Tag Archives: Francia

Caminando hacia el profesionalismo

16 Oct

“Creo que jugar Juniors les da ciertas cosas como conseguir sponsor de ropa, algunos te dan un bonus desde lo económico pero también es un arma de doble filo. Hay mucha gente que ha ganado Roland Garros o Wimbledon Junior y después no existe”, dice el argentino Marco Trungelliti, actual 330° del ranking, que con sus palabras plantea la posibilidad del fracaso en la búsqueda del profesionalismo. Continuando con la mirada analítica del tenista santiagueño de 24 años, que en ocasiones escribió interesantes textos donde se ponía en la piel del periodista, Trungelliti le dijo a EfectoTenis: “Al ser tan chico y tener cierta fama depende mucho de la forma en que hayas sido educado. Hay padres que no están preparados y se meten, entonces no termina siendo algo sano. Tampoco para los padres que de repente creen que tienen un jugador que ha tenido una buena actuación en un Grand Slam Junior y después el paso es muy grande. Pasas de jugar con chicos de tu edad, como tope de 18 años, a como tope 35. Los años de experiencia pesan, te tiran la camiseta, y son muchas cosas que de repente te encontrás. Hay otros que no están acostumbrados a perder y empieza la crisis de confianza”.

IMG_5569
El santiagueño Marco Trungelliti al servicio.

A pesar  que han sido varios los campeones de Grand Slam Junior y número uno de esa modalidad que han logrado triunfar en el circuito ATP, hay otros tantos que han quedado en el camino. Pensando en otro trayecto hacia el profesionalismo, jugar Futures, sin haber tenido una vasta experiencia en el mundo de los menores de 18 años, es otra posibilidad. “Particularmente prefiero la parte de jugar Futures. Te puede ir bien, te puede ir mal, pero en algún momento tenés que seguir. Mucha gente, por lo económico, prefiere jugar los Futures de acá”, completa Trungelliti que en su adolescencia jugó unos pocos torneos de la gira COSAT y como explica prefirió el camino de los Futures.02

Al otro lado del Océano Atlántico, y mediante las facilidades que otorga la tecnología, el español Sergio Troncoso, manager deportivo de varios juniors españoles, y encargado de la organización del recientemente finalizado “Nike Junior Tour” desarrollado en tierras ibéricas, ayuda a bosquejar el panorama de aquellos jóvenes talentos que experimentaron la angustia de sus frustrados intentos por llegar al profesionalismo.

Troncoso, durante cuatro años fue el manager del precoz supertalento Carlos Boluda,  un niño que a los 14 años lo llamaban “el nuevo Nadal”. Por 2006, Boluda, nacido en Alicante, tenía contrato con la firma deportiva “Nike”, mientras que también había sido el único jugador en ganar dos veces consecutivas (2006 y 2007) “Les Petits As”, uno de los torneos más tradicionales y prestigiosos del mundo junior, que reúne a los mejores jugadores de entre 12 y 14 años. Más tarde llegaría el infierno para el joven español que abrumado por lesiones y presiones se alejó de los primeros planos.
troncoso y boluda
A la izquierda Boluda, en el centro Troncoso.

EfectoTenis: Marco Trungelliti me planteó la incertidumbre sobre cuál era el mejor camino que podían tomar los Juniors en su afán por llegar al profesionalismo. Teniendo en cuenta el ejemplo de Carlos Boluda, donde luego de tantas victorias en Juniors, acostumbrarse a perder fue duro, ¿cuál crees que es el mejor camino?

Sergio Troncoso: – Bueno, creo que no hay un camino perfecto depende de cada jugador y su evolución. Los Grand Slams Juniors son un termómetro muy importante. Si ahí lo hacen bien, con la presión que tienen, es que están medianamente preparados para pasar a los profesionales. Con la cantidad de Futures que hay cada semana por todo el mundo, el nivel de estos torneos ha bajado respecto a años anteriores. El salto grande viene después, en los Challengers, donde hay una diferencia brutal respecto a los Futures. Igualmente, cada jugador es un mundo.

Respecto al caso de Carlos, fue jugando y a medida que avanzaba, llegó un momento que no evolucionó más principalmente por su físico y la cantidad de lesiones que tuvo. Dejó de ganar en el tenis.

Carlos (Boluda) fue un niño prodigio y ganar tanto no le vino nada bien, bueno, para los contratos sí. Luego, su no evolución física (mide 1,70), sus graves lesiones (muñeca, pies), sus miedos a superar toda esa presión, su entorno que tampoco ayudó mucho hizo que no evolucionara adecuadamente para su desarrollo tenístico. Todos tenemos parte de culpa en ello. Yo, el primero en no haber sabido cortar ciertas cosas desde un principio.
boluda
Recomendable documental sobre la particular historia de Carlos Boluda.

– ¿Cómo manejás a un chico que a causa del tenis empieza a no ser feliz?

Bueno, tristemente hay muy pocos que disfrutan jugando al tenis aunque parezca una perogrullada. Hay que enseñarles a “disfrutar sufriendo”, me gusta mucho este término. Hay que enseñarles a los chicos que el tenis es un deporte de perdedores porque todas las semanas pierden todos menos uno, pero también cada semana te da una nueva chance y es más importante ser regular que cualquier otra cosa. Pienso que a los chicos hay que explicarle muy claro cómo es el tenis para que no se lleven desengaños.


Perlita de Tenis Pro: Robredo hablando del particular apellido “Boluda”.

Siguiendo con la vuelta al mundo en búsqueda de testimonios, Australia es el próximo destino de EfectoTenis que se encontró con Carlos Cuadrado, el último campeón español de Grand Slam Junior. En 2001, en el único torneo ITF que disputó, Carlos Cuadrado venció a Brian Dabul –argentino ex N°1 Junior- en la final del mítico torneo parisino. A pesar de su promisorio futuro, Cuadrado a causa de sus múltiples lesiones no pudo cumplir con las expectativas generadas por los buenos resultados. Su mejor ranking fue 222° en la temporada 2006. “No diría que fue el gran momento de mi carrera, creo que mentalmente me paso muy desapercibido. No lo disfrute como lo debería haber disfrutado, a lo mejor porque fue el único torneo ITF que jugué. Quizás porque no me lo esperaba y estaba muy ocupado jugando Futures y Challengers. La verdad que no lo sé”, responde desde Melbourne, Australia, donde se desempeña como entrenador nacional de la federación del país oceánico.
cuadrado rg 2001
Cuadrado levantando el trofeo de campeón de Roland Garros Junior.

“Creo que el mejor camino es algo intermedio. Definitivamente tener ranking suficiente para poder jugar los Grand Slam Junior te permite medirte con la gente de tu edad. Pero siempre jugando bastantes Futures donde compites con gente mayor, es positivo para empezar a experimentar esas sensaciones”, completa Cuadrado, retirado en 2008 y que actualmente practica como principiante surf y ciclismo, hobbies que según él no los hace bien.
carlos cuadrado

Volviendo a las latitudes a las que estamos acostumbrados, durante la presentación de los dos Challenger que se disputan en Argentina (San Juan y Córdoba), Diego Schwartzman  ofreció su visión y experiencia sobre la búsqueda del profesionalismo. “No hay alguien que diga que un camino es mejor que el otro. Yo no pude jugar prácticamente nada en Junior por un tema económico, me costó mucho. Tenía que elegir una de las dos opciones, y justo la Asociación Argentina de Tenis (AAT) empezó a hacer muchos más Futures en la Argentina. Preferí gastar la plata que tenía para poder viajar dentro del país que es menos costoso que hacerlo como Junior. Si estas fuera de los tres de Argentina no hay ayuda económica”, dice Schwartzman, actual 89° del ranking, que al igual que Trungelliti comenzaron en el último escalón del profesionalismo.

diego usopen
En la cancha central del US Open y frente a Djokovic, Schwartzman tiró el famoso “Topo Gigio”.

“Te tenes que ir adaptando. Aunque seas muy bueno en Junior, tenés que adaptarte a otro tipo de torneos. Los torneos Junior son muy profesionales, son organizados casi como un ATP. Después caés en los Futures, donde la verdad que algunos tienen muchas cosas malas como los entrenamientos, las pelotas y los lugares donde se juegan. Hay que adaptarse. A todos les cuesta. A algunos dos, tres meses, a otros un año, a otros dos, pero los que son buenos se terminan adaptando a todo, ganan y pasan rápido esa etapa”, aclara el “Peque” que en 2012 ganó seis Futures y su primer torneo Challenger, en Buenos Aires.

5385babdd94f8_510x339

Por último, Daniel Orsanic, Director del área de Desarrollo de la AAT, un hombre experimentado en el mundo de los jóvenes tenistas le contó a EfectoTenis su visión: “El camino que a mí más me gusta es que los chicos aprovechen cada etapa y las vayan pasando de manera sólida, no por copiar a otro que le está yendo mejor en una etapa más arriba. Cada jugador tiene su proceso y eso hay que entenderlo. Particularmente me gusta que se puedan sentir buenos en su categoría pero siempre mirando más allá, hacia la madurez del jugador. Si tienen buenos resultados en su categoría, mejor, porque les va dando confianza, pero no es definitivo. Después, cuando tienen entre 16 y 18 años, apuntar a jugar los Grand Slam, a donde en un futuro ellos quieren volver como profesionales. Es un registro muy bueno a nivel motivacional para codearse con los mejores del mundo, estar entrenando al lado de los mejores jugadores del mundo o peloteando con ellos. Hay algunos que podrán jugar los Grand Slam Junior y otros que llegarán, si Dios quiere, cuando sean profesionales. Un camino solo no hay, hay muchos. Lo importante es que cada jugador pueda ir superando y solidificándose en cada una de sus etapas y que dé el próximo paso de manera consistente”.
14068170455_d44b5194c3_b
Daniel Orsanic. / Ph: Prensa AAT.

Anuncios

El peligroso mundo Future

18 Sep

“Es recontra peligroso porque a veces te acostumbrás a estar acá, a no salir. Terminás, sin darte cuenta, inmerso en este nivel que si el objetivo tuyo es jugar ATP no sirve de nada y hay que tratar de escaparle”, dice Matías O’neille, uno de los tantos tenistas que no pudieron llegar al universo de los ATP. Uno de los tantos que quedaron atrapados en el peligroso mundo Future.DCIM105GOPRO

Cuando Matías O’neille, actualmente de 36 años, se dio cuenta que sus aspiraciones por llegar al mundo de los ATP nunca iban a materializarse a causa de las lesiones, otro camino comenzó. El trayecto que debía recorrer el “Mudo”, como lo llamaban de jovencito por ser introvertido, estaba enmarcado por la supervivencia. Vivir hay que vivir, y lo que ellos saben hacer es jugar al tenis. Allí es cuando otro “micromundo” de este deporte aparece y es el de los interclubes y torneos por plata europeos. “Llega un momento que no te queda otra que ir día a día, paso a paso, comenzás a buscar objetivos por otro lado, variás un poquito el enfoque que le das a todo y seguís adelante porque no queda otra. Yo lo hice por el lado de los interclubes y en cierta manera pude ser feliz con eso. Asumo esa parte de mi carrera como una enseñanza de vida y trato de volcarla ahora que estoy del otro lado”, le dice a EfectoTenis O’neille (416° ATP en 2000), que actualmente trabaja como entrenador en el Liceo Naval, conformando la Academia Monachesi & Hood Tenis.
IMG_6378
O’neille durante el Future de Villa del Dique.

Antes, mucho antes de su paso por los interclubes en Austria, Francia, República Checa y Alemania sumado a los cinco meses en Europa jugando torneos por plata, sus sueños no estaban en los Futures, interclubes o los torneos por guita. La frustración que conlleva el incumplimiento de objetivos planteados durante toda una vida es complicado de digerir. “Es difícil. Sinceramente cuando uno arranca a jugar al tenis empezás soñando. Y cuando empezas soñando, empezas soñando a lo grande. No con jugar ésto. No porque tenga algo de malo, pero esto, en los sueños, es solamente el primer paso”, aclara O’neille sobre los Future, el nivel donde se encuentra su pupilo, Federico Coria.
1930596_31834933831_7503_n
O’neille y su revés cuando jugaba los interclubes alemanes. / Ph: fb M. O’Neille.

Trasladándonos a la actualidad de los Future argentinos, la disparidad entre los tenistas que pujan por ingresar o afirmarse en el primer escalón del profesionalismo con aquellos que tienen el nivel pero no el ranking o dinero para pegar el salto a los Challenger, es muy grande. Por ejemplo, en el Future de Villa del Dique, los tres primeros preclasificados, Nicolás Kicker, Federico Coria y Gabriel Hidalgo, alcanzaron las semifinales perdiendo poquísima cantidad de games. Kicker, en sus primeros tres partidos relegó tan solo 10 games, Hidalgo 8, mientras que Coria 13. El nivel para pegar el salto hacia el siguiente escalón del circuito parece estar, pero quedarse allí no es recomendable.  Los efectos que puede causar el estancamiento en este nivel son: la pérdida de la motivación, del nivel, el emparejamiento con el resto. Además, empiezan a generarse miedos.
IMG_6330

“En realidad, ya tengo el miedo porque tengo 22 y siento que hace bastante que estoy acá y me quiero ir. Me quiero ir. Te juega un poco en la cabeza la ansiedad de no volver más porque una vez que conoces el otro nivel es totalmente distinto. Es todo tan lindo, no es que acá sea feo, pero allá tenés todo como para sentirte bien y es difícil volver al Future después de conocer el nivel Challenger. La verdad que no te dan ganas de volver, pero lo importante es mantener la humildad de trabajo y seguir enfocándose en lo que tiene que hacer cada uno para salir de acá lo más rápido posible”, le comenta a EfectoTenis Federico Coria, hermano de Guillermo y actual 392° del ranking.IMG_6135

Muchas veces, la diferencia entre los jugadores del “tenis pobre” -como ellos mismo catalogan al mundo Future– es tan grande que con un “poquito” y apenas pasando la bola del otro lado de la red, los partidos se ganan. “Tratar de jugar con una idea, de ser protagonista y no de pasar la pelota. Hay muchos partidos que metiendo varias bolas podés ganarlos, pero después, en el nivel Challenger, va a costar muchísimo más. En mi caso, lo que me dicen es que trate de pasar estos partidos que son, no quiero decir la palabra “accesibles”, pero que tenés un poco más de chances, siendo protagonista y jugando a lo que entreno”, agrega Coria, de 22 años y dueño de tres títulos Future.IMG_6376
Otro ambiente donde también gana Coria (?).

Sobre este nivel que conforma el primer paso en la carrera del jugador, a la larga, y si no se lo supera, termina siendo perjudicial para la salud tenística y es algo a lo que hay que escaparle. “¿Cómo escaparle? Siendo lo más profesional posible, no cayendo en la idea de solamente pasarla bien. Me refiero fuera de la cancha: vamos a comer un asado, vamos a jugar un fulbito. No, hay muchas cosas que hacer antes de dedicarle tiempo a eso y que si las haces bien no te queda mucho más para pavear”, aconseja O’neill quien también trabajó con Jorgelina Cravero, Guido Andreozzi, Agustín Velloti y Andrea Collarini.

IMG_6377
Junto a Federico Coria, a quien acompañó durante las últimas semanas.

“Está bueno para aprender a competir pero creo que hay que salir rápido de estos torneos…. como que te tiran para abajo”, le dice Joaquín Monteferrario (754°) a EfectoTenis refiriéndose a los Future, etapa que atraviesa hace algunos años. “Lo principal es nunca perder las esperanzas. Siempre hay que mantener el sueño, renovar los sueños también, y hay que seguir, no caerse. Este es un deporte de perdedores donde todas las semanas, de 32 jugadores gana uno solos”, aclara Monteferrario, de 29 años, sin sponsors y quien también juega interclubes en Italia.
bicho
La derecha de Monteferrario. / Ph: hoytenis.com

“Lo que más queremos todos es salir, jugar Challenger que son otra cosa”, le dice a EfectoTenis Gabriel Hidalgo, 485° del ranking. Federico Coria también coincide con su compañero de circuito y aclara las diferencias entre estos dos escalones: “Ballboys, bolas nuevas para entrenar, canchas para vos solo, la mayoría de las veces tenes agua o “Gatorade” (¿puedo decirlo?) gratis, la calidad de los entrenamientos es totalmente distinta, varios árbitros y el hotel, que si entrás al main draw te dan cinco noches para vos y tu entrenador o acompañante. Son muchas cosas que cambian además de los puntos y la plata”. Estos pequeños placeres, que si no te los cubren son gastos, a Hidalgo lo hace sentir un profesional: “Es diferente. Vas a hoteles, te dan toalla, te dan todo y eso es muy lindo. Te tratan como un profesional. Te sentís un rey”.995733_529977480413827_85416419_n
Hidalgo durante la última edición del Challenger de Buenos Aires donde perdió luego de pasar la qualy. / Ph: ETQNV.

OTROS HORIZONTES

Para los más “viejitos”, es decir, los pasados veinteañeros, que andan dando vueltas por los Future, la ilusión de alcanzar el nivel ATP ya se fue hace unos años. Entonces ¿por qué seguir jugando estos torneos que entregan poco dinero? El motivo radica en mantener un ranking que les permita jugar los interclubes europeos, competencia muy significativa en lo económico.  “Hay muchos chicos que cuando están en Argentina juegan estos torneos como una especie de entrenamiento que los ayuda a mantener un ranking, que los ayuda a mantener sus interclubes afuera. Nada más que para eso”, aclara O’neille, un experimentado en la materia.

interclubes alemanes
O’neille, durante un interclub alemán, con la camiseta de Mascheran0 y ojotas. Buen look (?). / Ph: fb M. O’neille.

Un fan francés suelto por Buenos Aires

27 Feb

Además del contingente familiar que acompañaba a Fognini durante la Copa Claro, un fan muy particular siguió desde muy lejos a su ídolo. Fabien Johnson, joven veiteañero con algunos problemas motrices, viajó desde Niza hasta Buenos Aires solo para disfrutar del vistoso tenis del italiano. Una de esas historias que retratan el mundo de los groupies del tenis. Con ustedes el excéntrico Fabien.
????????????????????
Empuñando la raqueta de su ídolo. Foto: Grommet Tenis

A pesar de vivir en Hyères, una pequeña y pintoresca ciudad que conforma la Costa Azul donde la moda seguramente sea algo destacado, Fabien parece prestarle muy poca atención a la pilcha. De abajo hacia arriba: tradicionales zapatillas Converse (sí, las botitas), medias tubo, a rayas, que se asoman y le dan un parecido a un boy scout. Su bermuda beige -bien cortita y probablemente de bambula- y su morral cruzado al pecho aumentan las sospechas de que sea un destacado niño explorador. Su remera negra y gorra completan la vestimenta un tanto infantil. Pero lo más llamativo no es su  outfit (?)  sino lo que lleva en su mano derecha: la raqueta de Fabio Fognini que el mismísimo italiano le regaló al terminar su partido de octavos de final del ATP porteño.

1796522_10203449021411880_1146824125_n
¿Francesas o argentinas, Fabi?

1965039_10203448924329453_932465982_n

La comunicación con Fabien Johnson, o Fabien Argentina en feibu (?), no es de lo más fácil. Se probó con ingles y español. Ninguna era eficiente. Finalmente, el intercambio se basaría en palabras aisladas en “español” y numerosas señas, obviamente. “Buenos Aires. Vacaciones”, intenta explicar mientras mueve su mano y en consecuencia también sacude su nueva raqueta. “Conozco a Fabio y a su familia porque vivo cerca de Niza, en Francia, y hablo con ellos porque los he encontrado allí. Ahora son amigos”, dice con fluidez, como si la sorpresa de tener un grabador pegado a sus labios ya hubiese pasado.

547467_10201189178237213_1017681762_n
El serbio Nole Djokovic junto a Fabien.
1618692_10203235099863975_1666450714_n
Junto al último campeón del Australian Open, el suizo Stan Wawrinka.

Mientras la charla continúa, pausada y bien modulada, EfectoTenis va entendiendo los pormenores de la relación entre el clan Fognini y el solitario fan francés. Durante el ATP 250 de Niza, ciudad aledaña al pueblo donde vive Fabien, este joven estudiante de Ciencias Económicas en la Université de Toulon aprovechó la pequeñez del torneo y “hablé facilmente con los jugadores”. En una de estas charlas, en las cuales seguramente Fabien mangueó algún que otro autógrafo o foto, conoció a los Fognini y comenzó una relación amistosa. Dentro de la famiglia Fognini, Fabien no es el primer fan/groupie que los acompaña en algunos torneos. Edmondo Viscardi, conocido como Eddy, es un multimillonario italiano que escolta a varios tenistas de su país durante algunas giras. Eddy ya es íntimo dentro de los italianos y hasta es acreditado en la mayoría de los certámenes.

BgXCVo8IQAAj281
Eddy, todo un sex symbol.

Retomando el caso de Fabien, hay un gesto que muestra la gratitud del 14° del ranking mundial. Al finalizar la conferencia de prensa post final, -donde el nacido en San Remo perdió frente a David Ferrer- Fabien lo esperaba fuera de la sala de prensa. Al salir, Fognini no eludió a su fan. Por lo contrario se quedó parlando y agradeciéndole por haberlo alentado durante la semana del torneo. Antes de ir a la zona de jugadores, donde Fabien no tenía acceso, Fabio le ofreció tickets para el torneo de Río de Janeiro, que se disputaba la semana siguiente al de Buenos Aires. Un buen gesto hacia un fan que cruzó el Atlántico para perseguir a su tenista preferido.
1969144_10203448939129823_310314787_n
Posando con el trofeo de Fogna.

Michaël Llodra: un tenista en blanco y negro

20 Abr

La relación entre Michaël Llodra y el tenis parece romántica. Es que el francés no es un jugador que maltrate a la fluorescente pelotita, no le pega, simplemente la acaricia. Delicadeza, suavidad, belleza son palabras que se pueden emplear para describir una relación amorosa. En este caso, sirve  para detallar el trato de Llodra con el tenis. Un jugador que antes de impactar la bola, en su caso abrazarla, sabe lo que va a hacer. Un jugador que tiene la cancha en su cabeza. Un jugador de los que no quedan, un artista del pasado.IMG_8497-001

Sus movimientos son naturales. Estos parecen estar previamente trazados en su mente. Todo lo hace bien y con una sencillez que ilusiona hasta al más tosco. Se mueve por el polvo de ladrillo como un pintor que pega pinceladas en su tela. Llodra parece jugar en blanco y negro. No se ha adaptado al tenis moderno, él lo hace muy parecido a las glorias del pasado. El tradicional combo de saque y red es uno de los ítems dentro de su currículum. “Aprendí a jugar de esta forma. Aunque hoy las superficies son más lentas, así es como me siento mejor. De este modo, juego mi mejor tenis”, dice el nacido en la comuna de Rueil Malmaison, Francia,  hace más de 32 años. Y continúa: “Hay semanas en que las canchas son lentas, por eso es más difícil. Pero de esta manera es cuando más disfruto y tengo mayores chances de ganar el partido”.
IMG_8470-001
Técnica pura. Para los libros de “Aprenda tenis”

Excelente porte. Ojos claros, indescifrables por su tamaño y por su extrañísimo color, un tanto celestes pero también verdes. La campera que viste exhibe los colores de su país, rojo blanco y azul. Este hombre, hijo de deportista, su padre Michel fue futbolista del Paris Saint-Germain durante cuatro años, le contó a EfectoTenis cómo es cumplir el rol de tenista profesional y padre al mismo tiempo. “Es complicado tengo tres niños (Manon, Louise y Teo). A veces ellos vienen conmigo, y otras soy yo el que me quedo en casa. Se hace difícil partir, porque los chicos me reclaman mucho. Hay que lograr un equilibrio entre quedarse en el hogar y salir a hacer mi trabajo”, contaba Mica como lo llaman los más cercanos. Existe un famoso dicho que dice “detrás de un gran hombre, hay una gran mujer”, aunque esta afirmación no siempre es real, en este caso, se puede aplicar: “Tengo una mujer excepcional que me comprende. A veces es difícil para ella y para mí porque llevo mucho tiempo en el circuito”, parloteaba entre risas quien supo ser número tres del mundo en el ranking de dobles.
llodra 3
Junto a su hijo menor, Teo.
1004.teo5
“Y cuando me toca a mi”, piensa Teito.

A pesar de que sus grandes momentos fueron en dobles, donde ganó Wimbledon y el Australian Open en dos oportunidades, él se define como un singlista que tuvo sus mejores resultados en pareja. “Siempre me encantó compartir las emociones fuertes con mi compañero. Es diferente cuando uno juega un simple y un doble. En el principio de mi carrera, me consideraban más como un jugador de dobles, pero después la gente se dio cuenta que también podía ganar buenos partidos de singles”, le contaba Llodra a EfectoTenis durante la lluviosa conferencia de prensa que se llevó a cabo en Parque Roca, en la serie de Copa Davis entre Argentina y Francia.

El veterano jugador, en un breve repaso de su carrera, resaltó sus momentos de gloria donde recalcó la medalla de plata conseguida en el dobles de los Juegos Olímpicos de Londres, junto a su compatriota Jo Wilfried Tsonga: “Ganar la medalla olímpica fue un sueño. También recuerdo la victoria en el torneo de Marsella delante de todos mis amigos. El triunfo con Arnaud Clement (actual capitán del equipo francés de Copa Davis) en Wimbledon, fue inolvidable”.
michaelllodraolympicsday8tennisfhhph2f8f7bl


El particular festejo de Llodra  luego de conseguir Wimbledon junto a Arnaud Clement.

A pesar de que ya son pocos los tenistas que mantienen el estilo de juego antiguo, todavía hay algunos como Llodra que no se olvidan del público tradicionalista, y también un tanto nostálgico. Aunque Michaël es un jugador en blanco y negro, su lado humano tiene mucho color. Sus hijos, su esposa y el amor por la bandera revelan una porción de su personalidad  llena de sensibilidad, esa misma con la cual acaricia a la pelota en cada uno de sus impactos.

CURIOSIDADES

Durante una exhibición en Adelaida, en la cual jugaban Americanos vs Europeos, se armó un inédito Strip-Tenis. Las parejas: Ryan Harrison/John McEnroe y Llodra/Henri Leconte. El protagonista de la nota hasta amaga con sacarse los calzones…

michael-llodra-strips
Oh la lá…

Si creías que Llodra voleaba bien, fijate como lo hace esta muchacha. Siempre hay alguien mejor.

Esto está trucado, che (?)