Tag Archives: informe

El tenis, un deporte con poco premio

17 Sep

Casi dos décadas pasaron para que la Federación Internacional de Tenis (ITF) realice reformas en la cantidad de dinero que reparten los primeros torneos en la escala del profesionalismo, es decir, los Futures y Women’s Circuit. En un comunicado publicado en mayo de este año, la ITF, organización que regula este tipo de certámenes (también lo hace en los Grand Slam, Copa Davis y Copa Federación), informó la escalonada suba de los premios durante los próximos años. A pesar de la necesaria modificación, el debate está más que abierto. ¿Quién ayudará a los directores de los torneos que, a partir de la modificación, deberán reunir más dinero? ¿Habrá menos certámenes? ¿Los jugadores llegarán a cubrir los gastos?

DCIM105GOPRO
Panorámica del court central del Sport Social Club de Villa María.

En el denominado “tenis pobre”, los recursos escasean. El tenista que duerme en un auto, el jugador que alcanza la final con solo una raqueta, la adolescente que le encuerda a sus rivales, son algunos ejemplos del excepcional rebusque que existe en este tipo de eventos. A menos que seas campeón, los números no cierran por ningún lado, ni con la ayuda del matemático Adrián Paenza (?). Los gastos que deben cubrir los tenistas son mayores que la cantidad de dólares que ingresan. Y sí, en 1998, cuando comenzaron a jugarse los Futures –en simultáneo con los antiguos Satélites- , las cosas no salían lo mismo. Durante este largo período, la inflación jugó su papel. Por eso, el cambio era necesario.

IMG_6308

Una de las principales modificaciones ocurrirá a partir de 2017, los torneos masculinos que actualmente reparten 10.000 verdes (?) en premios pasarán a entregar 15.000.El aumento será de un 50 por ciento e intentará suplir las inversiones en: viajes, alimentación, alojamiento, encordado de raquetas, lavandería, entre otros. ¿Será posible? Probablemente no.

Captura de pantalla completa 16092015 045206 p.m.
El detalle de los aumentos de los premios.

“Me parece muy bien. Creo que lo tendrían que haber subido hace mucho tiempo. Hace unos meses, un amigo, que jugaba hace diez años, me contaba que los premios eran los mismos”, comenta sorprendido el argentino Juan Pablo Paz, actual 566° ATP, a EfectoTenis. Sin embargo, pensando sus argumentos en profundidad, continúa: “No sé si es tanto subir los premios, también sería bueno que, como requisito, todos los torneos tengan hotel. Eso nos ahorraría una gran parte del gasto”, comenta el promisorio tenista de 20 años.

IMG_9800
Paz durante una producción con EfectoTenis.

“Debería haber un límite en el precio de los hoteles oficiales, hasta 35 libras; que provean un almuerzo barato; que encordar cueste 10 libras y que incluyan el transporte desde y hasta el aeropuerto. Realmente siento que esto tendría, por lejos, un mayor impacto en los jugadores de este tipo de torneos, así ahorrarían más y se sentirían más cuidados. En este nivel todavía eres semi-profesional, entonces no creo que tus ahorros deban ser altos, pero sí que tus gastos sean menores para ayudar a que los jugadores sobrevivan”, comenta en su blog la tenista británica Naomi Cavaday, actual 375° WTA, quien también coincide con la idea de Paz: no todo pasa por aumentar los premios.

1413326455534_wps_17_Naomi_Cavaday_Wimbledon_T
Cavaday en Wimbledon.

La preocupación no solo radica en la supervivencia de los tenistas, sino en la continuidad de los certámenes. El aumento en la repartija de los premios exige que los directores de los torneos deban reunir una mayor cantidad de dinero. Ante esta modificación, muchos de estos eventos podrían desaparecer y así dañar aún más las aspiraciones de los deportistas.

“Es una necesidad que tienen los jugadores. Una necesidad de elevar los premios y abaratar los costos porque se está haciendo muy difícil la transición. Bienvenidos los cambios, pero habría que ver cómo se implementan. Fundamentalmente qué cantidad de torneos tenemos tanto en la región como en el mundo”, manifiesta Javier Degreef, coach de la jujeña Guadalupe Pérez Rojas.
11188497_826607934087707_7145445757289750493_n
Degreef y Pérez Rojas durante el Women’s Circuit de Villa del Dique.

Poniendo el foco exclusivamente en el ámbito local, durante esta temporada la Asociación Argentina de Tenis llevó a cabo doce Futures y cuatro Women’s Circuit, mientras que está confirmado realizar cuatro eventos más (entre hombres y mujeres).  La idea de planificar un año tenístico en suelo argentino, donde los gastos en viajes son menores, es imposible. Aún más para las chicas. La solución es competir en el exterior, pero los gastos son altísimos.

Estable, Campeona en Eslovenia
Tita Estable, campeona en Eslovenia.

Sin lugar a dudas, la formación a partir de los torneos desarrollados en tierras albicelestes son un trampolín hacia el próximo nivel, el de los Challengers, escalón donde sí se puede vivir de los ingresos que brinda el deporte. En 2012, Diego Schwartzman (68°ATP) ganó cinco Futures en Argentina y también el tradicional Challenger de Buenos Aires. En 2014, Nicolás Kicker, 181° ATP y participante en la última clasificación del US Open, se consagró cinco veces, mientras que este año año obtuvo tres títulos más en suelo argentino. Dos ejemplos que evidencian la importancia de estos torneos dentro del camino por el cual un tensita debe transitar. Los Futures y Women’s son el primer mojón. 5385babdd94f8_510x339 DCIM105GOPRO

Carlos Ronco, director del Future y Women’s Circuit  realizado en Sport Social Club de Villa María, única sede del país que lleva a cabo los dos torneos (hombres y mujeres) en simultáneo, coincide con la medida tomada por la ITF, pero al mismo tiempo, el futuro lo inquieta. “Vamos a tener un poco más de trabajo. Es una medida totalmente acertada. Es un nivel de jugadores que necesitan que se les preste más atención y más apoyo. Comparto la medida aunque como organizador vamos a tener más problemas para generar los recursos que hagan falta. Los jugadores de este nivel necesitan tener más ingresos para poder progresar”, le dice Ronco a EfectoTenis.

DCIM105GOPRO

Ronco y el momento de los pagos.

“Me parece bueno porque eso nunca se incrementó con el correr de los años. Desde que jugaba torneos, cuando tenía catorce años, los premios eran iguales. Por otro lado, los torneos, al ser de las asociaciones y la ITF no es la que pone la plata, probablemente va a ser difícil que se mantenga la misma cantidad de certámenes que hay ahora. Sé que en mujeres es muy difícil conseguir la plata para financiarlos, entonces al necesitar un cincuenta por ciento más en premios puede repercutir en la cantidad de torneos que se hagan. Creo que es un aumento que se necesitaba, pero hay que ver si con la economía argentina actual lo podemos solventar”, señala la siempre interesante Mariana Díaz Oliva, ex 42° WTA y actual entrenadora de varias jóvenes argentinas.

Mariana-raqueta-sigue-extension-brazo_ZONIMA20111206_0080_11

En el caso de la formadora de 41 años, ella misma puso plata de su bolsillo para ayudar a dos chicas de su academia que estuvieron tres meses por Europa. “Es una oportunidad que merecen tener. Las cuatro tienen ranking WTA y son buenos proyectos en Argentina. Si no le damos una oportunidad a ellas, nunca vamos a sacar jugadoras. Al no haber tantos torneos en la región las chicas se van a ir varios meses a Europa. Es una prueba dura de cabeza: crecer y madurar”, señala Díaz Oliva, que acompañó a Victoria Gobbi , Julieta Estable, Ailén Crespo Azconzábal y Daniela Farfán en una larga travesía por Rumania, Croacia y Serbia, entre otros países.

11745317_1616873005247343_5245487809498770954_n
Las chicas de Díaz Oliva festejando el cumpleaños de Estable en Bursa, Turquía.

Cuando decidís abrir tu propio kiosquito, es inevitable invertir en el alquiler, la pintura, los caramelos y los puchos. No obstante, el depósito de dinero no será eterno. En algún momento los aires deberán cambiar y lo que pusiste empezará a volver. En el tenis ocurre algo similar. El primer nivel del profesionalismo, del cual estamos hablando, es una inversión. Una apuesta a un futuro incierto.

Según el experimentado Ronco, lleva ocho años organizando los dos torneos, “la ITF tendría que repartir un poco los ingresos y como organizadores tendríamos que vender ésto a sponsors que perduren en el tiempo y que signifique un beneficio para ellos”.  En el comunicado oficial, la ITF señala que considerará modificaciones para asegurar que naciones en desarrollo puedan continuar realizando estos certámenes. Sin embargo, no hay nada conciso, nada que explique de qué manera lo llevaran (si es que ocurre) adelante. En el caso de los organizadores, según Ronco su trabajo será atraer a los sponsors, seducirlos para que ellos “sientan que les sirve invertir en el tenis”. IMG_9551

“Argentina se ha caracterizado siempre por buscarle la salida a todo”, remarca el cordobés de Villa María en referencia al conocido rebusque argento. “El tema es que ese rebusque no sea para zafar este torneo, sino que perdure. Que al club, a la Federación y al sponsor les sirva”.

LA VISIÓN DE CHRISTIAN LINDELL

El brasileño nacionalizado sueco, un experimentado en este tipo de torneos, ofrece su parecer sobre la nueva modificación que llevará acabo la ITF a partir del año siguiente.

Anuncios

Tranquilos, papis

12 Ago

5026 lugares libres quedan en el el Court Central del Buenos Aires Lawn Tennis Club. Solo un asiento está ocupado en el estadio más emblemático del tenis argentino. Rodeado de butacas sin aficionados, Gabriel Markus mira como su hija disputa un partido correspondiente a un torneo de menores del circuito de la Asociación Argentina de Tenis. Sentado, en soledad, el ex 36° del ranking ATP se da cuenta que ocurrió un enroque. Él está del otro lado. De la cancha a la tribuna. Sin embargo, eso no lo sorprende, su experiencia como entrenador es amplia. Aquello que lo moviliza es que Carla, de 9 años, sea la que está golpeando de drive y de revés.

IMG_20150728_190932
Carla Markus en la inmensidad del Court Central.

“Es divertido. Mi nena es chiquita y recién está empezando a jugar algunos torneos. Qué lindo que esté jugando en este estadio donde pasaron tantos jugadores y donde yo también jugué tantos torneos. Es una linda experiencia”, le dice Gabriel Markus a EfectoTenis. El ex coach de Guillermo Coria, David Nalbandian, entre otros jugadores, no  olvida que sobre aquel polvo de ladrillo han jugado glorias de la talla de John McEnroe, Guillermo Vilas, Rod Laver, Fred Perry, Bjon Borg, Rafael Nadal, Serena y Venus Williams, por nombrar solo algunos estandartes del denominado deporte blanco. Ahora lo hace su hija. Con el sonido del peloteo como música, la charla continúa: “Hacer de padre es lindo. Acompañarlas a ellas en algo que les gusta hacer a mí me da mucha felicidad. Me gusta que jueguen al tenis, más allá de qué nivel tengan o a dónde puedan llegar. Mientras que se diviertan y me pidan ir a jugar es una alegría”, aclara Markus, de 45 años, que según su recuerdo jugó seis veces en ese mismo estadio.

IMG_20150726_152657839_HDR
Gabriel y Carla Markus, una de sus tres hijas.

Una hora más tarde de la presentación de Carla Markus, los roles entre padre ex tenista e hija se vuelven a invertir. En las gradas, junto a su oriental mujer, Phiang, Guillermo Vilas observa con atención la performance de su heredera de mayor edad, Andanin. “Para ella es una cosa nueva, yo ya lo conozco. Tiene una sensación muy especial, particulrmente si has jugado antes, te conecta con tus cosas”, le dice el poético Willy a EfectoTenis, en referencia a las sensaciones de jugar en “La Catedral”.

“Cuando veo el estadio me toca. Siempre iba a ver los partidos con mi profesor para aprender tácticas y técnicas. No lo veía desde abajo, lo hacía desde arriba. Él me explicaba que el tenis se tiene que ver desde arriba. Ahí ves las jugadas”, recuerda el siempre charlatán e interesante Vilas, quien rememora que, junto a su entrenador Felipe Locicero, venía a ver los partidos para aprender a jugar.

IMG_20150728_141434778

Justamente con esa visión panorámica de la que hablaba, desde arriba, sentado en uno de los laterales del estadio, Guillermo y Phiang ofrecen una imagen cinematográfica. Mientras la esbelta jovencita de 11 años golpea desde el fondo de la enorme cancha, fuera, hombro a hombro, los padres de Andanin, dispares en la diferencia de edad –Willy le lleva 30 años a su esposa tailandesa-, admiran la victoria de su hija. Lo hacen con total respeto, sin emitir una palabra, un reproche, ni un consejo. Simplemente la dejan jugar con total libertad a equivocarse y a acertar. Una imagen ejemplar con respecto a otras situaciones que se vivieron en ese mismo torneo de menores en el cual participaron chicos y chicas de ocho a diecisiete años.

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

“Sos un cagón, en este deporte tenés que tener cabeza”, le decía un padre a su hijo de 11 años, luego de perder un partido de la categoría Sub 12. La frase fue capturada por la psicóloga deportiva Mariela García, quien trabajaba con dos participantes del torneo que se desarrolló hasta la semana pasada en el club palermitano. “El apoyo de los padres es fundamental en cualquier chico, pero sobre todo a edades tempranas. Comentarios de este tipo pueden perjudicar muchísimo a un chico de corta edad. Afectan directamente a su autoestima al disfrute de la actividad. Puede llevar al sufrimiento o no disfrute y posterior abandono del deporte. Los chicos buscan constantemente la aprobación de sus padres y todo el tiempo quieren demostrar”, explica la Licenciada en Psicología Deportiva, que trabaja los factores psicológicos que influyen en el deportista, como así también el aspecto mental, “un área más a entrenar sumándose a lo técnico físico y táctico”.

11866418_578762732261488_6992606547242830451_n
Mariela García, psicóloga deportiva. Ph: Sebastián Capristo / LeTenisse.

“Decí que no se puede hacer, pero no le permitiría entrar al club. Un padre que le dice eso al hijo le está creando un daño que va a quedar permanente en la cabeza del hijo. Hay hijos que tienen una personalidad sumisa, que lo aceptan, que se bancan todo eso, pero el dolor queda adentro. Que la persona que más te quiere, tu padre, te diga algo feo lastima demasiado. Me parece que habría que usar otras palabras y no debería ser el padre quien las diga sino su profesor”, señala Markus, que se suma al debate sobre esta lamentable situación.

11703193_574977235973371_4785174002526228744_n

La familia que aplaude durante todo el match los puntos de su rival, el vehemente reclamo post partido sobre los fallos del árbitro, el descarado coaching refugiado detrás de la toalla, el niño de ocho años que, acompañado por su padre, pide con altanería jugar en la Cancha Central, son otros ejemplos de relaciones conflictivas que no hacen más que lastimar al chico y privarlo del divertimento que implica practicar un deporte a esa edad. Pero, ¿por qué? ¿no debería ser de otra manera?

IMG_20150728_191139
El fair play entre los jugadores sí existe.

“La relación debería ser de apoyo y acompañamiento en la actividad o carrera deportiva. Los chicos necesitan saber que pueden contar con sus padres. Lo importante es que los acompañen sin estar demasiado pendientes o encima del chico. Digamos sin que se torne excesivo”, explica García, que durante los entrenamientos y sesiones trabaja: la motivación, la concentración, la confianza, el manejo del estrés, las presiones y las emociones, entre otros aspectos.

11800402_574977792639982_5589593375426434805_n
Andanin y Phiang, descontracturadas. / Ph: Sebastián Capristo . LeTenisse

Lejos de querer generalizar, existen muchísimas familias que acuden con el simple e importantísimo rol de acompañar. Sin embargo, hay otras – que no son tan pocas- que cargan de presiones y frustraciones a sus hijos. “Puede haber muchas razones, pero creo que están desesperados porque los hijos triunfen o ganen lo que ellos no ganaron en su juventud. Sufren tanto que para ellos solo vale el hijo si ganó o perdió. Es un sufrimiento en toda la familia. No me quiero imaginar a la familia de ese nene en la casa, la tristeza que debe haber”, intenta explicar Markus que, al igual que Vilas, deja jugar al tenis a sus hijas.

El tenis en cámara rápida

1 Jul

Los aplausos son tímidos. Casi por cortesía. Los espectadores no parecen estar convencidos en chocar las palmas de sus manos. Lo hacen por respeto, por costumbre. Sin dudas no están maravillados por lo que están viendo. En la tercera rueda del Masters 1000 de Madrid, Milos Raonic tarda un poco más de un minuto y medio en liquidar su juego de servicio ante Leonardo Mayer. Un punto medianamente disputado –con apenas cuatro golpes-, un saque ganador y dos aces sirven para que el canadiense cierre un impecable game ante el correntino. La potencia del engominado norteamericano domina al argentino y, al mismo tiempo, aburre al público.

CEbvvw3WIAEnpDJ

A falta de cubrir el torneo más importante que se disputa en España, integrante de la gira previa a Roland Garros, EfectoTenis, a partir de un video publicado por un espectador, interpreta las sensaciones del público. “Ni la ha visto”, dice con tono eshpañol  (?) quien filma el video. El aficionado ha sido atinado con su espontáneo comentario. Mayer no llegó ni a moverse ante el segundo ace del norteamericano.

“Vamos Rafa”, grita con humor otro espectador dentro de la Caja Mágica, el hermoso predio donde se lleva a cabo el torneo madrileño del cual es dueño el rumano Ion Tiriac. Ante el apático estilo que impone el canadiense con raíces montenegrinas, los chistes son un salvavidas, un despertador para no caer en el aburrimiento y la monotonía que ofrece  el espectáculo deportivo. De hecho, en aquella contundente victoria de Raonic, ambos jugadores solo disputaron cuatro puntos con más de nueve golpes. Un dato que evidencia un estilo que cada vez toma más vigor en el circuito ATP. Ah, y todo esto sobre polvo de ladrillo, la superficie más lenta de este deporte, en donde los peloteos largos suelen ser predominantes.

38328-0000

¿Es el tenis cada vez más aburrido? ¿Cuánto más fuerte se podrá sacar? ¿Las nuevas generaciones vienen en tamaño XXL? ¿Los jugadores tienen menos variantes? ¿Los torneos sobre polvo de ladrillo seguirán disminuyendo? ¿Habrá que cambiar los tradicionales gorros panameños por cascos para ver tenis en primera fila? (¿) Interrogantes. Cinco tenistas con experiencia dentro de los cien mejores del mundo dan su parecer sobre estos asuntos. Algunos de ellos, más audaces en sus repuestas, se animan a proponer posibles soluciones a estos asuntos.

09-nene-durmiendo__xxxl

 

CI1wyFSWgAAymaH

“Es difícil predecir que va a pasar en los próximos años pero definitivamente los chicos son cada vez más altos. Entonces, todos tienen grandes saques y los partidos son más cortos, no como ocurría algunos años atrás. Veremos, veremos”, dijo el checo Jiri Vesely, durante su paso por Buenos Aires, mientras disputaba el Argentina Open. Vesely, una voz autorizada para opinar sobre el recambio del tenis mundial. Con apenas 21 años, el nacido en Prostejov ya ganó su primer título ATP –en Aukland y viniendo desde la qualy- y es el tercero más joven dentro del Top 50 del ranking.

efe vesely
Vesely. / Ph: EFE.

Otro que se suma al debate propuesto por el blog durante la labor en el ATP de Buenos Aires es el veterano Jarkko Nieminen. Para el finlandés, actual 92 del ranking, sus colegas cada vez vienen más corpulentos y con mejor movilidad. “El tenis está siendo cada vez más físico. Hay más jugadores altos y grandotes que se mueven muy bien y juegan desde la línea de base, como Del Potro, Berdych. Grandes hombres que se mueven muy bien en el fondo de la cancha”, comenta el veterano de 33 años que se retirará en octubre de este año, en el ATP de Estocolmo, después de 14 años consecutivos finalizando la temporada dentro del Top 100.

SLLA6844
Nieminen y un futuro hobby para cuando ya esté retirado. / Ph: Sergio Llamera.

Tanto Vesely como Nieminen coinciden en que los nuevos tenistas vienen en tamaño XXL y que, en consecuencia, son grandes sacadores, aspecto que hace que los peloteos sean más escuetos. También, los “pequeños gigantes” cada vez tienen mejor movilidad y su contextura física no es una limitación. Para el argentino Facundo Bagnis, Top 100 hasta hace unas semanas atrás, el tenis es más aburrido. Las razones que argumenta radican en la velocidad de las superficies, el físico y la importancia del servicio. “No soy un especialista de ver tenis y tal vez no disfruto de verlo en la televisión, pero sí tengo el recuerdo pleno de cuando yo lo miraba. Se jugaba a otra velocidad, la pelota pasaba muchas más veces. Me acuerdo la época de Gaudio, Coria, Nalbandian o yendo un poco más atrás, en la década del 90’, era mucho más atractivo el peloteo, el set, el partido. Hoy hay superficies más rápidas, el polvo se está acabando y hay muchos jugadores con un porte físico bastante importante, una altura increíble y que te hacen veinte, treinta aces de promedio por partido. No solo se hace aburrido sino que se hace feo y duro para nosotros que tenemos un juego totalmente diferente a ese”, comenta el santafesino de 25 años que no se siente a gusto con la nueva moda que atraviesa el tour.

IMG_5334 copia
Bagnis. / Ph: Prensa Argentina Open.

Como indicaba Bagnis, los torneos sobre arcilla cada vez son menos. Hace una década atrás, se dedicaban veinte semanas con un total de 25 torneos. Ahora son dieciséis y 22 certámenes. No está en peligro de extinción, pero es cierto que las superficies duras cada vez toman mayor protagonismo en la confección del calendario. Para Albert Ramos, otro de los tenistas amantes del polvo de ladrillo, el tenis atraviesa una crisis de disfrute. Desde su punto de vista, “el aficionado cada vez disfruta menos y se ven puntos más cortos y  saques más fuertes”.

IMG_20150222_185934

“Está muy bien verlo un día, pero cuando lo has visto tres o cuatro días, personalmente, no sé si porque mi juego es más de peloteos largos y de tierra batida, pero me gusta ver tenis así, con peloteos largos y jugadas trabajadas. Pienso que cada vez es menos divertido y algo hay que hacer. No sé exactamente qué, pero sino, al final, se convertirá en saque y nada más”, manifiesta el español de 27 años que abre un nuevo debate en este informe. ¿Existen alternativas para que el tenis no sea dominado por la potencia?

45bb88be2247f779d65df780c426434c
Albert Ramos.

SOLUCIONES

“Hay una tendencia en el tenis a que cada vez se pegue más fuerte, cada vez se piense menos, y eso es un problema”, decía el español Rafael Nadal durante el pasado Australian Open. Su tío y entrenador, Toni Nadal, a partir del dicho de su sobrino, puso en la mesa de debate la posibilidad de acortar las raquetas para que estas despidan menos. “En el golf, cuando los palos desprendían más potencia, impulsando la bola más lejos, alargaron los campos. En tenis no puedes alargar la pista, pero hay otra solución mucho más simple: si la raqueta fuera más pequeña, probablemente la cosa cambiaría”, dijo Toni en esta nota.

rafael-nadal-australia-open-spain-tennis-atp_8uwt1j4jw0fjzccb7mau854s

Otro balear, en este caso Albert Ramos, actual 68 del ranking, se refirió a ese asunto: “Lo veo complicado porque todo el mundo que tiene una raqueta de tenis la tendría que cambiar. Ahora hay mucha gente que ha comprado. Los jugadores la tendrán muy fácil porque las marcas se las dan, pero cualquier aficionado que quiera jugar bajo la normativa del momento sería complicado y tendrían que gastar mucho dinero para cambiar la raqueta”.

“Otra solución es subir un poco la red, jugar con un solo saque. El otro día leí eso, que el presidente de la ITF (Francesco Ricci Bitti) quería hacer una prueba de jugar con un saque. Se podría probar. Muchos no estarían de acuerdo, pero tampoco soy nadie para decir lo que hay y que no hay hacer. Simplemente pienso que este deporte está cada vez más rápido y no me gusta”, manifiesta el catalán.

ten

“El tenis cambió mucho en los últimos años. Hay muchos jóvenes que sacan cada vez mejor. Va a ser muy rápido. No sé si habrá alguna posibilidad para cambiar eso con raquetas o algo, pero ahora está duro. En los próximos tres, cuatro años seguro no va a haber ningún cambio”, relata con poco optimismo el romano Lorenzi.

getty lorenzi
Lorenzi. / Ph: Getty images.

”No es un tema de talento. Es un tema de materiales, de raqueta, de velocidad. Cada vez la gente es más alta, con lo cual el saque cada vez tiene más impacto. El circuito ha dictado que cada vez hay más torneos en pista dura y menos en tierra”, decía Nadal, catorce veces campeón de Grand Slam. El mallorquín, un jugador al cual nunca le fue agradable competir frente a los denominados “tirabombas”, es consciente de las potentes generaciones que se avecinan. “No soy nadie para opinar y a mí como espectador no me entusiasma. Habría que preguntar a los espectadores si es lo que les gusta para el futuro de nuestro deporte. Y eso lo tiene que preguntar la gente que hace que este deporte siga siendo grande”.


Claro, esto tampoco le gusta a Rafa.

LA NUEVA ARMA, LA DEVOLUCIÓN

Al observar un entrenamiento de un tenista profesional, la devolución es uno de los ejercicios que se pone en práctica. En comparación con la preparación ´que realizaban los jugadores en décadas pasadas, la contestación del saque no era un aspecto esencial. La mejora del servicio llevó a un perfeccionamiento de la devolución, un golpe que anteriormente no era demasiado tenido en cuenta.

image54cb80601cee36.53045910

“Como hay jóvenes que sacan mejor va a haber otros que devuelvan mejor. Es una evolución, como todas las cosas”, señala il bambino (¿) Paolo Lorenzi, también durante su paso por el ATP porteño. “Los mejores de ahora, Djokovic y Murray, son los mejores devolvedores. Creo que esa es la clave. Si todos van a sacar mejor, tú tienes que devolver mejor. Creo que el futuro va a ser eso”, marca el actual 89 del ranking.

Off+Court+2012+Australian+Open+VYfDWYHEohvl
Lorenzi y su análisis mientras le entra a una pizza (?).

“La competición es cada vez más dura. En el mundo hay mejores jugadores y eso lo hace más difícil. Todos sacan mejor, pero también todos devuelven mejor”, cierra el experimentado Nieminen. A pesar que todo apunta a la potencia, la rapidez y la monotonía de los puntos, los mejores del mundo son aquellos que más armas tienen. En la variedad de golpes está la diferencia.

Algunas recomendaciones

3 Mar

Lejos de querer alzar la voz del autobombo, la experiencia como redactor del Argentina Open significó la posibilidad de visualizar el funcionamiento de un torneo ATP desde el otro lado de la vidriera. Como cuando vas a la casa de un amigo y, picada de por medio, disfrutás de un partido de Messi en la Champions League, o mismo de un clásico tenístico entre Djokovic y Nadal. En esos casos, no pensás en el trabajo que hay detrás de esa transmisión. Simplemente ves, disfrutás y llenás el estómago con un poco de fiambre. Al ingresar al sitio web de un certamen, tampoco hacemos lo mismo. Entramos, exploramos, nos entretenemos o no.

Ubicarse del otro lado del mostrador tiene sus beneficios y responsabilidades que componen la furiosa adrenalina de diez días viendo las cosas con otros ojos.

IMG_20150221_123516 IMG_20150219_155149

A partir de esa incesante actividad (que acabó con toda vida social(?)), el queridísimo blog quedó en un segundo plano. No por menor importancia, sino por la simple razón que el día tiene tan solo 24 horas y es recomendable dormir.

Para enmendar la falta de dinamismo, produje un video del ATP de Buenos Aires, desde adentro. Acompañado por una serie de recomendaciones de las notas que más disfruté. Otras tantas quedaron relegadas a la papelera de reciclaje. La rabiosa actualidad atentó contra la vida de las mismas. Ahora ya pueden dejar de tocar el comando F5 (conocido como refresh). Los post volvieron a su usual y esporádica actividad.

INFORMES

El maniático mundo de los encordados

La amistad en el circuito

ENTREVISTAS

Leonardo Mayer: “El tenis no es todo”

Fognini, más allá de los estereotipos

Rafael Nadal: adicto a la competencia

Horacio Zeballos, el antecedente

Diez años después (entrevista a Gaudio)

Jarkko Nieminen: guerrero del ejército fines  y jugador de bádminton

Bahamonde y Volandri, el más joven y el más viejo de la qualy

El romántico Nicolás Almagro

Tommy Robredo: en plena madurez

Cuevas según Cuevas

Mónaco, revitalizado

Diego Schwartzman: a la altura de las circunstancias

IMG_20150222_170626

CRÓNICAS

Nadal, volver y ganar (crónica post debut en Buenos Aires)

Los hábitos de un campeón

PRODUCCIONES AUDIOVISUALES (junto a Mariano Molaguero, conocido como Hache)

Jugadores jóvenes con raquetas viejas

Oficios del Argentina Open – Eduardo Puppo

IMG_20150220_231747

Caminando hacia el profesionalismo

16 Oct

“Creo que jugar Juniors les da ciertas cosas como conseguir sponsor de ropa, algunos te dan un bonus desde lo económico pero también es un arma de doble filo. Hay mucha gente que ha ganado Roland Garros o Wimbledon Junior y después no existe”, dice el argentino Marco Trungelliti, actual 330° del ranking, que con sus palabras plantea la posibilidad del fracaso en la búsqueda del profesionalismo. Continuando con la mirada analítica del tenista santiagueño de 24 años, que en ocasiones escribió interesantes textos donde se ponía en la piel del periodista, Trungelliti le dijo a EfectoTenis: “Al ser tan chico y tener cierta fama depende mucho de la forma en que hayas sido educado. Hay padres que no están preparados y se meten, entonces no termina siendo algo sano. Tampoco para los padres que de repente creen que tienen un jugador que ha tenido una buena actuación en un Grand Slam Junior y después el paso es muy grande. Pasas de jugar con chicos de tu edad, como tope de 18 años, a como tope 35. Los años de experiencia pesan, te tiran la camiseta, y son muchas cosas que de repente te encontrás. Hay otros que no están acostumbrados a perder y empieza la crisis de confianza”.

IMG_5569
El santiagueño Marco Trungelliti al servicio.

A pesar  que han sido varios los campeones de Grand Slam Junior y número uno de esa modalidad que han logrado triunfar en el circuito ATP, hay otros tantos que han quedado en el camino. Pensando en otro trayecto hacia el profesionalismo, jugar Futures, sin haber tenido una vasta experiencia en el mundo de los menores de 18 años, es otra posibilidad. “Particularmente prefiero la parte de jugar Futures. Te puede ir bien, te puede ir mal, pero en algún momento tenés que seguir. Mucha gente, por lo económico, prefiere jugar los Futures de acá”, completa Trungelliti que en su adolescencia jugó unos pocos torneos de la gira COSAT y como explica prefirió el camino de los Futures.02

Al otro lado del Océano Atlántico, y mediante las facilidades que otorga la tecnología, el español Sergio Troncoso, manager deportivo de varios juniors españoles, y encargado de la organización del recientemente finalizado “Nike Junior Tour” desarrollado en tierras ibéricas, ayuda a bosquejar el panorama de aquellos jóvenes talentos que experimentaron la angustia de sus frustrados intentos por llegar al profesionalismo.

Troncoso, durante cuatro años fue el manager del precoz supertalento Carlos Boluda,  un niño que a los 14 años lo llamaban “el nuevo Nadal”. Por 2006, Boluda, nacido en Alicante, tenía contrato con la firma deportiva “Nike”, mientras que también había sido el único jugador en ganar dos veces consecutivas (2006 y 2007) “Les Petits As”, uno de los torneos más tradicionales y prestigiosos del mundo junior, que reúne a los mejores jugadores de entre 12 y 14 años. Más tarde llegaría el infierno para el joven español que abrumado por lesiones y presiones se alejó de los primeros planos.
troncoso y boluda
A la izquierda Boluda, en el centro Troncoso.

EfectoTenis: Marco Trungelliti me planteó la incertidumbre sobre cuál era el mejor camino que podían tomar los Juniors en su afán por llegar al profesionalismo. Teniendo en cuenta el ejemplo de Carlos Boluda, donde luego de tantas victorias en Juniors, acostumbrarse a perder fue duro, ¿cuál crees que es el mejor camino?

Sergio Troncoso: – Bueno, creo que no hay un camino perfecto depende de cada jugador y su evolución. Los Grand Slams Juniors son un termómetro muy importante. Si ahí lo hacen bien, con la presión que tienen, es que están medianamente preparados para pasar a los profesionales. Con la cantidad de Futures que hay cada semana por todo el mundo, el nivel de estos torneos ha bajado respecto a años anteriores. El salto grande viene después, en los Challengers, donde hay una diferencia brutal respecto a los Futures. Igualmente, cada jugador es un mundo.

Respecto al caso de Carlos, fue jugando y a medida que avanzaba, llegó un momento que no evolucionó más principalmente por su físico y la cantidad de lesiones que tuvo. Dejó de ganar en el tenis.

Carlos (Boluda) fue un niño prodigio y ganar tanto no le vino nada bien, bueno, para los contratos sí. Luego, su no evolución física (mide 1,70), sus graves lesiones (muñeca, pies), sus miedos a superar toda esa presión, su entorno que tampoco ayudó mucho hizo que no evolucionara adecuadamente para su desarrollo tenístico. Todos tenemos parte de culpa en ello. Yo, el primero en no haber sabido cortar ciertas cosas desde un principio.
boluda
Recomendable documental sobre la particular historia de Carlos Boluda.

– ¿Cómo manejás a un chico que a causa del tenis empieza a no ser feliz?

Bueno, tristemente hay muy pocos que disfrutan jugando al tenis aunque parezca una perogrullada. Hay que enseñarles a “disfrutar sufriendo”, me gusta mucho este término. Hay que enseñarles a los chicos que el tenis es un deporte de perdedores porque todas las semanas pierden todos menos uno, pero también cada semana te da una nueva chance y es más importante ser regular que cualquier otra cosa. Pienso que a los chicos hay que explicarle muy claro cómo es el tenis para que no se lleven desengaños.


Perlita de Tenis Pro: Robredo hablando del particular apellido “Boluda”.

Siguiendo con la vuelta al mundo en búsqueda de testimonios, Australia es el próximo destino de EfectoTenis que se encontró con Carlos Cuadrado, el último campeón español de Grand Slam Junior. En 2001, en el único torneo ITF que disputó, Carlos Cuadrado venció a Brian Dabul –argentino ex N°1 Junior- en la final del mítico torneo parisino. A pesar de su promisorio futuro, Cuadrado a causa de sus múltiples lesiones no pudo cumplir con las expectativas generadas por los buenos resultados. Su mejor ranking fue 222° en la temporada 2006. “No diría que fue el gran momento de mi carrera, creo que mentalmente me paso muy desapercibido. No lo disfrute como lo debería haber disfrutado, a lo mejor porque fue el único torneo ITF que jugué. Quizás porque no me lo esperaba y estaba muy ocupado jugando Futures y Challengers. La verdad que no lo sé”, responde desde Melbourne, Australia, donde se desempeña como entrenador nacional de la federación del país oceánico.
cuadrado rg 2001
Cuadrado levantando el trofeo de campeón de Roland Garros Junior.

“Creo que el mejor camino es algo intermedio. Definitivamente tener ranking suficiente para poder jugar los Grand Slam Junior te permite medirte con la gente de tu edad. Pero siempre jugando bastantes Futures donde compites con gente mayor, es positivo para empezar a experimentar esas sensaciones”, completa Cuadrado, retirado en 2008 y que actualmente practica como principiante surf y ciclismo, hobbies que según él no los hace bien.
carlos cuadrado

Volviendo a las latitudes a las que estamos acostumbrados, durante la presentación de los dos Challenger que se disputan en Argentina (San Juan y Córdoba), Diego Schwartzman  ofreció su visión y experiencia sobre la búsqueda del profesionalismo. “No hay alguien que diga que un camino es mejor que el otro. Yo no pude jugar prácticamente nada en Junior por un tema económico, me costó mucho. Tenía que elegir una de las dos opciones, y justo la Asociación Argentina de Tenis (AAT) empezó a hacer muchos más Futures en la Argentina. Preferí gastar la plata que tenía para poder viajar dentro del país que es menos costoso que hacerlo como Junior. Si estas fuera de los tres de Argentina no hay ayuda económica”, dice Schwartzman, actual 89° del ranking, que al igual que Trungelliti comenzaron en el último escalón del profesionalismo.

diego usopen
En la cancha central del US Open y frente a Djokovic, Schwartzman tiró el famoso “Topo Gigio”.

“Te tenes que ir adaptando. Aunque seas muy bueno en Junior, tenés que adaptarte a otro tipo de torneos. Los torneos Junior son muy profesionales, son organizados casi como un ATP. Después caés en los Futures, donde la verdad que algunos tienen muchas cosas malas como los entrenamientos, las pelotas y los lugares donde se juegan. Hay que adaptarse. A todos les cuesta. A algunos dos, tres meses, a otros un año, a otros dos, pero los que son buenos se terminan adaptando a todo, ganan y pasan rápido esa etapa”, aclara el “Peque” que en 2012 ganó seis Futures y su primer torneo Challenger, en Buenos Aires.

5385babdd94f8_510x339

Por último, Daniel Orsanic, Director del área de Desarrollo de la AAT, un hombre experimentado en el mundo de los jóvenes tenistas le contó a EfectoTenis su visión: “El camino que a mí más me gusta es que los chicos aprovechen cada etapa y las vayan pasando de manera sólida, no por copiar a otro que le está yendo mejor en una etapa más arriba. Cada jugador tiene su proceso y eso hay que entenderlo. Particularmente me gusta que se puedan sentir buenos en su categoría pero siempre mirando más allá, hacia la madurez del jugador. Si tienen buenos resultados en su categoría, mejor, porque les va dando confianza, pero no es definitivo. Después, cuando tienen entre 16 y 18 años, apuntar a jugar los Grand Slam, a donde en un futuro ellos quieren volver como profesionales. Es un registro muy bueno a nivel motivacional para codearse con los mejores del mundo, estar entrenando al lado de los mejores jugadores del mundo o peloteando con ellos. Hay algunos que podrán jugar los Grand Slam Junior y otros que llegarán, si Dios quiere, cuando sean profesionales. Un camino solo no hay, hay muchos. Lo importante es que cada jugador pueda ir superando y solidificándose en cada una de sus etapas y que dé el próximo paso de manera consistente”.
14068170455_d44b5194c3_b
Daniel Orsanic. / Ph: Prensa AAT.