Tag Archives: futuro

Caminando hacia el profesionalismo

16 Oct

“Creo que jugar Juniors les da ciertas cosas como conseguir sponsor de ropa, algunos te dan un bonus desde lo económico pero también es un arma de doble filo. Hay mucha gente que ha ganado Roland Garros o Wimbledon Junior y después no existe”, dice el argentino Marco Trungelliti, actual 330° del ranking, que con sus palabras plantea la posibilidad del fracaso en la búsqueda del profesionalismo. Continuando con la mirada analítica del tenista santiagueño de 24 años, que en ocasiones escribió interesantes textos donde se ponía en la piel del periodista, Trungelliti le dijo a EfectoTenis: “Al ser tan chico y tener cierta fama depende mucho de la forma en que hayas sido educado. Hay padres que no están preparados y se meten, entonces no termina siendo algo sano. Tampoco para los padres que de repente creen que tienen un jugador que ha tenido una buena actuación en un Grand Slam Junior y después el paso es muy grande. Pasas de jugar con chicos de tu edad, como tope de 18 años, a como tope 35. Los años de experiencia pesan, te tiran la camiseta, y son muchas cosas que de repente te encontrás. Hay otros que no están acostumbrados a perder y empieza la crisis de confianza”.

IMG_5569
El santiagueño Marco Trungelliti al servicio.

A pesar  que han sido varios los campeones de Grand Slam Junior y número uno de esa modalidad que han logrado triunfar en el circuito ATP, hay otros tantos que han quedado en el camino. Pensando en otro trayecto hacia el profesionalismo, jugar Futures, sin haber tenido una vasta experiencia en el mundo de los menores de 18 años, es otra posibilidad. “Particularmente prefiero la parte de jugar Futures. Te puede ir bien, te puede ir mal, pero en algún momento tenés que seguir. Mucha gente, por lo económico, prefiere jugar los Futures de acá”, completa Trungelliti que en su adolescencia jugó unos pocos torneos de la gira COSAT y como explica prefirió el camino de los Futures.02

Al otro lado del Océano Atlántico, y mediante las facilidades que otorga la tecnología, el español Sergio Troncoso, manager deportivo de varios juniors españoles, y encargado de la organización del recientemente finalizado “Nike Junior Tour” desarrollado en tierras ibéricas, ayuda a bosquejar el panorama de aquellos jóvenes talentos que experimentaron la angustia de sus frustrados intentos por llegar al profesionalismo.

Troncoso, durante cuatro años fue el manager del precoz supertalento Carlos Boluda,  un niño que a los 14 años lo llamaban “el nuevo Nadal”. Por 2006, Boluda, nacido en Alicante, tenía contrato con la firma deportiva “Nike”, mientras que también había sido el único jugador en ganar dos veces consecutivas (2006 y 2007) “Les Petits As”, uno de los torneos más tradicionales y prestigiosos del mundo junior, que reúne a los mejores jugadores de entre 12 y 14 años. Más tarde llegaría el infierno para el joven español que abrumado por lesiones y presiones se alejó de los primeros planos.
troncoso y boluda
A la izquierda Boluda, en el centro Troncoso.

EfectoTenis: Marco Trungelliti me planteó la incertidumbre sobre cuál era el mejor camino que podían tomar los Juniors en su afán por llegar al profesionalismo. Teniendo en cuenta el ejemplo de Carlos Boluda, donde luego de tantas victorias en Juniors, acostumbrarse a perder fue duro, ¿cuál crees que es el mejor camino?

Sergio Troncoso: – Bueno, creo que no hay un camino perfecto depende de cada jugador y su evolución. Los Grand Slams Juniors son un termómetro muy importante. Si ahí lo hacen bien, con la presión que tienen, es que están medianamente preparados para pasar a los profesionales. Con la cantidad de Futures que hay cada semana por todo el mundo, el nivel de estos torneos ha bajado respecto a años anteriores. El salto grande viene después, en los Challengers, donde hay una diferencia brutal respecto a los Futures. Igualmente, cada jugador es un mundo.

Respecto al caso de Carlos, fue jugando y a medida que avanzaba, llegó un momento que no evolucionó más principalmente por su físico y la cantidad de lesiones que tuvo. Dejó de ganar en el tenis.

Carlos (Boluda) fue un niño prodigio y ganar tanto no le vino nada bien, bueno, para los contratos sí. Luego, su no evolución física (mide 1,70), sus graves lesiones (muñeca, pies), sus miedos a superar toda esa presión, su entorno que tampoco ayudó mucho hizo que no evolucionara adecuadamente para su desarrollo tenístico. Todos tenemos parte de culpa en ello. Yo, el primero en no haber sabido cortar ciertas cosas desde un principio.
boluda
Recomendable documental sobre la particular historia de Carlos Boluda.

– ¿Cómo manejás a un chico que a causa del tenis empieza a no ser feliz?

Bueno, tristemente hay muy pocos que disfrutan jugando al tenis aunque parezca una perogrullada. Hay que enseñarles a “disfrutar sufriendo”, me gusta mucho este término. Hay que enseñarles a los chicos que el tenis es un deporte de perdedores porque todas las semanas pierden todos menos uno, pero también cada semana te da una nueva chance y es más importante ser regular que cualquier otra cosa. Pienso que a los chicos hay que explicarle muy claro cómo es el tenis para que no se lleven desengaños.


Perlita de Tenis Pro: Robredo hablando del particular apellido “Boluda”.

Siguiendo con la vuelta al mundo en búsqueda de testimonios, Australia es el próximo destino de EfectoTenis que se encontró con Carlos Cuadrado, el último campeón español de Grand Slam Junior. En 2001, en el único torneo ITF que disputó, Carlos Cuadrado venció a Brian Dabul –argentino ex N°1 Junior- en la final del mítico torneo parisino. A pesar de su promisorio futuro, Cuadrado a causa de sus múltiples lesiones no pudo cumplir con las expectativas generadas por los buenos resultados. Su mejor ranking fue 222° en la temporada 2006. “No diría que fue el gran momento de mi carrera, creo que mentalmente me paso muy desapercibido. No lo disfrute como lo debería haber disfrutado, a lo mejor porque fue el único torneo ITF que jugué. Quizás porque no me lo esperaba y estaba muy ocupado jugando Futures y Challengers. La verdad que no lo sé”, responde desde Melbourne, Australia, donde se desempeña como entrenador nacional de la federación del país oceánico.
cuadrado rg 2001
Cuadrado levantando el trofeo de campeón de Roland Garros Junior.

“Creo que el mejor camino es algo intermedio. Definitivamente tener ranking suficiente para poder jugar los Grand Slam Junior te permite medirte con la gente de tu edad. Pero siempre jugando bastantes Futures donde compites con gente mayor, es positivo para empezar a experimentar esas sensaciones”, completa Cuadrado, retirado en 2008 y que actualmente practica como principiante surf y ciclismo, hobbies que según él no los hace bien.
carlos cuadrado

Volviendo a las latitudes a las que estamos acostumbrados, durante la presentación de los dos Challenger que se disputan en Argentina (San Juan y Córdoba), Diego Schwartzman  ofreció su visión y experiencia sobre la búsqueda del profesionalismo. “No hay alguien que diga que un camino es mejor que el otro. Yo no pude jugar prácticamente nada en Junior por un tema económico, me costó mucho. Tenía que elegir una de las dos opciones, y justo la Asociación Argentina de Tenis (AAT) empezó a hacer muchos más Futures en la Argentina. Preferí gastar la plata que tenía para poder viajar dentro del país que es menos costoso que hacerlo como Junior. Si estas fuera de los tres de Argentina no hay ayuda económica”, dice Schwartzman, actual 89° del ranking, que al igual que Trungelliti comenzaron en el último escalón del profesionalismo.

diego usopen
En la cancha central del US Open y frente a Djokovic, Schwartzman tiró el famoso “Topo Gigio”.

“Te tenes que ir adaptando. Aunque seas muy bueno en Junior, tenés que adaptarte a otro tipo de torneos. Los torneos Junior son muy profesionales, son organizados casi como un ATP. Después caés en los Futures, donde la verdad que algunos tienen muchas cosas malas como los entrenamientos, las pelotas y los lugares donde se juegan. Hay que adaptarse. A todos les cuesta. A algunos dos, tres meses, a otros un año, a otros dos, pero los que son buenos se terminan adaptando a todo, ganan y pasan rápido esa etapa”, aclara el “Peque” que en 2012 ganó seis Futures y su primer torneo Challenger, en Buenos Aires.

5385babdd94f8_510x339

Por último, Daniel Orsanic, Director del área de Desarrollo de la AAT, un hombre experimentado en el mundo de los jóvenes tenistas le contó a EfectoTenis su visión: “El camino que a mí más me gusta es que los chicos aprovechen cada etapa y las vayan pasando de manera sólida, no por copiar a otro que le está yendo mejor en una etapa más arriba. Cada jugador tiene su proceso y eso hay que entenderlo. Particularmente me gusta que se puedan sentir buenos en su categoría pero siempre mirando más allá, hacia la madurez del jugador. Si tienen buenos resultados en su categoría, mejor, porque les va dando confianza, pero no es definitivo. Después, cuando tienen entre 16 y 18 años, apuntar a jugar los Grand Slam, a donde en un futuro ellos quieren volver como profesionales. Es un registro muy bueno a nivel motivacional para codearse con los mejores del mundo, estar entrenando al lado de los mejores jugadores del mundo o peloteando con ellos. Hay algunos que podrán jugar los Grand Slam Junior y otros que llegarán, si Dios quiere, cuando sean profesionales. Un camino solo no hay, hay muchos. Lo importante es que cada jugador pueda ir superando y solidificándose en cada una de sus etapas y que dé el próximo paso de manera consistente”.
14068170455_d44b5194c3_b
Daniel Orsanic. / Ph: Prensa AAT.

Anuncios

Villa del Dique desde la lente de la GoPro

11 Sep

A falta de menos de media hora para llegar a nuestro destino, el inconfundible y pegadizo “cuarteto“ que se filtra desde la cabina del conductor del micro nos va poniendo a tono cordobé. Villa del Dique es la locación geográfica a la que debemos llegar para cubrir el 17° Future en suelo argentino. Villa del Dique, un rumbo conocido ya en EfectoTenis cuando los diarios de viaje comenzaron en la antigua cobertura del Women’s Circuit de junio de este año. Sí, para ser sincero, también algunos alaridos se escapan del comisario de abordo del ómnibus, o como se diga (?), y otros, más bajitos pero no menos apasionados, de quien les escribe.

Si hablamos de Villa del Dique hablamos de un pequeño pueblito que cae bien. Cae bien por la calidez de la gente del interior, siempre atenta por hacerte sentir cómodo, para que vuelvas, o para que lo recomiendes. Si hablamos de Villa del Dique y el tenis hablamos del soñado complejo OSPACA y sus instalaciones con una comodidad y entorno único. Para situarlos. Parados en el medio de la calle, a la derecha sierra, a la izquierda, el hotel y complejo de seis canchas de tenis. Detrás del mismo, aproximadamente a diez metros, el lago que conforma el “famoso” embalse de Río Tercero, ciudad ubicada también en el Valle de Calamuchita y a 6 kilómetros del querido pueblito de 3.236 habitantes (según la cifra del INDEC, 2010), termina de diseñar un singular paisaje.
mapacordoba

DCIM105GOPRO

Para no dejarlos con las ganas (?), y obligarlos a forzar la imaginación, con la magia de la GoPro –nueva adquisición del rentable (obviamente estamos en números rojos) blog- se armó este video que resume y bosqueja un panorama de lo que es Villa del Dique.

Mirando hacia el futuro

8 May

Muchos años después habrá un veredicto de lo que se exhibirá en esta nota. Tener la certidumbre de algo es una acción auspiciosa. Se puede tener la convicción, basarse en parámetros del pasado que trajeron buenos resultados. Pero certezas, difícil. El caso del futuro del tenis argentino, en lo que respecta propiamente a los juveniles, es algo sin certezas pero con buena perspectiva. La materia prima parecería estar. Ahora, el objetivo es manipularla correctamente para conseguir el mejor de los productos.1000518_517129535019781_1773940451_n
Errecalde pensativo (Ph: Notitenis)

“Están bien perfilados. Tienen que seguir trabajando y evolucionando técnicamente porque el techo de progresión es mucho más alto”, le dice a EfectoTenis Martín Errecalde, entrenador de la Asociación Argentina de Tenis y capitán de diversos equipos juveniles nacionales. Y cerrando la idea agrega: “Es prematuro. Hay chicos que se van perfilando bien pero pueden pasar tantas cosas… “. A la hora de trazar el futuro del tenis argentino, hay que ir con cautela y paciencia. Respetar los tiempos de maduración y los altibajos propios de un chico que está creciendo. Esperar pero no con los brazos cruzados.
305468_246233855428959_1805563923_n
Algunos años atrás: junto a Francisco Bahamonde, Juan Pablo Paz y Pedro Cachin.

Si hablamos de no quedarse con los brazos cruzados, Martín Errecalde es un ejemplo. Algunos años atrás, su locación geográfica estaba en La Ceiba, Honduras, donde junto a su hermano dirigía la Academia de Tenis Errecalde que aún funciona.  Sin embargo, en 2008 por problemas personales, Errecalde decidió volver a la Argentina y  desde 2011 ejerce como capitán de los equipos juveniles que viajan a representar al país en los Sudamericanos o Mundiales de sus categorías. Su conocimiento del ambiente sumado a su carisma y cercanía con los chicos le permitió ocupar un puesto fundamental para la formación humana y tenística.

253783_193796234006055_2857852_n
Algunos días atrás, en la ciudad boliviana de Santa Cruz se llevó a cabo el Sudamericano Sub 16 que otorgaba tres plazas para la Junior Davis Cup que se jugará en San Luis Potosí, México (del 23 al 28 de septiembre). En el certamen clasificatorio, luego de una apretada final frente a Brasil (que contaba con Orlandinho Luz, 3° del ranking ITF), el elenco nacional, capitaneado por el mismo Errecalde, se quedó con el dobles definitorio y en consecuencia con el torneo. El conjunto argentino conformado por Genaro Olivieri, Camilo Ugo Carabelli, Manuel Peña López y Andrés Ciurletti ratificó porqué es una de las camadas más fuertes y con mayores perspectivas.

10300156_615800841831490_7645789878225280333_n
La felicidad de los chicos argentinos luego de vencer a los brasileños.

Buceando aún más en las distintas generaciones de futuros jugadores el panorama es promisorio. Un aspecto a destacar es la contextura física de los tenistas. En línea general, la altura promedio es de 1,80 cm para arriba, acorde al tenis moderno.

Para los impacientes (?), o curiosos,  que buscan algún nombre y apellido, Martín Errecalde tiene candidatos pero no descarta la silenciosa irrupción de algún tapado. “En ese sentido (sobre nombres en especial) es muy prematuro. Físicamente hay una generación que es increíble como la 1999 con: Camilo Ugo Carabelli, Axel Geller, Tomas Etcheverry, Bautista Otegui que son chicos altísimos. De hecho, el año pasado fui al Mundial Sub 14 en Protejov, República Checa, (con Ugo, Otegui y Etcheverry) y tenían la talla de chicos europeos, americanos, no desentonaban en lo más mínimo”.
camilo bauti
Camilo Ugo Carabelli y Bauti Otegui.

Al indagar (no tanto (?) en el Top 10 o Top 100 del ranking mundial, la mayoría son jugadores europeos. Si la tendencia continúa, algo que no parece cambiar, los futuros tenistas deberían salir del mismo continente. Tomando como parámetro a los muchachos del Viejo Continente, Errecalde no traza distancias entre los juniors locales y los extranjeros. “Sobre todo en los hombres no desentonamos en nada: ni con los europeos, americanos o asiáticos. Me ha tocado ir a cuatro mundiales (dos Sub 16 y dos Sub 14) y se le ha ganado dos veces a República Checa, a Francia y a España en Barcelona, sobre polvo de ladrillo. Hay un gran futuro. Nada más hay que jugar y seguir evolucionando”, le cuenta a EfectoTenis.Sudamericano 16 años  2012 - Venezuela
Junto a Pancho Bahamonde durante el Sudamericano 2012 (Sub 16) disputado en Venezuela.

Uno de los puntos centrales a los que apunta Errecalde es el de inculcar una actitud profesional en la cabeza de los juveniles tenistas. “La personalidad de ellos es diferente a la de un chico que va al colegio, vuelve a su casa y está con sus amigos. Eso está bien marcado. Después es normal que durante los torneos hagan chiquilinadas, y ahí está donde el capitán les tiene que decir esto es algo más serio. No le podes pedir que le peguen como un profesional, pero sí que de a poco vayan adoptando los rituales de un profesional. Por ejemplo tener preparado todo su material la noche anterior, no improvisar en esas cosas porque lo que hagas mal fuera de la cancha se paga adentro”, dice el Capi  quien intenta trasmitir un espíritu profesional y de compañerismo a sus pupilos.

CAMBIO DE GESTIÓN EN EL ÁREA DE DESARROLLO

Uno de los salones del Buenos Aires Lawn Tennis Club sirvió de espacio físico para albergar la conferencia de prensa que anunció al nuevo director de desarrollo de la Asociación Argentina de Tenis (AAT), Daniel Orsanic. En diciembre de 2013, Modesto Tito Vázquez terminaría –de una manera tortuosa– su cargo en el área de desarrollo. A pesar de no ejercer más, el ex capitán de Copa Davis continúa en contacto con los chicos a los que guió por tantos años.
1621687_618716334848862_1276523953_n

“Con Tito (Modesto Vázquez) sigo hablando a diario porque él sigue de cerca a estos chicos que han estado trabajando mucho tiempo con él. Es un apasionado del tenis”, le cuenta a EfectoTenis Martín Errecalde.  Sobre el nuevo ocupante de la banca que dejó libre Vázquez, el coach también opina: “A Daniel (Orsanic) lo conozco desde el profesionalismo, cuando él jugaba. Nos conocemos hace mucho. Pienso que le dará su impronta personal pero el objetivo siempre es el mismo: proveer a Argentina de jugadores profesionales y hacer los recambios para que el país tenga siempre un equipo muy competitivo de Copa Davis”.
14068170455_d44b5194c3_b
Daniel Orsanic durante su presentación.

A TOMAR NOTA
Actualizado recientemente3

Primera fila: Thiago Tirante (2001), Juan Manuel Cerúndulo (2001; campeón del Orange Bowl 2013), Sebastián Baez (2000) y Santiago Franchini (2001). Segunda fila (todos categoría 1999): Bautista Otegui, Camilo Ugo Carabelli, Axel Geller (campeón del Orange Bowl 2013) y Tomás Etcheverry. Tercera fila: Franco Capalbo (1997), Manuel Peña López (1998), Juan Pablo Ficovich (1997) y Genaro Olivieri (1998).

Fotos: Prensa AAT, Facebook Martín Errecalde, Facebook Camilo Ugo.

Renzo Olivo: primero hay que saber sufrir

18 Feb

En una cabaña en Plaisir, pueblito francés ubicado a 30 kilómetros de París, todas las noches y durante seis meses Renzo Olivo  lloraba. Lloraba porque extrañaba a los suyos, a su familia rosarina que tanto le hacía falta a los doce años.  Lloraba porque al desconocer el idioma casi no podía hablar. Renzo Olivo vivía en la academia internacional de Patrick Mouratoglou, reconocido entrenador y actual coach de Serena Williams. La oportunidad era única pero el sacrificio era altísimo. Primero hay que saber sufrir es lo que interpretó el tenista argentino que durante tres años y medio se alejó de su país en búsqueda de un sueño: ser tenista.
179905_10150964332011928_53651408_n

Antonio Olivo, padre de Renzo, de 21 años y ubicado en el puesto 189° del ranking,  tiene un club de tenis (“Hanser Tenis”) en Santa Fe hace 25 años. “Desde que tengo uso de razón que estoy con la raqueta en la mano. Vivíamos en el mismo club”, dice Renzo con literalidad porque al lado del club había una casa donde la familia Olivo vivía.
IMG_1035
En 2013 alcanzó dos finales a nivel Challenger. Su mejor ranking fue 179°.

Este fanático hincha de Newell’s  Old Boys se crió rodeado de pelotitas de tenis, raquetas y mucho polvo de ladrillo. También creció viendo jugar a su padre, del cual mamó muchas mañas: “Veía a mi papá jugar y me entusiasmaba mucho. Me gustaba como jugaba. Era amateur pero muy mañoso. Tiene muy buena mano y me encanta ese tipo de juego. Los drops que tanto me dicen, creo que tiene que ver mucho con mi viejo”, le cuenta “El Ilusionista” a EfectoTenis, como algunos lo llaman por sus virtuosos manejos de la raqueta.
67949_10153417057815574_462983876_n
Mi favorito (a quien le importa (?)) dentro de la promisoria camada 1992. Foto: HansRuhle

Durante sus primeros pasos, cuando aún vivía en Argentina, Olivo participó y ganó un torneo organizado por la reconocida firma Nike. Las miradas se posaron en él y surgió la posibilidad de ir a probrase a la Mouratoglou Tennis Academy, en Plaisir. “En esa época, económicamente, mi papá no podía seguir bancándome. Cayó esto del cielo y era muy difícil decirle que no. Así que agarré”, dice el actual pupilo de Gabriel Markus. En aquellas tres semanas en Francia, donde se analizaban las competencias del rosarino, Antonio lo acompañaba. Finalmente, Renzo sería aceptado y allí comenzaría lo más duro: su padre volvió y él quedó solo.Mouratoglou Tennis Academy google maps view
La entrada de la Academia. Gracias por tanto Google Maps  (?)

Plaisir - Mouratoglou Tennis Academy
La ubicación de Plaisir, muy cercano a Versalles y a solo 30 km de la capital francesa, París.

“Si lo tengo que resumir en una palabra: muy duro. Fueron tres años y medio donde tuve que pasar cosas muy difíciles. Además estaba solo, aunque mi familia estaba pero a la distancia. Fue un cambio muy grande. Yo soy bastante familiero y me costó mucho”, dice Renzo recordando a la distancia. Y continúa respondiendo: “Sin dudas fue la decisión más dura de mi vida. Hoy me preguntás si lo volvería a hacer, habiendo vivido eso, no sé si lo haría. A mi hijo no sé si lo dejaría hacer algo así porque es muy duro. Mis papás, en realidad, me apoyaban en la decisión que tomase. Siempre me remarcaban que sea feliz, de jugar a este deporte siendo feliz, simplemente eso. Fue una decisión propia, muy mía. La tomé y le di para adelante”.

4446_1134660375598_731657_n
Renzo por aquellas época. El revés de Roger estampado en su remera.
189788_1010923922264_5598_n
La Mouratoglou Tennis Academy. Arriba, las cabañas donde dormía el rosarino.

Sobre aquellas noches eternas, Renzo le cuenta a EfectoTenis: “Tuve un primer año muy duro. Los primeros cinco, seis meses  todas las noches lloraba como un bebé”. También aprovecha y saca conclusiones positivas, donde su soledad fue un disparador de independencia : “Mentalmente me sirvió bastante. Creo que me hice más fuerte que habiéndome quedado entrenando y viviendo en casa. Desde que volví de Francia estuve dos años solo y me la pude bancar bien, me pude manejar viajando y jugando torneos solo. En Juniors jugaba Australia, Wimbledon y me tocaba estar solo”, relata Renzo que en 2010 ocupó el 8° puesto del ranking ITF.
rg 09
En Roland Garros 2009, Renzo se pagó su viaje, atravesó la clasificación y alcanzó los cuartos de final.

Pensando en los condicionantes del aislamiento que sufría Olivo, el idioma fue determinante. “Me llevó aprender el idioma entre cinco y siete meses para empezar a hablar. Los primeros cinco meses no podía hablar con nadie. Así que me sentía más solo todavía. Era duro. Obviamente que mi familia no estaba al tanto de esto  porque sino me hubiese ido en el primer avión”.Patrick Mouratoglou - Sebastian Lavie
Junto al neocelandés Sebastian Lavie.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=qY0hi1se3dA]
La magia de Renzo en los denominados “Racket Tricks”.

Con el paso del tiempo, y  familiarización con el inglés y francés, Renzo comenzaría a hacer amigos. Su “salvador” sería Sebastian Lavet, un neocelandés que también entrenaba en la academia donde surgieron tenistas como: Paul-Henri Mathieu, Gilles Muller, Mario Ancic, Marcos Baghdatis, Aravane Rezai, Yanina Wickmayer, Grigor Dimitrov, Serena Williams, entre otros. “Me salvó tener al neocelandés, a Sebastian. Se hacía muchos más llevadero, era como un hermano”, enuncia Renzo y también recuerda los “Racket Tricks” que filmaba con su amigo. “Tampoco teníamos muchas distracciones. Era todo muy duro, muy sacrificado. Tenías que amar el deporte.  Saber que no te quedaba otra y meterle para adelante”.
Tw Renzo Olivo
“No renuncies solo porque las cosas se pusieron difíciles, si vale la pena, no será fácil”, su perfil de Twitter.

SU OTRA PASIÓN: NEWELL’S OLD BOYS DE ROSARIO

“La verdad que Newell’s es bastante en mi vida. Lo sigo en todos los viajes. Sin ir más lejos soy fanático de Lio (Messi, obviamente) que lleva La Lepra en la sangre. También al Tata (Martino) lo banco a morir, me parece un fenómeno. ¿Qué puedo decir?, feliz de ser Leproso.
neweells
Junto a sus hermanos varones.