Tag Archives: Federer

Los amuletos de Horacio Zeballos

27 Abr

Desde hace un mes, cada vez que Horacio Zeballos entra a una cancha de tenis, en su mente solo resuena una frase. Son seis palabras. Treinta y cuatro caracteres que tienen la misma fuerza que una charla motivacional de Javier Mascherano previo a entrar al estadio Maracaná. Estas palabras son parte de su historia y sus fundamentos provienen del momento más exitoso de su carrera: cuando venció a Rafael Nadal en la final de Viña del Mar. Aquella tarde chilena que se convertiría en noche, el marplatense de 31 años jugó tan bien que, ahora, cada vez que entra a un court, se repite a sí mismo “Intentá jugar suelto como con Rafa”.Zeballos-Miami-2016

Más de tres años tardó Zeballos en encontrar este método que alimenta su confianza. Aquel partido frente al nueve veces ganador de Roland Garros fue en febrero 2013, mientras que la flamante táctica surgió en su soñado Masters 1000 de Miami, disputado hace un mes.

 

En Crandon Park era viernes y se jugaba la segunda rueda. El argentino ya había perdido hacía unos días en la clasificación y esperaba, sin demasiadas ilusiones, que algún debutante del cuadro principal se bajara del torneo y así entrar como lucky loser. Sentado en el vestuario junto a Juan Martín Del Potro se enteraría que Roger Federer andaba con problemas estomacales y no se presentaría. Por consecuencia de la baja del suizo, Zebolla accedería a la segunda ronda y, en la cancha central, enfrentaría al hombre que estaba a su lado, su compatriota, Del Potro.gf-1047-980398

“Estaba completamente desconectado del torneo y de la nada me dicen: ‘Entrás a jugar en el estadio principal con Del Potro’. Obviamente fue una alegría gigante, pero también sentí bastante nervios porque no me esperaba nada de eso. No es que iba a jugar en la cancha nueve, contra fulanito. No, era Del Potro, en la central. Había una cuota de nerviosismo. Pensé en encontrar una llave para tratar de jugar un poco más relajado. Y apareció ahí y fue lo que me repetí durante todo el partido”, le contaba hace unos días a EfectoTenis, en referencia a la frase que lo ayudaría a vencer al tandilense y, más tarde, al español Fernando Verdasco para alcanzar los octavos de final.

“Juegue contra quien juegue, en la cancha que sea, voy a tratar de decirme eso porque ha dado resultados. Uno cuando encuentra alguna llavecita que te da confianza y buenas vibras hay que tratar de utilizarla”, completaba el actual 91° del ranking mundial, quien hace unos días fue papá de Emma, su primera hija.

Además de confianza, Miami le otorgó la certidumbre de que está a la altura de medirse con los mejores del mundo. Miami, un golpe de suerte que le cambió la temporada.  “Miami me dio un plus más de nivel y darme cuenta que el nivel está, pero nada más que no lo estaba demostrando en la cancha. Aquellas victorias me lo desmostraron y me dieron más ganas para salir a competir porque sé que el nivel está”.

Cea9rxrWAAAs5iN
La dedicatoria para su hija, quien por ese entonces aún no había nacido.

– Después de aquel exitoso comienzo de 2013, donde obtendrías tu primer y único título ATP y alcanzarías el Top 40, tuviste un bache importante. ¿Por qué ocurrió esto?

– Antes de ese nivel en 2013, con Rafa, me había pasado que tenía algunos torneos buenos, que pasaba una ronda de ATP, pero no terminaba de estabilizar mi nivel. Tengo que tratar de trabajar en mantener el nivel durante todo el año. Soy muy inestable. Hago una semi de Challenger, cuartos, segunda, cuartos y después salto y pego un octavos de final de Masters 1000. La idea, tal vez, es no meterme dentro de los veinte del mundo, pero sí consolidarme dentro de los cincuenta o sesenta.

horacio-zeballos-miami-masters-1000_fozjv48mtwte1w2jtgqcyhrdj

– Tu entrenador, Francisco Yunis, decía que “Trabajamos en cómo encarar los partidos y la vida cotidiana”. ¿A qué se refería?

– Tratar de no entrar a la cancha y querer jugar a uno o dos tiros. Tengo la posibilidad de tener buenas armas: saque, derecha y soy un jugador ofensivo. Hay veces que eso me termina jugando en contra porque entro a la cancha y, en vez de ser estable y tratar de jugar algunos games con rallies y corriendo algunas pelotas, entro y juego a uno o dos tiros. Para eso tenés que estar muy fino. Hoy ves el tenis y no hay jugadores de ese estilo. Mismo Roger está metiendo más pelotas. Hay que correr y meter. A veces eso no lo hago y él (Yunis) se refiere a  trabajar cotidianamente con eso. En cada entrenamiento dar un poco más de mí, aguantar un poco más y mejorar en ese aspecto.

Horacio-Zeballos-Miami-Open

***********************************************************************

Otro de los amuletos que acompaña a Zeballos, desde hace unos cuantos años, es un peluche. Se llama Blanquito, es un oso polar que era de su hermana, Carolina (ex tenista profesional), y que su padre se lo metió en el bolso hace siete años. “Apareció el oso, jugué ese torneo donde fui campeón, hice final, semis y me metí por primera vez en mi vida dentro de los cien mejores del mundo. A partir de ahora viaja siempre conmigo. Imaginate que el sueño de todo jugador es meterse Top 100”, cuenta Zeballos, quien fue semifinalista de Copa Davis en 2010 y 2013.

“Me siento como Tom Hanks en “El náufrago”, cuando pierde a Wilson. Nunca lo perdí y siempre que entro a la habitación está ahí. Imaginate que todas las semanas son habitaciones, camas y baños diferentes. Ahora, siempre hay algo que está todas las semanas. Me acuerdo una gira que no lo llevé y no lo veía… Creo que todos los jugadores tienen amuletos, cábalas dentro de la cancha. Los hacemos para tratar que algo más nos dé confianza”.

cast_away
“Blanquitooo”, diría Zebolla en la remake de “El Náufrago (?).

– ¿Al peluche, también le hablás?
-A veces le hablo. Aunque sea lo saludo. ¿Qué hacés Blanquito? ¿Todo bien? ¿Qué tal tu vida?
¿De táctica charlan?
-Tanto no, tanto no.

LA POSIBILIDAD DEL DOBLES

zeballos-sanpablo

El significado que Zeballos le otorga a sus grandes participaciones en el circuito no es menor. En 2013, aquel partido frente a Nadal lo marcó para siempre, al punto de repetir una y otra vez una frase motivacional. Los octavos de final en Miami hicieron que vuelva a creer en su potencial como singlista y alejara la idea de seguir su carrera exclusivamente como doblista. “Veía que en el dobles, si jugaba un poco más a full, podía estar más metido. Por eso, la idea era intentar un poco más en single y si no me iba bien me dedicaba al dobles, que también me gusta. Ahora lo pospongo un poco y sigo con el mismo criterio que tenía: darle prioridad al single y por el lado del dobles, tratar de mantener un ranking entre los setenta y ochenta”.

A la nueva legión hay que esperarla

14 Nov

El público del tenis pide. ¿Qúe pide? Otra fantástica legión donde los jugadores brotaban del suelo, como las hierbas que crecen en el campo e indigestan a los ilusos animales. Durante diez años, el argentino se acostumbró, se habituó al éxito. Se familiarizó a comprar el diario del domingo, abrirlo, sacar el suplemento deportivo y ver como casi todos los fines de semana un tenista nacional estaba levantando un trofeo en alguna parte del mundo. Además, por naturaleza, el argentino es exitista, y por consiguiente, muy demandante.  Nalbandian, Coria, Gaudio, Cañas, Puerta, Chela, Acasuso, Calleri, Squillari, y tantos otros más ya terminaron sus excelentes carreras,  y en base a sus logros, dejaron muy elevada la vara del tenis nacional. El argento pide, pero no entiende que el tenis también cambió.
la legion
shangai
Durante la Masters Cup 2005, en Shangai donde terminarían jugando cuatro argentinos: Nalbandian, Coria, Gaudio y Puerta.

Desde hace algunos años atrás, una tendencia  comenzó  a manifestarse en el mundo del deporte blanco. Antes, los jugadores lograban realizar grandes participaciones o ganar importantes torneos con apenas veinte o menos años de edad. Por ejemplo, David Nalbandian, en 2002, alcanzaba la final de Wimbledon con solo veinte fiestas de cumpleaños encima. Rafael Nadal, en 2005 y con 19 años, levantaba por primera vez el trofeo de Roland Garros. En aquella época, no tan lejana, los casos de adolescentes triunfantes no eran un motivo de sorpresa. En la actualidad, la edad promedio de inserción al Top 100 se modificó y es muy superior a la de temporadas anteriores. Ahora, los jóvenes y los “viejos” (mayores de treinta) alargan su vida útil y son protagonistas en el circuito.

david wimby 2002
Lleyton Hewitt y David durante la premiación en el All England.
rafa rg
Rafa y sus ocho Roland Garros . El primero, en 2005 y con 19 años recién cumplidos.

Un elocuente dato que evidencia esta alteración es que no hay ningún tenista menor de veinte años dentro de los cien mejores del mundo.  Además, el promedio de edad de los Top 100 es de 27 años, una cifra que hace referencia a la dificultad que están sufriendo los jóvenes que pujan por inscribirse en ese selecto grupo. Los argentinos no están exentos a esta tendencia. Ocho son los tenistas nacionales de entre 21 y 23 años que están ubicados dentro de los 300 primeros puestos del ranking.

“Nos sirvió mucho crecer juntos a la hora de competir. Todos en un bloque. Creo que no somos todo lo regulares que deberíamos para, por ejemplo, meternos entre los Top-100. Eso debemos solucionarlo. Si hacemos cuentas con respecto al ranking nos metemos una presión innecesaria. Tampoco somos unos fenómenos o unos cracks para meternos entre los cien a los 18 años. No hay que desesperarse. Hay que trabajar más”, comenta el petiso Diego Schwartzman (118°), de 21 años y máximo exponente de la camada 1992 la cual comparte junto a Facundo Argüello (127°), Renzo Olivo (183°), Agustín Vellotti (237°)  y Andrea Collarini (264°). Mientras que Olivo dice: “Entre nosotros nos vamos empujando. Nos contagiamos. Este es un deporte de confianza. La camada es muy buena y vamos a darles satisfacciones al tenis argentino. Siempre es complicado meterse Top-100”.IMG_1035
Renzo Olivo en acción durante el Challenger de San Juan, que se disputó en el Club Banco Hispano.

Por otro lado, Martín Vasallo Argüello, ex jugador y coach de Facundo Bagnis (23 años y 140°), también opina sobre la promisoria camada de 1992: “Estoy convencido que tarde o temprano todos se van a meter entre los 100 mejores del mundo, tal vez alguno lo haga antes que los demás, pero lo lograrán. Es más difícil pronosticar si luego serán 20, 30 ó 10 del mundo. Tengamos en cuenta que Del Potro, Coria o Nalbandian fueron fenómenos irrepetibles que se metieron muy rápido y muy arriba”.Schwartzman-Agustin-Velotti-Facundo-Arguello_CLAIMA20130222_0130_14
Tres de la 92′: Schwartzman, Velotti y Argüello. (Ph: Prensa Copa Claro)

Además de las ya señaladas complicaciones hay que sumarle la numerosa presencia de los treintañeros, son veintisiete dentro del Top 100, que por mérito propio extienden sus carreras en el más alto nivel. “Como toda tendencia, siempre es un conjunto de factores. Como puntos más sobresalientes, hoy los jugadores son más profesionales y pueden alargar más la vida útil de sus carreras. Después, también hay una falencia de los que vienen. No por desmerecer a las nuevas generaciones pero quizás no tienen esa jerarquía que necesitarían para quebrar a los que hoy están ahí. Tiene que ver porque esos que están, no solo perduran por su jerarquía, sino por la profesionalidad que han adquirido en estos años, en cuanto a cuidar su físico, la alimentación, a trabajar de manera preventiva para poder alargar la vida útil de sus carreras. Todo eso hace que le pongan un escudo a los pibes que están saliendo”, dice Gustavo Marcaccio, ex entrenador de Juan Mónaco, casualmente otro ejemplo de explosión y maduración que apareció en los últimos años de su carrera (Pico Mónaco fue Top 10 a los veintiocho años). haas federer
Actualmente hay diez treintañeros dentro del Top 30: viejos son los trapos (?)

En primera instancia, las expectativas del asiduo público del tenis deben disminuir. Hay que ser realista y tener en cuenta que hay situaciones y camadas irrepetibles. Tal vez, el material no cuenta con el mismo talento de la antigua generación, pero ellos están. “Me parece que hay que esperarlos. Tenerles paciencia”, dice Mariano Monachesi, actual entrenador de Vellotti, Guido Andreozzi  (22 años y 145°) y Collarini, y coincide que el recambio existe pero solo hay que aguardarlo.

# Muchas de las declaraciones fueron conseguidas en la cobertura del programa televisivo Tenis Sports (Canal Metro) durante el Challenger de San Juan.

Federico Delbonis: cambios

20 Jul

La mañana en Azul, fiel a la estación, amaneció con un grado bajo cero de sensación térmica. Sin embargo, la ciudad bonaerense ubicada a 299 kilómetros de la Capital Federal no estaba viviendo  una mañana típica. A 12.080 kilómetros de distancia, en Hamburgo y con un poco más de calorcito, uno de sus hijos pródigos sobrepasaba la barrera de sus sueños. En Alemania, Federico Delbonis, superaba a Roger Federer, y de esta manera, se hacía un lugarcito en el circuito grande.
BPoCf7LCEAAodnM BPoCl6UCEAEag8C

En febrero de este año, “Delbo” era el único argentino sobreviviente en los cuartos de final del ATP de Buenos Aires. Su tenis prometía de la misma manera en que lo hace ahora. El zurdo, de 22 años, dueño de un pesadísimo y nadalesco drive, un potente saque y un buen manejo de los espacios en la red remarcaba que su meta no era un casillero en el ranking, sino la estabilidad en su juego. “El objetivo no es de resultados, ni decir tal ranking. El objetivo es mantener un nivel bastante alto durante todo el año. Yo creo que si mantengo ese nivel los resultados, poco a poco, van a ir llegando”, le contaba el lungo tenista a EfectoTenis.No tener tantos altibajos. Tener un pico medio, alto, que se mantenga durante todo el año”, era lo que repetía en las conferencias de prensa durante la Copa Claro. El desafío llegó. Su tenis está. Ahora, su carácter y solidez mental también deberán demostrar que están a la altura de las circunstancias. Demostrar que esta inolvidable  semana no fue casualidad, sino, una bisagra en su carrera como profesional, donde definitivamente pueda establecerse en el selecto grupo de los cien mejores.
Delbonis on focus
Delbonis on focus durante la Copa Claro

Durante aquel encuentro veraniego en la Copa Claro, su entrenador, Gustavo Tavernini, explicaba cómo sería la gira de Federico después del torneo porteño. De Buenos Aires viajaba a disputar el Challenger en Santiago de Chile, y más tarde, otros torneos de esa categoría. En la actualidad, si volviésemos a hacer la pregunta, probablemente Gustavo nos diría que viajarán al ATP de Gstaad y que por el ascenso en el ranking (con la final se ubicará alrededor del puesto 64°) continuarán jugando este tipo de torneos. Realidades distintas que cambian una carrera, y todo,  en solo una semana.
IMG_7994
Con gorrita y sonriendo, su entrenador Gustavo Tavernini.

“Siento que estoy soñando”, le cuenta Delbonis al sitio de la ATP después del  7.6 (7) 7.6 (4) ante Federer. “La clave estuvo en disfrutar del partido y disfrutar de jugar con un jugador así, porque él es el mejor de todos los tiempos”, completa Delbo en sus declaraciones que exhiben el grado de incredulidad que atraviesa. Por lo pronto, su desgastado físico (acumula dos partidos en la clasificación y cinco en el main draw) y su fortalecida mente tendrán un nuevo desafío: conseguir su primer título ATP frente al renovado italiano, Fabio Fognini. No obstante, como enunciaba Federico, el objetivo es mantener el nivel, y así,  los buenos resultados van a seguir llegando. Mientras tanto, Azul y su Fede, a la distancia, tienen que festejar y disfrutar de este momento.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=jENoNTVq6ws&feature=youtu.be]

FEDE Y LOS LIBROS

Además del tenis, la literatura es algo que también apasiona a Delbonis. El esquiador y corredor de montaña español, Kilian Jornet, junto con el boxeador argentino Sergio Martínez sirvieron de ayuda para Federico: “Leí mucho ese libro (“Correr o morir”) porque Kilian es un ejemplo de vida. También, leí el de Maravilla Martinez y me gusto aún más por la vida que tuvo y cómo se forjó cuando se fue a España. Eso para mí es algo increíble, y decir, mirá lo que hizo este tipo para ser lo que es hoy.  A mí que me gusta leer, este tipo de lecturas me ayudan muchísimo”
correr-o-morir-12-ed-9788493786984

NEW GENERATION

No es ninguna novedad que la inserción al circuito cada vez alarga más sus parámetros habituales. Desde hace un tiempo es difícil encontrar jóvenes talentos que irrumpan en la elite a temprana edad. Guido Pella (80°), Marco Trungelliti (255°), Facundo Bagnis (200°) y Federico Delbonis (todos ellos categoría 1990) son un ejemplo de lo dificultoso que es el camino hacia la entrada al top 100. Otra fuerte camada del tenis argentino es la 1992, donde los máximos exponentes son: Diego Schwartzman, Facundo Argüello, Agustín Velloti, Renzo Olivo y Andrea Collarini.

En febrero el capitán y subcapitán del equipo argentino de Copa Davis, Martín Jaite y Mariano Zabaleta, organizaron un campus en el cual reunieron a los principales tenistas que compondrán el futuro del tenis argentino. Delbonis, en aquel momento, comentó: “Esperemos que se repita. Para seguir conociéndonos, estar más juntos y entrenar más. Eso también es parte de la Copa Davis, tener esa unión que capaz nos hace un poquito falta”.
Copa-Davis

VIDEO

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=a1pQeAw-aL8]

Fotos: Getty Images.