Tag Archives: tenista

El tenista de la Rocinha

14 Mar

Mientras los flashes estaban posados sobre los rostros de los brasileños que integraban el equipo de Copa Davis, una singular historia surgía en las periferias del conjunto sudamericano que visitó a la Argentina, en Tecnópolis. Un relato que eriza la piel. De esos que cuesta creer. Fabiano De Paula, uno de los sparrings verdeamerelos, es el tenista que salió de la Rocinha, la favela más grande de Brasil. En un contexto sumamente adverso, el espíritu de superación resume la vida de un jugador que refuta el elitismo en el tenis.

Cristiano Andujar 3
Ph: Cristiano Andujar.

El comienzo de Fabiano de Paula fue opuesto al del tenista corriente, si es que este concepto existe. Lejos de un barrio paquete y aún más lejos de ser integrante de una familia aristocrática, Fabiano salió de una favela, o una villa, como la llamamos a nivel local. Su barrio no era residencial ni contaba con anchas veredas y prolijos bulevares. Su barrio tenía pasillos, casas amontonadas en un morro y mucho ladrillo sin revoque. “Todavía no salí. Vivo ahí con mi familia”, le dice De Paula a EfectoTenis y le da comienzo a una interesante charla.

Rocinha_rio_de_janeiro_panorama_2010

A los once años, una amiga de su madre, que trabajaba en el Hotel Intercontinental, propuso que Fabiano fuese recogepelotas en las canchas de tenis del parador turístico. A partir de allí, comenzaría su pedregoso camino. “Lo mío es un poco diferente porque el tenis es conocido por las personas que tienen plata. A los quince jugué juveniles y a los dieciocho tuve que parar. Estuve sin jugar durante tres años: uno en el ejército de Brasil y otros dos dando clases para ganar plata. Volví a entrenar a los 21, cuando jugué Futures. Ahí estuve dos, tres años hasta que me lesioné y retorné el año pasado”, relata el carioca de 26 años, quien hace un breve recorrido de su carrera, plagada de parates e inconvenientes.

Cristiano Andujar 6
Ph: Cristiano Andujar

En contraste con la mayoría de los jóvenes, De Paula eligió el tenis. En las favelas, podríamos aseverar sin tener el dato de una irrefutable estadística, que el noventa por ciento de los chicos juegan al fútbol. De Paula no optó por aquel popular deporte. El tenis apareció en su vida como una oportunidad laboral. “Conocí el tenis cuando comencé a trabajar. Obvio que quería ser un jugador de fútbol, jugar en el Maracaná lleno, pero tuve que escoger. Seguía soñando o iba a la realidad”, comenta con contundencia De Paula, 210 del ranking ATP, que comenzó a jugar en la misma época en la cual Guga Kuerten despuntaba como ídolo nacional.

Para De Paula nada fue un impedimento. Sortear obstáculos y escollos fue su especialidad. “Las ganas de ser mejor cada día, de darle una mejor condición a mi familia, a mi mamá, a mi papá, que siempre lucharon mucho para hacer las cosas para mi hermana y para mí. Siempre pienso eso, dar lo mejor para que ellos tengan lo mejor. Sé que la carrera es muy corta y a veces es engañoso. Algunos momentos que vivo hay mucha plata, mucha cosa costosa, pero vuelvo y es diferente. Tengo los pies en el suelo sabiendo que no siempre puedo vivir de este lado”, le aclara De Paula a EfectoTenis.

Cristiano Andujar 2
Ph: Cristiano Andujar

“Todos tenemos chances”, sería la frase indicada para definir la filosofía de vida del brasileño. Una oración que resume su pensamiento. A pesar del desfavorable contexto social que le tocó, las posibilidades están. Él es un claro ejemplo. “Intento ser mejor cada día para que no solo digan que salí de la Rocinha, sino para que los demás vean que hay chances, que miren hacia adelante”. Y completa: “Van a salir muchos jugadores, pero para nosotros es más importante que salgan personas de bien. Que no entren en el camino contrario. Que quieran lo mejor para las otras personas, que tengan buena educación y que miren a un buen futuro”, manifiesta el tenista que hace unas semanas fue homenajeado en la Rocinha. El gobierno de Río de Janeiro construyó una cancha de tenis en la favela que fue nombrada “Escuelita de tenis Fabiano De Paula”.

1907946_420601024770255_7392155553832385651_n

En sus comienzos, dos empresarios quienes lo conocían de pequeño, lo ayudaron a financiar su carrera. Ahora, lo apoya Estácio de Sá -universidad donde también estudia mercadotecnia-, la Confederación Brasileña de Tenis y entrena en Tennis Route, academia de Río de Janeiro, donde  João Zwetsch, capitán de Copa Davis, es uno de los coach. Fabiano, durante la semana, vive en un hotel que le brinda la academia, mientras que los fines de semana vuelve a su casa, en la Rocinha.

11044578_429905093839848_8828923484978658867_n
De Paula dando el discurso en la cena oficial de Copa Davis.

Además de esos patrocinios están los premios que consigue en el circuito. Ese ingreso De Paula lo invierte en él, para luego poder cumplir el objetivo de su vida: tener una casa fuera de la favela. “El dinero que gano intento usarlo para viajar, tener un entrenador cerca, buena comida. Después, en otras cosas trato de economizar para poder comprar una casa para mis padres y para mis hijos. Lo máximo es eso. Hacer lo mejor para darle una mayor tranquilidad a mi familia. Una vida diferente a la que tuve: de sufrimiento, de estar siempre ahí luchando, luchando, luchando, sin tener muchas cosas. Siempre muy justo con la plata. Tener que pagar las cosas y no tener nada a fin de mes. Intento hacer lo mejor para darles una mejor vida ellos”, señala Fabiano que lucha por su sueño.

Cristiano Andujar CBT
Ph: Cristiano Andujar

LAS COMPLICACIONES PROPIAS DE LA FAVELA

“Lo más difícil era subir con el bolso porque la policía siempre tenía que hacer lo mismo, ellos miraban qué tenía adentro. Por ejemplo, los traficantes llevaban armas. Como los raqueteros son un poco grandes podían creer que fuese un traficante. Entonces intentaba ir sin el bolso, solo con las raquetas en la mano. A la noche no subía con ellas para que no me confundiesen con un traficante”, dice con total naturalidad el brasileño, quien admite que no había un preconcepto sobre su condición de jugador de tenis.

11001798_420601178103573_8297717820693221222_n

La ropa de marca, la heladera plagada de comida, los ostentosos dispositivos electrónicos no eran cosas que formaban parte del inventario de los De Paula. Sin embargo, algo que abundó en la familia fueron los valores y la dignidad. Conceptos claros que lo ayudaron a apartarlo de los oscuros caminos. Elecciones de vida donde muchos de sus amigos de la infancia terminaron muertos. “Nunca pensé en ir a las drogas ni nada de eso porque mis padres me dejaron en claro cuál era el final del camino. Si te vas por acá, vas preso o terminás muerto. Tuve muchos amigos del fútbol, de cuando era chico, que entraron ahí y la mayoría están muertos. Es una lástima. Es muy tentador porque todo es más fácil. Mujeres, plata, alcohol. Para nosotros, que estamos ahí, que no tenemos muchas chances, es un poco tentador. Creo que es mejor un poco menos de plata pero más dignidad y seguridad”.

1_rocinha_night_2014_panorama

Anuncios

Un dominicano bien gaucho

5 Feb

(Léase en tono gauchesco)

Sin poncho,
sin boina,
sin bombacha de campo ni boleadora’
En el mar Caribe lo nombraron gaucho
Y con la raqueta se hizo macho
Este José Hernandez es trucho
pega eslai  y ejercita mucho.

FIERRO 3

(Léase en tono normal (?))

“Primero vi la calle. Vivía en una pensión que quedaba sobre José Hernández. Creo que estaba a una cuadra de Libertador”, dice el José Hernández dominicano que explica cómo descubrió la importancia que tenía esta denominación en la Argentina. Él es tenista. Tiene 24 años, ocupa el puesto 266° del ranking ATP y comparte nombre con el autor de la obra literaria más representativa del país, el “Martín Fierro”, obvio, de José Hernández. Un juego de palabras que lleva al humor pero que fue la carta de presentación en un país que lo hizo crecer como profesional. Y va la primeraaa (?)

Después de un comienzo gauchesco,
la historia se avecina.
Su nombre de pila e’ José
que acá la puso (dentro de la cancha) y no se jué.

DCIM105GOPRO

Habiendo una vez googleado y charlado sobre este nombre propio que coincidía con el suyo, José Hernández pudo empezar a usarlo como mecanismo para romper el hielo durante una conversación que cae en el chiste fácil. “Cada vez que les decía mi nombre era “Uh, Martín Fierro”. Sí, así es. Algunas veces digo que soy el bisnieto del famoso escritor”, le comenta entre risas Bebo a EfectoTenis.

DSCF0889

Sin embargo, antes de arribar a la Argentina a los 21 años -donde entrenaría en la Academia de Fabián Blengino- y descubrir la connotación de su peculiar nombre, Hernández tuvo un largo camino. Un trayecto que explica las razones de por qué estuvo durante tres semanas haciendo pretemporada junto al argentino Leonardo Olguín, en el Florida Tenis Club.

Producción de EfectoTenis. Un día en la pretemporada de José Hernández.

Luego de su etapa como junior, donde alcanzó el puesto 37° de la ITF, llegaría el verdadero cambio en su vida: entrar a la Universidad de Carolina del Norte, en Estados Unidos. A los 19 años y con una beca bajo el brazo, el nacido en Santo Domingo comenzó a estudiar economía mientras, en simultáneo, jugaba al tenis. “Te abre muchas puertas y no te quedas estancado. Te da la oportunidad de decidir qué es lo tuyo. Estás haciendo una carrera y jugando al tenis. Si me pasa algo, toco madera, estoy a un año de tener un título”. Además, la formación tenística es realmente exigente: de enero a mayo hay competencia [por equipos] todos los viernes y domingos. También, los gastos son mínimos. La universidad le brinda a los becados: ropa, raquetas, bolso, comida, alojamiento y estudio.015bbee03fef11e2b23022000a1f9ad5_7
Bebo, Roger y atrás Severin Lüthi.

“Estas invirtiendo en ti y casi sin poner dinero”, comenta Bebo que estuvo tres años en el college al que asistió Michael Jordan. “Allá se respira Jordan. Hasta hay un museo suyo. Es el ídolo de todos los deportistas. Es el Roger Federer del mundo. Y saber que él estuvo en mi universidad fue muy chulo”.
Michael Jordan en su habitación de la Universidad de Carolina del Norte, en 1983
Jordan en su habitación de la Universidad de Carolina del Norte (1983).

En cuanto a su Licenciatura en Economía, los números siempre le interesaron al dominicano. “Te ayuda a abrir la mente. Que la vida no es solo tenis. Cuando estoy en el hotel me pongo a ver las revistas de economía y la bolsa de valores. Como para matar el aburrimiento. Te distrae. No pensar tanto en tenis, tenis y tenis. También te culturiza”.

santander españa

Pensando en el conocimiento que tiene el argentino promedio sobre las universidades estadounidenses, la diversión es lo primero que ataca nuestras mentes. A través de las películas consumidas, un mundo de diversión es bosquejado en el inconsciente. Pero, ¿es verdad? Hernández, por experiencia, lo confirma. “Cuando llegué no sabía nada de eso. Lo había visto igual que ustedes, en las películas. ¿Has visto American Pie? Bueno, es exactamente lo mismo. Es una copia. Yo pensaba “esta gente está loca”. Los de American Pie llevaron una cámara a una universidad, filmaron dos horas y sacaron esa película. Es idéntico. Si te dejas llevar por eso fracasás. La joda y las distracciones son muchas”.

Su fortaleza ante estas tentaciones estaba sostenida por su responsabilidad y ambición que desde los 15 años asumió cuando debutó en la Copa Davis. “Era el único de mi equipo [del college] que jugaba Copa Davis. Siempre tuve responsabilidad con mi país. Unos años de joda no me iban a quitar esa ilusión”, aclara sin titubear.

EFE
En la Davis. (EFE)

A los 21 años, José Hernández estaba maduro. Era hora de probar en el profesionalismo. Al igual que todos los que comienzan, los Futures son el primer escalón. En Perú, durante uno de sus primeros tres torneos, Bebo fue observado atentamente por uno de los entrenadores que trabajaban para Fabián Blengino, actual coach de Carlos Berlocq y ex de Guillermo Coria, entre otros. “Pasé la clasificación y justo me tocó un jugador de la academia de ellos. Obviamente nadie me conocía. Dominicano. De la qualy. Sin ranking. Pero cuando me vieron jugar se acercaron y les expliqué mi situación”.

DSCF0881

“No tengo un Norte. Jugué juniors pero son dos mundos diferentes”, fueron las palabras del dominicano en aquella charla, donde finalmente fue invitado a entrenar en Buenos Aires. Él no dudó y lo hizo. Allí mismo comenzaría el amor por Argentina donde la cultura tenística es completamente diferente a la que vivía en su país caribeño.

10838916_1504056966550741_443924449_n

“Vine para acá y me encantó la ciudad. Los entrenos, como se labura. Aquí se respira tenis. Tú te metes en los colectivos y ves gente con bolsos de tenis. Ves todas las canchas que hay. El aire es diferente. Me impresionó porque nunca había estado en un país que tuviera tanto tenis. Miles de profesores que dan clases, muchos preparadores físicos muy buenos y concentrados exclusivamente en este deporte. En Estados Unidos hacía físico pero con el mismo preparador que entrenaba a los gimnastas”, narra Hernández con un tono ameno y tranquilo.fea6f4d05c0911e28abf22000a1f9bf5_7
También probó con el paracaidismo.

De la mano del tenis llegaría la absorción de la cultura argenta. Hábitos y más hábitos que lo hicieron sentir como en casa. “No me gustaba el café para nada. Aquí lo empecé a tomar. Cogí la cultura de la merienda, porque en Dominicana no existe. Es desayuno, almuerzo y cena no tan tarde como acá. En Argentina, he visto gente llegar a los restaurantes a las doce de la noche. Esa cultura del cafecito, merienda y asados, me fascina”.10932399_898108486875440_1446920086_n
Foto publicada en su cuenta de Instagram. Me agarró hambre (?).

A pesar que este José Hernández “trucho” no escribe versos gauchescos, el dominicano tiene un cuaderno muy especial. En 2009, antes de ir a la universidad, su padrastro se lo regaló. La intención del esposo de su madre era que Bebo escribiese sus objetivos durante su estadía en Estados Unidos. “Al tercer día se me agotaron y empecé a anotar cosas”. Este “librito sagrado”, como él mismo lo llama, es su Martín Fierro. Allí escribe de todo. Es un elemento que lo transporta a su esencia. “No se lo enseño a nadie [risas]. Escribo cosas que me vienen a la cabeza, artículos que me interesan, pego fotos, dibujo y hasta algunas frases de películas. Cosas que me gustan, que me sirven de inspiración para seguir adelante. Es mi librito sagrado. Mi tiempo”.

10735515_328173760696384_204384950_n

VICTOR ESTRELLA, SU EJEMPLO

“En Dominicana el tenis está visto como un deporte elitista. Victor Estrella ha demostrado que no lo es. Es caro pero que con sacrificio y trabajo cualquier otro lo puede hacer”, comenta con admiración Hernández que habla sobre su compatriota Victor Estrella, actual 73° del ranking y el primer dominicano en ingresar al Top 100 ATP. “Victor, en su niñez, no tuvo las oportunidades que quizás tuve yo, o mucha gente que lo juega. El tipo fue recogepelotas en un club y lo mandaron allá por su temperamento. Era muy hiperactivo y le dijeron vete a recoger bolas. Él agarró una raqueta y para ganarse la vida comenzó a pelotear con los socios. Se dio cuenta que el tenis le daba dinero, y pensó “bueno, esto es lo mío”. Y ahí empezó un hambre de querer salir adelante que lo llevó a estar donde está. Al fin y al cabo, eso es lo que importa no solamente en el tenis, sino en la vida. Es el hambre que tú tienes por conseguir tus sueños, lo que aspiras”.
0759F8B2-C561-492F-BB8A-66CE54CFFB4E.jpg__680__460__CROPz0x680y460
Viti y Bebo.

“Lo de Victor (Estrella) es muy meritorio. Me gustan esas historias de motivación y él es alguien que tengo enfrente. No es que lo vi en una película, que me lo contaron, o lo leí en un libro. Yo lo viví. Recuerdo un día que volvíamos en el bus y él, con 33 años, viniendo de una lesión y estando 300 ATP, me decía que le faltaban 200 puntos para llegar al Top 100. Viejo, estamos hablando de 200 puntos. Yo me estoy matando por veintipico y él me decía eso. No lo dijo en un tono de “fantasma”, de sobrador. Lo dijo con seguridad. Te cuento y se me erizan los pelos. Eso es lo que uno debe tener. Las ganas, la seguridad, la confianza de que el mundo entero se te viene abajo y dices estoy aquí y voy a salir adelante”, relata Hernández con suma admiración. Su ejemplo es su compañero de Copa Davis que a los 34 años hace historia.

REVISTA EN SOCIEDAD

En los momentos de crisis, donde una gira salió mal, y aparecen los pensamientos y especulaciones sobre qué hubiese ocurrido en su vida si no hubiese elegido el camino del tenis, Viti Estrella es su ejemplo. “Hay momentos bajos del tenis en los que te pones a meditar…  Ahí es cuando pienso en lo de Victor y se me va. Se me olvida. El día que diga ya di mi máximo es cuando voy a colgar la raqueta. Por ahora tengo hambre. Sé que tengo mucho por mejorar. Mi techo está mucho más arriba”.

El colado de la qualy de San Juan

12 Oct

Mientras en la clasificación del Challenger de San Juan los jóvenes tenistas argentinos pujan por un lugar en el cuadro principal, un tenista que se retiró del profesionalismo hace tres años recupera la adrenalina que hacía rato no experimentaba. Con 33 años, y siendo profesor del Club Banco Hispano, sede del torneo, disfruta como sus amigos lo alientan desde las gradas. En la qualy del certamen cuyano hay un colado y se llama Guillermo Carry.

289087_10150256677066671_7937672_o

En la cancha central del club sanjuanino donde se lleva a cabo el primero de los dos Challenger en suelo argentino –el próximo será la siguiente semana en Córdoba-, el zurdo Guillermo Carry completa su victoria en la primera ronda de la clasificación al vencer por 6-1 6-3 a Ignacio Dagostino Herrera. “La verdad decidí ayer el hecho de jugar. Pensé que no iba a poder porque iba a completarse la qualy (fase previa que otorga cuatro lugares para el cuadro principal). Pero firmaron 25. Lamentablemente no pude entrenar nada, juego con lo que me queda. Se hace difícil. Doy clases todos los días y no entreno nunca. Por ende, jugar a un ritmo tan alto es muy difícil, pero ponemos corazón“, le dice Carry a EfectoTenis que con su alto ranking, 1727°, y al sobrar espacios pudo anotarse en el cuadro de la fase previa por tener un punto en el ranking de singles (también puede ser de dobles), condición que impone el reglamento ATP. Para encontrar su anterior triunfo como profesional debemos remontaros a octubre de 2013 cuando en un Future en Bolivia se mandó a jugar y ganó un partido.

IMG-20141011-WA0031

IMG_0932
La entrada al Club Banco Hispano donde se disputa el Challenger de San Juan.

Carry, que en 2005 alcanzó su posición más alta en el ranking ATP, 429°, tuvo algunas apariciones esporádicas desde su retiro. En 2012 jugó tres torneos, en 2013 también tres y durante este año en La Rioja, en donde acompañaba como coach al juvenil sanjuanino Facundo Alvo. Fuera de estos eventuales placeres, sus actividades una vez “jubilado” del tenis fueron como entrenador en Tailandia, Italia, Buenos aires y finalmente en San Juan donde encontró la tranquilidad que buscaba. “Si lo pensaba demasiado no me venía”, aclara con humor “Guille” que el año pasado, junto a Andrés Molteni, ganó el dobles del Challenger de San Juan.

427435_10150558156141671_108328548_n

418771_10150548291036671_863260576_n
En Tailandia en dos particulares taxis.

En su etapa como tenista, Guillermo Carry fue un jugador de Futures, algunos Challengers e interclubes europeos, donde lograba solventar económicamente su carrera. “Jugar interclubes no es ningún pecado. Muchos de los jugadores buenos, me refiero a los Top 100, juegan interclubes. Jugué 11 años y la verdad he conocido muchísima gente. Es una buena forma de ganar dinero para aquellos que no están con un ranking elevado”, manifiesta Carry sobre aquella etapa de financiamiento donde jugó en Italia.

IMG-20141011-WA0030
En el club italiano Cannotieri Padova, donde jugaba interclubes.

“Cansado, agitado, pero genial”, es la descripción que da Carry sobre su particular partido, donde muchos de sus amigos le hacían el aguante desde las tribunas montadas especialmente para el evento que reparte 50.000 dólares en premios. “Estar otra vez dentro de una cancha es hermoso, hay veces que extraño mucho competir. Además, en San Juan, es aún más lindo. Tengo un grupo muy grande de amigos que vienen a verme y eso lo hace aún más especial. Corro hasta si estoy sin poder respirar. Es una sensación muy linda”, comenta Carry, a la distancia, y deja al descubierto lo que a muchos tenistas retirados les ocurre: la ausencia de esa adrenalina que el tenis solo les puede dar. “La verdad que la sensación de estar dentro de una cancha es única. La adrenalina que te corre por el cuerpo no se explica. Ni siquiera siendo coach se reemplaza. Es unicooo”, cierra Carry con muchas “os” y con aún más ganas de seguir compitiendo como en los viejos tiempos, por lo menos, por un ratito.

 

UN CUADRO CON MUCHOS ESPACIOS LIBRES

Teniendo en cuenta la escasez de torneos Challenger en Argentina, en 2014 son dos, llama la atención los pocos jugadores que se anotaron a la fase previa que entrega cuatro lugares para el cuadro principal. “Que la qualy no se haya llenado da que pensar. Igual hay anotados diez tenistas más que el año pasado, eso ya es un avance”, aclara Carry.

IMG_0934

La desertificación de la clasificación de un torneo tan importante a nivel local tiene que ver con la falta de planificación de los jugadores. También es extraño que la Asociación Argentina de Tenis no aproveche este tipo de certámenes para incluir a jóvenes tenistas en formación que puedan adquirir un tipo de fogueo que, por realidad económica, no abunda en el país. “Tenemos mucha materia prima pero también influye la situación económica del país donde los chicos que vienen a la qualy no cobran un centavo y tienen costos elevados entre viaje, hotel y coach. Reconozco, también, que San Juan queda un poco alejado de Buenos Aires y los costos para llegar no son bajos”, cierra Guillermo, un beneficiado durante este asunto.

Soñadores sin dinero

23 Abr

Para muchos es el sueño de emprender algo nuevo. Para otros es el de poder crecer y continuar con su proyecto. Las ganas están pero los medios para lograrlo no. Desde hace unos años, el financiamiento colectivo, conocido como Crowdfunding, revolucionó la forma de cumplir los sueños. Esta cooperación colectiva que, mediante algunos sitios webs, se volvió moda en Internet permite que día a día aparezcan nuevos emprendedores. Perfeccionar la imagen de tu blog, realizar una película, comenzar tu marca de ropa son ejemplos que fueron respaldados por la solidaridad de la Red. Este método también llegó al tenis y a la Argentina donde jóvenes jugadores buscan financiar su pasión. Sí, la tecnología se las arregló para ayudar a los soñadores sin dinero.crowdfunding

Parte del intercambio de esta solidaria metodología es que los donantes reciben una retribución acorde a su aporte. Es decir, cuanto más alto el monto, mejor será la recompensa.

Dibujo
La formula del éxito según Idea.me. El dinero se puede conseguir.

Uno de los primeros financiamientos colectivos que se conocen es el de la banda británica Marillion  que en 1997, mediante donaciones, logró realizar una gira. Sin embargo, el boom llegaría en 2009 con la aparición de Kickstarter, la página más afamada de esta reciente iniciativa.

Un ejemplo es el de Alfredo Casero y la financiación de su película en Idea.me.“Cha, Cha, Cha. Dancing en el Titanic”. ¿Se acuerdan? (?)

Trasladado al tenis, el ejemplo es TennisHero donde los jugadores buscan fondos para desarrollar su carrera. “TennisHero es una oportunidad única para jugar con todas las herramientas que se necesitan. A partir de ahí, todo depende de vos, tus aptitudes, tu dedicación al entrenamiento y tu forma de encarar los desafíos”, dijo Christian Miniussi, creador del sitio, ex 57 del ranking mundial y medallista en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992.

“Dentro o fuera de la cancha de Tennis serás un héroe”, el slogan del emprendimiento.

Uno de los jugadores que se sumo a esta nueva propuesta es el argentino Facundo Mena, 492º del ranking mundial. El tenista formado en el Temperley Lawn Tennis puso como objetivo la recolección de $3000 pesos que le permitan escalar de nivel: de los Futures a los Challengers. Mena, de 21 años, en 2013 alcanzó cinco finales a nivel ITF y durante su carrera logró dos títulos Future, ambos en Bolivia. Las recompensas que propone el integrante de la camada 1992 (la misma que integra junto a Schwartzman, Argüello, Velotti, Collarini, Olivo y Federico Coria) van en relación al donativo.
51
Facundo Mena al saque.

¿Cómo surgió la idea de TennisHero, hubo algún disparador, algún punto de inflexión que te llevó a tomar esta decisión?

Un chico de Adrogué, que vive cerca de mi casa, junto a Christian Miniussi, me dieron la oportunidad de poder hacer mi video.
recompensas TennisHero
Las recompensas que propone Mena a sus contribuyentes.

Viéndolo de afuera, la mayoría de las personas no se dan cuenta de esos gastos constantes que mantiene un tenista. Por ejemplo en los Futures, ¿Cómo se vive el día a día en estos torneos donde todo tipo de ahorro sirve?

Y la verdad que esta es la etapa más dura la de los Futures, es donde el jugador se tiene que financiar hoteles, comidas, ¡todo! En mi caso, siempre trato de ahorrar y de encontrar lo más barato.

886402_10153409125280574_109129536_o

Un ejemplo (un poco extremo, jaja) que se me viene a la cabeza es el caso de Janowikz que dormía en su coche (mide casi 2 metros) para ahorrar gastos. En tu caso, ¿tenes alguna anécdota de ese tipo?

Jajaj, no tengo ninguna anécdota de ese estilo. Una diferencia que tiene él es que está en Europa y las distancias son más cortas, ellos casi siempre viajan en auto.

Sobre los sponsors, ¿tenés alguno? ¿Cuán difícil se hace conseguirlos?

Tengo solo una pequeña ayuda de la Municipalidad de Lomas de Zamora. Y después todo mío. Mis padres no me dan un sope.facu mena chico
Miren el tamaño de la raqueta.

¿Cómo es mantener el sueño cuando no hay suficiente plata? ¿Es frustrante?

Es un tema que se vuelve difícil cuando los resultados no acompañan y ves que estas vos solo bancándote, y no sabes qué va a pasar a la siguiente semana. Se me han cruzado pensamientos muy negativos.

Cuando decís que se te cruzaron pensamientos negativos, ¿pensaste en dejar de jugar?

No exactamente. Pero sí ver qué hacer. Si seguir o no.batennis
Tres de la 92: Mena, Schwartzman y Fede Coria.

Viendo a otros chicos de la categoría 92′ que están un poco más arriba tuyo en el ranking, ¿qué crees que te falta para estar en ese escalón?

Pienso que ellos creen mucho en si mismo y tienen una mente distinta a la mía. Pero en eso es lo que estoy trabajando, para poder estar a la altura.

¿Cuándo te diste cuenta que era una profesión? ¿Qué cosas se resignan y cuáles otras estas obligado a hacer para convertirte en tenista?

Cuando me quede sin sponsor a los 19. Ese fue un punto en el que se me abrió la cabeza. Se resignan montones de cosas: novia, amigos, salidas, etcétera. La vida del tenista implica mucho viaje y hay que estar dispuesto a estar todo el tiempo afuera.
roberto auat

Decías que el objetivo era insertarte en los Challengers. ¿Cuál es la gran meta en tu carrera? ¿Existe o se va definiendo en el día a día?

Se va definiendo a medida que vaya mejorando mi ranking y depende de cuanta plata haya para meter en una gira de Challengers.

El avance de la tecnología abre nuevas puertas. El financiamiento colectivo es una y los tenistas en formación también intentan aprovecharlas.

EL WACHITURRO FACU MENA

Si no te convence jugando al tenis, por lo menos ponele unos pesos por sus dotes de bailarín. Acompaña Federico Coria.

Fotos: HansRuhle y BATennis.