Tag Archives: future

Matías Zukas: de Kenia a gritar campeón en su casa

21 Sep

Diez meses antes de ganar el título en el club que lo vio golpear una pelotita de tenis por primera vez en su vida, Matías Zukas transpiraba y transpiraba en la calurosa Mombasa. En diciembre de 2014, el santafesino de 19 años, flamante campeón del Future celebrado en la capital de su provincia, realizaba una intensa pretemporada en Kenia. Tres semanas en tierras africanas significaron una experiencia que mejoró su físico, pero que fortaleció aún más su mente.

IMG_9867
Zukas y el atardecer en el Jockey Club.

En las canchas del Jockey Club de Santa Fe, Matías Zukas grita campeón. En realidad casi no emite una palabra durante el festejo. Simplemente señala una de sus sienes con el dedo índice de su mano izquierda y mira a los suyos. Es su segundo título como profesional y por primera vez logra coronarse en su país. Lo hizo en su ciudad, junto a su gente. Ni la semifinal de la Copa Davis entre Argentina y Bélgica fue un impedimento para que sus allegados decidieran acompañarlo en el court número 3. Para ellos nada era más importante que alentar al Mati en su tarde soñada.

IMG_9845

12039328_1083974321614147_4351749158701107506_n

Luego de vencer en la final al brasileño Joao Sorgi por 3-6, 6-1 y 6-3 sería turno de los saludos a sus familiares y conocidos, las fotos, la premiación y algunas entrevistas con los medios que se acercaron. Todo esto parecía superarlo a Zukas que se movía con vergüenza y timidez, pero al mismo tiempo, con una gran emoción. “Estoy muy contento, ganar en mi ciudad y ante mi gente es algo muy lindo y trataré de disfrutarlo rapidamente, ya que mañana viajo a La Rioja a disputar otro torneo”, decía el actual 734° ATP, quien hasta hace unos meses convivía con las insalubres temperaturas de Kenia. Pero, ¿cómo terminó entrenando en el continente negro?

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=-W1XSetSEY0]

Dirk Hordoff. Ése es el nombre propio que explica semejante travesía. Durante 2014, en Roland Garros, cuando Zukas aún era junior, comenzó el contacto con el entrenador alemán y actual manager de tenis.  La semana siguiente a Roland Garros, en el torneo de Offenbach, el ex 14° del ranking ITF ganó el prestigioso certamen para jugadores menores de 18 años. En Wimbledon, Dirk le demostró su interés, quería que el argentino sea uno de los tantos tenistas que representa.  En el US Open cerraron el contrato.

matias-zukas-francisco-bahamonde-final-offenbach-2014
Zukas y el título en Offenbach donde superó al argentino nacionalizado italiano, Francisco Bahamonde.

La empresa de representación de Hordoff es co-dirigida por dos personalidades de este deporte. Uno es su pupilo y socio, el serbio Janko Tipsarevic; el otro, el ex 5° del mundo y medallista de plata en Atenas 2004, el alemán  Rainer Schüttler. “Cuando vas a Europa tenés lugar y gente para entrenar. Él (Dirk) te maneja todas las cosas. Además de lo económico te consigue invitaciones para los torneos y te ayuda a hacer la pretemporada”, cuenta Zukas refiriéndose a los beneficios de esta asociación que pide a cambio un porcentaje de las ganancias que obtenga el argentino, principalmente cuando se inserte en el mundo Challenger y ATP.

dirk-hordorff
Hordoff, ¿parecido a Frank Underwood?

Una de las ventajas de esta sociedad es una intensa pretemporada que incluye tres semanas en Kenia y dos más en Doha, capital de Catar. Sitios dispares en los aspectos socio-económicos, pero similares en lo que respecta al clima, donde las temperaturas son extremas, un factor fundamental para encarar el inicio de temporada que comienza en la sofocante Australia.

146_w

LA VIDA EN KENIA

“Fui de un extremo al otro. De ver la gente caminando que llevaba las cosas apoyadas en la cabeza a ir a Doha que es una fantasía donde todo es hotel cinco estrellas”, señala Zukas con el atardecer santafesino de fondo. “Es como se ve en las películas. La mayoría van caminando, las casas son como de barro, chozas. La gente re buena onda. Ibas por la calle y todos te saludaban. Es una zona de extranjeros, pero la gente de ahí es lo mejor, siempre están con una sonrisa”, recuerda el argentino que no tuvo demasiadas oportunidades para ver lo que ocurría fuera de la burbuja del entrenamiento de alta competencia.

Old-Town-el-centro-de-Mombasa

“Fue bastante duro. Primero por el lugar que está aislado de todo, no hay nada. Solo las canchas, la casa, la playa y nada más. También por la exigencia de entrenar con profesionales, con jugadores Top 100. Muy duro, pero lindo”, comenta Zukas, que este año compartió estadía con el serbio Dusan Lajovic (96°) y el alemán Philip Petzchner (35° ATP en 2009).

12009699_1083979148280331_4804230363332637293_n

Como indicaba el reciente campeón del Future de Santa Fe, en África todos convivían en un mismo predio que contaba con todas las facilidades. “Digamos que es como un quinta grande que tiene tres casas”, dice. En una de ellas vive el encargado, un amigo de Dirk, que está seis meses al año y mantiene las instalaciones. En las otras dos se dividen los jugadores y los empleados keniatas que están atentos a cualquier requerimiento de los tenistas. “Hay varios chicos que laburan ahí, que se encargan del jardín, de regar las canchas, de ir a comprar la comida para preparar el desayuno, almuerzo y cena. Todo el tiempo hay gente sirviéndote para ver si querés algo o no. Todo lo hacen ellos”, aclara en referencia al servicio de los empleados que trabajaban en el caserón Hordoff.

DCIM105GOPRO

“A las 9 de la mañana hacíamos una entrada en calor que era como físico, porque eran cuarenta minutos donde hacíamos todo lo que te imagines. Después, dos horas de tenis, comías y tenías un ratito para dormir. A las dos, tres de la tarde arrancabas de nuevo: una entrada en calor muy dura, tenis y físico”, relata con puntillosidad Zukas, que durante esos días trabajaba con el preparador físico de Tommy Haas.

1024px-Moon_Over_Mombasa
Atardecer en Mombasa.

A pesar de la alta exigencia física, la mayor dificultad está en soportar mentalmente el aislamiento. “No hay otra cosa que no sea tenis. Es duro porque no tenés nada para hacer, solamente entrenar, comer y dormir. No tenés lugares para visitar, comer o andar. Es solo éso. Duro, pero ayuda en lo mental”, señala Zukas, que hace unos meses también estuvo jugando los interclubes en Alemania, otra prueba de carácter en su camino a establecerse como tenista profesional.

DCIM105GOPRO

Durante la última semana, la rutina fue atípica. El contacto con los afectos fue muy diferente al de los meses anteriores. Las charlas no eran por Skype ni por Whatsapp, la tecnología solo sirvió para coordinar los horarios de reunión en el Jockey Club. En Santa Fe, Zukas vivió jornadas distintas que culminaron con un inolvidable título en su tierra.

View this post on Instagram

Keep walking, @matizukas . #FutureSantaFe

A post shared by Efecto Tenis (@efectotenis) on

LA VISIÓN DE SU COACH, DAMIÁN PATRIARCA

Luego de terminar su relación laboral con Juan Mónaco, Damián Patriarca decidió que era momento de alejarse del tenis por un tiempo. Estaba cansado. Por eso, después de esa temporada 2013 en la cual trabajó con el ex Top-10, el paranaense se apartó de los aeropuertos para vivir con su novia en Acapulco, donde dirigía algunas escuelitas de tenis. Desde hace un mes trabaja con Zukas, a quien había ayudado el año pasado durante algunas semanas.

patri

“Es un jugador con mucha proyección, muy habilidoso e inteligente dentro de la cancha, algo que no es tan común en estos momentos donde todo es más físico y de potencia. Está en sus primeros pasos como profesional y hay que aceitar un poco la parte física y mental. Estoy contento por estas primeras semanas y con todas las expectativas para lo que sigue”, dice Damiían Patriarca, ex coach de Juan Mónaco.

12002217_1083979094947003_2894764956810574068_n

Anuncios

El tenis, un deporte con poco premio

17 Sep

Casi dos décadas pasaron para que la Federación Internacional de Tenis (ITF) realice reformas en la cantidad de dinero que reparten los primeros torneos en la escala del profesionalismo, es decir, los Futures y Women’s Circuit. En un comunicado publicado en mayo de este año, la ITF, organización que regula este tipo de certámenes (también lo hace en los Grand Slam, Copa Davis y Copa Federación), informó la escalonada suba de los premios durante los próximos años. A pesar de la necesaria modificación, el debate está más que abierto. ¿Quién ayudará a los directores de los torneos que, a partir de la modificación, deberán reunir más dinero? ¿Habrá menos certámenes? ¿Los jugadores llegarán a cubrir los gastos?

DCIM105GOPRO
Panorámica del court central del Sport Social Club de Villa María.

En el denominado “tenis pobre”, los recursos escasean. El tenista que duerme en un auto, el jugador que alcanza la final con solo una raqueta, la adolescente que le encuerda a sus rivales, son algunos ejemplos del excepcional rebusque que existe en este tipo de eventos. A menos que seas campeón, los números no cierran por ningún lado, ni con la ayuda del matemático Adrián Paenza (?). Los gastos que deben cubrir los tenistas son mayores que la cantidad de dólares que ingresan. Y sí, en 1998, cuando comenzaron a jugarse los Futures –en simultáneo con los antiguos Satélites- , las cosas no salían lo mismo. Durante este largo período, la inflación jugó su papel. Por eso, el cambio era necesario.

IMG_6308

Una de las principales modificaciones ocurrirá a partir de 2017, los torneos masculinos que actualmente reparten 10.000 verdes (?) en premios pasarán a entregar 15.000.El aumento será de un 50 por ciento e intentará suplir las inversiones en: viajes, alimentación, alojamiento, encordado de raquetas, lavandería, entre otros. ¿Será posible? Probablemente no.

Captura de pantalla completa 16092015 045206 p.m.
El detalle de los aumentos de los premios.

“Me parece muy bien. Creo que lo tendrían que haber subido hace mucho tiempo. Hace unos meses, un amigo, que jugaba hace diez años, me contaba que los premios eran los mismos”, comenta sorprendido el argentino Juan Pablo Paz, actual 566° ATP, a EfectoTenis. Sin embargo, pensando sus argumentos en profundidad, continúa: “No sé si es tanto subir los premios, también sería bueno que, como requisito, todos los torneos tengan hotel. Eso nos ahorraría una gran parte del gasto”, comenta el promisorio tenista de 20 años.

IMG_9800
Paz durante una producción con EfectoTenis.

“Debería haber un límite en el precio de los hoteles oficiales, hasta 35 libras; que provean un almuerzo barato; que encordar cueste 10 libras y que incluyan el transporte desde y hasta el aeropuerto. Realmente siento que esto tendría, por lejos, un mayor impacto en los jugadores de este tipo de torneos, así ahorrarían más y se sentirían más cuidados. En este nivel todavía eres semi-profesional, entonces no creo que tus ahorros deban ser altos, pero sí que tus gastos sean menores para ayudar a que los jugadores sobrevivan”, comenta en su blog la tenista británica Naomi Cavaday, actual 375° WTA, quien también coincide con la idea de Paz: no todo pasa por aumentar los premios.

1413326455534_wps_17_Naomi_Cavaday_Wimbledon_T
Cavaday en Wimbledon.

La preocupación no solo radica en la supervivencia de los tenistas, sino en la continuidad de los certámenes. El aumento en la repartija de los premios exige que los directores de los torneos deban reunir una mayor cantidad de dinero. Ante esta modificación, muchos de estos eventos podrían desaparecer y así dañar aún más las aspiraciones de los deportistas.

“Es una necesidad que tienen los jugadores. Una necesidad de elevar los premios y abaratar los costos porque se está haciendo muy difícil la transición. Bienvenidos los cambios, pero habría que ver cómo se implementan. Fundamentalmente qué cantidad de torneos tenemos tanto en la región como en el mundo”, manifiesta Javier Degreef, coach de la jujeña Guadalupe Pérez Rojas.
11188497_826607934087707_7145445757289750493_n
Degreef y Pérez Rojas durante el Women’s Circuit de Villa del Dique.

Poniendo el foco exclusivamente en el ámbito local, durante esta temporada la Asociación Argentina de Tenis llevó a cabo doce Futures y cuatro Women’s Circuit, mientras que está confirmado realizar cuatro eventos más (entre hombres y mujeres).  La idea de planificar un año tenístico en suelo argentino, donde los gastos en viajes son menores, es imposible. Aún más para las chicas. La solución es competir en el exterior, pero los gastos son altísimos.

Estable, Campeona en Eslovenia
Tita Estable, campeona en Eslovenia.

Sin lugar a dudas, la formación a partir de los torneos desarrollados en tierras albicelestes son un trampolín hacia el próximo nivel, el de los Challengers, escalón donde sí se puede vivir de los ingresos que brinda el deporte. En 2012, Diego Schwartzman (68°ATP) ganó cinco Futures en Argentina y también el tradicional Challenger de Buenos Aires. En 2014, Nicolás Kicker, 181° ATP y participante en la última clasificación del US Open, se consagró cinco veces, mientras que este año año obtuvo tres títulos más en suelo argentino. Dos ejemplos que evidencian la importancia de estos torneos dentro del camino por el cual un tensita debe transitar. Los Futures y Women’s son el primer mojón. 5385babdd94f8_510x339 DCIM105GOPRO

Carlos Ronco, director del Future y Women’s Circuit  realizado en Sport Social Club de Villa María, única sede del país que lleva a cabo los dos torneos (hombres y mujeres) en simultáneo, coincide con la medida tomada por la ITF, pero al mismo tiempo, el futuro lo inquieta. “Vamos a tener un poco más de trabajo. Es una medida totalmente acertada. Es un nivel de jugadores que necesitan que se les preste más atención y más apoyo. Comparto la medida aunque como organizador vamos a tener más problemas para generar los recursos que hagan falta. Los jugadores de este nivel necesitan tener más ingresos para poder progresar”, le dice Ronco a EfectoTenis.

DCIM105GOPRO

Ronco y el momento de los pagos.

“Me parece bueno porque eso nunca se incrementó con el correr de los años. Desde que jugaba torneos, cuando tenía catorce años, los premios eran iguales. Por otro lado, los torneos, al ser de las asociaciones y la ITF no es la que pone la plata, probablemente va a ser difícil que se mantenga la misma cantidad de certámenes que hay ahora. Sé que en mujeres es muy difícil conseguir la plata para financiarlos, entonces al necesitar un cincuenta por ciento más en premios puede repercutir en la cantidad de torneos que se hagan. Creo que es un aumento que se necesitaba, pero hay que ver si con la economía argentina actual lo podemos solventar”, señala la siempre interesante Mariana Díaz Oliva, ex 42° WTA y actual entrenadora de varias jóvenes argentinas.

Mariana-raqueta-sigue-extension-brazo_ZONIMA20111206_0080_11

En el caso de la formadora de 41 años, ella misma puso plata de su bolsillo para ayudar a dos chicas de su academia que estuvieron tres meses por Europa. “Es una oportunidad que merecen tener. Las cuatro tienen ranking WTA y son buenos proyectos en Argentina. Si no le damos una oportunidad a ellas, nunca vamos a sacar jugadoras. Al no haber tantos torneos en la región las chicas se van a ir varios meses a Europa. Es una prueba dura de cabeza: crecer y madurar”, señala Díaz Oliva, que acompañó a Victoria Gobbi , Julieta Estable, Ailén Crespo Azconzábal y Daniela Farfán en una larga travesía por Rumania, Croacia y Serbia, entre otros países.

11745317_1616873005247343_5245487809498770954_n
Las chicas de Díaz Oliva festejando el cumpleaños de Estable en Bursa, Turquía.

Cuando decidís abrir tu propio kiosquito, es inevitable invertir en el alquiler, la pintura, los caramelos y los puchos. No obstante, el depósito de dinero no será eterno. En algún momento los aires deberán cambiar y lo que pusiste empezará a volver. En el tenis ocurre algo similar. El primer nivel del profesionalismo, del cual estamos hablando, es una inversión. Una apuesta a un futuro incierto.

Según el experimentado Ronco, lleva ocho años organizando los dos torneos, “la ITF tendría que repartir un poco los ingresos y como organizadores tendríamos que vender ésto a sponsors que perduren en el tiempo y que signifique un beneficio para ellos”.  En el comunicado oficial, la ITF señala que considerará modificaciones para asegurar que naciones en desarrollo puedan continuar realizando estos certámenes. Sin embargo, no hay nada conciso, nada que explique de qué manera lo llevaran (si es que ocurre) adelante. En el caso de los organizadores, según Ronco su trabajo será atraer a los sponsors, seducirlos para que ellos “sientan que les sirve invertir en el tenis”. IMG_9551

“Argentina se ha caracterizado siempre por buscarle la salida a todo”, remarca el cordobés de Villa María en referencia al conocido rebusque argento. “El tema es que ese rebusque no sea para zafar este torneo, sino que perdure. Que al club, a la Federación y al sponsor les sirva”.

LA VISIÓN DE CHRISTIAN LINDELL

El brasileño nacionalizado sueco, un experimentado en este tipo de torneos, ofrece su parecer sobre la nueva modificación que llevará acabo la ITF a partir del año siguiente.

En Misiones, la suerte es chilena

31 Ago

– Che, ¿viste al chileno?
– Sí, ¿qué pasa?
– El viejo ganó la lotería.
– Me estás jodiendo, ¿de verdad?
– Sí, dicen que dos veces.

11377192_1600755300203438_2871603789396119002_n

Durante los dos días de cobertura de EfectoTenis en Posadas, esta conversación fue recurrente. En los pasillos del Itapúa Tenis Club circulaba el rumor que el padre del chileno Michel Vernier había ganado la lotería. Algunos decían que una vez, a otros les había llegado el dato que la suerte había aparecido en dos oportunidades. ¿Mito o verdad? Develemos el misterio (?).

Ganar-la-lotería

“Eso es lo que dicen”; “Sí estoy seguro, viejo”, eran otros de los testimonios que recorrerían las instalaciones del céntrico club misionero. Sin embargo, este secreto a voces nunca había sido chequeado por los integrantes del mundo del tenis. Nadie se había animado a preguntarle al oriundo de Santiago de Chile, pero todos daban por sentado que los Vernier tenían la fórmula para ganar el Quini (?).

11828612_1623306647948303_4018246264314575587_n

“No sé quién habrá inventado eso. Lo vengo escuchando hace cuatro años. En Chile arrancaron. No sé a raíz de qué. Obviamente, cero. De lo contrario estaría jugando en Europa sin importarme nada. De tanto que lo dicen, ojalá me la pudiera ganar”, le dice a EfectoTenis Michel Vernier, finalista del Future celebrado en Posadas.

Con su modulación veloz, digna de un auténtico chileno, el trasandino de 21 años relata que esta elucubración no lo afecta en la relación con los otros tenistas. Según Michel, nadie lo mira raro. “No hay que darle bola, tampoco. En definitivamente es un rumor que no me molesta en absoluto. Es chistoso. Más que nada me da risa. Tengo re buena onda con todos así que no pasa nada”, aclara.

DCIM105GOPRO

No obstante, el joven que alcanzó la definición atravesando la clasificación (ganó siete partidos hasta perder con Patricio Heras), arremete: “Nunca me lo han preguntado. Nunca me han dicho ‘Oye, ¿tú la ganaste?’”. Tal vez, al no aclararlo, lo que comenzó como un secretito terminó en un mito dentro del microclima que se vive en los Futures sudamericanos.

Si fuese verdad, y los millones estuvieran en su cuenta bancaria, Vernier no cambiaría nada de su vida. Así está más que bien. “Seguiría viviendo mi vida normal. El tema de la plata no te soluciona la vida. Te ayuda, pero sería un peso menos durante las giras”, relata.

EfectoTenis: – Ponele que es verdad y me tenés que dar seis números, ¿cuáles serían?

Michel Vernier: – No te los daría (risas).

ET: – Daaale.

MV: – Bueno. 1, 7, 3, 4, 10 y 12. Si te lo ganás me tienes que dar la mitad a mí.

11825013_578764485594646_8873316030693136384_n

LA MEJOR SEMANA DE SU CARRERA

Previo al comienzo del Future de Posadas, Michel Vernier (1141° ATP) nunca había alcanzado los cuartos de final de un torneo de esta categoría. Hasta el momento, su carrera no era más que  luchar en las qualys, pequeña competencia previa que otorga lugares para el cuadro principal.

11822596_578764865594608_2976802619576010038_n

De hecho, la relación entre Vernier y el tenis es reciente. Hasta los quince años jugó al fútbol en las divisiones inferiores de Audax Italiano. De allí se fue porque no le gustaba el entorno, donde sus mismos compañeros robaban dentro del vestuario. Según una anécdota que relata, el entrenador que lo dirigía en el club de “Los Tanos” le dijo que para jugar al fúlbo (?) tenías que ser pobla, término equivalente al lunfardesco villero. “Arranqué a jugar al tenis y no paré. De una al profesionalismo”, señala Michel.

11866247_578764412261320_8291515668994030600_n

Volviendo a Misiones, el aire del Litoral le sentó bien y, viniendo desde la clasificación, alcanzó la final. En el camino eliminó al primer preclasificado, el guatemalteco Christopher Díaz-Figueroa (404°), al japonés Uchida (570°) y al argentino Hernán Casanova (475°), entre otros.

“Fue una semana súper linda. Me sentí súper cómodo. Gané buenos partidos y hubiese sido mejor aún cerrarla siendo campeón. Así es este deporte… Tuve mis chances, pero no las pude aprovechar. Sabía que con (Patricio) Heras iba a ser un partido duro”, comenta con sencillez Vernier, que en Posadas casi se gana la lotería tenística.

Fotos: Le Tenisse / Sebastán Capristo y El tenis que no vemos / Mercedes Fuentes.

Amanecer en Misiones

29 Ago

La magia de los viajes. Salir del claustro que es la ciudad, donde el paisaje urbano es dominado por el cemento y el asfalto. Despertar con la claridad del amanecer. Entre árboles, tierra colorada, lomadas y aserraderos el sol se asoma y nos da la bienvenida al Litoral. “Misiones, belleza natural”, dice el turístico slogan de la provincia. En unos pocos minutos, uno puede dar fe de esto.

IMG_20150829_022721

Mientras el micro continúa su camino por la ruta nacional N° 14, las publicidades anticipan que queda poco para llegar a Posadas, capital y sede del décimo Future que se celebra en Argentina durante este 2015. Recién a las 10:30 horas, cuando la temperatura se acerque a la máxima pronosticada de 28 grados centígrados, comenzará la actividad en el Itapúa Tenis Club. Viernes, día de semifinales, tanto en singles como en dobles.

DCIM105GOPRO

Antes de arribar a destino hay tiempo para disfrutar de las lomadas, del paisaje y del renovador y agradable baño de sol mañanero que enceguece nuestra visión. Un hombre que le quita con un pañuelo el rocío al parabrisas de su auto; una niña que, con su guardapolvos, mate y madre, camina hacia la escuela; y otro hombre, solo, sentado en una reposera, probablemente toma tereré, son imágenes, pequeños momentos que se pueden apreciar fugazmente desde un micro de larga distancia.

IMG_20150829_022808

Dejando atrás la ruta, el amanecer y demás colorido es tiempo de subirse a un taxi que nos trasladará hasta el club. La charla de futbol nunca falla, un tip que el viajante siempre debe tener para romper el hielo. El debate sobre la performance de Messi en la Selección, la comparación de Lio con Maradona, la ausencia de Carlitos Tévez en la final de la Copa América son los principales temas. Al llegar al centro deportivo, la amistad se acaba cuando llamativamente el taxista comunica que la tarifa por el viaje es de ciento cincuenta pesos. El chofer nunca puso el taquímetro y la distancia no parecía ser tan larga. En fin, en Misiones ya embocaron al porteño.

1840798

EL ITAPÚA, LA SIESTA Y ¿EL CHALLENGER?

Ubicado a tan solo siete cuadras del centro de Posadas, capital de la provincia de Misiones, las instalaciones del Itapúa Tenis Club no son demasiado espaciosas. Seis canchas de polvo de ladrillo, una pileta, un gimnasio de básquet y un gimnasio de pesas es lo que ofrece el complejo deportivo. La ventaja de estar cerca del corazón comercial de la ciudad es que los trabajadores que suelen dormir la siesta tienen la posibilidad de posponerla y ver un poco de tenis. Raqueta versus almohada, difícil decisión.

“En el Interior, los horarios son totalmente diferentes a los de Buenos Aires. Se trabaja de 8 a 12 y de 16 a 20 horas, entonces todos paran para dormir la siesta. Obviamente que tienen la opción de irse a sus casas y descansar, o venir acá y ver buen tenis. Muchos me dicen ‘qué lástima que no tenemos luces oficiales’ para jugar de noche. No tenemos luces oficiales, pero tenemos la siesta”, le dice a EfectoTenis Fernando “Pulga” Damus, director del Future de Posadas.

DCIM105GOPRO

El “Pulga” Damus, director del torneo.

En 2014, el joven organizador del certamen mesopotámico decidió escalar en el nivel que ofrecía el Future. Pasar de los 10.000 dólares en premios y los 18 puntos que se lleva el ganador a uno de 15.000 dólares de prize money y 27 puntos para el tenista que se consagre campeón. Sin embargo, el Pulga, un conocedor del ambiente –es profesor y entrena Juniors-, entendió que se podía igualar la repartija de puntos con un torneo de 10.000 dólares más hospitalidad, conocido como 10K+H. De esa manera, el director se ve obligado a brindarles hospedaje a los jugadores. Además de este obligatorio beneficio, la “Copa Misiones” les regala diariamente (no es reglamentario) un almuerzo en el club y una cena en el hotel. En principio podrá parecer un dato menor, pero en el denominado “tenis pobre” cada ahorro cuenta. Comer bien y gratis todos los días no es algo para desestimar.

IMG_9803
Juan Pablo Paz pintando a ojo la marca de la raqueta que lo patrocina. Nada de moldes.

Ante esta estabilidad que lograron luego de siete años ininterrumpidos realizando el único torneo profesional misionero que entrega puntos para el ranking ATP, las autoridades del Future aspiran a subir de escalón. Hacer un Challenger. La idea está avanzada y en el próximo post del blog detallaremos cómo vienen las tratativas y los inconvenientes que deben sortear para ejecutarlo.

DCIM105GOPRO

LOS PARTIDOS

Uno de los primeros en llegar al club fue Hernán Casanova. Previo a su semifinal frente al chileno Michel Vernier, el bonaerense de 21 años fue a pelotear. Apenas pudo impactar unas pocas bolas. El dolor en su muñeca derecha, producto de una caída en su partido de cuartos de final, era fuertísimo.

IMG_20150829_022451
Casanova y su vendaje.

Antinflamatorios, masajes, hielo y vendajes. Nada de eso sirvió para erradicar el inoportuno dolor que finalmente le impidió jugar con normalidad el match. El trasandino Vernier, 1126° ATP, derrotó a Casanova por 6-3 y 6-2 y se instaló en su primera final profesional.

“Durísimo. Es más de lo mismo. Ayer (jueves) también jugué un partido muy largo, 7-6 en el tercero frente a (Andrea) Collarini y después el dobles. Vengo con el ritmo. La semana pasada también fue así. Jugué semifinal de singles, semi y final de doble. Todo el mismo día. Ya vengo con el trajín de la lucha. Queda un partido. No vamos a aflojar ahora”, comenta un extenuado Patricio Heras a las cinco de la tarde, cuando terminó su performance del viernes.

IMG_9772
Pachu, ganador de siete Futures.

A las 10:30 de la mañana, el cordobés de 26 años comenzó su semifinal de singles frente al japonés Ryusei Makiguchi. El match terminó 3 horas y 19 minutos después. Ganó 6-7 (4)/7-5/6-0. Después, Heras descansó, le hicieron masajes y fue a jugar la semifinal de doble junto a su coterráneo Franco Agamenone.

Mientras “Pachu” era masajeado por el fisioterapeuta del torneo, el argentino Gabriel Hidalgo y el brasileño Oscar Gutierrez, ya finalistas del doble, jugaban al básquet en el gimnasio del club. Heras soltaba algunos gritos de dolor cada vez que su isquiotibial izquierdo era presionado por los fuertes dedos del especialista. Finalmente, la dupla nacional conformada por Juan Pablo Paz y Dante Gennaro impuso su fresco físico para derrotar a la pareja cordobesa.

IMG_20150829_022351
Un extenuado Heras junto a su pareja de dobles, Agamenone.

Menos de una hora más tarde, Paz y Gennaro volverían a la cancha, pero la suerte no sería la misma. El precalentamiento que Hidalgo y Gutiérrez hicieron en el parqué de la cancha de básquet ayudó porque en la definición se impusieron por 6-3 y 6-4. La felicidad de Hidalgo, entrerriano de 25 años, no era menor. Este fue su primer título después de once meses. En enero de esta temporada, “Luli” fue operado de su muñeca derecha. Recién volvió en esta gira de Futures argentinos que empezó en el Florida Tennis Club, siguió en Resistencia y culminó aquí, en Posadas.

IMG_20150828_171316

IMG_20150828_173556477
Finalistas y campeones.

El capítulo se cerrará hoy a las 14:30 horas. Sí, durante la siesta donde Patricio Heras intentará imponer su experiencia ante el chileno Michel Vernier. El que más despierto esté gritará campeón.

IMG_20150828_125802633

Schwank: “Todavía siento que el tenis me debe algo”

15 May

Las paradisíacas montañas suizas de Gstaad fue el escenario de la tragedia. Una excursión en bicicleta, que combinaba entrenamiento, relajación y la admiración de majestuosos paisajes, terminaría marcando el destino de Eduardo Schwank. Mientras el grupo de tenistas y entrenadores disfrutaban  un día distinto en la monótona rutina de los jugadores, la rueda delantera de la bici del roldanense agarró un pozo que lo desestabilizó, lo hizo volar y caer sobre su brazo izquierdo, causándole múltiples fracturas. Ése mismo pozo lo tuvo cautivo durante diez meses de inactividad. La vuelta  fue en el Future cordobés disputando en Villa María. Allí, Schwank arrancó de cero, sin puntos ATP, como cuando apenas era un joven que aspiraba con ser profesional. Ahora, a los 29 años, el objetivo radica en volver a sentir esa adrenalina que solo da la competencia. “Todavía siento que el tenis me debe algo”, dice.

DCIM105GOPRO

Durante aquel pozo de diez meses, donde tuvo que recuperarse de múltiples fracturas en la muñeca, el codo y la clavícula, la cabeza de Eduardo Schwank disparó hacia varios lados. Pisando los treinta años, con varias operaciones en su muñeca (una hace dos años y otra en enero), pensó en dejar el tenis. La semana pasada, durante su primer torneo desde el obligado parate, las sensaciones de volver a sentirse tenista fueron extrañas. “Se te pasan muchas emociones, hacía bastante que estaba afuera. Tanto tiempo de recuperación, kinesiólogos, médicos… Creo que jugué muchos partidos en uno. Tenía mucha ansiedad por entrar a la cancha. No entré muy bien. La cabeza no estaba tanto en el partido, sino en todas las cosas que conllevaban ese match”, le comenta Schwank a EfectoTenis sobre el duelo de primera ronda ante Tomás Reche, de 16 años.

IMG_9506
Entrenando junto a su coach German Gaich, un conocido del blog.

Paradójicamente, en se mismo partido, ambos jugadores buscaban su primer punto en el ranking. Reche, proveniente de la clasificación y rival de Schwank, ansiaba inscribir su nombre y apellido en el ranking ATP. El santafesino, también. En su vuelta al circuito perdió todas las unidades que conformaban su colocación en el escalafón mundial. Distintas realidades, pero los dos desde cero. “Todavía no estoy pensando en sacar tantos puntos ATP. Era jugar y tener esa adrenalina de nuevo que siente un tenista o cualquier deportista durante la competencia”, señala el ex 48 del mundo.


Producción de EfectoTenis durante la estadía en Córdoba.

A pesar de ocupar su inusual tiempo libre en actividades que disfrutaba, como trabajar en su Fundación y dar clases en su Academia de tenis, Schwank nunca logró suplir las sensaciones que se advierten en la previa de un partido, o lo que se experimenta durante el juego. ”En ninguno encontré esa adrenalina que sentís antes de entrar en una cancha de tenis o durante la competencia. Éso fue lo que me llevó a estar de vuelta. Se me pasó muchas veces por la cabeza largar el tenis. Esas cosas que hice no me llenaron y hoy estoy intentando. Creo que tengo la energía suficiente para afrontarlo, por lo menos por el tiempo que sea y me sienta jugador de tenis”, relata con sinceridad.

IMG_9516

Luego de vencer por 6-4 y 6-0 a Reche, en segunda ronda sería el turno de enfrentar a Tomás Lipovsek Puches con quien perdió en sets corridos. Sin embargo, el medallista Panamericano en Guadalajara 2007 no se desespera. “Es una semana arrancando una carrera de cero. Sé que no es fácil. Hoy, más que nada, los objetivos pasan por estar bien físicamente, que no me haya molestado el brazo, el codo y la muñeca, que durante las últimas semanas molestó un poco. Después, el tenis, a medida que vaya pasando el tiempo irá apareciendo o por lo menos es lo que espero y por lo que estoy trabajando”.

entrevistas-canchallena-2035776w620
Ph: Canchallena.

La vuelta en los Future, el primer escalón del profesionalismo, no lo desanima. Los anillos no se le caen. Entrenar en la cancha contigua a la de un socio del club cordobés, cobrar alrededor de 900 pesos por su participación, tener que pagarse su hotel, no tener traslados incluídos, son cosas que no lo afectan. Schwank entiende que es un nuevo punto de partida. Si quiere volver tendrá que ponerse el overol, agarrar el pico, la pala y trabajar. “Si hay algo que me caracteriza es la humildad. Todos me dicen que me la tengo que creer un poco más. Para mí esto es estar arrancando una carrera totalmente de cero. De nuevo. En algún momento, la experiencia me va ayudar. No tengo puntos ATP y me lo estoy tomando de esa manera. Entreno todo el día como un chico de dieciséis, diecisiete años. Ojalá que el día de mañana me pague con una buena recompensa”, manifiesta el “Gordo”, integrante del equipo argentino de Copa Davis en diez series.

115486
El Hi-Five de Nalbandian y Schwank durante la Copa Davis.

Como cuando estas alejado mucho tiempo de tu familia, de tu novia, o de tus amigos, volver a vivir esos momentos con ellos se disfruta el doble. Valorar lo que tenemos, a veces necesita de un empujoncito. En el caso del argentino ocurre algo parecido. “Con esta edad valorás muchas cosas fuera de la cancha. Lo que vale todo. Más, después de estos meses en los que estuve fuera. Ves otras realidades”.

A partir de esta doble o triple valoración de las cosas, Schwank aprovecha para generar nuevas motivaciones. En esta inédita coyuntura, los objetivos se alejan del dobles –donde llegó a ser 14 del mundo- y apunta al singles, una cuenta pendiente. “Siento que todavía puedo lograr muchas cosas con el tenis. Todavía siento que el tenis me debe algo, más en la parte de singles. En los últimos años, por una cuestión u otra, me fue muy bien en dobles. Por jugar Juegos Olímpicos y Copa Davis, que eran dos objetivos muy grandes, me dediqué un poco más al dobles y descuidé el singles. En el dobles siento que logré cosas importantes, con el singles siento que tengo una deuda pendiente. También es un poco el orgullo mío de querer lograr algo más en singles”.

Argentina's Eduardo Schwank and Colombia's Juan Sebastian Cabal (L) pose with their trophies after loosing against Canada's Daniel Nestor and Belarus's Max Mirnyi at the end of their Men's double final match in the French Open tennis championship on June 4, 2011 at the Roland Garros stadium in Paris.    AFP PHOTO / MIGUEL MEDINA (Photo credit should read MIGUEL MEDINA/AFP/Getty Images)

Junto al colombiano Juan Sebastián Cabal, finalistas de Roland Garros 2011.

EL RELATO DE LA CAÍDA EN SUIZA

“No fue nada de otro mundo. Éramos muchos jugadores y entrenadores. Subimos en teleférico a una montaña en Gstaad, un paisaje hermoso. Era una especie de entrenamiento y paseo. Ése día había perdido en el dobles, con Granollers, habiendo tenido match points. Fuimos y descendiendo en bici me aparece un pozo que no lo veo, la rueda de adelante se me mete adentro y volé. Caí con todo el peso sobre el brazo izquierdo y tuve las tres fracturas”.

DCIM105GOPRO

ALGUNOS ANTECEDENTES

Los ejemplos de otros tenistas que lograron sus mejores resultados en los últimos años de su carrera inspiran a Schwank. “Hay muchos ejemplos y fui viendo cada uno de ellos. Está el de Charly Berlocq que se operó la muñeca y estuvo un año y medio afuera, y a la edad que tiene está teniendo sus mejores años; Machi González que en su mejor momento se rompe la rodilla y estuvo mucho tiempo afuera y ahora es Top 100 nuevamente; Pablo Cuevas, un ejemplo increíble, después de dos años, con dos o tres operaciones y hoy está en un nivel muy bueno. Después tenés otro tipo de jugadores como (Lleyton) Hewitt, Tommy Haas, en un nivel mucho más alto, pero que con muchos años siguen en competencia. El trabajo, la humildad y el sacrificio van a hacer que logre algo el día de mañana. Nadie te va a regalar nada, ni en estos torneos. No solo ganás con la camiseta, hay que laburar y lograr un buen nivel de tenis”, aclara Schwank, que desde febrero, cuando se empezó a cuidar en las comidas, bajo siete kilos. Según él, todavía le falta bajar cuatro.

1320720516_2011R01Schwank

Había una vez en Villa María…

9 May

En el Sport Social Club de Villa María, los resultados y los campeones ya están. Por el lado de las chicas, el Women’s Circuit que repartió 10.000 dólares en premios quedó en manos de la chilena Fernanda Brito, que superó a la juvenil argentina Julieta Estable. En la rama masculina, el cordobés Franco Agamenone consiguió el primer título profesional de su carrera al vencer a Hernán Casanova. Sin embargo, más allá de los resultados, las historias que sucedieron en la localidad cordobesa son las que perdurarán en la memoria de EfectoTenis. Cinco historias propias del primer escalón del profesionalismo, un mundo lleno de técnicas para ahorrar dinero. Un universo repleto de particularidades que hacen honor al denominado “tenis pobre”. 

IMG_9551

EL COACH QUE VOLVIÓ A SER TENISTA POR UN RATO

Después de cinco años desde su retiro, Germán Gaich, ex jugador y actual coach de Eduardo Schwank, volvió a sentirse tenista. Paradójicamente, entrenador y pupilo eligieron el mismo torneo para su vuelta. En el caso de Schwank, quien hace poco menos de un año sufrió múltiples fracturas mientras andaba en bicicleta en Suiza, durante el torneo de Gstaad, la vuelta fue después de diez meses. Para Gaich volver a jugar es algo pasajero. Él dejó de ser profesional hace media década. En Villa María, ciudad de donde es oriundo, el ex tenista de 28 años probó suerte en la clasificación del Future celebrado en el Sport Social Club, institución donde aún da clases. Allí, el “jubilado” pasó la qualy.

IMG_9518
Su mejor ranking fue 740° ATP, en 2009.

“Cada vez que el torneo se realizaba acá me tocaba estar de viaje o trabajando fuera de casa. Este año me tocó en Villa María, así que saqué la raqueta y me divertí un poco”, relata Gaich, quien tuvo que pagar los sesenta dólares del  IPIN (número de identificación ante la ITF, una especie de DNI del tenis), requisito indispensable para jugar un torneo profesional.

“Entrenado para jugar, no. Uno siempre está en la cancha, con los chicos, pero estaba totalmente fuera de ritmo. Físicamente mal, pero anduve mejor de lo que creía”, señala Gaich, que en la clasificación venció a Agustín Ozcoidi, Mauricio Pérez Mota y, en la última ronda de la fase previa, a Gonzalo Lavaselli. Tres partidos en tres días. Todo ésto cinco años después de su retiro. Le dolían hasta las muelas (?).

IMG_9506
Schwank, bajo la mirada de Gaich.

El martes, una vez en el cuadro principal del Future de Villa María, Gaich sintió el trajín de varios partidos en el desacostumbrado lomo. “En primera ronda venía jugando muy bien hasta el 5-3 donde tuve set point. Se me escaparon un par de bolas. El físico venía muy tocado durante esos días. Se me fue 7-6 y para el segundo quedaba poco resto. Seguí luchando pero sin intensidad”, manifiesta sobre el match que perdió ante Gustavo Vellbach por 7-6 y 6-2.

“Terminaba el partido y me internaba en la sala de kinesiología. Una hora mínimo. Ni en la época de jugador hacía eso. Acá me dolía todo. Todo, todo. Espalda, brazos, piernas. Me acostaba a dormir a las nueve de la noche, algo que no realizaba hace más de diez años”, describe con humor el cordobés.

IMG_20140621_090404

“Es raro, pero es lindo. Para nosotros, los ex jugadores, esos momentos de adrenalina, de sentir esa presión de la competencia, es lo que se extraña un poquito. Se disfrutó y sufrió. Por más que ya estaba  relajado y uno lo juega para divertirse, en ese momento, no querés perder”, le comenta a EfectoTenis el ex entrenador del bellvillense Pedro Cachin.

“Uno sigue ligado al tenis y ahora estoy en la etapa de entrenador. La adrenalina está. Fuera de la cancha. No es la misma, pero se sufre. Muchas veces terminan los partidos de los chicos que estoy entrenando y termino cansado como si hubiese jugado”, cierra Gaich, que en su Villa María jugó un rato a ser tenista.

983959_10151859220195116_1983392108_n

ANA GOBBI, ENCORDAR RAQUETAS PARA GANARSE UNOS PESOS

“Llevo la máquina a los torneos. De paso, ya que me encuerdo mis raquetas porque sino me sale muy caro, también les encuerdo a otras chicas. A las que me pidan. Les cobro menos de lo que sale en el torneo”, dice con simpleza Ana Victoria Gobbi, tenista argentina de 18 años que consiguió fabricarse su “changuita” durante los torneos. El objetivo conseguir dinero para solventar la carísima carrera.

1461790_10202198878236223_702159269_n

“Hace dos años me compré la máquina. Arranqué sola. Hacía cualquier cosa. La primera vez, la raqueta quedó con dos cuerdas menos, un desastre. Después, en un torneo, me enseñó una chica y de los errores fui aprendiendo”, comenta Gobbi, campeona de dobles en Villa María.

“Como acá sale caro, ellas me dicen, ‘che, ¿me encordás?’ Yo les cobro la mitad o menos. Les conviene a ellas y también a mí”, señala la comerciante tenista que vio el nicho donde podía sacar provecho. Agarrate Luis Pianelli (?).

MARIANA DIAZ OLIVA Y SUS CHICAS APUESTAN POR EUROPA

Una de las misiones imposibles con la cual convive el tenis femenino sudamericano es realizar una gira sin interrupciones. Hasta ahora, el Women’s Circuit celebrado en Villa María fue el segundo del año, y no hay otro dentro del calendario ITF 2015. ¿Qué hacen las chicas entonces? La respuesta está en quién tiene la billetera más gorda.

Algunas deciden jugar los torneos Haciendo Tenis (no otorga puntos WTA), donde ganan algo de dinero y sobre todo no pierden el ritmo de competencia. Otras apuestan a Brasil, la gran potencia de la región. Y las últimas, obviamente en menor cantidad, rompen el chanchito, sacan la chequera, levantan el colchón (?) y viajan hacia el Viejo Continente.

IMG_5171
Farfán, Díaz Oliva y Estable.

Mariana Díaz Oliva, ex jugadora y actualmente entrenadora en Banco Nación, club ubicado en Vicente López, es una de las formadoras que apuesta por el futuro de las jóvenes tenistas argentinas. Díaz Oliva -42° WTA en 2001- entrena a Julieta “Tita” Estable (15° ITF), Ailén Crespo Azconzabal, Daniel Farfán y la encordadora (?) Ana Victoria Gobbi. Éste jueves, el grupito viaja a Europa donde disputarán algunos torneos en Croacia, Serbia y Rumania, países más baratos para la supervivencia.

Principalmente, la bonaerense de 39 años cree que sus jugadoras deben tener la chance de probar. La oportunidad de ver si se aguantan tres meses de gira. La ocasión de mejorar. “Es una gira para ganar experiencia y hacerse fuerte”, señala Díaz Oliva que charló largo y tendido con EfectoTenis.

http://www.ivoox.com/player_ek_4469172_2_1.html?data=lZmjm5abdo6ZmKiakpeJd6Klk5KSmaiRdo6ZmKiakpKJe6ShkZKSmaiRkcLmysbbw5CorcLujLTZy9vFcYarpJKyyMrHuNDIxtPW1ZKJe6ShlQ%3D%3D&

Mariana-raqueta-sigue-extension-brazo_ZONIMA20111206_0080_11
Ph: Clarin Vicente López.

PEPE LORCA, COACH Y RETRATISTA

Si decimos que en el mundo Future hay de todo, créanlo. Es así. En el restaurant del Sport Social Club de Villa María, el coach de la Academia de Parque Norte, “Pepe” Lorca, dibuja. Pepe no ilustra cualquier cosa. En la mesa donde hace un rato unos desvencijados viejitos conversaron fervientemente del Superclásico del fútbol argentino, Lorca le hace honor a su otra profesión, la arquitectura.

IMG_9561
Juan Ignacio Ameal.

El actual coach de Juan Ignacio Ameal, Mariano Kestelboim, Valentino Caratini, entre otros, trasladó los diseños de coches, muebles y casas que hacía como arquitecto para hacer retratos de tenistas. Un pasatiempo que lo distrae en las giras.

IMG_9562
Tita Estable.

“El primero que se parecía un poco fue uno que hice de Cortázar”, confiesa Lorca, quien anteriormente realizó 200 fallidas caras de la revista “Cosmopolitan”. Y agregaba: “Si puedo enseñar tenis, también puedo aprender a dibujar retratos”.

IMG_9566
El retrato de la brasileña Carolina Alves Meligeni.

FINALISTA CON SOLO UNA RAQUETA

Hernán Casanova, uno de los finalistas del Future de Villa María, definitivamente debe tener un record para agregar al libro de los Guinness: llegar a la final de un torneo profesional usando tan solo una raqueta. Lo más llamativo –o no, pensando que son Futures, es decir, el “tenis pobre”- es que no lo hizo por elección, por cábala, sino porque era la única que tenía.

IMG_9560
Casanova y su única raqueta.

“Vengo de jugar en Chile y tenía una raqueta. Va, tenía tres, pero solo una bien, las otras estaban viejas, vencidas porque ya las tenía hace tres años. Volví de allá y me iban a dar una nueva, pero no tenían (usa una medida más corta que la convencional). Un amigo me prestó una, pero era dos modelos anteriores. La otra estaba arreglada”, le dice a EfectoTenis “Herni”, de 21 años, quien por dentro debe rezar diez Ave María y quince Padre Nuestro para que no se le corte el encordado (?).

DCIM105GOPRO

Agamenone y Casanova, luego de disputar la final del singles.

Además, el rebusque de Casanova es admirable. Las raquetas “se las dá” Babolat; la ropa, una amiga de su madre que trabaja en la firma deportiva Topper  y de vez en cuando le saca alguna que otra pilcha. Mientras que los viajes los cubren “mamá, papá, la familia”. Así y todo fue finalista del Future de Villa María. Ganas.

Un dominicano bien gaucho

5 Feb

(Léase en tono gauchesco)

Sin poncho,
sin boina,
sin bombacha de campo ni boleadora’
En el mar Caribe lo nombraron gaucho
Y con la raqueta se hizo macho
Este José Hernandez es trucho
pega eslai  y ejercita mucho.

FIERRO 3

(Léase en tono normal (?))

“Primero vi la calle. Vivía en una pensión que quedaba sobre José Hernández. Creo que estaba a una cuadra de Libertador”, dice el José Hernández dominicano que explica cómo descubrió la importancia que tenía esta denominación en la Argentina. Él es tenista. Tiene 24 años, ocupa el puesto 266° del ranking ATP y comparte nombre con el autor de la obra literaria más representativa del país, el “Martín Fierro”, obvio, de José Hernández. Un juego de palabras que lleva al humor pero que fue la carta de presentación en un país que lo hizo crecer como profesional. Y va la primeraaa (?)

Después de un comienzo gauchesco,
la historia se avecina.
Su nombre de pila e’ José
que acá la puso (dentro de la cancha) y no se jué.

DCIM105GOPRO

Habiendo una vez googleado y charlado sobre este nombre propio que coincidía con el suyo, José Hernández pudo empezar a usarlo como mecanismo para romper el hielo durante una conversación que cae en el chiste fácil. “Cada vez que les decía mi nombre era “Uh, Martín Fierro”. Sí, así es. Algunas veces digo que soy el bisnieto del famoso escritor”, le comenta entre risas Bebo a EfectoTenis.

DSCF0889

Sin embargo, antes de arribar a la Argentina a los 21 años -donde entrenaría en la Academia de Fabián Blengino- y descubrir la connotación de su peculiar nombre, Hernández tuvo un largo camino. Un trayecto que explica las razones de por qué estuvo durante tres semanas haciendo pretemporada junto al argentino Leonardo Olguín, en el Florida Tenis Club.

Producción de EfectoTenis. Un día en la pretemporada de José Hernández.

Luego de su etapa como junior, donde alcanzó el puesto 37° de la ITF, llegaría el verdadero cambio en su vida: entrar a la Universidad de Carolina del Norte, en Estados Unidos. A los 19 años y con una beca bajo el brazo, el nacido en Santo Domingo comenzó a estudiar economía mientras, en simultáneo, jugaba al tenis. “Te abre muchas puertas y no te quedas estancado. Te da la oportunidad de decidir qué es lo tuyo. Estás haciendo una carrera y jugando al tenis. Si me pasa algo, toco madera, estoy a un año de tener un título”. Además, la formación tenística es realmente exigente: de enero a mayo hay competencia [por equipos] todos los viernes y domingos. También, los gastos son mínimos. La universidad le brinda a los becados: ropa, raquetas, bolso, comida, alojamiento y estudio.015bbee03fef11e2b23022000a1f9ad5_7
Bebo, Roger y atrás Severin Lüthi.

“Estas invirtiendo en ti y casi sin poner dinero”, comenta Bebo que estuvo tres años en el college al que asistió Michael Jordan. “Allá se respira Jordan. Hasta hay un museo suyo. Es el ídolo de todos los deportistas. Es el Roger Federer del mundo. Y saber que él estuvo en mi universidad fue muy chulo”.
Michael Jordan en su habitación de la Universidad de Carolina del Norte, en 1983
Jordan en su habitación de la Universidad de Carolina del Norte (1983).

En cuanto a su Licenciatura en Economía, los números siempre le interesaron al dominicano. “Te ayuda a abrir la mente. Que la vida no es solo tenis. Cuando estoy en el hotel me pongo a ver las revistas de economía y la bolsa de valores. Como para matar el aburrimiento. Te distrae. No pensar tanto en tenis, tenis y tenis. También te culturiza”.

santander españa

Pensando en el conocimiento que tiene el argentino promedio sobre las universidades estadounidenses, la diversión es lo primero que ataca nuestras mentes. A través de las películas consumidas, un mundo de diversión es bosquejado en el inconsciente. Pero, ¿es verdad? Hernández, por experiencia, lo confirma. “Cuando llegué no sabía nada de eso. Lo había visto igual que ustedes, en las películas. ¿Has visto American Pie? Bueno, es exactamente lo mismo. Es una copia. Yo pensaba “esta gente está loca”. Los de American Pie llevaron una cámara a una universidad, filmaron dos horas y sacaron esa película. Es idéntico. Si te dejas llevar por eso fracasás. La joda y las distracciones son muchas”.

Su fortaleza ante estas tentaciones estaba sostenida por su responsabilidad y ambición que desde los 15 años asumió cuando debutó en la Copa Davis. “Era el único de mi equipo [del college] que jugaba Copa Davis. Siempre tuve responsabilidad con mi país. Unos años de joda no me iban a quitar esa ilusión”, aclara sin titubear.

EFE
En la Davis. (EFE)

A los 21 años, José Hernández estaba maduro. Era hora de probar en el profesionalismo. Al igual que todos los que comienzan, los Futures son el primer escalón. En Perú, durante uno de sus primeros tres torneos, Bebo fue observado atentamente por uno de los entrenadores que trabajaban para Fabián Blengino, actual coach de Carlos Berlocq y ex de Guillermo Coria, entre otros. “Pasé la clasificación y justo me tocó un jugador de la academia de ellos. Obviamente nadie me conocía. Dominicano. De la qualy. Sin ranking. Pero cuando me vieron jugar se acercaron y les expliqué mi situación”.

DSCF0881

“No tengo un Norte. Jugué juniors pero son dos mundos diferentes”, fueron las palabras del dominicano en aquella charla, donde finalmente fue invitado a entrenar en Buenos Aires. Él no dudó y lo hizo. Allí mismo comenzaría el amor por Argentina donde la cultura tenística es completamente diferente a la que vivía en su país caribeño.

10838916_1504056966550741_443924449_n

“Vine para acá y me encantó la ciudad. Los entrenos, como se labura. Aquí se respira tenis. Tú te metes en los colectivos y ves gente con bolsos de tenis. Ves todas las canchas que hay. El aire es diferente. Me impresionó porque nunca había estado en un país que tuviera tanto tenis. Miles de profesores que dan clases, muchos preparadores físicos muy buenos y concentrados exclusivamente en este deporte. En Estados Unidos hacía físico pero con el mismo preparador que entrenaba a los gimnastas”, narra Hernández con un tono ameno y tranquilo.fea6f4d05c0911e28abf22000a1f9bf5_7
También probó con el paracaidismo.

De la mano del tenis llegaría la absorción de la cultura argenta. Hábitos y más hábitos que lo hicieron sentir como en casa. “No me gustaba el café para nada. Aquí lo empecé a tomar. Cogí la cultura de la merienda, porque en Dominicana no existe. Es desayuno, almuerzo y cena no tan tarde como acá. En Argentina, he visto gente llegar a los restaurantes a las doce de la noche. Esa cultura del cafecito, merienda y asados, me fascina”.10932399_898108486875440_1446920086_n
Foto publicada en su cuenta de Instagram. Me agarró hambre (?).

A pesar que este José Hernández “trucho” no escribe versos gauchescos, el dominicano tiene un cuaderno muy especial. En 2009, antes de ir a la universidad, su padrastro se lo regaló. La intención del esposo de su madre era que Bebo escribiese sus objetivos durante su estadía en Estados Unidos. “Al tercer día se me agotaron y empecé a anotar cosas”. Este “librito sagrado”, como él mismo lo llama, es su Martín Fierro. Allí escribe de todo. Es un elemento que lo transporta a su esencia. “No se lo enseño a nadie [risas]. Escribo cosas que me vienen a la cabeza, artículos que me interesan, pego fotos, dibujo y hasta algunas frases de películas. Cosas que me gustan, que me sirven de inspiración para seguir adelante. Es mi librito sagrado. Mi tiempo”.

10735515_328173760696384_204384950_n

VICTOR ESTRELLA, SU EJEMPLO

“En Dominicana el tenis está visto como un deporte elitista. Victor Estrella ha demostrado que no lo es. Es caro pero que con sacrificio y trabajo cualquier otro lo puede hacer”, comenta con admiración Hernández que habla sobre su compatriota Victor Estrella, actual 73° del ranking y el primer dominicano en ingresar al Top 100 ATP. “Victor, en su niñez, no tuvo las oportunidades que quizás tuve yo, o mucha gente que lo juega. El tipo fue recogepelotas en un club y lo mandaron allá por su temperamento. Era muy hiperactivo y le dijeron vete a recoger bolas. Él agarró una raqueta y para ganarse la vida comenzó a pelotear con los socios. Se dio cuenta que el tenis le daba dinero, y pensó “bueno, esto es lo mío”. Y ahí empezó un hambre de querer salir adelante que lo llevó a estar donde está. Al fin y al cabo, eso es lo que importa no solamente en el tenis, sino en la vida. Es el hambre que tú tienes por conseguir tus sueños, lo que aspiras”.
0759F8B2-C561-492F-BB8A-66CE54CFFB4E.jpg__680__460__CROPz0x680y460
Viti y Bebo.

“Lo de Victor (Estrella) es muy meritorio. Me gustan esas historias de motivación y él es alguien que tengo enfrente. No es que lo vi en una película, que me lo contaron, o lo leí en un libro. Yo lo viví. Recuerdo un día que volvíamos en el bus y él, con 33 años, viniendo de una lesión y estando 300 ATP, me decía que le faltaban 200 puntos para llegar al Top 100. Viejo, estamos hablando de 200 puntos. Yo me estoy matando por veintipico y él me decía eso. No lo dijo en un tono de “fantasma”, de sobrador. Lo dijo con seguridad. Te cuento y se me erizan los pelos. Eso es lo que uno debe tener. Las ganas, la seguridad, la confianza de que el mundo entero se te viene abajo y dices estoy aquí y voy a salir adelante”, relata Hernández con suma admiración. Su ejemplo es su compañero de Copa Davis que a los 34 años hace historia.

REVISTA EN SOCIEDAD

En los momentos de crisis, donde una gira salió mal, y aparecen los pensamientos y especulaciones sobre qué hubiese ocurrido en su vida si no hubiese elegido el camino del tenis, Viti Estrella es su ejemplo. “Hay momentos bajos del tenis en los que te pones a meditar…  Ahí es cuando pienso en lo de Victor y se me va. Se me olvida. El día que diga ya di mi máximo es cuando voy a colgar la raqueta. Por ahora tengo hambre. Sé que tengo mucho por mejorar. Mi techo está mucho más arriba”.