solo cinco minutos de distancia. A pesar de los numerosos puntos en común, jamás habían entablado una relación, nunca habían cruzado miradas, ni saludos de compromiso. Nada había ocurrido hasta el ATP de Barcelona del año 2013.

WP_20151219_13_10_17_Pro_LI (2)

“Muy loco. Mira, lo conocí en el Godó, a través de unas amigas de mi madre que jugaban en el Club de Tenis de Murcia donde él practicaba. Ellas me insistieron mucho para que fuera a ver el torneo. Esa misma tarde nos conocimos porque me lo presentaron. Y de broma, hablando, me quito un anillo que tenía en el dedo, se puso de rodillas y me dijo: ‘¿Te querés casar conmigo?’. Ese mismo día dije ‘este chico está loco’. Yo no paraba de reirme y él también. Fue en broma, pero dos años y medio más tarde acá estamos”, le dice Rafi Lardín a EfectoTenis.

“Camino al matadero”, me decía en chiste Almagro, unos meses antes de su casamiento, en una entrevista concedida a la página oficial del Argentina Open. Nueve meses después, también en una nota con el ATP porteño dice: “Probablemente, haberme casado con mi mujer, haya sido la mejor decisión de mi vida. “Es una persona totalmente diferente a lo que me he podido cruzar, me ha hecho ver la vida de una manera completamente distinta a lo que estaba acostumbrado. Una persona que siempre me ha sacado una sonrisa. Una persona que en ningún momento difícil me ha dejado solo. Una persona con la cual voy a recorrer un camino increíble, precioso, y de la cual no me quiero separar nunca”.

1449332355571

En 2014, luego de haber compartido ocho duros meses juntos, donde Almagro se recuperaba de una fascitis plantar que lo obligó a pasar por el quirófano, llegaría la legítima propuesta de casamiento. No sería una más. La anécdota es digna de una película romántica dominguera que nos mantiene, como si fuese una fuerza magnética, pegados al sillón. A puro bombos y platillos, con lujo, mucha preparación y, sobre todo, con un desmedido amor, Nicolás Almagro desarrolló su mejor táctica para ganar el título que más deseaba.

1449332169886

“Ésta es una locura. No he visto una cosa igual y mis amigas tampoco. Me llevó a Granada, a una montañita preciosa, toda nevada, con cabañitas de madera y un restaurante de gastronomía de alta gama. Fuimos a cenar y en cada plato había mandado a escribir una frase nuestra”, relata con una amplia sonrisa la señora Almagro.

Entrada: ‘Quiero estar contigo cada día de mi vida’

Plato principal: ‘Contigo hasta el fin del mundo’

Y así sucesivamente…

1449332352057

IMG_1295
Almagro y el coach argentino Mariano Monachesi.

EfectoTenis: – ¿Tenías tanta hambre como para comerte todo?

Rafi Lardín: – Como las frases eran largas le ponían poquita comida. -se ríe y continúa- Por lo detallista que siempre fue, no olía nada extraño. Pensé que era una más de las que me hace Nico. Terminamos de cenar y caminamos hasta nuestra cabaña,  que era la última. Veía que él iba muy rápido, muy acelerado y pensaba ‘qué raro, me está dejando atrás y escalando la montaña’. Entonces se adelantó y sobre la nieve había puesto un corazón enorme de velas que relucía una barbaridad. Nico estaba dentro del corazón de velas, arrodillado y con un cofre. Detrás había un corazón gigante, de tres metros, hecho de flores rojas hermosas”.

EfectoTenis: – ¿Dudaste un poco?

Rafi Lardín: – No, imagínate… Me quedé un poco porque no sabía qué decir.

InstagramCapture_43391b54-6b6a-4f9b-9aa5-f09bd45b5e8a

Anuncios

James Ward maduró a las piñas con un argentino

20 Nov

Al ver caminar a James Ward por los pasillos de El Clú, sede del Challenger de Buenos Aires, lo único que nos llama la atención es su vestimenta. Medias con lunares celestes, chomba floreadas o con extravagantes estampados son algunos de los diseños que la marca británica Ted Baker (conocida por su ropa informal) le prepara a su embajador deportivo. Sin embargo, en poco menos de dos semanas, este fashion (?) inglés de 28 años será el quinto jugador de su nación en la final de la Copa Davis. Del 27 al 29 de noviembre, Gran Bretaña y Bélgica se enfrentarán para decidir quién será el nuevo campeón de la denominada Copa Mundial de tenis. Por ese motivo, Ward estuvo en Argentina. El lungo tenista buscaba aclimatarse al polvo de ladrillo. La serie definitoria será en Ghent y los belgas, comandados por David Goffin, eligieron utilizar como superficie la arcilla, el suelo que Andy Murray -actual 2° del mundo y máxima figura británica- menos disfruta. A pesar de esta relación esporádica con nuestro país, Jamie tiene un pasado celeste y blanco. Algunos años atrás, Diego Visotzky, luchador de MMA (Artes Marciales Múltiples), fue su preparador físico en Londres. El cordobés lo moldeó a los golpes.

IMG_1163

“Por eso estoy en Argentina. De otra forma no estaría aquí”, le dice con una sonrisa Ward a EfectoTenis. “Está bueno porque uno necesita practicar sobre polvo de ladrillo, tienes que acostumbrarte a esta superficie, aunque las condiciones en Sudamérica son muy diferentes a las que habrá en Bélgica. Es cuestión de moverte de nuevo sobre el polvo de ladrillo, para tener las mejores chances si es que llego a jugar la final”, aclara el 155° del mundo, que durante la última semana perdió terreno con el joven Kyle Edmund, flamante campeón de la Copa Fila y segundo singlista británico.

uk-Mens-Clothing-Tops-T-shirts-LARSPOT-Large-dot-print-polo-shirt-Red-TA5M_LARSPOT_45-RED_1.jpg
Colección completa de James Ward aquí. Quiero todo.

Según la biografía que entrega la página de la ATP, la superficie predilecta de Ward es el polvo de ladrillo. “Tal vez no es mi superficie preferida en este momento porque  actualmente no estoy jugando demasiado sobre arcilla, pero estuve cuatro años y medio en Valencia”, comenta en referencia a su estadía en la Academia de Juan Carlos Ferrero, ex número uno del mundo, donde aprendió a hablar español tan bien que en Buenos Aires, a veces, creen que es un digno habitante de la península ibérica.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=zoxSbvDbY1I&feature=youtu.be]

James Ward-002
Ph: Sergio Llamera.

La decisión de irse a entrenar a España fue condicionada por la situación económica familiar. Su padre, Jim, desde hace muchísimos años es taxista. Ward, originario de Euston, zona céntrica de Londres ubicada a 12 millas de Wimbledon, no proviene de una familia acomodada. “En Inglaterra es igual que en Argentina. Es un deporte elitista y todas las cosas son muy caras, especialmente porque Londres es un lugar muy caro para vivir y para jugar al tenis. Por eso me fui a España, donde estuve durante algunos años. Después volví y estoy viviendo nuevamente en Londres. Es duro, pero creo que muchos jugadores del tour provienen de entornos muy normales. No siempre son chicos que tienen mucho dinero, así que estoy en la misma situación que otros tenistas”, aclara Ward, que tuvo su mejor posición en el ranking en julio de este año cuando fue 89° del mundo, luego de alcanzar la tercera ronda en el césped del  All England.

Captura de pantalla completa 12112015 031920 p.m.
James y el taxi cab de su padre Jim.

Como el mundo es un pañuelo (?) y siempre hay un argentino metiendo la cola, en aquella experiencia en España, Ward entrenaba con Javier Capitaine, un reconocido preparador físico cordobés. Capitaine, quien trabajó con Sharapova, Coria, Nalbandian, Dimitrov, entre otras figuras, también entrenó a su coterráneo Diego Visotzky. Este luchador que fue campeón mundial de la World Boxing Union, bronce en el Mundial de Jiu-Jitsu de 2001 y múltiple campeón argentino en esta misma disciplina, también es preparador físico.

341406_10150741336261164_219379320_o
El Toro Diego Visotzky.

Ward necesitaba un especialista que mejore su espigada figura y que, sobre todo, fortalezca su inestabilidad mental. Capitaine le recomendó a Visotsky. Ambos empezaron a chatear por el ahora obsoleto Messenger y allí definieron un primer encuentro en Londres. “Más allá de haber charlado por MSN, cuando llegué a Londres me senté con él y estuvimos un rato largo hablando. Conversé mucho con Capitaine y con el papá de James, que fueron los que más o menos me fueron dando las consignas sobre lo que debíamos trabajar. Fueron tres meses donde progresó muchísimo y cambio varias cosas, sobre todo en su actitud hacia al entrenamiento que era lo que más le hacía falta”, le explica a EfectoTenis el Toro Visotsky, que preparó atletas del área de combate, pero también trabajo en otros deportes, eso sí, nunca antes en el tenis.

Cheering for my mate James Dino Ward... great win 2day my friend, i forgot how stressfull is to watch you play hahahahaha... thanx 4 everything mate!!!
Visotsky siguiendo atentamente a Ward durante su participación en el Challenger porteño.

“Además de nunca haber entrenado un tenista, jamás me gustó el tenis ni me llamó la atención. Como coach uno tiene que entender ciertos aspectos metodológicos del deporte y a partir de allí podés empezar a entrenar a una persona”, señala el argentino que trabajó con Ward durante tan solo tres meses. Ese trimestre, que se vio interrumpido por un asunto personal que implicaba la tenencia de su único hijo, realmente marcó la personalidad del inglés. “Cuando llegué, él no era de entrenar mucho. En el juego, apenas se le complicaba o le daban vuelta el partido, se venía abajo mentalmente y terminaba perdiendo por ese motivo. Entonces empecé a hacer un estilo de trabajo que los luchadores estamos muy acostumbrados, y por lo que vi en el ambiente del tenis, la preparación física es bastante light. Empecé a exigirlo. Que el cuerpo no dé más y que siga adelante más por la cabeza que por el cuerpo. Combiné muchos ejercicios propios de los luchadores, pero que eran beneficiosos para el tenis. Le gustó mucho ese tipo de laburo”.

12195868_10154436425536164_2310277826887904979_n

SLL_8305
Ph: Sergio Llamera.

Inclusive, la dupla britiargentina (?) realizó numerosos entrenamientos bajo la lluvia, donde se enchastraban y embarraban. “Él, que es el típico tenista inglés todo punta en blanco, lo embarré y revolqué por todos los parques de Londres. Al principio le chocaba, pero después le encantó. Cada vez que llovía me decía de ir a entrenar al parque”, cuenta con humor este luchador que compitió en Estados Unidos, Japón, Rusia, Costa Rica, entre otros países.

victoria davis sobre isner

Sin embargo, el Toro no se detuvo ahí. Su metodología desacartonada e innovadora para el ambiente empezó a surtir efecto en Ward. Sacarlo de la rígida estructura que lo había acompañado toda la vida fue beneficioso. De hecho, en varias oportunidades el  europeo se comió un par de piñas. “Muchas veces le puse los guantes y lo subí a la jaula, al ring, y guanteábamos. Por un lado para que saque la cabeza del entrenamiento típico. Obviamente que no le pegaba fuerte, pero lo exigía. Lo sacaba de su zona de confort y lo ponía en situaciones que no le gustaban nada y que se la banque”, explica el cordobé, que veía en estos ejercicios una faceta recreativa y didáctica. “No era una lucha real. Te podés imaginar que si peleamos en serio lo mato. Es como si jugáramos al tenis… yo no tengo ni idea. Un par de veces, boludeando, le metí palancas o lo estrangulaba”.

James Ward-001
Ph: Sergio Llamera.

Durante esos tres intensos meses, Visotzky lo acompañó por el tour donde no pasaba desapercibido. Imaginen un mastodonte vestido de luchador, lleno de cicatrices, con las orejas deformadas por las peleas dando vueltas por los “paquetes” clubes europeos. No era normal. “La verdad que era como un sapo de otro pozo. La gente me miraba como si fuera otra cosa. Muchos le preguntaban a James sobre mí. En el entorno se hablaba del tema. Un día, James cayó con un montón de ropa y me dijo ‘Tomá, tenés que empezar a vestirte como tenista para no llamar tanto la atención’”.

15472_10153409885606164_8147471857709276635_n
En plena lucha. De verlo ya me duele (?).

Lejos de sentirse intimidado por el qué diran tenístico, Visotzky  estaba convencido de su método de trabajo. “A mí no me importó demasiado cómo era el ambiente y cuán diferente era al estilo mío. Me contrataron para hacer un trabajo que consistía en hacer un cambio de actitud y de cabeza, sumado a que mejore a nivel físico. Obviamente que sobre lo técnico no tenía ningún tipo de influencia, pero asimismo en sus entrenamientos de tenis le modifiqué un montón de aspectos metodológicos que lo beneficiaron muchísimo”, comenta el Toro.

DCIM105GOPRO

A pesar de la insistencia de James y Jim Ward, que le prometían el oro y el moro para que se establezca en tierras inglesas, Visotzky  volvió a las sierras de su provincia para hacerse cargo de su hijo. Tres años después, el contacto es cada vez más esporádico, pero Ward le sigue pidiendo ayuda. Algunos meses atrás, el tenista le encomendó la preparación de un régimen alimenticio. “No solamente progresó durante esos meses. Por ejemplo, este último fin de semana (en referencia al Challenger de Buenos Aires) estuve con James, y  Leon (Smith, capitán del equipo de Copa Davis de Gran Bretaña) me decía que realmente le quedaron secuelas muy importantes de ese cambio de actitud y cabeza que le di en aquel momento”. Mientras que con orgullo remata: “Fue una educación más que un entrenamiento de tres meses. Fue un cambio que lo ayudó para mejorar en su carrera”. Juzgando por sus resultados podemos aseverar que definitivamente Ward aprendió. A las piñas y a los golpes, pero aprendió.

12208736_10154436427886164_6822093671307192436_n
El capitán Leon Smith, Visotzky  y Ward en El Clú.

WARD Y SU “FANATISMO” POR TAYLOR SWIFT

“No, son estupideces. Fue una broma”, explica Ward en referencia a su supuesto fanatismo por la música de la cantante estadounidense Taylor Swift. Pero, ¿cómo creció este rumor?  Andy Murray fue el culpable. “A fin del año pasado, cuando estábamos entrenando juntos en Miami, todos los días su canción sonaba en la radio una y otra vez. Al final de la semana nos aprendimos la letra y la cantábamos. Después, cuando Andy fue a Wimbledon, le dijo a todos los periodistas que mi cantante preferida era Taylor Swift. Él lo dijo y todos le creyeron. Es una cagada (shit) para mí”, aclara Ward, que quiere distanciarse de los gustos clásicos de un teenager.

Wimbledon 2015 tennis championships, Wimbledon, London Picture Andy Hooper Daily Mail/ Solo Syndication Day 4 James Ward v Jiri Vesely James ward wins

Andy Murray (left) and James Ward during practice on day Five of the Wimbledon Championships at the All England Lawn Tennis and Croquet Club, Wimbledon. PRESS ASSOCIATION Photo. Picture date: Friday July 3, 2015. See PA Story TENNIS Wimbledon. Photo credit should read Mike Egerton/PA Wire. RESTRICTIONS: Editorial use only. No commercial use without prior written consent of the AELTC. Still image use only - no moving images to emulate broadcast. No superimposing or removal of sponsor/ad logos. Call +44 (0)1158 447447 for further information.

Ph: Mike Egerton/PA Wire.

 

El tenis en cámara rápida

1 Jul

Los aplausos son tímidos. Casi por cortesía. Los espectadores no parecen estar convencidos en chocar las palmas de sus manos. Lo hacen por respeto, por costumbre. Sin dudas no están maravillados por lo que están viendo. En la tercera rueda del Masters 1000 de Madrid, Milos Raonic tarda un poco más de un minuto y medio en liquidar su juego de servicio ante Leonardo Mayer. Un punto medianamente disputado –con apenas cuatro golpes-, un saque ganador y dos aces sirven para que el canadiense cierre un impecable game ante el correntino. La potencia del engominado norteamericano domina al argentino y, al mismo tiempo, aburre al público.

CEbvvw3WIAEnpDJ

A falta de cubrir el torneo más importante que se disputa en España, integrante de la gira previa a Roland Garros, EfectoTenis, a partir de un video publicado por un espectador, interpreta las sensaciones del público. “Ni la ha visto”, dice con tono eshpañol  (?) quien filma el video. El aficionado ha sido atinado con su espontáneo comentario. Mayer no llegó ni a moverse ante el segundo ace del norteamericano.

“Vamos Rafa”, grita con humor otro espectador dentro de la Caja Mágica, el hermoso predio donde se lleva a cabo el torneo madrileño del cual es dueño el rumano Ion Tiriac. Ante el apático estilo que impone el canadiense con raíces montenegrinas, los chistes son un salvavidas, un despertador para no caer en el aburrimiento y la monotonía que ofrece  el espectáculo deportivo. De hecho, en aquella contundente victoria de Raonic, ambos jugadores solo disputaron cuatro puntos con más de nueve golpes. Un dato que evidencia un estilo que cada vez toma más vigor en el circuito ATP. Ah, y todo esto sobre polvo de ladrillo, la superficie más lenta de este deporte, en donde los peloteos largos suelen ser predominantes.

38328-0000

¿Es el tenis cada vez más aburrido? ¿Cuánto más fuerte se podrá sacar? ¿Las nuevas generaciones vienen en tamaño XXL? ¿Los jugadores tienen menos variantes? ¿Los torneos sobre polvo de ladrillo seguirán disminuyendo? ¿Habrá que cambiar los tradicionales gorros panameños por cascos para ver tenis en primera fila? (¿) Interrogantes. Cinco tenistas con experiencia dentro de los cien mejores del mundo dan su parecer sobre estos asuntos. Algunos de ellos, más audaces en sus repuestas, se animan a proponer posibles soluciones a estos asuntos.

09-nene-durmiendo__xxxl

 

CI1wyFSWgAAymaH

“Es difícil predecir que va a pasar en los próximos años pero definitivamente los chicos son cada vez más altos. Entonces, todos tienen grandes saques y los partidos son más cortos, no como ocurría algunos años atrás. Veremos, veremos”, dijo el checo Jiri Vesely, durante su paso por Buenos Aires, mientras disputaba el Argentina Open. Vesely, una voz autorizada para opinar sobre el recambio del tenis mundial. Con apenas 21 años, el nacido en Prostejov ya ganó su primer título ATP –en Aukland y viniendo desde la qualy- y es el tercero más joven dentro del Top 50 del ranking.

efe vesely
Vesely. / Ph: EFE.

Otro que se suma al debate propuesto por el blog durante la labor en el ATP de Buenos Aires es el veterano Jarkko Nieminen. Para el finlandés, actual 92 del ranking, sus colegas cada vez vienen más corpulentos y con mejor movilidad. “El tenis está siendo cada vez más físico. Hay más jugadores altos y grandotes que se mueven muy bien y juegan desde la línea de base, como Del Potro, Berdych. Grandes hombres que se mueven muy bien en el fondo de la cancha”, comenta el veterano de 33 años que se retirará en octubre de este año, en el ATP de Estocolmo, después de 14 años consecutivos finalizando la temporada dentro del Top 100.

SLLA6844
Nieminen y un futuro hobby para cuando ya esté retirado. / Ph: Sergio Llamera.

Tanto Vesely como Nieminen coinciden en que los nuevos tenistas vienen en tamaño XXL y que, en consecuencia, son grandes sacadores, aspecto que hace que los peloteos sean más escuetos. También, los “pequeños gigantes” cada vez tienen mejor movilidad y su contextura física no es una limitación. Para el argentino Facundo Bagnis, Top 100 hasta hace unas semanas atrás, el tenis es más aburrido. Las razones que argumenta radican en la velocidad de las superficies, el físico y la importancia del servicio. “No soy un especialista de ver tenis y tal vez no disfruto de verlo en la televisión, pero sí tengo el recuerdo pleno de cuando yo lo miraba. Se jugaba a otra velocidad, la pelota pasaba muchas más veces. Me acuerdo la época de Gaudio, Coria, Nalbandian o yendo un poco más atrás, en la década del 90’, era mucho más atractivo el peloteo, el set, el partido. Hoy hay superficies más rápidas, el polvo se está acabando y hay muchos jugadores con un porte físico bastante importante, una altura increíble y que te hacen veinte, treinta aces de promedio por partido. No solo se hace aburrido sino que se hace feo y duro para nosotros que tenemos un juego totalmente diferente a ese”, comenta el santafesino de 25 años que no se siente a gusto con la nueva moda que atraviesa el tour.

IMG_5334 copia
Bagnis. / Ph: Prensa Argentina Open.

Como indicaba Bagnis, los torneos sobre arcilla cada vez son menos. Hace una década atrás, se dedicaban veinte semanas con un total de 25 torneos. Ahora son dieciséis y 22 certámenes. No está en peligro de extinción, pero es cierto que las superficies duras cada vez toman mayor protagonismo en la confección del calendario. Para Albert Ramos, otro de los tenistas amantes del polvo de ladrillo, el tenis atraviesa una crisis de disfrute. Desde su punto de vista, “el aficionado cada vez disfruta menos y se ven puntos más cortos y  saques más fuertes”.

IMG_20150222_185934

“Está muy bien verlo un día, pero cuando lo has visto tres o cuatro días, personalmente, no sé si porque mi juego es más de peloteos largos y de tierra batida, pero me gusta ver tenis así, con peloteos largos y jugadas trabajadas. Pienso que cada vez es menos divertido y algo hay que hacer. No sé exactamente qué, pero sino, al final, se convertirá en saque y nada más”, manifiesta el español de 27 años que abre un nuevo debate en este informe. ¿Existen alternativas para que el tenis no sea dominado por la potencia?

45bb88be2247f779d65df780c426434c
Albert Ramos.

SOLUCIONES

“Hay una tendencia en el tenis a que cada vez se pegue más fuerte, cada vez se piense menos, y eso es un problema”, decía el español Rafael Nadal durante el pasado Australian Open. Su tío y entrenador, Toni Nadal, a partir del dicho de su sobrino, puso en la mesa de debate la posibilidad de acortar las raquetas para que estas despidan menos. “En el golf, cuando los palos desprendían más potencia, impulsando la bola más lejos, alargaron los campos. En tenis no puedes alargar la pista, pero hay otra solución mucho más simple: si la raqueta fuera más pequeña, probablemente la cosa cambiaría”, dijo Toni en esta nota.

rafael-nadal-australia-open-spain-tennis-atp_8uwt1j4jw0fjzccb7mau854s

Otro balear, en este caso Albert Ramos, actual 68 del ranking, se refirió a ese asunto: “Lo veo complicado porque todo el mundo que tiene una raqueta de tenis la tendría que cambiar. Ahora hay mucha gente que ha comprado. Los jugadores la tendrán muy fácil porque las marcas se las dan, pero cualquier aficionado que quiera jugar bajo la normativa del momento sería complicado y tendrían que gastar mucho dinero para cambiar la raqueta”.

“Otra solución es subir un poco la red, jugar con un solo saque. El otro día leí eso, que el presidente de la ITF (Francesco Ricci Bitti) quería hacer una prueba de jugar con un saque. Se podría probar. Muchos no estarían de acuerdo, pero tampoco soy nadie para decir lo que hay y que no hay hacer. Simplemente pienso que este deporte está cada vez más rápido y no me gusta”, manifiesta el catalán.

ten

“El tenis cambió mucho en los últimos años. Hay muchos jóvenes que sacan cada vez mejor. Va a ser muy rápido. No sé si habrá alguna posibilidad para cambiar eso con raquetas o algo, pero ahora está duro. En los próximos tres, cuatro años seguro no va a haber ningún cambio”, relata con poco optimismo el romano Lorenzi.

getty lorenzi
Lorenzi. / Ph: Getty images.

”No es un tema de talento. Es un tema de materiales, de raqueta, de velocidad. Cada vez la gente es más alta, con lo cual el saque cada vez tiene más impacto. El circuito ha dictado que cada vez hay más torneos en pista dura y menos en tierra”, decía Nadal, catorce veces campeón de Grand Slam. El mallorquín, un jugador al cual nunca le fue agradable competir frente a los denominados “tirabombas”, es consciente de las potentes generaciones que se avecinan. “No soy nadie para opinar y a mí como espectador no me entusiasma. Habría que preguntar a los espectadores si es lo que les gusta para el futuro de nuestro deporte. Y eso lo tiene que preguntar la gente que hace que este deporte siga siendo grande”.


Claro, esto tampoco le gusta a Rafa.

LA NUEVA ARMA, LA DEVOLUCIÓN

Al observar un entrenamiento de un tenista profesional, la devolución es uno de los ejercicios que se pone en práctica. En comparación con la preparación ´que realizaban los jugadores en décadas pasadas, la contestación del saque no era un aspecto esencial. La mejora del servicio llevó a un perfeccionamiento de la devolución, un golpe que anteriormente no era demasiado tenido en cuenta.

image54cb80601cee36.53045910

“Como hay jóvenes que sacan mejor va a haber otros que devuelvan mejor. Es una evolución, como todas las cosas”, señala il bambino (¿) Paolo Lorenzi, también durante su paso por el ATP porteño. “Los mejores de ahora, Djokovic y Murray, son los mejores devolvedores. Creo que esa es la clave. Si todos van a sacar mejor, tú tienes que devolver mejor. Creo que el futuro va a ser eso”, marca el actual 89 del ranking.

Off+Court+2012+Australian+Open+VYfDWYHEohvl
Lorenzi y su análisis mientras le entra a una pizza (?).

“La competición es cada vez más dura. En el mundo hay mejores jugadores y eso lo hace más difícil. Todos sacan mejor, pero también todos devuelven mejor”, cierra el experimentado Nieminen. A pesar que todo apunta a la potencia, la rapidez y la monotonía de los puntos, los mejores del mundo son aquellos que más armas tienen. En la variedad de golpes está la diferencia.

Caminando hacia el profesionalismo

16 Oct

“Creo que jugar Juniors les da ciertas cosas como conseguir sponsor de ropa, algunos te dan un bonus desde lo económico pero también es un arma de doble filo. Hay mucha gente que ha ganado Roland Garros o Wimbledon Junior y después no existe”, dice el argentino Marco Trungelliti, actual 330° del ranking, que con sus palabras plantea la posibilidad del fracaso en la búsqueda del profesionalismo. Continuando con la mirada analítica del tenista santiagueño de 24 años, que en ocasiones escribió interesantes textos donde se ponía en la piel del periodista, Trungelliti le dijo a EfectoTenis: “Al ser tan chico y tener cierta fama depende mucho de la forma en que hayas sido educado. Hay padres que no están preparados y se meten, entonces no termina siendo algo sano. Tampoco para los padres que de repente creen que tienen un jugador que ha tenido una buena actuación en un Grand Slam Junior y después el paso es muy grande. Pasas de jugar con chicos de tu edad, como tope de 18 años, a como tope 35. Los años de experiencia pesan, te tiran la camiseta, y son muchas cosas que de repente te encontrás. Hay otros que no están acostumbrados a perder y empieza la crisis de confianza”.

IMG_5569
El santiagueño Marco Trungelliti al servicio.

A pesar  que han sido varios los campeones de Grand Slam Junior y número uno de esa modalidad que han logrado triunfar en el circuito ATP, hay otros tantos que han quedado en el camino. Pensando en otro trayecto hacia el profesionalismo, jugar Futures, sin haber tenido una vasta experiencia en el mundo de los menores de 18 años, es otra posibilidad. “Particularmente prefiero la parte de jugar Futures. Te puede ir bien, te puede ir mal, pero en algún momento tenés que seguir. Mucha gente, por lo económico, prefiere jugar los Futures de acá”, completa Trungelliti que en su adolescencia jugó unos pocos torneos de la gira COSAT y como explica prefirió el camino de los Futures.02

Al otro lado del Océano Atlántico, y mediante las facilidades que otorga la tecnología, el español Sergio Troncoso, manager deportivo de varios juniors españoles, y encargado de la organización del recientemente finalizado “Nike Junior Tour” desarrollado en tierras ibéricas, ayuda a bosquejar el panorama de aquellos jóvenes talentos que experimentaron la angustia de sus frustrados intentos por llegar al profesionalismo.

Troncoso, durante cuatro años fue el manager del precoz supertalento Carlos Boluda,  un niño que a los 14 años lo llamaban “el nuevo Nadal”. Por 2006, Boluda, nacido en Alicante, tenía contrato con la firma deportiva “Nike”, mientras que también había sido el único jugador en ganar dos veces consecutivas (2006 y 2007) “Les Petits As”, uno de los torneos más tradicionales y prestigiosos del mundo junior, que reúne a los mejores jugadores de entre 12 y 14 años. Más tarde llegaría el infierno para el joven español que abrumado por lesiones y presiones se alejó de los primeros planos.
troncoso y boluda
A la izquierda Boluda, en el centro Troncoso.

EfectoTenis: Marco Trungelliti me planteó la incertidumbre sobre cuál era el mejor camino que podían tomar los Juniors en su afán por llegar al profesionalismo. Teniendo en cuenta el ejemplo de Carlos Boluda, donde luego de tantas victorias en Juniors, acostumbrarse a perder fue duro, ¿cuál crees que es el mejor camino?

Sergio Troncoso: – Bueno, creo que no hay un camino perfecto depende de cada jugador y su evolución. Los Grand Slams Juniors son un termómetro muy importante. Si ahí lo hacen bien, con la presión que tienen, es que están medianamente preparados para pasar a los profesionales. Con la cantidad de Futures que hay cada semana por todo el mundo, el nivel de estos torneos ha bajado respecto a años anteriores. El salto grande viene después, en los Challengers, donde hay una diferencia brutal respecto a los Futures. Igualmente, cada jugador es un mundo.

Respecto al caso de Carlos, fue jugando y a medida que avanzaba, llegó un momento que no evolucionó más principalmente por su físico y la cantidad de lesiones que tuvo. Dejó de ganar en el tenis.

Carlos (Boluda) fue un niño prodigio y ganar tanto no le vino nada bien, bueno, para los contratos sí. Luego, su no evolución física (mide 1,70), sus graves lesiones (muñeca, pies), sus miedos a superar toda esa presión, su entorno que tampoco ayudó mucho hizo que no evolucionara adecuadamente para su desarrollo tenístico. Todos tenemos parte de culpa en ello. Yo, el primero en no haber sabido cortar ciertas cosas desde un principio.
boluda
Recomendable documental sobre la particular historia de Carlos Boluda.

– ¿Cómo manejás a un chico que a causa del tenis empieza a no ser feliz?

Bueno, tristemente hay muy pocos que disfrutan jugando al tenis aunque parezca una perogrullada. Hay que enseñarles a “disfrutar sufriendo”, me gusta mucho este término. Hay que enseñarles a los chicos que el tenis es un deporte de perdedores porque todas las semanas pierden todos menos uno, pero también cada semana te da una nueva chance y es más importante ser regular que cualquier otra cosa. Pienso que a los chicos hay que explicarle muy claro cómo es el tenis para que no se lleven desengaños.


Perlita de Tenis Pro: Robredo hablando del particular apellido “Boluda”.

Siguiendo con la vuelta al mundo en búsqueda de testimonios, Australia es el próximo destino de EfectoTenis que se encontró con Carlos Cuadrado, el último campeón español de Grand Slam Junior. En 2001, en el único torneo ITF que disputó, Carlos Cuadrado venció a Brian Dabul –argentino ex N°1 Junior- en la final del mítico torneo parisino. A pesar de su promisorio futuro, Cuadrado a causa de sus múltiples lesiones no pudo cumplir con las expectativas generadas por los buenos resultados. Su mejor ranking fue 222° en la temporada 2006. “No diría que fue el gran momento de mi carrera, creo que mentalmente me paso muy desapercibido. No lo disfrute como lo debería haber disfrutado, a lo mejor porque fue el único torneo ITF que jugué. Quizás porque no me lo esperaba y estaba muy ocupado jugando Futures y Challengers. La verdad que no lo sé”, responde desde Melbourne, Australia, donde se desempeña como entrenador nacional de la federación del país oceánico.
cuadrado rg 2001
Cuadrado levantando el trofeo de campeón de Roland Garros Junior.

“Creo que el mejor camino es algo intermedio. Definitivamente tener ranking suficiente para poder jugar los Grand Slam Junior te permite medirte con la gente de tu edad. Pero siempre jugando bastantes Futures donde compites con gente mayor, es positivo para empezar a experimentar esas sensaciones”, completa Cuadrado, retirado en 2008 y que actualmente practica como principiante surf y ciclismo, hobbies que según él no los hace bien.
carlos cuadrado

Volviendo a las latitudes a las que estamos acostumbrados, durante la presentación de los dos Challenger que se disputan en Argentina (San Juan y Córdoba), Diego Schwartzman  ofreció su visión y experiencia sobre la búsqueda del profesionalismo. “No hay alguien que diga que un camino es mejor que el otro. Yo no pude jugar prácticamente nada en Junior por un tema económico, me costó mucho. Tenía que elegir una de las dos opciones, y justo la Asociación Argentina de Tenis (AAT) empezó a hacer muchos más Futures en la Argentina. Preferí gastar la plata que tenía para poder viajar dentro del país que es menos costoso que hacerlo como Junior. Si estas fuera de los tres de Argentina no hay ayuda económica”, dice Schwartzman, actual 89° del ranking, que al igual que Trungelliti comenzaron en el último escalón del profesionalismo.

diego usopen
En la cancha central del US Open y frente a Djokovic, Schwartzman tiró el famoso “Topo Gigio”.

“Te tenes que ir adaptando. Aunque seas muy bueno en Junior, tenés que adaptarte a otro tipo de torneos. Los torneos Junior son muy profesionales, son organizados casi como un ATP. Después caés en los Futures, donde la verdad que algunos tienen muchas cosas malas como los entrenamientos, las pelotas y los lugares donde se juegan. Hay que adaptarse. A todos les cuesta. A algunos dos, tres meses, a otros un año, a otros dos, pero los que son buenos se terminan adaptando a todo, ganan y pasan rápido esa etapa”, aclara el “Peque” que en 2012 ganó seis Futures y su primer torneo Challenger, en Buenos Aires.

5385babdd94f8_510x339

Por último, Daniel Orsanic, Director del área de Desarrollo de la AAT, un hombre experimentado en el mundo de los jóvenes tenistas le contó a EfectoTenis su visión: “El camino que a mí más me gusta es que los chicos aprovechen cada etapa y las vayan pasando de manera sólida, no por copiar a otro que le está yendo mejor en una etapa más arriba. Cada jugador tiene su proceso y eso hay que entenderlo. Particularmente me gusta que se puedan sentir buenos en su categoría pero siempre mirando más allá, hacia la madurez del jugador. Si tienen buenos resultados en su categoría, mejor, porque les va dando confianza, pero no es definitivo. Después, cuando tienen entre 16 y 18 años, apuntar a jugar los Grand Slam, a donde en un futuro ellos quieren volver como profesionales. Es un registro muy bueno a nivel motivacional para codearse con los mejores del mundo, estar entrenando al lado de los mejores jugadores del mundo o peloteando con ellos. Hay algunos que podrán jugar los Grand Slam Junior y otros que llegarán, si Dios quiere, cuando sean profesionales. Un camino solo no hay, hay muchos. Lo importante es que cada jugador pueda ir superando y solidificándose en cada una de sus etapas y que dé el próximo paso de manera consistente”.
14068170455_d44b5194c3_b
Daniel Orsanic. / Ph: Prensa AAT.

Gimeno Traver en su paso por la Copa Claro

25 Feb

Por debajo de la gorra blanca se pueden divisar algunos rubios mechones de pelo. Con su bolso cargado en los hombros, avanza firmemente escoltado por su entrenador que lleva una caja repleta de pelotas de tenis. Las esquirlas de un reciente resfrío se notan a simple vista. La tos de Daniel Gimeno Traver interrumpe por momentos la charla, o simplemente le da un descanso.IMG_7889
Dani durante su partido de primera ronda de la Copa Claro ante el serbio Dutzi Lajovic

Si se observa a simple vista el ranking mundial de la ATP no hay que ser un gran detallista para descubrir una particularidad, la cantidad de veces que se repite la bandera roja y amarilla. En los primeros puestos aparecen los más conocidos: Ferru, Rafa y el murciano Almagro. Después, llegan unas cuantas más que muchos no se molestan en detenerse a leer sus nombres. Entre ese relegado pelotón se encuentra Dani, nacido en Valencia hace 27 años.

Javier Martí, tal vez una de las más grandes promesas del tenis español, en una entrevista con el sitio Tenis World se refirió al escaso reconocimiento que sufren los jugadores no ubicados en las primeras posiciones del ranking: “Hay muchos jugadores que están treinta, cuarenta o cincuenta de la clasificación mundial, salen a la calle y apenas les conocen. Salvo los veinte primeros, el resto no tiene esa repercusión”. Dani dio su parecer entablando una comparación con una de sus pasiones, el fútbol: “Pasa en el tenis y en todos los deportes. En el fútbol pones la tele o cualquier prensa deportiva y se habla de Barcelona y Real Madrid. En el tenis es lo mismo se habla de los cuatro o cinco primeros”. Y agregó: “En Argentina, la gente que está ochenta, noventa del mundo se les da el reconocimiento de estar entre los cien primeros. En España, falta un poco de eso”
dani
“Que aburrido está esto”, piensa Juan Carlos Ferrero mientras los jugadores matan el tiempo por las fuerte lluvias en Capital Federal.

Gimeno, poseedor de un juego sólido desde fondo de cancha en el cual se destaca una punzante derecha que sirve para abrir caminos, demuestra lo bien informado que está al referirse del escaso recambio generacional que atraviesa hoy el tenis mundial. “El otro día leí una estadística donde decía que no había un menor de veinte años dentro de los 250 jugadores. Es todo más cerrado, más competitivo”, dice Dani. Más tarde, dio su porque de la durísima inserción de jóvenes en los primeros planos: “Está todo mucho más junto y creo que se madura un poco más tarde. Antes, encontrabas gente que rendía en pista rápida y en tierra, no. En la actualidad, los jugadores lo hacen bien en casi todas las superficies. Por lo tanto, tienes que ser muy completo y estar muy desarrollado tanto física como mentalmente”

.IMG_7756

Javier Martí (195°), 22 años, y uno de los principales proyectos del tenis español

Bajo un frío que abraza, y no quiere soltar, la tarde-noche porteña sigue con la normalidad que acostumbra cada mes de febrero en el Buenos Aires Lawn Tennis Club, donde se juega el tercer torneo correspondiente a la gira latinoamericana. Con este contexto, una anécdota de su carrera sale a la luz e incluye a un particular muchacho.

Challenger de Cordenons (2004) Daniel Gimeno Traver en la final frente al excéntrico y polémico Daniele Koellerer. Gimeno Traver recuerda que en aquella definición el austríaco se golpeaba la mano con la raqueta y sangraba. También, enseña una regla la cual dice: hasta que la sangre no coagule el partido no puede continuar. “Cuando iba mal, y quería detener el juego, paraba y se daba golpes. También, hacía que se le rompía la zapatilla y sacaba un par nuevo. Tenía todos los trucos para sacarte de partido”, dice el español sobre Crazy Dani. Y después continua recordando aquel momento con el odioso  jugador: “Parecía la Copa Davis y que yo era italiano, todos iban a full conmigo. Es extraño, no estamos acostumbrados a que alguien juegue tanto a molestar al otro”.Imagen
En este video pueden ver como Koubek  toma venganza y ahorca a Koellerer.

Bajo la atenta mirada de su entrenador, Pablo Fuster Aránega, la entrevista sigue en un ambiente de suma gentileza. Algo que deja en claro el nacido en Valencia es la poca importancia que le pone él al ranking. A partir de ello, basa sus respuestas.IMG_7911

El entrenador de Dani, Pablo Fuster Aránega.

¿Qué crees que te falta para dar un salto de calidad en tu carrera?

“Tener un poco de calma. Tal vez, cuando eres más joven te obligas a estar en una posición. Ahí es cuando en verdad la cagas porque te metes tú solo la presión, como si pusieras piedras en tu propia mochila. Ahora, tengo más madurez, un poco más de calma. Si no salen las cosas  pues ya saldrán. El no querer tenerlo ahora es lo que te hace rendir mejor”.

¿Cuáles son tus objetivos para el 2013?

“No me he planteado ningún objetivo de ranking. Acabar entre los cien primeros es el objetivo inicial. Después, intentar rendir mejor saber leer más las situaciones del año. Momentos que a lo mejor esté cansado y ver si me puedo exigir más o menos. Tratar de ser competitivo cada semana y acabar lo que mejor se pueda. Al final, por  mucho que te marques un número, está claro que yo intento cada semana llegar lo más lejos posible”.

Dentro de los sueños de Daniel Gimeno Traver hay uno que ya tiene fecha. Este es su casamiento. Hace unos meses lo anunció vía Tuitah. Las relaciones a la distancia tienen la “mala fama” de no funcionar, pero en este caso ocurre lo contrario. Sobre cómo lleva él la relación, acá está la clave: “Estoy contento. Se lleva como se puede intentando hablar por Skype o Facechat. Se trata de mantener todo más vivo porque estar fuera un mes y medio de casa, cuesta”.
dani1

Foto subida en el tuitah de Daniel Gimeno Traver. @dani_gimeno: “Ya tenemos fecha”

Antes de partir a la zona de jugadores, donde el periodismo no tiene acceso, deja en claro sus sueños: “Ganar un título sería algo muy bonito. Fuera, me imagino ser padre y cosas así que todo el mundo tiene en mente. Pero eso, por el momento, lo dejo un poco aparcado”.

ESPAÑA AL REPECHAJE DE COPA DAVIS

“Entiendo a los cracks como David Ferrer que llevan el calendario al límite y finalmente tienen que descansar alguna semana. Por otro lado, también tienen que entrar jóvenes y debutar en la Copa Davis. No cada año se puede pretender ganar la Davis. Porque un año se pierda en primera ronda tampoco tiene que pasar nada”.

Y agregó: “Debutaron Ramos (Albert) y Guillermo García López, se abren puertas para gente nueva que vaya cogiendo experiencia. No lo veo como algo negativo, es más anecdótico”.

Disfrutá más fotos de la Copa Claro http://www.flickr.com/photos/julianpolopictures/