Tag Archives: Womens Circuit

Sobrevivir al intento de golpe de Estado en Turquía

22 Jul

Luego de ver que su vuelo de Estambul a Rumania estaba demorado, Mariana Díaz Oliva fue a un recoveco del aeropuerto de Ataturk a cargar la batería de su celular. En el preciso momento que logró encontrar una fuente de energía eléctrica que alimente el litio de su smartphone, por los enormes ventanales turcos empezó a ver que se acercaban tanques de guerra. En simultáneo, el resto de los pasajeros demorados comenzaron a correr hacia los diferentes extremos del aeropuerto. El rumor que le habían comentado algunos minutos atrás era verdad, en Turquía estaba ocurriendo un golpe de Estado.

13690617_1747875078813801_9055883539481642274_n
Mariana Díaz Oliva llegó a Estambul a las 22 horas del viernes y voló a Rumania a las 7:10 del domingo. / Ph: Fb de Díaz Oliva.

13669730_1747875075480468_2808421282832222406_n
Ph: Fb de Díaz Oliva.

El viernes 16 de julio, por la noche, algunas facciones de las Fuerzas Armadas de Turquía se movilizaron con el fin de derrocar al gobierno del presidente electo democráticamente Tayyip Erdogan. Uno de los focos de estos movimientos violentos que dejaron cerca de 300 muertos fue el aeropuerto de Estambul, donde se encontraba la ex tenista argentina. El sábado por la madrugada, el pueblo turco salió a las calles y sofocó el intento de golpe de Estado.

Figuras militares han indicado que los rebeldes forman parte de un pequeño grupo dentro de la Primera Armada, con sede en Estambul. GETTY

También escuchalo es I Tunes —>  

El relato de Mariana Díaz Oliva es doloroso, conmovedor y atrapante. Al cerrar los ojos y escuchar en detalle cada una de sus palabras es imposible no transportarse hacia ese aeropuerto que, por momentos, estuvo abandonado. También, la ex 42° del ranking WTA y actual coach de Julieta Estable y Daniela Farfán retrata a la perfección el sentimiento de supervivencia en un contexto completamente adverso y desconocido.

antalya - estambul
La distancia que hay entre Antalya y Estambul.

Si todavía tenías ganas de escuchar más experiencias sobre este hecho, el otro destino de esta edición express de Efecto Tenis Podcast es Antalya, ciudad ubicada en el suroeste de Turquía, en las costas del Mar Mediterráneo. Desde el lujoso Resort Belconti, Mariano Kestelboim no escatima en detalles sobre cómo vivió el intento de golpe de Estado mientras tenía que disputar las semifinales de un Future.IMG-20160719-WA0010
A la derecha, Kestelboim en el aeropuerto de Estambul. Ph: Mariano Kestelboim.

IMG-20160719-WA0011
Ph: Mariano Kestelboim.

En un compacto de cinco minutos, el argentino de 20 años narra su indignación por la suspensión de la competición casi sin previo aviso, sus temores y la improvisada planificación que debió hacer para continuar su gira tenística en tierras europeas. Un podcast imperdible sobre un hecho político y social que atravesó todo, incluso al tenis.

ARCHIVO Y ADELANTO

Como los podcast de Efecto Tenis son atemporales, tampoco se pierdan la posibilidad de escuchar el primer capítulo donde relatamos dos historias del tenis africano.

Juli Podcast copy
Ilustración de Joaquín Mustafá Torres para Efecto Tenis Podcast.

Además, para que vean como nos copamos con este formato (?), aquí hay un adelanto del próximo capítulo que saldrá en apenas dos semanas…

Anuncios

Las mellizas colombianas

6 Oct

A simple vista ya hay algo extraño. Ellas dos son idénticas. Resulta imposible saber cuál es cuál. La ropa es la misma, sus cuerpos y rostros pareces clonados, e incluso sus gritos de arenga tienen el mismo calibre de voz. “Vamos Manita”, le dice una a la otra. No podía ser de otra manera, éstas chicas son mellizas y no intentan diferenciarse en absoluto. En el partido de dobles por los cuartos de final del Women’s Circuit de San Carlos Centro, las hermanas colombianas Pérez García no pasan desapercibidas. María Paulina y Paula Andrea (sí, hasta los nombres son similares) explican cómo es ser mellizas y compañeras de circuito al mismo tiempo. Un mundo muy peculiar donde difícilmente una pudiera vivir sin la otra.

copia
María Paulina (arriba) y Paula Andrea.

“Mira, ella tiene piercing, un lunar y pelo rubio”, dice María Paulina, que intenta explicar las grandes (?) diferencias físicas que existen entre una y otra. A pesar de que están calcadas a causa de los misterios de la genética, en la personalidad dicen ser muy diferentes. “Ella (Paula Andrea) es más entrona, más arriesgada, más todo. Yo soy más seria. Ella es la que hace los amigos y después yo me meto”, aclara María Paulina, la melliza más grande, que le lleva tan solo sesenta segundos de adultez. “Ella es la que manda con la plata, la que dice qué hacer y cómo se hace. Esa es María Paulina”, responde Paula Andrea, la menor. “Yo soy la más grande, pero ella siempre es la mandona. Cuando se trata de responsabilidades me toca a mí”, remata la mana –abreviatura de hermana, come ellas se apodan- “responsable” sobre la autodenominada “loquita”. Si están mareados con los nombres, ésto recién empieza (?).

IMG_9897

Ambas tienen 19 años y son de Barranquilla, Colombia. María Paulina es 850°del ranking WTA, Paula Andrea 1249° del mundo y como profesionales obtuvieron dos títulos de doble juntas. El comienzo de esta particular historia de hermanas tenistas fue un tanto fortuito. Ninguno de sus padres esperaba dos criaturas en el vientre de su madre, la habitación solo estaba preparada para una. Las mellis fueron una sorpresa. “Ellos ni sabían. Pensaban que era una. En un accidente, mi mami se chocó la barriga. Entonces fueron al médico y mi papá se desmayó cuando se enteró que eran dos”, relata Paula Andrea. Y sin tomar un respiro continúa: “Somos el segundo matrimonio de los dos. La primera esposa de mi papá no podía tener hijos y le echaban la culpa a él diciendo que era infértil. Después se casó con mi mamá y no le creían que eran sus hijos, pero salimos exactamente igual a mi papá”.

Como es habitual entre hermanos, las peleas son diarias. Obviando este inevitable inconveniente, la compañía de un familiar durante el masacrante circuito tenístico es un beneficio con el que muy pocos cuentan. Una excelente oportunidad para combatir la soledad. “Peleamos todo el día, por estupideces, pero lo importante, como viajamos juntas no estamos solas. Por lo general, la mayoría de las chicas viajan sin compañía. A pesar que peleamos yo la tengo a ella y sé que va a estar ahí siempre”, manifiesta María Paulina, que junto a su hermana entrena en Cali, donde el “deporte blanco” está más desarrollado que en su natal Barranquilla.

Maria paulina
María Paulina al saque.

paula andrea
El revés de Paula Andrea.

No obstante, a la hora de competir juntas en el doble, las trifulcas no aminoran. Jugar en una misma cancha y al lado de tu hermana significa tener el permiso de decirle cualquier cosa, de no guardarte nada. La sinceridad en un espacio donde se requiere una extrema concentración no es para nada recomendable.

270162_5002063698413_1955580432_n
En 2014, campeonas de un Women’s Circuit disputado en Quito.

EfectoTenis: – ¿Cuando juegan juntas se pelean?

Paula Andrea: – Ayer jugamos muy mal. Yo jugué muy mal. Todavía estaba un poquito quemada y ella me decía ‘meté la pelota’. Yo le respondía, ‘marica, intento meter la pelota, pero estoy bloqueada. No puedo hacer nada’. Como que se frustró un poquito y más porque sabe que me puede decir las cosas.

María Paulina: – Ese es el problema. Tú cuando juegas con otra persona no le dices las cosas de frente, en cambio, como es mi hermana, le dices de todo.

Paula Andrea: – Uno no se alcanza a medir, entonces como que terminás hiriendo a la otra.

526225_543160985704390_1764244126_n

EfectoTenis: – ¿Cuándo termina el partido se acaba la pelea?

Ambas: – No

Paula Andrea: – Ella sale por un lado y yo por el otro. ‘¿Pero Paulina porque estas caminando más adelante?’, le digo. ‘No estoy brava, pero tampoco quiero hablar’, me dijo. Pues vete.

María Paulina: – Es que estamos todo el día juntas – interviene – Jugamos el dobles juntas, dormimos en la misma cama, perdemos y tenemos que vernos.

1379766_10202241968079675_2078992830_n 1239506_10201969863677235_537292945_n

Más allá de las disputas on court, su fuerte unión es aquello que delinea su relación donde desborda la simpatía y frescura. Como dignas (?) hermanas mellizas, las travesuras en el cambio de identidad no escasean. A pesar de no haber compartido novio o haber falsificado un examen de matemática, las manas Pérez García aprovecharon el similar timbre de sus voces para intercambiar los roles. “Lo más lindo que hicimos fue por teléfono porque la voz se nos parece muchísimo. A veces la llamaba el ex de ella y contestaba yo”, cuenta con entusiasmo Paula Andrea. “Le decía ‘Hola, mi amor, ¿cómo estás? ‘, pensando que era mi hermana, pero no se daba cuenta. Y le digo, ‘Estúpido, soy Paula, no la Paulina. Del colegio nunca hicimos porque empezamos desde chiquiticas y nos diferenciaban”.

mp y pa
Misma ropa y misma pose.

Cerrando el interrogatorio, EfectoTenis hizo valer la tenacidad periodística que tanto lo caracteriza (?). Finalmente, María Paulina y Paula Andrea no compartieron a ninguno de sus enamorados, pero sí lo hicieron en momentos diferentes. “Sí compartimos, pero no al mismo tiempo, cálmate”, aclara la menor de las colombianas. Mientras que María Paulina arremete: “Yo nunca me he metido con un hombre de ella, pero ella sí con tres míos. Te das cuenta la diferencia de respeto y seriedad”. La discusión sobre las menudencias del asunto emerge y el temor de haber desatado una nueva controversia moviliza a su fiel servidor. Sin embargo, ambas concluyen la discusión sabiamente. “No nos vamos a poner a pelear por esas estupideces porque no estamos con ninguno de ellos”.

480101_10200766560749306_1817884332_n

De campamento en San Carlos Centro

24 Sep

Cuando la tarde cae en el Club Central de San Carlos Centro, éste parece un campamento femenino. En el quincho que da a las tres canchas de polvo de ladrillo donde se disputa un Women’s Circuit que reparte 10.000 dólares en premios, muchas de las tenistas andan con el pelo húmedo, en ojotas y con el aspecto de ser un grupo que fue de excursión a una alejada localidad del interior del país. Algunas de las chicas que participan en el certamen santafesino duermen en las habitaciones que el club les brinda gratuitamente. En total son tres dormis y cada uno está repleto de camas cuchetas, ocupadas por aquellas que aprovechan para ahorrar unos pesos en alojamiento. Como siempre decimos, en el primer escalón del profesionalismo el denominador común es el famoso rebusque.

IMG_9910

En la pequeña grada de la cancha tres, una taiwanesa, una brasileña y una argentina intentan tener una conversación. El objetivo de la misma es sacarse una autofoto. Ninguna de las tres entiende nada, en especial la jovencita Pei-Ju Chien, que a los 16 años solo logró aprender unas pocas malas palabras en español. “¿Nos sacamos una selfie?”, le dice la local Florencia Páez. “¿What?”, responde la oriental sin entender una palabra. La argentina le muestra su celular y sin preguntarle se sacan una foto. “¿Snapchat, tenés?”. Otra vez no hay respuesta por falta de entendimiento. “¿Instagram?”, insiste. La brasileña le explica en portugués a Pei-Ju. Ella finalmente entiende ese idioma porque entrena en Porto Alegre. “Sí, Instagram”, responde y saca su enorme teléfono celular. Las tres duermen en las cuchetas del Club Central, y esto es parte de la convivencia diaria.

IMG_9906

“A veces es bueno poder compartir con más chicas, ya que este deporte es muy solitario. Igualmente yo hablaba más que nada con Chechi (Cecilia Costa Melgar, tenista chilena eliminada en primera ronda), quien también duerme acá. Se hace entretenido en la tardes, es bueno para escuchar música. Después, la cena es compartida con otras chicas. Es una convivencia súper agradable”, le dice la chilena Daniela Seguel a EfectoTenis.

11954743_887692751312558_3487325370806535336_n
La derecha de Seguel. / Ph: Hans Ruhle.

“Nos tratan igual”, manifiesta Ornella Garavani, de 16 años, la argentina más joven del cuadro principal. Las profesionales no hacen diferencias en el quincho del club. Las desigualdades se ven dentro de la cancha, donde las “veteranas” despliegan todas sus artimañas. “Cuando una viene a jugar con estas chicas, que son profesionales y que tienen más experiencia, durante los puntos más importantes ellas no regalan nada. En cambio, los Juniors tenemos más baches, donde regalamos más y ahí es donde hay que estar atentos”, indica la campanense, 98° del ranking ITF, que pasó la clasificación y ganó un partido en el main draw.

10358871_10206028945751818_981143621775691209_n
Garavani al saque.

Para Seguel, actual 544° del ranking WTA, el ahorro no solo es en el hospedaje. Desde hace cuatro temporadas, la santiagueña de 22 años encuerda sus raquetas con su máquina portátil. También, a las tenistas que se lo pidan, les brinda su servicio que obviamente sale más barato que el oficial.

11887960_10207673839267982_5090063736419787974_n

Una de las experimentadas tenistas con las que podría haberse topado Garavani o mismo la comunicativa (?) Pei-Ju, es Daniela Seguel, semifinalista del torneo. En abril del año pasado, la transandina alcanzó su mejor posición en el listado WTA: el puesto 257. Para ella, que entrenó durante tres años en Bélgica, en la Academia  de la ex número uno del mundo Justin Henin, San Carlos Centro es un mojón para volver a los primeros planos. “Los pueblitos así me encantan. San Carlos es un lugar súper tranquilo donde todo está muy cerca. Quizás es muy diferente a Europa, pero la verdad me gusta acá, aunque espero volver pronto allá porque eso significaría haber vuelto a retomar mi ranking y jugar torneos más grandes. La idea es seguir avanzando. Hoy estar acá, en San Carlos, es parte de un proceso, parte de este nuevo comienzo”, cierra la sudamericana.

Tenis en #SanCarlosCentro.

A post shared by Efecto Tenis (@efectotenis) on

EL ROAD TRIP HASTA SAN CARLOS CENTRO

La ruta nacional N° 19 une a Santa Fe con la pequeña ciudad de San Carlos Centro. En el trayecto desde la capital de la provincia –en la cual se realizó un Future ganado por el local Matías Zukas– hasta el pacífico poblado de 13.000 habitantes, las historias y fábulas emergen.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=xug4IAMV5HI&feature=youtu.be]
Musicalizado con el grupo santafesino Los Palmeras.

Captura de pantalla completa 24092015 013256 p.m.

Captura de pantalla completa 24092015 012755 p.m.
El recorrido.

Captura de pantalla completa 24092015 013033 p.m.

DOMANDO AL TENIS

Durante la jornada dominguera de tenis, los ruidos no cesaron ni un segundo. Todos los partidos de la clasificación se disputaron bajo una atmósfera bien gauchesca. Apenas a cien metros de las canchas, en un pequeño predio en el medio del campo llamado “El Cencerro”, se llevaba a cabo un festival de doma. Por lo que se escuchaba a través de los parlantes, los payadores relataban el homenaje a un tal Don  Celestino, que a los setenta y pico se retiró domando con los ojos vendados.

IMG_9921

Divagando un poquito cerramos con unas coplas. Y… ¡va la primera, Don Celestino!

(Léase con tono gauchesco y en lo posible con esta música de fondo)

Si el teni fuese la doma, la raqueta sería mi caballo

Para ustedes e meter la pelota, pa’ nosotro’ e domarlo

Sin embargo en algo coincidimo’

Amigo, Don Celestino, no caer simplemente es el desafío

IMG_20150920_182410270_HDRIMG_20150920_190414

RESULTADOS

Semifinales Women’s Circuit de San Carlos Centro

[6] Nathaly Kurata (BRA)  vs [4] Daniela Seguel (CHI)

[5] Eduarda Piai (BRA) vs [7] Catalina Pella (ARG)

Livestream

El tenis, un deporte con poco premio

17 Sep

Casi dos décadas pasaron para que la Federación Internacional de Tenis (ITF) realice reformas en la cantidad de dinero que reparten los primeros torneos en la escala del profesionalismo, es decir, los Futures y Women’s Circuit. En un comunicado publicado en mayo de este año, la ITF, organización que regula este tipo de certámenes (también lo hace en los Grand Slam, Copa Davis y Copa Federación), informó la escalonada suba de los premios durante los próximos años. A pesar de la necesaria modificación, el debate está más que abierto. ¿Quién ayudará a los directores de los torneos que, a partir de la modificación, deberán reunir más dinero? ¿Habrá menos certámenes? ¿Los jugadores llegarán a cubrir los gastos?

DCIM105GOPRO
Panorámica del court central del Sport Social Club de Villa María.

En el denominado “tenis pobre”, los recursos escasean. El tenista que duerme en un auto, el jugador que alcanza la final con solo una raqueta, la adolescente que le encuerda a sus rivales, son algunos ejemplos del excepcional rebusque que existe en este tipo de eventos. A menos que seas campeón, los números no cierran por ningún lado, ni con la ayuda del matemático Adrián Paenza (?). Los gastos que deben cubrir los tenistas son mayores que la cantidad de dólares que ingresan. Y sí, en 1998, cuando comenzaron a jugarse los Futures –en simultáneo con los antiguos Satélites- , las cosas no salían lo mismo. Durante este largo período, la inflación jugó su papel. Por eso, el cambio era necesario.

IMG_6308

Una de las principales modificaciones ocurrirá a partir de 2017, los torneos masculinos que actualmente reparten 10.000 verdes (?) en premios pasarán a entregar 15.000.El aumento será de un 50 por ciento e intentará suplir las inversiones en: viajes, alimentación, alojamiento, encordado de raquetas, lavandería, entre otros. ¿Será posible? Probablemente no.

Captura de pantalla completa 16092015 045206 p.m.
El detalle de los aumentos de los premios.

“Me parece muy bien. Creo que lo tendrían que haber subido hace mucho tiempo. Hace unos meses, un amigo, que jugaba hace diez años, me contaba que los premios eran los mismos”, comenta sorprendido el argentino Juan Pablo Paz, actual 566° ATP, a EfectoTenis. Sin embargo, pensando sus argumentos en profundidad, continúa: “No sé si es tanto subir los premios, también sería bueno que, como requisito, todos los torneos tengan hotel. Eso nos ahorraría una gran parte del gasto”, comenta el promisorio tenista de 20 años.

IMG_9800
Paz durante una producción con EfectoTenis.

“Debería haber un límite en el precio de los hoteles oficiales, hasta 35 libras; que provean un almuerzo barato; que encordar cueste 10 libras y que incluyan el transporte desde y hasta el aeropuerto. Realmente siento que esto tendría, por lejos, un mayor impacto en los jugadores de este tipo de torneos, así ahorrarían más y se sentirían más cuidados. En este nivel todavía eres semi-profesional, entonces no creo que tus ahorros deban ser altos, pero sí que tus gastos sean menores para ayudar a que los jugadores sobrevivan”, comenta en su blog la tenista británica Naomi Cavaday, actual 375° WTA, quien también coincide con la idea de Paz: no todo pasa por aumentar los premios.

1413326455534_wps_17_Naomi_Cavaday_Wimbledon_T
Cavaday en Wimbledon.

La preocupación no solo radica en la supervivencia de los tenistas, sino en la continuidad de los certámenes. El aumento en la repartija de los premios exige que los directores de los torneos deban reunir una mayor cantidad de dinero. Ante esta modificación, muchos de estos eventos podrían desaparecer y así dañar aún más las aspiraciones de los deportistas.

“Es una necesidad que tienen los jugadores. Una necesidad de elevar los premios y abaratar los costos porque se está haciendo muy difícil la transición. Bienvenidos los cambios, pero habría que ver cómo se implementan. Fundamentalmente qué cantidad de torneos tenemos tanto en la región como en el mundo”, manifiesta Javier Degreef, coach de la jujeña Guadalupe Pérez Rojas.
11188497_826607934087707_7145445757289750493_n
Degreef y Pérez Rojas durante el Women’s Circuit de Villa del Dique.

Poniendo el foco exclusivamente en el ámbito local, durante esta temporada la Asociación Argentina de Tenis llevó a cabo doce Futures y cuatro Women’s Circuit, mientras que está confirmado realizar cuatro eventos más (entre hombres y mujeres).  La idea de planificar un año tenístico en suelo argentino, donde los gastos en viajes son menores, es imposible. Aún más para las chicas. La solución es competir en el exterior, pero los gastos son altísimos.

Estable, Campeona en Eslovenia
Tita Estable, campeona en Eslovenia.

Sin lugar a dudas, la formación a partir de los torneos desarrollados en tierras albicelestes son un trampolín hacia el próximo nivel, el de los Challengers, escalón donde sí se puede vivir de los ingresos que brinda el deporte. En 2012, Diego Schwartzman (68°ATP) ganó cinco Futures en Argentina y también el tradicional Challenger de Buenos Aires. En 2014, Nicolás Kicker, 181° ATP y participante en la última clasificación del US Open, se consagró cinco veces, mientras que este año año obtuvo tres títulos más en suelo argentino. Dos ejemplos que evidencian la importancia de estos torneos dentro del camino por el cual un tensita debe transitar. Los Futures y Women’s son el primer mojón. 5385babdd94f8_510x339 DCIM105GOPRO

Carlos Ronco, director del Future y Women’s Circuit  realizado en Sport Social Club de Villa María, única sede del país que lleva a cabo los dos torneos (hombres y mujeres) en simultáneo, coincide con la medida tomada por la ITF, pero al mismo tiempo, el futuro lo inquieta. “Vamos a tener un poco más de trabajo. Es una medida totalmente acertada. Es un nivel de jugadores que necesitan que se les preste más atención y más apoyo. Comparto la medida aunque como organizador vamos a tener más problemas para generar los recursos que hagan falta. Los jugadores de este nivel necesitan tener más ingresos para poder progresar”, le dice Ronco a EfectoTenis.

DCIM105GOPRO

Ronco y el momento de los pagos.

“Me parece bueno porque eso nunca se incrementó con el correr de los años. Desde que jugaba torneos, cuando tenía catorce años, los premios eran iguales. Por otro lado, los torneos, al ser de las asociaciones y la ITF no es la que pone la plata, probablemente va a ser difícil que se mantenga la misma cantidad de certámenes que hay ahora. Sé que en mujeres es muy difícil conseguir la plata para financiarlos, entonces al necesitar un cincuenta por ciento más en premios puede repercutir en la cantidad de torneos que se hagan. Creo que es un aumento que se necesitaba, pero hay que ver si con la economía argentina actual lo podemos solventar”, señala la siempre interesante Mariana Díaz Oliva, ex 42° WTA y actual entrenadora de varias jóvenes argentinas.

Mariana-raqueta-sigue-extension-brazo_ZONIMA20111206_0080_11

En el caso de la formadora de 41 años, ella misma puso plata de su bolsillo para ayudar a dos chicas de su academia que estuvieron tres meses por Europa. “Es una oportunidad que merecen tener. Las cuatro tienen ranking WTA y son buenos proyectos en Argentina. Si no le damos una oportunidad a ellas, nunca vamos a sacar jugadoras. Al no haber tantos torneos en la región las chicas se van a ir varios meses a Europa. Es una prueba dura de cabeza: crecer y madurar”, señala Díaz Oliva, que acompañó a Victoria Gobbi , Julieta Estable, Ailén Crespo Azconzábal y Daniela Farfán en una larga travesía por Rumania, Croacia y Serbia, entre otros países.

11745317_1616873005247343_5245487809498770954_n
Las chicas de Díaz Oliva festejando el cumpleaños de Estable en Bursa, Turquía.

Cuando decidís abrir tu propio kiosquito, es inevitable invertir en el alquiler, la pintura, los caramelos y los puchos. No obstante, el depósito de dinero no será eterno. En algún momento los aires deberán cambiar y lo que pusiste empezará a volver. En el tenis ocurre algo similar. El primer nivel del profesionalismo, del cual estamos hablando, es una inversión. Una apuesta a un futuro incierto.

Según el experimentado Ronco, lleva ocho años organizando los dos torneos, “la ITF tendría que repartir un poco los ingresos y como organizadores tendríamos que vender ésto a sponsors que perduren en el tiempo y que signifique un beneficio para ellos”.  En el comunicado oficial, la ITF señala que considerará modificaciones para asegurar que naciones en desarrollo puedan continuar realizando estos certámenes. Sin embargo, no hay nada conciso, nada que explique de qué manera lo llevaran (si es que ocurre) adelante. En el caso de los organizadores, según Ronco su trabajo será atraer a los sponsors, seducirlos para que ellos “sientan que les sirve invertir en el tenis”. IMG_9551

“Argentina se ha caracterizado siempre por buscarle la salida a todo”, remarca el cordobés de Villa María en referencia al conocido rebusque argento. “El tema es que ese rebusque no sea para zafar este torneo, sino que perdure. Que al club, a la Federación y al sponsor les sirva”.

LA VISIÓN DE CHRISTIAN LINDELL

El brasileño nacionalizado sueco, un experimentado en este tipo de torneos, ofrece su parecer sobre la nueva modificación que llevará acabo la ITF a partir del año siguiente.

Había una vez en Villa María…

9 May

En el Sport Social Club de Villa María, los resultados y los campeones ya están. Por el lado de las chicas, el Women’s Circuit que repartió 10.000 dólares en premios quedó en manos de la chilena Fernanda Brito, que superó a la juvenil argentina Julieta Estable. En la rama masculina, el cordobés Franco Agamenone consiguió el primer título profesional de su carrera al vencer a Hernán Casanova. Sin embargo, más allá de los resultados, las historias que sucedieron en la localidad cordobesa son las que perdurarán en la memoria de EfectoTenis. Cinco historias propias del primer escalón del profesionalismo, un mundo lleno de técnicas para ahorrar dinero. Un universo repleto de particularidades que hacen honor al denominado “tenis pobre”. 

IMG_9551

EL COACH QUE VOLVIÓ A SER TENISTA POR UN RATO

Después de cinco años desde su retiro, Germán Gaich, ex jugador y actual coach de Eduardo Schwank, volvió a sentirse tenista. Paradójicamente, entrenador y pupilo eligieron el mismo torneo para su vuelta. En el caso de Schwank, quien hace poco menos de un año sufrió múltiples fracturas mientras andaba en bicicleta en Suiza, durante el torneo de Gstaad, la vuelta fue después de diez meses. Para Gaich volver a jugar es algo pasajero. Él dejó de ser profesional hace media década. En Villa María, ciudad de donde es oriundo, el ex tenista de 28 años probó suerte en la clasificación del Future celebrado en el Sport Social Club, institución donde aún da clases. Allí, el “jubilado” pasó la qualy.

IMG_9518
Su mejor ranking fue 740° ATP, en 2009.

“Cada vez que el torneo se realizaba acá me tocaba estar de viaje o trabajando fuera de casa. Este año me tocó en Villa María, así que saqué la raqueta y me divertí un poco”, relata Gaich, quien tuvo que pagar los sesenta dólares del  IPIN (número de identificación ante la ITF, una especie de DNI del tenis), requisito indispensable para jugar un torneo profesional.

“Entrenado para jugar, no. Uno siempre está en la cancha, con los chicos, pero estaba totalmente fuera de ritmo. Físicamente mal, pero anduve mejor de lo que creía”, señala Gaich, que en la clasificación venció a Agustín Ozcoidi, Mauricio Pérez Mota y, en la última ronda de la fase previa, a Gonzalo Lavaselli. Tres partidos en tres días. Todo ésto cinco años después de su retiro. Le dolían hasta las muelas (?).

IMG_9506
Schwank, bajo la mirada de Gaich.

El martes, una vez en el cuadro principal del Future de Villa María, Gaich sintió el trajín de varios partidos en el desacostumbrado lomo. “En primera ronda venía jugando muy bien hasta el 5-3 donde tuve set point. Se me escaparon un par de bolas. El físico venía muy tocado durante esos días. Se me fue 7-6 y para el segundo quedaba poco resto. Seguí luchando pero sin intensidad”, manifiesta sobre el match que perdió ante Gustavo Vellbach por 7-6 y 6-2.

“Terminaba el partido y me internaba en la sala de kinesiología. Una hora mínimo. Ni en la época de jugador hacía eso. Acá me dolía todo. Todo, todo. Espalda, brazos, piernas. Me acostaba a dormir a las nueve de la noche, algo que no realizaba hace más de diez años”, describe con humor el cordobés.

IMG_20140621_090404

“Es raro, pero es lindo. Para nosotros, los ex jugadores, esos momentos de adrenalina, de sentir esa presión de la competencia, es lo que se extraña un poquito. Se disfrutó y sufrió. Por más que ya estaba  relajado y uno lo juega para divertirse, en ese momento, no querés perder”, le comenta a EfectoTenis el ex entrenador del bellvillense Pedro Cachin.

“Uno sigue ligado al tenis y ahora estoy en la etapa de entrenador. La adrenalina está. Fuera de la cancha. No es la misma, pero se sufre. Muchas veces terminan los partidos de los chicos que estoy entrenando y termino cansado como si hubiese jugado”, cierra Gaich, que en su Villa María jugó un rato a ser tenista.

983959_10151859220195116_1983392108_n

ANA GOBBI, ENCORDAR RAQUETAS PARA GANARSE UNOS PESOS

“Llevo la máquina a los torneos. De paso, ya que me encuerdo mis raquetas porque sino me sale muy caro, también les encuerdo a otras chicas. A las que me pidan. Les cobro menos de lo que sale en el torneo”, dice con simpleza Ana Victoria Gobbi, tenista argentina de 18 años que consiguió fabricarse su “changuita” durante los torneos. El objetivo conseguir dinero para solventar la carísima carrera.

1461790_10202198878236223_702159269_n

“Hace dos años me compré la máquina. Arranqué sola. Hacía cualquier cosa. La primera vez, la raqueta quedó con dos cuerdas menos, un desastre. Después, en un torneo, me enseñó una chica y de los errores fui aprendiendo”, comenta Gobbi, campeona de dobles en Villa María.

“Como acá sale caro, ellas me dicen, ‘che, ¿me encordás?’ Yo les cobro la mitad o menos. Les conviene a ellas y también a mí”, señala la comerciante tenista que vio el nicho donde podía sacar provecho. Agarrate Luis Pianelli (?).

MARIANA DIAZ OLIVA Y SUS CHICAS APUESTAN POR EUROPA

Una de las misiones imposibles con la cual convive el tenis femenino sudamericano es realizar una gira sin interrupciones. Hasta ahora, el Women’s Circuit celebrado en Villa María fue el segundo del año, y no hay otro dentro del calendario ITF 2015. ¿Qué hacen las chicas entonces? La respuesta está en quién tiene la billetera más gorda.

Algunas deciden jugar los torneos Haciendo Tenis (no otorga puntos WTA), donde ganan algo de dinero y sobre todo no pierden el ritmo de competencia. Otras apuestan a Brasil, la gran potencia de la región. Y las últimas, obviamente en menor cantidad, rompen el chanchito, sacan la chequera, levantan el colchón (?) y viajan hacia el Viejo Continente.

IMG_5171
Farfán, Díaz Oliva y Estable.

Mariana Díaz Oliva, ex jugadora y actualmente entrenadora en Banco Nación, club ubicado en Vicente López, es una de las formadoras que apuesta por el futuro de las jóvenes tenistas argentinas. Díaz Oliva -42° WTA en 2001- entrena a Julieta “Tita” Estable (15° ITF), Ailén Crespo Azconzabal, Daniel Farfán y la encordadora (?) Ana Victoria Gobbi. Éste jueves, el grupito viaja a Europa donde disputarán algunos torneos en Croacia, Serbia y Rumania, países más baratos para la supervivencia.

Principalmente, la bonaerense de 39 años cree que sus jugadoras deben tener la chance de probar. La oportunidad de ver si se aguantan tres meses de gira. La ocasión de mejorar. “Es una gira para ganar experiencia y hacerse fuerte”, señala Díaz Oliva que charló largo y tendido con EfectoTenis.

http://www.ivoox.com/player_ek_4469172_2_1.html?data=lZmjm5abdo6ZmKiakpeJd6Klk5KSmaiRdo6ZmKiakpKJe6ShkZKSmaiRkcLmysbbw5CorcLujLTZy9vFcYarpJKyyMrHuNDIxtPW1ZKJe6ShlQ%3D%3D&

Mariana-raqueta-sigue-extension-brazo_ZONIMA20111206_0080_11
Ph: Clarin Vicente López.

PEPE LORCA, COACH Y RETRATISTA

Si decimos que en el mundo Future hay de todo, créanlo. Es así. En el restaurant del Sport Social Club de Villa María, el coach de la Academia de Parque Norte, “Pepe” Lorca, dibuja. Pepe no ilustra cualquier cosa. En la mesa donde hace un rato unos desvencijados viejitos conversaron fervientemente del Superclásico del fútbol argentino, Lorca le hace honor a su otra profesión, la arquitectura.

IMG_9561
Juan Ignacio Ameal.

El actual coach de Juan Ignacio Ameal, Mariano Kestelboim, Valentino Caratini, entre otros, trasladó los diseños de coches, muebles y casas que hacía como arquitecto para hacer retratos de tenistas. Un pasatiempo que lo distrae en las giras.

IMG_9562
Tita Estable.

“El primero que se parecía un poco fue uno que hice de Cortázar”, confiesa Lorca, quien anteriormente realizó 200 fallidas caras de la revista “Cosmopolitan”. Y agregaba: “Si puedo enseñar tenis, también puedo aprender a dibujar retratos”.

IMG_9566
El retrato de la brasileña Carolina Alves Meligeni.

FINALISTA CON SOLO UNA RAQUETA

Hernán Casanova, uno de los finalistas del Future de Villa María, definitivamente debe tener un record para agregar al libro de los Guinness: llegar a la final de un torneo profesional usando tan solo una raqueta. Lo más llamativo –o no, pensando que son Futures, es decir, el “tenis pobre”- es que no lo hizo por elección, por cábala, sino porque era la única que tenía.

IMG_9560
Casanova y su única raqueta.

“Vengo de jugar en Chile y tenía una raqueta. Va, tenía tres, pero solo una bien, las otras estaban viejas, vencidas porque ya las tenía hace tres años. Volví de allá y me iban a dar una nueva, pero no tenían (usa una medida más corta que la convencional). Un amigo me prestó una, pero era dos modelos anteriores. La otra estaba arreglada”, le dice a EfectoTenis “Herni”, de 21 años, quien por dentro debe rezar diez Ave María y quince Padre Nuestro para que no se le corte el encordado (?).

DCIM105GOPRO

Agamenone y Casanova, luego de disputar la final del singles.

Además, el rebusque de Casanova es admirable. Las raquetas “se las dá” Babolat; la ropa, una amiga de su madre que trabaja en la firma deportiva Topper  y de vez en cuando le saca alguna que otra pilcha. Mientras que los viajes los cubren “mamá, papá, la familia”. Así y todo fue finalista del Future de Villa María. Ganas.

Destino, Villa del Dique 3

16 Jun

En el comedor del complejo OSPACA, donde se llevó acabo el Women’s Circuit de Villa del Dique, Córdoba, los ventanales, estratégicamente ubicados, dejan observar lo que ocurre en las dos canchas principales. Son las 9 de la mañana y entre criollito va, criollito viene, Mariana Díaz Oliva (ex 42° WTA) entrena a las dos finalistas, a sus dos jugadoras, a sus dos chicas. Esto no es algo habitual cuando en apenas en una hora van a estar enfrentadas, decidiendo quién ganará su primer torneo profesional. Sin embargo, cuando hace una semana que compartís una cabaña, cuando es con ella con quien recorrés el pueblito cordobés, el panorama deja de ser sorpendente.

IMG_5171

La final entre las juveniles Julieta Estable (16) y Daniela Farfán (17) transitó por varios estados. El primer set arrancó muy parejo. Hasta el 3-3, tanto Tita como Daniela parecían estar midiéndose. Luego, Estable impondría toda su potencia y mayor experiencia en estos torneos y con dos quiebres se pondría 6-3. En el segundo, que sería 6-3 para Farfán, Estable dejó en claro que el match pasaba por sus manos. Muchísimos errores, tal vez por nervios, ansiedad, o vaya uno a saber qué, pero Farfán (debutante en este tipo de instancia) mantuvo la regularidad durante todo el partido. En el definitivo, el momento crítico llego en el sexto juego, cuando Estable sacaba 2-3. Tita, que continuaba muy irregular, levantó dos break points que hubiesen sido mortales para sus aspiraciones. El primero de estos puntos, Estable lo salvó con un magistral globo al revés que más tarde le permitiría ponerse iguales. El segundo, un potente revés paralelo que dejó la línea sin polvo de ladrillo, blanca, inmaculada. Después de ese vital game, Tita logró quebrar y dominar con su servicio hasta el 6-4.

 

IMG_5179

http://www.ivoox.com/women-s-circuit-villa-del-dique_md_3225148_1.mp3″
Entrevista completa a Estable, Farfán y Díaz Oliva.

“Fue una muy buena semana. Jugué partidos muy buenos, y estoy muy contenta de haber jugado la final contra una amiga”, le decía Tita Estable a Tenis Sports y a EfectoTenis. Sobre la experiencia de jugar contra una amiga señaló: “Por una lado está bueno porque las dos jugamos grandes partidos. En la final, el título podría haber sido para cualquiera de las dos. Finalmente fue para mi lado, pero la felicito a Dani porque jugó muy bien”. La finalista, Daniela Farfán también expresó las particulares sensaciones de enfrentarse con una compañera: “Es difícil porque las dos nos conocemos mucho. Como vos decías ayer recorrimos el pueblo, hoy la entrada en calor, hacemos todo juntas. En lo mental también es complicado pero contenta de jugar la final contra Juli”.

10484028_650770351680222_5096941381106252075_n
De fondo a la campeona, Díaz Oliva consolando a Farfán después de la derrota. Ph: Hotel Carrillo.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………….

Por la tarde, y con todas las tareas liquidadas que conlleva un medio digital, era momento de recorrer todo lo que quedaba (montonazo (?)). Primero, con unas energías sorprendentes y creyéndome un aventurero, “escalé”, va, mejor dicho subí con jean y camisa la mitad del cerro que estaba en frente al hotel. Mi idea, de porteño que sale del frasco, subestimando a la sierra, era llegar hasta el cartel de “2014” y sacar alguna foto desde las alturas. Resignado por no encontrar el camino, llegué hasta donde hubo sendero y agitado saqué esta foto y comí un pebete de jamón y queso, como para contrarrestar el esfuerzo. ¿Periodismo sanguchero?

Me agité para sacar esta foto. Villa del Dique desde las alturas,

A post shared by Julián Polo (@julipolo) on


La improvisada actividad turística no se detendría allí. Un circuito en bicicleta sería mi próximo reto físico. La denominada “Vuelta al Cerro” encarnaba las exigencias de una etapa del “Giro D’Italia” o del “Tour de France”. Envalentonado por la libertad que genera andar en bici, el primero de los ocho kilómetros de extensión que contaba la vuelta alrededor de la sierra fue a una velocidad que superó mis expectativas. Después, las subidas empezaron a sentirse, pero el hermoso entorno ayudaba a olvidar el cansancio.
IMG_5207

A la izquierda de mi bici, el lago artificial embalse, que tiene un tamaño de 5800 hectáreas. A la derecha, la sierra cordobesa que embellecía aún más el paisaje. Comparando las casas del pueblo con las que se encuentran en el “Circuito del Cerro”, el contraste es mayúsculo. Todas las viviendas que circundan las costas del lago son de fin de semana o utilizadas durante las vacaciones. Están deshabitadas, apenas hay algún que otro empleado de mantenimiento o tal vez un sereno o cuidador. Si no tenés donde poner tu caudalosa cantidad de dinero y buscás tranquilidad, comprate un terrenito por Villa del Dique que no te vas a arrepentir (?).

IMG_5204
Mirá la vista que tiene esta canchita.

Después de numerosas paradas fotográficas, peligrosos intentos de filmación desde arriba de la bici y de un ataque canino que impactó directo en la rueda trasera del vehículo, EfectoTenis emprendió la vuelta: lo más duro del “Tour villadiquense”. El paisaje había cambiado, el lago había quedado del otro lado del cerro, y el entorno no era tan motivador como antes. Además, la inclinación ascendente de la callecita de tierra era pronunciada. No era demasiado empinada, pero a esa altura del recorrido la fuerza de piernas y el entusiasmo no eran los mismos.

Vuelta al Cerro en Villa del Dique. #tennis #bike

A post shared by Efecto Tenis (@efectotenis) on


Al entregar la bici, solo quedaba volver al hotel para empezar a guardar los petates (?). Durante el ya conocido trayecto de las supuestas “cuatro cuadras”, que finalmente eran ocho, el mismo perro negro que me dio la bienvenida en Villa del Dique, lo hizo en esa última caminata.
IMG_5211

Mientras el aire de montaña (?) llenaba mis pulmones, unos obreros que construían una especie de medianera de ladrillo hueco y cemento me saludaron.  Después, otro hombre me entregó un saludo acompañado con mímica. A ambos gestos les contesté con un “¿Cómo andas?” en el que reparé lo exagerada que es la pronunciación de las eses por parte del porteño.

Después de saludar a los encargados del hotel y a Gabriel Hidalgo, tenista argentino que entrena y por momentos vive en el Hotel Carrillo, era momento de emprender la retirada. Ya en el micro, mientras convivía con un cansancio abrumador, el cielo pareció querer entregarme el mejor cierre a la cobertura. Las numerosas estrellas que solo se aprecian en el interior del país y la luna llena me acompañaron en el regreso hacia Buenos Aires.
IMG_5215

Destino, Villa del Dique 2

14 Jun

Al amanecer, el día ya era muy distinto al anterior. El repentino y feroz viento que tanto había molestado el jueves, en Villa del Dique, Córdoba, se había ido junto con las nubes. El viernes cordobé (?) empezó fresquito pero soleado. Debajo del rayo de luz, la jornada era ideal para jugar al tenis. No sé si será algo mental, tal vez una predisposición a disfrutar el alimento teniendo en cuenta la locación donde uno se encuentra, pero los criollitos cordobeses son únicos, irrepetibles, irreproducibles (se entusiasmaba (?)). Después de ingerir algunos criollitos que ayudaron a ser deglutidos por un café con sabor a hotel, todos tienen el mismo gusto, era momento de las semifinales del tercer Women’s Circuit en suelo argentino.

Unas semifinales donde la juventud, el talento y el trabajo primaban. De un lado, Julieta Estable, de 16 años, demostró porqué  es una de las máximas promesas del tenis femenino nacional al superar a Constanza Vega (18 años) por un doble 6-2. La potencia desde el fondo de la cancha, principalmente con su derecha, le permitió dominar un match ante una rival a la cual conocía y que maneja muchas variantes con su juego. De esta forma, Tita alcanza su segunda final profesional, la anterior en Marcos Juárez donde fue derrotada por Carolina Zeballos.

Al lado, y en simultáneo, Daniela Farfán (17) y Berta Bonardi (18) buscaban su primera final en el nivel de Women’s Circuit. Finalmente,  la pupila de Mariana Díaz Oliva (ex 42° WTA) venció a la paranaense Bonardi por 6-1 y 6-3. El alarido de Farfán significaba varias cosas. Por un lado, en Villa del Dique logró su tercer torneo puntuable y en consecuencia consiguió ingresar al ranking de la WTA. Después, la primera definición de un certamen profesional es algo que solo ocurre una vez.

Pocas horas después, en el restaurant que está en frente de la minúscula terminal villadiquense (¿), EfectoTenis empezó a entender cómo se movía (o no) el pueblo cordobés. “Acá no hay nada. Si querés ver algo andá a Villa General Belgrano (sí, borrachos, ahí es el Oktoberfest) o a la Cumbrecita, eso sí es lindo”, dice Emanuel, dueño del local que de manera imaginativa apodó “La terminal”. Con una avidez inconmensurable de ingerir alimentos, la caminata de “cuatro cuadras” (en realidad son ocho, culiá) que separa al Complejo OSPACA con el restó parece una maratón de 42K. Al llegar, el ambiente era casi familiar. Un bebé que correteaba y era alzado por cualquier comensal, la charla constante que brindaba Emanuel, las personas que una a una se transformaron en conocidos y una pantalla gigante que transmitía el partido entre España y Holanda (tomen gallegos (?)) era un buen sitio para almorzar.

Villa del Dique 2

Emanuel, de 30 años, hace diez que volvió a Argentina. Rosarino de nacimiento, en el 2000 se fue a vivir junto a su familia a un pueblo cercano a Barcelona. Desde 2010 que está en Villa Rumipal, pueblo vecino a Villa del Dique, donde iba de vacaciones cuando era chico. Allí tuvo a su hijo, el rubio de un año y dos meses que correteaba por las mesas. Emanuel, de gorrita y barba, entre tanta charla relata sus experiencias en la cancha del Barcelona, donde en un partido con el Betis terminó comiendo jamón de una pata de cerdo y tomando vino de la tradicional bota. Esto lo enamoró de la afición blanquiverde y lo hizo olvidar el 5 a 1 que Messi y compañía le propinaron aquel día.
maparegion

Con su carisma especial, Emanuel empieza a hablar con las dos finalistas del dobles, las brasileñas Nathaly Kurata y Nathalia Rossi , que para matar el tiempo de espera del ómnibus que las llevará al próximo torneo, en Villa María, se acercaron al parador a comerse dos empanadas árabes cada una. Un ventanal permite observar lo que ocurre en la terminal, que con la presencia de diez personas esperando rompe un record en el pueblo (?). Unos chicos con guitarras al hombro, mujeres que parecen volver del trabajo y Carolina Meligeni Rodrigues Alves  aguardan por el ómnibus que recorre los principales puntos del Departamento de Calamuchita. Meligeni Alves, sobrina de Fernando,  ex tenista argentino nacionalizado brasileño, está junto a su entrenador, cuatro enormes bolsos y su trofeo de campeona del dobles, título que consiguió junto a su pareja, Constanza Vega, superando a las dos que comen empanadas.
IMG_5127
La brasileña Alves Meligeni posando con el trofeo de dobles. Próximamente en EfectoTenis.

Luego de pagar la cuenta y jugar un poco con el niño, es el momento de volver al Hotel Carrillo. Con la panza llena, las “cuatro cuadras” se disfrutan al igual que el paisaje. Durante el trayecto, mientras miro hacia los dos lados del Boulevard, como si transitaran tantos coches, una escena capta mi atención. Las dos finalistas, Farfán y Estable, están dando una caminata juntas. Durante toda la semana estuvieron compartiendo alojamiento junto con su entrenadora Díaz Oliva. La rivalidad solo será dentro de la cancha, afuera son amigas que recorren un pueblito cordobés.
IMG_5137