Tag Archives: victoria

El golpe de Juan Martín

10 Ago

“Que placer verte otra vez 
nos decimos sin hablar
hoy todo vuelve a empezar
y será lo que ya fue.” 

Andrés Ciro, Ciro y los Persas.
Durante su vuelta definitiva al circuito, en febrero de 2016, Juan Martín Del Potro eligió esta canción para ingresar al Court Central del ATP de Delray Beach.

CpV9UcDWcAArPaT
La emoción y el reconocimiento. / Ph: Twitter Tenis Olímpico.

LA PREVIA

“Se cortó la luz y alguien quedó encerrado. Llegamos Los Gladiadores al rescate de Del Potro”
Federico Pizarro, integrante de la Selección Argentina de Handball.

Pocas horas antes de su debut olímpico, Juan Martín Del Potro estaba enclaustrado en un ascensor de la villa olímpica. Ante la imposibilidad de enviar un mensaje por falta de señal, el argentino tuvo que permanecer allí durante cuarenta minutos.

Casi en simultáneo, Novak Djokovic subía una foto a sus redes sociales. En aquella instantánea, el número uno del mundo posaba distendido en el balcón de su departamento en la ciudad de los atletas olímpicos, ubicada en Barra de Tijuca. En otro rincón de la villa, algunos integrantes de la delegación argentina de handball masculino, conocidos como Los Gladiadores, rescataban al tandilense del elevador que había dejado de funcionar por falta de electricidad. “Fue un día que arrancó para el olvido, pero va a terminar inolvidable. Le mando un saludo a los de handball que gracias a ellos pude venir a jugar”, diría Del Potro ese mismo día, cerca de la medianoche del domingo, en la zona mixta y aun emocionado por su victoria impensada ante el serbio.

AP Photo Charles Krupa
AP Photo/ Charles Krupa

EL CONTEXTO

“No soy favorito, pero tampoco quiero ir de vacaciones”
Juan Martín Del Potro, previo a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Ante la comparación inevitable, el contexto del duelo por la medalla de bronce de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 era completamente diferente a lo ocurrido en el Centro Olímpico de Tenis brasileño el pasado domingo, cuando Del Potro superó a Djokovic por 7-6 (4) y 7-6 (2). Cuatro años después del partido disputado sobre el césped sagrado de Wimbledon, el argentino volvió a dar el golpe. Esta vez, a pesar de no haber tenido el aliciente de una medalla, el impacto fue todavía más estruendoso.

jjoo delpo
Del Potro con su medalla de bronce obtenida en Londres 2012.

Desde principios de 2014 hasta los primeros meses de la vigente temporada, Del Potro jugó solo catorce torneos. Además, en ese lapso, entró tres veces al quirófano para reparar su muñeca izquierda. Después de la incertidumbre de no saber si volvería a jugar al tenis profesional, participar de sus segundos Juegos Olímpicos fue un regalo a la perseverancia. “Es un premio que me doy a mí mismo después de tanto esfuerzo por haber logrado volver”, le decía a La Nación en su vuelta a la Copa Davis luego de casi cuatro años, durante la victoria argentina en los cuartos de final frente a Italia.

En cambio, Nole, desde esa misma fecha acumuló fundamentos para intentar romper el record de Roger Federer de 17 Grand Slams ganados. En los últimos dos años y medio, el oriundo de Belgrado agigantó su palmarés y se hizo lugar en la historia grande del tenis. Para graficar las animaladas del tenista balcánico, desde 2014 hasta hoy ganó: 14 Masters 1000, 2 Copa de Maestros y 6 títulos de Grand Slam. Inclusive en junio de este año obtuvo Roland Garros, el único Major que le faltaba conseguir en su carrera.

novak
Nole lleva ganados 12 títulos de Grand Slam, Roland Garros fue el último que consiguió.

Continuando con los records, necesarios para evidenciar el tamaño de las leyendas deportivas, solo André Agassi y Rafael Nadal han podido ganar los cuatro Grand Slams y la medalla de oro olímpica. En su tercera participación en los Juegos, Djokovic tenía el objetivo de sumarse al selecto grupo compuesto por el Pelado  de Las Vegas y el Matador de Manacor. Además, su condición física era inmejorable, sumado a la confianza por haber obtenido el último Masters 1000 disputado en Canadá hace diez días.

EL PARTIDO

“Todos están hablando sobre el drive de Del Potro y obviamente que es excepcional, pero creo que hoy, el revés fue una gran ayuda para esos balazos”
Victoria Azarenka, 7° del ranking WTA.

Del Potro dijo que no se consideraba candidato a una medalla en Río de Janeiro. También remarcó que al entrar en juego lo emocional y lo mental, el que mejor lo supiera llevar, sacaría ventaja. Lo que se olvidó de decir fue que si le iba a pegar a la derecha de la manera en que lo hizo ante Djokovic, cualquier rival iba a tener problemas.

Como decíamos, el drive de Del Potro fue un rayo. No obstante, el revés a dos manos -el golpe que está recuperando luego de sus múltiples operaciones en la muñeca izquierda- ganó intensidad con respecto a los ocho torneos que jugó en 2016. Como decía la bielorrusa Victoria Azarenka en Twitter, el argentino hizo daño con su rendidor revés con slice. Con este tiro, que no exige a su maltratada articulación, pudo bajarle la velocidad de pelota a Djokovic y esperar el momento justo para sacudir los derechazos que edificaron una victoria memorable.

“Esta derrota es dura. No es fácil de asimilar. No es la primera vez que pierdo un partido, pero este torneo es especial”, dijo Djokovic, que se retiró del estadio llorando, demostrando el significado de este torneo dentro de su calendario. “Es una decepción para mí. Pero como amigo y por todo lo que ha pasado por las lesiones me alegro por él”, agregó el europeo, en lo que significó su tercer intento de llevarse el oro en los Juegos Olímpicos, luego de sus participaciones en Beijing, Londres y Río de Janeiro.

llorando nd
Ph: Twitter Tenis Olímpico.

EL POST

“(Paula) Pareto decía que no hay cosas imposibles. Esto también demuestra lo que ella dice”
Juan Martín Del Potro.

Ese mismo –y eterno- domingo, Del Potro cerraría el día con una sobremesa particular. Algunos integrantes de la “Generación Dorada”, es decir, la Selección Argentina de básquet, también habían terminado su participación nocturna.  En el inmenso comedor olímpico, los “viejitos” del básquet se cruzaron a Delpo, lo felicitaron y recién después volvieron a su mesa.

CpV9UjDXYAAygjU
Ph: Twitter Tenis Olímpico.

Continuando con los flashbacks que hubo a lo largo de la nota, valiosos para tener perspectiva sobre esta victoria, uno de los que lo saludó en aquella sobremesa fue Emanuel Ginobili. Hace un año y cuatro meses, Juan Martín Del Potro y la estrella argentina de la NBA cenaban en un restaurante de Miami. Por ese entonces, Del Potro había quedado eliminado del Masters 1000 que se disputa en la capital latina de los Estados Unidos. Unos días más tarde se operaría por tercera vez la muñeca izquierda. De una cena a la otra, en poco más de un año, el escenario es bastante diferente.

Post victoria ante Nigeria, Ginobili sonrió y opinó sobre el batacazo que dio su compatriota y amigo. “Obviamente no pudimos ver nada, estábamos entrando en calor. Cuando me dijeron que había ganado no lo podía creer. Muy contento por él, creo que lo va a ayudar a olvidarse del encierro en el ascensor. Es más creo que se va a querer encerrarse para el próximo partido”, bromeó Gino, dos veces medallista olímpico.

EL DÍA SIGUIENTE

“La alarma sonará en 4 horas y 30 minutos”

Cuando Juan Martín Del Potro programó la alarma para el lunes, el despiadado despertador le comunicó que le quedaban por dormir cuatro horas y media. A las 9 de la mañana ya estaba arriba: desayunando y pensando en el partido de segunda ronda ante el portugués Joao Sousa. Lo ganaría ajustadamente, en tres sets, administrando las fuerzas y apretando en los momentos claves. También, cuando se despertó, pensaba en el match de dobles junto a Máximo González, programado para la tarde-noche carioca.

CpTvT22UkAAjUnG
Volviendo post batacazo. ¿Quién será el colado de fondo? / Ph: Jorge Viale.

“Valió la pena hacer el esfuerzo en el dobles”, dijo después de la derrota ante la pareja española conformada por Rafael Nadal y Marc López. Sin que nadie le preguntara al respecto, él solo se refirió al duelo ante Djokovic. Todavía seguía dando vueltas en su cabeza y en su cuerpo. Jugó ocho sets, tres partidos, en menos de 24 horas. Una montaña rusa de emociones que no le había dado tiempo a sentarse y disfrutar su octava victoria ante un número uno del mundo. “Me cuesta entender mi presente, estar en un nivel tan alto. Es como que la mente la tengo en blanco, no entiendo que después jugué otro singles y un dobles”, cerró Delpo, lleno de confianza luego de dar el golpe de los Juegos.

Cpco8ccWEAA4LkD
Tranca, Delpo. / Ph: Jorge Viale.

MEMORIA TUITERA

Scrollear el perfil de Twitter de Juan Martín Del Potro puede ayudarnos a descifrar sus sensaciones. Las redes sociales son un aliado valioso para encontrar fechas puntuales en su línea de tiempo y contemplar su veloz progreso.

16 de febrero de 2016. Descanso luego de su vuelta al circuito en Delray Beach.

16 de agosto de 2015. Primeros entrenamientos luego de la tercera operación de su muñeca izquierda.

5 de agosto de 2015. Operado veía la medalla como un recuerdo. Ahora tiene la ilusión de colgarse otra en su cuello.

Delpo pasándola bien en un ascensor (?).

Por un tiempo creo que no te quiere cruzar más (?).

 

Anuncios

Gail Falkenberg: una intrépida abuelita

16 Abr

Tejer un pulóver al crochet, jugar a la canasta mientras disfruta de una empalagosa torta y hacer aqua gym con un grupo de jubilados, no son las actividades corrientes de Gail Falkenberg. Esta “abuelita” estadounidense de 69 años decide ocupar la mayor parte de su tiempo jugando al tenis, deporte en el cual compite profesionalmente, y donde hace unos días venció a una chica de 22 años y enfrentó a una ex número uno del mundo Junior medio siglo más joven que ella.

tennis_woman_older_trimmed-large_trans++2oUEflmHZZHjcYuvN_Gr-bVmXC2g6irFbtWDjolSHWg
Falkenberg preparando su servicio.

Hasta los treinta y tantos años, Gail Falkenberg jamás había tomado una clase de tenis. Es decir que la vecina de Ocala, una pequeña ciudad de la Florida, reconocida en todo el globo (¿) como la capital mundial del caballo, nunca tuvo que sufrir el interminable canasto de pelotas para perfeccionar un golpe. Tampoco tuvo que practicar los diferentes efectos del servicio ante la penetrante mirada de un entrenador que reclama mayor flexión de las rodillas. El camino de la señora Falkenberg no fue el convencional. Recién en 1985, cuando tenía apenas 38 años, disputaría su primer torneo profesional. A los 43 se retiraría, pero antes habiendo alcanzado el puesto 360° del ranking WTA.

GailFalkenberg

“El Australian Open de 1988 probablemente haya sido el highlight de mi carrera tenística. Aquel año compartí el vestuario con Chris Evert, Martina Navratilova y Steffi Graff. Haber ganado una ronda fue tremendo”, le cuenta a EfectoTenis sobre el único Grand Slam que disputó, donde logró avanzar una rueda de la clasificación.

Previo a su incursión en el tenis de alto nivel, en los sesenta, en la Universidad de California de Los Ángeles, Falkenberg conformó el equipo de tenis y se graduó de Licenciada en Arte y también realizó una Maestría en Bellas Artes. Luego, durante quince años, desarrollaría su carrera laboral dentro de la producción audiovisual. “Después de todo eso, nada más que tenis. Es por ello que tener éxito a tan alto nivel significa muchísimo para mí”, relata Falkenberg, quien de 1991 a 1999, entrenó a hombres y mujeres de la Universidad Central de Florida, en Orlando.

Pero la historia recién está tomando temperatura, cuatro veranos atrás decidió que el mote de tenista retirada no era el indicado para una señorita de su edad y volvió a la actividad profesional disputando Women’s Circuits –el equivalente a los Futures de los hombres-, a través del ingreso que le otorgaba su ranking nacional de la USTA.

“Me sigue gustando. El tenis me mantiene joven”, comenta unos días después de haber terminado una racha de 35 derrotas consecutivas, su última victoria había sido en 1998. El domingo pasado en el Women’s Circuit de Pelham, en Alabama, superó contundentemente a su compatriota Rosalyn Small, de 22 años, por 6-0 y 6-1. “Pensé que ella podía llegar a tener problemas con mi juego de efectos y finalmente los tuvo. Estoy muy satisfecha de haber ganado de esa manera”, aclaró Falkenberg sobre aquel match.

Cuando habla sobre su juego de efectos se refiere a los estilos de saque que ejecuta: de arriba (a lo socia dominguera de un club palermitano) o de abajo, parecido a uno de ping pong. También, todos sus golpes son con mucho slice, efecto que hace que la pelota se deslice sobre la superficie y el pique sea bajo. Además, su vestimenta, al igual que su estilo de juego, ejerce un anclaje con el pasado. Falkenberg juega toda vestida de blanco, de los pies hasta la cabeza. Zapatillas, medias tubo que apenas dejan ver sus rodillas, un pantalón corto amplio, chomba y gorra. Todo inmaculado y al mismo tono.

BN-NM678_GRANNY_P_20160411180542

La alegría de volver a sentir la satisfacción del triunfo después de dieciocho años hizo valer todos aquellos entrenamientos sobre arcilla y cemento en el (Ricky(?)) Fort King Tennis Center. Ahora tocaba medirse ante Taylor Townsend, actual 389° WTA, ex líder del ranking junior en 2012 y promesa del tenis estadounidense. “Me encantó haber jugado con alguien tan buena como Taylor. Pude ver qué partes de mi juego funcionaron y cuáles otras debo seguir trabajando. Uno solamente puede aprender jugando en el alto nivel”, señalaba Falkenberg luego de haber perdido previsiblemente por 6-0 y 6-0, en 36 minutos de partido, en el cual solo ganó doce puntos.

Taylor_Townsend
Taylor Townsend, la verduga de Gail.

Sin importar este resultado, en el círculo íntimo de este tipo de torneos manejados por la Federación Internacional del Tenis (ITF), Falkenberg es conocida como “The Legend” (La Leyenda). El elogio de sus colegas le llegó a través de Keri Wong (921° WTA), otra tenista estadounidense de 26 años, quien alimentó el ego de esta veterana luchadora.

7375514966_8e81db3002_b

A pesar de su particular palmarés, Falkenberg de ninguna manera pierde el optimismo y apunta alto para lo que resta de su juvenil carrera. “Mis objetivos son ganar dos partidos seguidos en el circuito, mejorar y ganar cuando tenga setenta años”, cierra ilusionada “The Legend”.

EL DÍA QUE CASI LE GANA A JENNIFER CAPRIATI

En un evento preclasificatorio para Big Amelia Tournament –torneo que solía integrar el circuito profesional- , donde la ganadora obtendría un wild card para el cuadro principal, Falkenberg enfrentó a Jennifer Capriati. Por ese entonces, la ex número uno del mundo tenía 13 años y, según nuestra veterana protagonista, venía de ganar el campeonato nacional para menores de dieciocho años. Finalmente, en aquel match  disputado en Orlando, Falkenberg perdería 7-6 y 6-4, pero tiene grandes recuerdos. “Para mí era el segundo partido del día, porque esa mañana había vencido en tres sets a la jugadora número uno de la Academia Bollettieri. Estaba cansada, pero probablemente haya sido la mejor jugadora contra la que he jugado”.

capriati
Capriati, campeona de Roland Garros 2001.