Tag Archives: junior

Stefanos Tsitsipas y el legado del revés a una mano

31 Dic
 El 2014 cierra la puerta Pentágono (no es PNT), le pone llave, candado y cerrojo. Los nostálgicos se regocijan por estas fechas donde los balances, los análisis y lo que ya no está aparece en forma de recuerdo. Dentro del ambiente del tenis, esto también existe. En EfectoTenis, lejos estamos de aquel sentimiento. Por elección propia decidimos mirar hacia adelante y presentar a alguien por el que vale la pena ilusionarse. Para los tradicionalistas, para los conservadores, para los que hubiesen preferido que el tenis quedase en los tiempos del saque y la volea, todo con raquetas de madera, les presentamos a Stefanos Tsitsipas, un griego de 16 años que es dueño de un exquisito revés a una mano. Digno de ser aunque sea apuntado -en su libreta amarillenta- por los militantes de la Old School.
View this post on Instagram

#JustHitThat! You feel so free hitting it.

A post shared by Stefanos Tsitsipas (@stefanostsitsipas98) on

Mientras el revés a dos manos continúa siendo el favorito de las nuevas generaciones, por su estabilidad, potencia y facilidad en el aprendizaje, Stefanos Tsitsipas (36° ITF y 1280° ATP) rompe el molde del mundo Junior. Tranquilos,  el revés a una mano todavía no está extinto. Ese es el mensaje que envía Stefanos, un rubiecito de Atenas que hace dos semanas alcanzó la final del Orange Bowl (Sub 18), uno de los torneos más prestigiosos del planeta Junior.10409290_857427520974432_2445083052602581624_n

Luego de perder frente al megatalento estadounidense, Stefan Kozlov (con 16 años es 467° ATP y 3° en el ranking ITF), en la definición del torneo de la naranja, Stefanos Tsitsipas charló con EfectoTenis y confesó que en sus comienzos, por cuestiones de fuerza, jugaba con el revés de moda: el de a dos manos. “Todos prefieren el revés más simple, que es el de dos manos. Comencé a jugar usando revés a una mano a los ocho años. Antes de eso, y durante dos años, utilicé el revés a dos manos porque no tenía demasiada fuerza”, dice Stefanos que considera que el suizo Stanimal  Wawrinka tiene el mejor revés a una mano que se puede ver en el circuito.

10868067_749543988464607_4174439935197628380_n
De camuflado, el pibe Kozlov.

La historia de Stefanos no solo se resume a un estético y exquisito revés a una mano. Llamativamente, si leemos sus intereses en el perfil de jugador que brinda la página web de la Federación Internacional de Tenis descubrimos que el periodismo y el manejo de las redes sociales es algo que lo inquieta. Su interés no es algo que quedó ahí. Hace un tiempo que maneja su propia cuenta de Facebook y Twitter llamada Tenniscore o ITN (International Tennis News). “Es mi hobby escribir sobre asuntos graciosos relacionados con el tenis. Realmente lo disfruto cuando tengo un poco de tiempo libre. Mi madre fue periodista deportiva. Creo que heredé su talento. La ITF agregó esa información porque les conté cuáles eran mis hobbies”, aclara el rubio que realmente tiene sentido del humor.10393550_800951683294225_340027310789161014_n 10367121_789358574453536_6856110960900724762_n

Ejercer como periodista no está dentro de sus planes. Sin embargo, cree que salir un poco del tupper  o ziploc (tampoco es PNT) del tenis es un aspecto esencial para la formación del ser humano.  “No estoy pensando en convertirme en periodista, es solo un hobby. También necesito saber sobre otras cosas, no solo jugar al tenis. Eso te convierte en una persona completa”, dice este adolescente que además disfruta de jugar al tenis de mesa y al básquet junto a sus dos hermanos varones.

bros and sis
El resto de los Tsitsipas.

tsitsipas-ob
En este video se lo puede ver practicando revés a una mano.

Como ya nombró Stefanos, su madre trabajaba como periodista deportiva.  Actualmente, y teniendo en cuenta la vertiginosa actividad de su hijo mayor se queda en Grecia cuidando a sus tres hijos (dos varones y una niña). Mientras tanto, Apostolos Tsitsipas, padre de Stefanos, ejerce dos roles al mismo tiempo: padre y entrenador. “Actualmente,  ese es uno de los grandes problemas con los que vivimos: ¡el dinero! Mi padre dejó su trabajo para ayudarme (viaja con él y lo entrena). Mi madre también viajó conmigo durante un breve período de tiempo. Ahora, ella dejó de hacerlo porque está de vuelta en Grecia con mis dos hermanos y mi hermana”, dice Stefanos que comenzó a jugar al tenis a los tres años. “Si pudiese solventar los gastos los llevaría a todos los torneos que juegue. Sería perfecto. Hacer lo que amo y junto a toda mi familia”.
10422527_843364612380723_6854973052655531357_n
Stefanos junto a su padre.

Como mencionaba el joven griego, lo económico es una dificultad para casi todos los helenos. En mayo de 2010, Grecia sufrió la crisis más grande desde la restauración de la democracia en 1974. Su déficit financiero llegó a ser el segundo más alto del mundo. Actualmente, el déficit disminuyó pero el desempleo y el malestar político y económico siguen generando problemas en el mitológico país europeo. En este contexto, la posibilidad de recorrer el mundo con un raquetero colgado en los hombros es algo utópico. Stefanos viaja gracias al aporte económico de un amigo de su padre, quien también es padrino de su hermana, Elisavet. “Uno de los mejores amigos de mi padre decidió ayudarnos con los problemas financieros. Él nos apoya y eso lo aprecio mucho. Sería imposible sin él. También, desde los 10 años tengo a Lotto como mi sponsor de indumentaria; mientras que desde los 12 Wilson es mi patrocinador de raquetas”.
10390997_846086292108555_6875177634001929051_n
Gráfico publicado en el feibu de Stefanos. Recorrió el 11% del planeta.
10527632_782852715098580_3377640457634905466_n

“En Grecia, el tenis no es un deporte famoso. Desafortunadamente, nuestra Federación no tiene demasiado dinero, y con todos estos problemas financieros es difícil mejorar en algo. Todos en Grecia hacen esfuerzos por ellos mismos, no hay trabajo en equipo para que todos puedan jugar en el alto nivel”, agrega, el siempre crítico e interesante, Stefanos.

10409290_858648420852342_7656113888475611732_n

Continuando con la visión de un adolescente talentoso y trabajador, viajar es un placer que disfruta y valora. “Lo mejor de viajar alrededor del mundo es ver nuevas cosas, aquellas que nunca antes viste. Conocer el mundo un poquito mejor. También, aprender de otras culturas y sociedades que anteriormente no viste. No hubiera podido hacer esto si nunca hubiese jugado al tenis en tal alto nivel”.

Sloane Stephens
Junto a la tenista estadounidense, Sloane Stephens.

Por último, uno de los aspectos más llamativos en la personalidad de Stefanos es su madurez, teniendo en cuenta su corta edad. Sus reflexiones en Twitter son profundas. La filosofía, tal vez sin darse cuenta, le escapa por los poros y  también por sus pulgares que aprovechan los escasos 140 caracteres que brinda la red social del pajarito. “Todos existimos para crear cosas, para dejar atrás algo mejor para la humanidad del futuro. Para intentar lograr algo”. Stefanos, el nuevo Aristóteles.

1901808_853118581405326_7618926852542439161_n

FEDERER Y LOS SUEÑOS

“Mi tenista preferido es Roger Federer. Él es el tenis, es algo especial. Soy un fan de verlo jugar. Él ha cambiado la historia del tenis y todavía continúa haciendo que este deporte sea más interesante. ¡Es una leyenda!”, dice Stefanos que admira a otro colega del revés a una mano.

10352194_852435214806996_5860649565984711691_n
Si les gustó cómo juega, acá otro video jugando.

Sin embargo, su admiración hacia el suizo es también una motivación en cuanto a sus aspiraciones como profesional, que no son para nada menores. “Mi sueño es superar los Grand Slams ganados por Roger Federer, un sueño muy difícil. Convertirme en el mejor tenista del mundo y cambiar el tenis en mi país”.

Anuncios

La historia detrás del partido más corto del Challenger Tour

19 Nov

Después de 26 minutos y 45 segundos, la derrota y el record ya eran un hecho. En el anonimato que significa jugar la primera ronda de la clasificación del Challenger de Bratislava, en Eslovaquia, dos locales se convertirían en recordistas del Challenger Tour. El 6-0/6-0 que Martin Blasko le proporcionó a Lukas Jelenik sería el partido más corto en la historia del segundo escalón del profesionalismo. EfectoTenis pudo corroborar el dato según las estadísticas proporcionadas por el enciclopédico periodista argentino Eduardo Puppo, en contacto con la ATP. Hurgando en el archivo, el despacho más veloz de la historia fue en 2001, en Shanghai. El verdugo fue el español Francisco Clavet  que le regaló una “bicicleta” (N. de Ref: en la jerga tenística se lo llama al doble 6-0) al chino Shan Jiang que apenas duró 25 minutos en cancha.
1544294_10205484701939932_1705185794020430134_n
El saludo post partido.

Desde aquel fugaz partido (disputado el sábado 1° de noviembre de este año) donde Martin Blasko ganó 48 puntos sobre el cemento eslovaco. Del otro lado de la red, Lukas Jelenik, de 28 años, apenas ganó doce tantos, ocho con su servicio y cuatro devolviendo el segundo saque de Blasko. Sin embargo, lejos de parecerle una deshonra, Jelenik cumplió uno de sus sueños como tenista amateur, jugar por primera vez un Challenger, y en el Court Central de su ciudad.
10471271_10205473901629931_3352108495694409846_n
Jelenik y su derecha.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..

Viernes 31 de octubre. 19 horas. La firma de los jugadores que jugarán la clasificación del Slovak Open, torneo que reparte €85.000 en premios, es hasta las 21 horas. Lukas Jelenik no tiene nada que perder. Llega puntual, como quien no quiere perderse la oportunidad de su vida y por las dudas asiste temprano, y firma. Tendrá que esperar hasta las 22, cuando el cuadro ya esté armado. Ahí, después de tres horas, sabrá si jugará o no su tercer torneo profesional, anteriormente participó en dos Futures. En su interior, él siente que no lo jugará, pero uno nunca sabe. Lukas Jelenik mantiene la esperanza.
10460538_10204463263684614_1898753832783599074_n

“A las diez de la noche volví al club a ver si de casualidad había entrado. Sorprendentemente vi mi nombre en el cuadro (de la clasificación) y también vi que jugaría en el Court Central. La emoción fue muy grande. El tenis es mi pasión”, le cuenta Jelenik a EfectoTenis.  “No me dieron un wild card (WC). No entiendo por qué estaba escrito al costado de mi nombre”, intenta explicar, desde Bratislava. Él desconoce las reglas. Dice que no le dieron una invitación para jugar el torneo. Sin embargo es la única vía “legal” para que alguien sin ranking ATP (de singles o dobles) pueda competir en la clasificación de un torneo del Challenger Tour.  Ante la falta de jugadores con ranking, la organización lo incluyó en el cuadro, mediante un WC. “Tengo un ranking nacional en Eslovaquia, esta temporada estuve 61°. La firma para el Challenger de Bratislava fue el viernes, entre las 19 y las 21. Llegué a las 19 y probé suerte”, escribe en inglés este tenista amateur que tiene una historia de vida aún más interesante que su record de ser el “perdedor más veloz”.
screenshot_2014-11-10_1027
Captura de pantalla completa 19112014 054447 p.m.
El detalle del partido y el cuadro.

Desde que tuvo un año y hasta los seis de vida, Jelenik vivió en Mozambique, país ubicado en el sureste de África. Su padre, un diplomático, de esos que van girando (lease shirando (¿)) por el mundo y llevan a su familia como equipaje, se dedicó a viajar durante la infancia de Lukas que en Maputo, capital de Mozambique, empuñó un a raqueta por primera vez. “Empecé a jugar a los cuatro años donde vivía junto a mis padres. A esa edad, el tenis solo era para divertirme. La vida en Mozambique fue linda, interesante. Después, también viví en Portugal. Allá jugué seriamente para el Club Benfica. Mi entrenador era el ex coach de Marcelo Ríos, del cual no recuerdo el nombre”, relata Jelenik que sacó rédito a su nómade niñez aprendiendo inglés, portugués –se habla en Portugal y Mozambique, ex colonia portuguesa- y hasta español, obviamente incluyendo el eslovaco.

fronton en maputo
mozambique amigos
Jelenik y sus primeros años en África.

Además del tenis, actividad que practica una o dos veces a la semana, Jelenik  trabaja en una reaseguradora suiza. Debido a su fanatismo por la Liga Portuguesa comentó tres partidos del fútbol luso para el canal “Slovak Sport”; mientras que hace siete años que escribe –según él, como hobby- para un diario deportivo eslovaco.  “Soy un gran fan del Benfica. Jugué al tenis para ellos y vivía a tan solo 500 metros de su estadio. Obviamente me gustan mucho los jugadores argentinos como: Enzo Pérez, (Eduardo) Salvio, Ezequiel Garay y (Ángel) Di María que desafortunadamente se fue”, manifiesta con lamento este moza-portu-eslovaco (?), un auténtico trotamundos.

benfica
eusebio
Hace unos años, junto a Eusébio, gloria del fútbol portugués fallecido en 2014.

”A los 28 años y teniendo un trabajo, el tenis es mi hobby. Lo que es gracioso es que ahora que es un hobby logré los mejores resultados de mi carrera”, comenta con orgullo. Volviendo al particular match que tomó nuestra atención, el eslovaco dice: “En la primera ronda me sentí bien. Sabía que no tenía nada que perder. Fue una experiencia inolvidable, y aunque no pude ganar un game, tampoco puedo ser comparado con esos jugadores que entrenan todos los días mientras que yo juego solo una o dos veces a la semana”. También agrega que fue interesante tener ballboys, umpire y jugar en la cancha central, aspectos a los que un tenista amateur no está acostumbrado.

205812_1019675935145_606_n
Dos glorias eslovacas (?): Jelenik y el Topo Dominik Hrbaty.

En un ámbito distendido, teniendo en cuenta un chat que entró en confianza, Jelenik habla sobre su saque, su gran arma dentro del amplio (¿) abanico de golpes que dispone: “Realmente quedé impresionado con mi saque. Mis amigos me conocen como “el que saca fuerte”. Lamentablemente tuve un bajo porcentaje con mi primer servicio (44%), sino tal vez hubiese podido ganar un game”.
rapidin
Un saque a 201 km/h.

Lejos de apichonarse con la abultada derrota, Jelenik comenta que el próximo año jugará más torneos profesionales y también analiza, con humor, la particular plusmarca que deberá cargar en sus hombros. ”Sé que mi partido fue el más corto, je. Bueno, alguien tiene que tener un record negativo, jaja. Lo tomo de manera divertida”.

620856_4734002110978_1938250425_o

Francisco Bahamonde: “Hoy en día, nuestro mejor amigo es la raqueta”

1 Oct

Su mirada no es penetrante. Está ausente. No hay contacto con los ojos del expectante entrevistador, que en este caso, soy yo. Sus pupilas buscan el horizonte del Rincón Club, barrio cerrado de la ciudad de Neuquén donde se disputa el decimoctavo Future argentino de 2013. Tal vez, la razón de evitar el contacto visual es la reciente derrota –en su primera semifinal profesional- que todavía atormenta su mente extremadamente competitiva. Francisco Bahamonde, de 16 años, responde al cuestionario de manera sólida, seguro de sí mismo, confiado de sus palabras. No hace pausas, no titubea, declara como un curtido tenista que carga con millonadas de agobiantes conferencias de prensa. En la cancha no es muy distinto. Bahamonde, que no solo se destaca por su tenis sino también por su frondosa y rulienta cabellera, se mueve con seguridad en el polvo de ladrillo. Su carácter es lo que lo distingue.
IMG_0641

-¿Qué hacemos hoy a la noche?
– Tranqui. Compramo’ uno’ ferné’ para la previa y después vamos a bailar.
Podría ser una conversación entre dos chicos de dieciséis años durante un sábado a la tarde, el momento perfecto para planificar la noche. Francisco Bahamonde es distinto al común de los pibes de su edad. Lejos, de su mente, está tomarse unos vasitos de la bebida cordobesa. Más lejos aún quedó ser un alumno regular del colegio secundario. Para el juvenil mendocino, la solución es rendir libre, sin asistir a clases. Su uniforme no es una camisa, una corbata y un pantalón gris, con ruedo, para que dure más. Su uniforme es otro: las zapatillas naranjas, bien percudidas por el polvo de ladrillo, jogging o short y una remera deportiva de manga corta. Su cartuchera es un raquetero. Sus lapiceras son raquetas. Sus tareas son pegar doscientos drives cruzados, cien reveses paralelos y hacer dos canastos de saques. Las excursiones no son salidas a tediosos y monótonos museos, son viajes a Roland Garros o Wimbledon. Sus frustraciones no son llevarse materias a diciembre o marzo, es quedar eliminado rápidamente de una competencia. Panchito, como lo llaman los más cercanos, vive la vida del estudiante del tenis que busca graduarse lo más rápido posible, es decir, insertarse en el profesionalismo.IMG_0653

“La vida de un tenista no  es normal. Son muchos los fines de semana y días que estamos fuera de casa, uno se acostumbra a estar todas las semanas compitiendo.  Creo, que hoy en día, nuestro mejor amigo es la raqueta porque es con la que más tiempo pasamos”, dice Bahamonde exhibiendo una tonada propiamente mendocina, donde reemplaza las “y” por erres.

Minutos antes al comienzo de la entrevista, Panchito habla por teléfono con sus padres. Luego de cortar, le comunica a Rodrigo Scattareggia -parte de su equipo, que es comandado por su entrenador, Ivan Rudich- que están apurados porque en unas horas sale el vuelo que los llevará de vuelta a Mendoza. Así es la vida de este adolescente, que con solo dieciséis años tiene un frondoso kilometraje y un vasto conocimiento de aeropuertos y terminales de ómnibus. “Es todo muy duro, no solo se extraña la familia, sino a los amigos, estar en tu casa, la comida que te hace tu mamá, no es lo mismo comer todos los días en restaurantes”, dice el juvenil que comenta estar acostumbrado a este tipo de vida.
rutina
El armado del bolso, una de sus rutinas.

Además de obtener su primera semifinal profesional en el Future de Neuquén, Bahamonde realizó una excelente temporada en el circuito junior. Actualmente, el fanático hincha de San Lorenzo de Almagro ocupa el puesto 71° en el ranking ITF. Algunos meses atrás participó de la gira europea donde compitió en las clasificaciones de Roland Garros y Wimbledon. Dejando de lado los resultados -en ambos Grand Slam cayó en la segunda ronda de la qualy- viajar y respirar el aire de estas grandes citas es una descomunal experiencia. “Fue algo emocionante. De chiquito, el primer torneo que se mira es Wimbledon porque uno dice: ‘Mirá, es pasto. Mirá que raro eso’. Sobre todo para los argentinos que ven el pasto e imaginan fútbol. Fue algo increíble compartir el día a día con los que veo todo tiempo en la tele. Me dio una gran experiencia, y creo que se está viendo reflejado en los resultados que estoy obteniendo”, enuncia Bahamonde quien cuenta con el apoyo económico de la Secretaría de Deportes de su provincia y del Gobierno de Mendoza, factores esenciales -que no abundan- para el desarrollo de la carrera de cualquier joven tenista que comienza a competir.
Paris
All England
En el Court Central del All England viendo a su coterraneo, Martín Alund, y David Ferrer.

Estableciendo una comparación entre juniors sudamericanos y europeos, el pupilo de Ivan Rudich, señala las principales diferencias: “Ellos tienen un grupo más amplio de jugadores. En cambio, en Sudamérica somos pocos los que podemos ir y pelearle de igual a igual. Por otro lado, allá cualquier europeo tiene un nivel muy alto ya que están todo el año compitiendo entre ellos. Ellos juegan 25 torneos al año, nosotros solo vamos seis semanas”. Y agrega: “Cuando un europeo pierde, se toma un tren y en una hora está con su padre, con su madre, le lavan la ropa, se come un asado con el viejo y sale a jugar. En cambio, vos te quedas toda la semana entrenando, viendo al jugador que te ganó, pagando hotel, todo. Pero bueno, creo que en ese momento es cuando hay que ser más fuerte para demostrar que realmente lo que uno quiere es jugar al tenis. Esas son las situaciones en las que uno se decide, y dice, me la voy a bancar porque sé que después van a venir cosas mucho mejores”.
IMG_0642

Las buenas notas para Francisco llegaron. El boletín no es más que sus exitosos resultados durante la temporada 2013. A pesar de no estar en la escuela, el reconocimiento es similar al de ser abanderado o escolta en una fecha patria. Panchito es segundo escolta en el podio de los Juegos Sudamericanos de la Juventud, en Lima, Perú. En su pecho, celeste y blanco, y exhibiendo una amplia sonrisa, cuelga la medalla de bronce.
podio lima

EL DESPEGUE DEL TENIS MENDOCINO

“Se ha instalado el espíritu de la competencia, que antes no era así. Mendoza no era un lugar fuerte tenísticamente hablando. Pero ahora, con el impulso que dio Martín (Alund), estando dentro de los cien mejores del mundo, creo que hay varios chicos que hicieron buenas actuaciones. Después, lo mío parece que ha sido un buen impulso y también lo de Manu (Peña López) que la está rompiendo. Es muy bueno para los chicos que vienen de abajo ver un referente y sentir que no están tan lejos. Además, nos ven todo el día entrenar, estamos constantemente con los chicos, y sobre todo, la Academia de Mendoza está trabajando muy bien”.

delpo bahamonde

El gobernador mendocino, Francisco Pérez, junto al secretario de Deportes, Marcelo Locamuz, durante la en la exhibición del chileno Fernando González y Juan Martín Del Potro. Además, Gustavo Fernández, Martín Alund y Francisco Bahamonde.

El chico de Burundi

31 Ago

Hassan Ndayishimiye se considera “un camaleón de las culturas”, es que el tenista burundés se la ha pasado viajando desde los quince años. Sus estimulantes son la pasión por el tenis y el sueño de poder ayudar a su familia que continúa viviendo en el lugar donde él mismo nació, la villa de Swahlii, en Bujumbura, la capital de Burundi. Su padre fue quien lo convenció a empuñar una raqueta a los cinco años. Su progenitor trabajaba de peloteador, u ocasionalmente entrenador de tenis, ganando apenas un dólar por hora.BR-E4PfCIAEDvQ3
Hassan ocupa el puesto 961° del ranking mundial.

Sangre, mucha sangre es la que tiñe la historia de Burundi, país africano ubicado en la zona de los grandes lagos. Las etnias Hutu y Tutsi mantuvieron brutales enfrentamientos que, según estimaciones, dejaron un saldo de más de medio millón de muertos. Como si fuera poco, Burundi -habitado por más de 8,5 millones de personas- está ubicado entre los diez Estados más pobres del mundo, posee un alto índice de prevalencia del SIDA, tiene una esperanza de vida de 50,4 años y está sumido en una fuerte inestabilidad política.burundi-data-recovery-map
burundi
Se estima que cerca de 250.000 personas murieron entre 1959 y 1988, mientras que unas 300.000 más se sumaron tras la guerra civil originada en 1993.

Dentro del cruento contexto social burundés es casi imposible imaginar que un muchacho pueda desarrollar su vida en torno a una cancha de tenis. Sin embargo, las suposiciones y los prejuicios son desafiados y superados por la realidad. Un claro ejemplo es el de  Hassan Ndayishimiye, este joven de 19 años que fue 27° del mundo en el ranking junior y que todas las semanas se esfuerza por llegar a ser alguien en el planeta de la raqueta, y de esta forma, ayudar a que sus seres queridos salgan de la pobreza.

EfectoTenis (ET): ¿Cómo empezaste a jugar al tenis? ¿Cómo es decidir jugar profesionalmente al tenis en Burundi?

Hassan Ndayishimiye (HN): Yo vengo de la villa Swahili, en Bujumbura, la capital de Burundi. Cerca de esta villa está un gran complejo que incluye un club de tenis. Mi padre era un peloteador y entrenador en el centro de tenis. Ganaba un dólar por hora peloteando con los miembros del complejo. Este sitio tiene varias canchas asignadas a la federación de tenis donde nos estaba permitido jugar. Entonces lo hicimos. Asistíamos a la escuela solamente tres horas por día, y en vez de estar vagando por las calles, jugar tenis era mejor.

Hay muchísimos chicos de mi comunidad jugando al tenis en Bujumbura. Usualmente, nosotros dominamos el circuito del Este africano, pero hasta los 14 años. Después de ello, muchos de nosotros tenemos que empezar a trabajar para ayudar a nuestras familias, entonces abandonamos el tenis. No hay ninguna chance de ser un tenista profesional en Burundi. No hay apoyo. Muchos dejan el país para convertirse en entrenadores de juniors o peloteadores en diferentes partes del mundo, o como en otros casos, se quedan haciendo esto en Burundi.

ET: En Argentina, como en muchos otros países, practicar un deporte profesionalmente es una manera de hacer posible un cambio social. ¿Cuál es tu punto de vista? ¿Ocurre esto en Burundi?

HN: El tenis es una herramienta de cambio. De hecho, el tenis cambió mi vida. Pero en Burundi nunca hubiese podido tener estas chances. Gracias a la Federación Internacional de Tenis (ITF) pude entrenar en Sudáfrica. Aprendí muchas cosas de este deporte, así como pelear dentro de la sociedad y en el resto del mundo. Agradezco el apoyo del ITF Grand Slam Development Fund, gracias a ellos viajé a Europa, a los Grand Slams juniors, América y más. Realmente, el deporte ha cambiado mi vida y la de muchos otros de mi comunidad, pero tristemente no dentro de  Burundi. Lo que ha hecho es ayudarnos a salir de Burundi y cambiar.
BLnkTbSCUAAafn8
El tenis en Burundi.

ET: ¿Cómo te sentiste después de desplazarte a Estados Unidos (entrena en Florida) ? ¿Cómo fue dejar a tu país?

HN: Dejé Burundi a los nueve años para irme a jugar al tenis a Kenya. Después de ello me trasladé a Sudáfrica donde volvía a casa solo una vez al año. He estado viajando por el mundo desde los quince. Me he convertido en un camaleón de las culturas porque me he adaptado a cada lugar que voy. En términos de comportamiento, he aprendido a ser simplemente yo, porque no existe la forma de encajar en todas las culturas. Igualmente, necesito adaptarme diariamente para encontrar una comida que disfrute, y también estar preparado para comunicarme y hacer amigos.

ET: Leí en una entrevista que tu familia vive en una villa de Burundi, en un partido o día difícil, ¿Tomás fuerzas de ello?

HN: Sé que el tenis me está sacando de la villa. Sé que mi familia y amigos están mirándome. Sé que ellos tienen grandes expectativas de mí. Muchos piensan que estoy viviendo una vida de lujos solamente porque viajo por el mundo jugando tenis, pero no es así. Presupuestos ajustados, buscar  lugares para dormir, encontrar a alguien para entrenar, etcétera, son cosas difíciles. Pero un día, un día… voy a llegar y voy a ser capaz de cuidar a mi familia.
buirndi boy
Hassan multiplicado.

ET: ¿Pensás que tu carrera puede inspirar a otros chicos de África? ¿Qué sentís sobre eso?

HN: Es verdad que he luchado duro para llegar a un lugar, eso es lo que importa y lo que les digo a los chicos. No es fácil. Pero si te mantienes enfocado y trabajas duro puedes llegar a cualquier lugar. Tengo la intención de tener éxito, y de esa forma, poder inspirar a muchos y poder ayudarlos.

ET: ¿Qué significa Kassie McIlvine (manager) en tu vida?

HN: Ella es mi “madre”, mejor amiga y manager. Hablamos diariamente, aprendemos junto cómo enfrentar este nuevo mundo, el circuito profesional. Desearía que ella pudiera pasar más tiempo en tour, pero tiene que hacer su trabajo: ganar dinero para cubrir los costos. Yo juego tenis y ella intenta organizar el resto, y reitero que la ITF brinda un gran apoyo.
BOrawWPCMAA69sK
Para abaratar costos, Hassan se encuerda su propia raqueta.

ET: ¿Cómo te llevas con tus sponsors?

HN: Muy bien. Mi sponsor principal es Kassie y somos muy cercanos. Además de eso, está la ITF con su apoyo y los diferentes entrenadores que están siempre allí para poder realizarles preguntas, o para hablar por Skype con ellos. Dermott Sweeny, en Sudáfrica; Amine, en Marruecos; Frank Courad, en Londres, son el mejor apoyo moral que puedo tener. Gabe Jaramillo en Club Med Academies también me provisionó mediante su apoyo técnico, moral y financiero. Ahora, tengo el apoyo de Head, son amables y cálidos conmigo.

ET: Tuviste grandes actuaciones como junior, ahora, que te convertiste en profesional ¿Qué diferencias hay entre estos “dos mundos”?

HN: El circuito profesional no es tan amistoso, es un juego de vida o muerte. Es extraño encontrar jugadores que piensen en los otros. Igualmente, estoy comenzando a hacer amigos en el circuito.

ET: ¿Qué sentiste cuando ganaste aquel partido en Wimbledon (donde pasó la clasificación y alcanzó la segunda ronda) y te convertiste en el primer burundés que gano un match en un Grand Slam?

HN: No lo puedo describir. Realmente, cuando me dijeron que tenía un wild card para la clasificación llamé a Kassie, no lo podíamos creer. Pero después supe que iba a entrar y estar en aquellas canchas verdes.

ET: ¿Qué significó para vos conocer a Lleyton Hewitt, uno de tus ídolos en el tenis?

HN: Es inspirador darse cuenta que estos ídolos son personas reales y que yo también puedo ser como ellos.BNoPJeTCQAA5GxN
Hassan y el australiano, ex N° 1 del mundo.

ET: Estuve leyendo en tu cuenta de Twitter que has sufrido muchos problemas con tu visa. ¿Qué ocurrió?

HN: Todo burundés necesita una visa para cada lugar al que viaja. Algunas de ellas tardan tres semanas en llegar ¿Cómo alguien puede viajar sin su pasaporte? ¿Cómo hago para pedir las visas corriendo por las embajadas, mientras estoy jugando partidos de tenis? Además, a mi pasaporte se le han acabado las páginas y por ello necesito volver a Burundi para sacar uno nuevo. También intentaremos retirar dos pasaportes activos, de esa manera, mientras esté jugando en país “X”, podré enviar mi pasaporte a país “Y”, y conseguir la visa. Actualmente, este documento es uno de mis desafíos más grandes. Deseo que la ITF o ATP pudiese tener un pasaporte mundial para todos los tenistas en actividad.

BO08ni6CEAE3wIr
Su pasaporte que se está por quedar sin páginas.

ET: ¿Cuáles son tus sueños dentro y fuera del tenis?

HN: Ser Top 10. Triunfar en el tenis y así poder ayudar a otros. Hacer que mi familia, amigos y sponsors estén orgullosos de mí.

Fotos: Twitter de Hassan Ndayishimiye